Visitors:
 

   

Capítulo 26... La Nueva Empleada de Ecomoda...

August 25 2002 at 8:04 AM
No score for this post
  (Acceso Marinita_de_Mendoza)
Forum Owner
de la dirección IP 200.42.19.145

 
CAPÍTULO 26

Nat, en el taller de Hugo, toma unos mates y conversa unos segundos más con el diseñador, luego sale al corredor en busca de más aventuras a lo National Geographic, ya que las del cuartel rondan esos lares… por seguridad se sienta en una silla cerca del elevador… “una nunca sabe que puede pasar en este lugar”
Armando reparte las carpetas que le pidieron Sofía y Aura María…
Mario se dirige a la oficina de Betty...

Mario (entra en presidencia): Buenos días Betty, me dijo Sandra que me estaba buscando.
Betty: yo? Usted no necesitaba hablar conmigo de algo?
Mario: ah si, es verdad, quería que sepa que ya me reuní con Natalia...
Betty: ah… y quien es Natalia?
Mario: la persona que entrevisté para el puesto de gerente de puntos de venta
Betty: cierto que usted llamaría a alguien… y en que quedaron?
Mario: ella aceptó trabajar con nosotros, solo falta que hable con usted para cerrar el contrato...
Betty: hágala seguir entonces...
Mario: ya se la llamo (abre la puerta de presidencia) Nat ven por favor.

Natalia se levanta de la recepción y camina hasta presidencia, está un tanto nerviosa por la entrevista de trabajo, hasta el momento ha sido facil ya que a Mario lo conoce y todo fue más informal, pero en unos segundos se las verá con la presidenta en persona, una desconocida de la que hasta ahora sólo sabe que se discute con el marido, que es celosa y demás cosas que no le sirven demasiado excepto que ha sido capaz de hacer llorar a su amiga Marina.

Mario: Betty le presento a María Natalia Lorato, Nat te presento a Beatriz Pinzón de Mendoza, nuestra presidente y esposa de Armando
Nat (le tiende la mano): mucho gusto Beatriz...
Betty (seria): igualmente (señala la silla delante de su escritorio) tome asiento por favor (a Mario) Doctor Calderón se puede retirar, si lo necesito lo mando llamar.
Mario: vale, estoy en mi oficina con Armando... (hace una reverencia estilo siglo pasado, solo le falta la peluca de rulos grises y una levita a lo Mozart) hasta luego señoritas.

Nat (más distendida por la payasada de Mario, se ríe): ay este Mario siempre igual...
Betty: hace mucho que se conocen?
Nat: hace un año mas o menos
Betty: bueno, el Doctor Calderón me dijo que ya le explicó en que consiste el puesto
Nat: asi es
Betty: entonces solo nos queda arreglar el tema económico... usted a que sueldo aspira?
Nat: cinco millones de dólares mas un 50 % de las ganancias? (se ríe al ver la cara de horror de Betty) Beatriz por favor, es una broma... no sé, dígame cuanto cobra un ejecutivo de esa jerarquía acá en Colombia...
Betty: aproximadamente tres mil dólares por mes...
Nat: me parece bien…
Betty: entonces es un hecho? Ya podemos contarla en nuestra planta de ejecutivos?
Nat: claro que si… aunque… tengo un temita que solucionar…
Betty: dígame…
Nat: necesitaría buscar casa...
Betty: si lo desea yo la pongo en contacto con una inmobiliaria que conozco
Nat: ok, gracias...
Betty: doctora Lorato usted me va a disculpar, no es que no confíe en el criterio del Doctor Calderón pero yo necesito ver su hoja de vida
Nat: ay si por favor, faltaba más, no se preocupe, ya se la doy (abre la carpeta que lleva en la mano) aquí tiene...



Betty: la felicito por su hoja de vida, realmente es impecable
Nat (ruborizada): gracias... alguna duda?
Betty: cuándo puede empezar a trabajar?
Nat: le dije a Mario que, si es necesario, yo no tengo inconveniente en empezar hoy mismo.
Betty: vale, entonces ya mismo me comunico con el gerente de personal para que le prepare su contrato... ah por cierto, va a necesitar una asistente
Nat: de eso quería hablarle, habrá algún problema si traigo a la chica que trabajaba conmigo en Buenos Aires?
Betty: no, para nada...
Nat: gracias, entonces más tarde hablo con ella.
Betty: bueno si no hay nada más que decir doy por terminada esta reunión...
Nat (levantándose): ok, ay perdone una cosita más...
Betty: diga
Nat: no se lo pregunté a Mario porque la verdad, no se me ocurrió, pero, en fin… donde voy a trabajar yo?
Betty: ya le soluciono eso (coge el teléfono) aló Sandra me pasa con Calderón por favor... Doctor podría indicarle a la Doctora Lorato donde va a trabajar... vale, lo esperamos... (cuelga) ya viene
Nat: ok

Entra Mario...

Mario: Nat ven conmigo que te llevo a tu oficina...
Nat: un placer Beatriz, hasta luego...
Betty: hasta luego Doctora
Nat (a Mario): guíeme hacia la luz maestro…

Nat y Mario salen, llegan hasta la que era la oficina de Marcela...

Mario (abre la puerta): charán... esta es tu oficina desde hoy
Nat (entra esquivando cajas): que pasó acá que hay tanto lío?
Mario: ah es que esta era la oficina de la ex novia de Armando, y se fue así como rápido, por eso dejó todo botado por ahí (levanta una carpeta) ya te llamo al personal de limpieza para que se encargue de dejar todo en condiciones, si quieres ven a mi oficina a revisar el ultimo informe de los puntos de venta
Nat (suspira mirando el caos): ok, vamos entonces...

Ambos salen de la oficina, Mario se detiene ante el escritorio de Sandra...

Mario: Sandra dígale a Freddy que ayude a la señora de la limpieza a dejar en condiciones la oficina de Marcela...
Sandra: cómo así? Acaso ella no está en Miami?
Mario: sí, pero ya le conseguimos reemplazo
Sandra: y quien la va a reemplazar?
Mario (señala a Nat): ella.

Nat sonríe inocentemente y asiente con la cabeza.
Sandra se queda de una pieza al saber que esa mujer trabajará de forma permanente en Ecomoda...

Mario: Nat (le abre la puerta de la oficina) sigue por favor.

En la oficina...

Armando (al teléfono): sí mamá estamos bien... no te preocupes... cuando?... vale, los esperamos... (cuelga)
Mario: que? vienen los padres del príncipe Armando?
Armando: Calderón no sea bobo... o qué?! ya se le olvido que en dos semanas hay junta directiva?
Mario: ah cierto... (a Nat) bueno Nat, entonces debemos tener todo listo para esa fecha...
Nat (asustada, dios quien me mando a mi a meterme en esta empresa de locos?): que? Ya una junta? (hace pucherito) acabo de llegar…

Mario la observa y extrañamente no acota nada…

Nat: y son muy duras las juntas de esta empresa?
Mario: no, solo si viene Danielito.... por cierto hermano, hace mucho que no viene por acá el príncipe de las tinieblas
Armando (haciendo la señal de la cruz): no lo nombre hermano, a ver si aparece...
Nat: ay no hablen así que me da miedo... quien es ese Daniel?
Mario: uno de los accionistas de la empresa... (con cara de vieja chismosa) es el hermano de la ex de Armando...
Armando: te recomiendo que ni te lo cruces Natalia...
Nat: tan malo es?
Mario: malo? Pésimo es lo que es! (se ríe)
Armando: (riéndose) eso Mario, al fin dice algo inteligente... y que? Usted no piensa trabajar hoy?
Mario (se sienta): a eso vine hermano... oh, pero no hay sillas… ven Nat siéntate aquí (señala sus rodillas)

Nat obedece, se sienta en las rodillas de Mario y empieza a besarlo apasionadamente, Armando contempla la escena sin saber donde meterse...

Armando: oigan, ustedes dos no piensan invitarme?
Mario: intégrese hombre, o que acaso hay que mandarle invitación formal a usted

Nat está ahí besándose con semejantes galanes... cuando escucha una voz que la llama...

Mario: Nat... Nat, despierta... donde estabas?
Nat (maldición era uno de esos estúpidos sueños): ehhh... estaba pensando en que me vendría muy bien un café… (lo mira, suspira) aunque tus rodillas se ven muy tentadoras no creo que sea correcto comenzar de esta forma mi primer día de trabajo…
Mario (riendo): vale… ya que rechazas mi invitación te pido una silla entonces… ah y el tinto…

Nat lo mira extrañada pero no dice nada (¿tenemos que aclarar que no sabe si lo que dijo Mario es que le va a traer vino tinto? Porque ella había pedido un café…)
Mario llama a Sandra que luego entra y deja tintos para todos, seguida de un empleado que deja una silla, Nat se sienta al lado de Mario.

Mario: Armando donde están los informes de los puntos de venta?
Armando: en su computador Calderón, donde más van a estar?

Mario no le contesta, y empieza a buscar en su computador los dichosos informes (la de cosas que hay ahí dentro…), cuando los encuentra le explica a Natalia el crecimiento de la empresa en los últimos meses...

Nat (señala la pantalla): que pasó ahí?
Mario: donde?
Nat: en septiembre... tanto cayeron las ventas?
Mario: ah, eso... es que estuvimos a punto de quebrar...
Nat (sorprendida): y cómo se recuperaron? Porque vos hoy me dijiste que crecieron un 6.5 %
Mario: pues salimos adelante con la venta de franquicias.
Nat: buena idea la de ustedes che… (mira su reloj) uy, Mario tengo que llamar a mi asistente... me prestás el teléfono?
Mario: claro que sí, sigue.
Nat: que siga a quien?
Mario: quise decir que si, que puedes usar el teléfono…

Nat pone cara de “aaahhhh! Ya entend텔

(Ops, que pena, Nat se olvidó de aclarar si la llamada era local o larga distancia… jejejej)

Nat (toma el teléfono y marca): hola... habla Natalia... Cómo estás?... bárbaro... en Bogotá... estás trabajando?... súper... Ecomoda... gerente de puntos de venta... claro, obvio que necesito a mi asistente... cuando podés venir?... ok, en una semana nos vemos.... chau, saludos. (cuelga)

Nat abre su agenda y hace algunas anotaciones mientras sigue mirando los informes.

Mario: Psss Armando... que le pasa hermano?
Armando: nada... por que?
Mario: es que tiene una cara!
Armando: no pasa nada, hermano...
Mario: es por lo de su hijo?
Armando: shhh Mario, no quiero hablar de ese tema en la empresa... acá hasta las paredes escuchan.
Mario: vale, después hablamos...

Armando sale de la oficina...

En presidencia, Betty está mirando la foto de su boda que está sobre el escritorio...




Armando: mi amor, estás ocupada?
Betty: no, pasa... siéntate
Armando: vamos a comer?
Betty: al Le Noir?
Armando: no, hoy tengo ganas de ir al club...
Betty: al club? Armando ese sitio no es para mí
Armando: cómo así?
Betty: es que es un lugar para gente como tú, gente sofisticada...
Armando (la interrumpe): Betty, por favor no empieces con eso...
Betty: es la verdad Armando... aunque la mona se vista de seda mona se queda...
Armando: y según eso tú vendrías a ser la mona?

Betty asiente con la cabeza.

Armando (se levanta y la toma de las manos): pues si usted es la mona (hace gestos de mono con la cara y los brazos)
Betty (riéndose): mi amor que haces?
Armando: yo soy el mono... anda, recoge tus cosas y nos largamos de aquí...
Betty: pero amor...
Armando (poniéndole un dedo sobre los labios): shhh señora mona no diga nada, usted es mi esposa y es perfecta para cualquier sitio... y aunque estuviera vestida con uno de sus vestidos antiguos la llevaría igual conmigo, entendió?
Betty: sí mi vida... te dije que te amo?
Armando: no, a ver dígamelo...
Betty (lo abraza y acerca sus labios a los de él): lo amo señor Mono...
Armando: y yo (beso) a usted (beso) mi princesa monita...

Ambos salen de presidencia tomados de la mano, se sueltan cuando cada uno va a hablar con su secretaria.

Betty: Aura María me voy al club con Armando... cualquier inconveniente me llama al celular...
Aura María: fresca mija, que la pasen rico!
Betty: gracias hoj hoj

Armando: Sandra nos vamos al club. Me llama al celular sólo si pasa algo grave, ok? No quiero que me molesten...
Sandra: cómo no Doctor, como usted diga...

Suben al elevador y se van.

En la oficina de Mario... Un ruido horrible se oye...

Nat (sorprendida): ay que fue eso?
Mario: creo que fue mi estomago
Nat: que tenés, un alien ahí adentro?
Mario: parece que sí...
Nat (divertida): llamo a Sigourney Weaver?
Mario (sonriendo): que tal si vamos a comer?
Nat: dale que sí? yo también me muero del hambre...
Mario: vale, recoge tus cosas y nos vamos

Salen de la oficina...

Mario (en actitud profesional): Sandra, la señorita y yo nos vamos a almorzar, cualquier cosa me llama al celular...
Sandra: vale doctor, por cierto a donde van?...
Mario: eso no lo sé Sandra... por eso le digo que me llame al celular... chao... vamos Nat (le ofrece el brazo)

Suben al elevador... Sofía, Berta, Mariana, Aura María e Inés llegan hasta donde está Sandra.

Sofía: Sandra se le fue el novio?
Sandra: sí, otra vez se fue con esa tipa...
Aura María: y como para donde iban?
Sandra: no sé Aura María...
Berta: ay no que jartera con ese doctor, Sandra usted no le haga caso y ya vámonos al Corrientazo que me muero de hambre...

Las del cuartel suben al elevador...

En recepción...

Paty: ay estómago tranquilo, tranquilo que ya conseguiremos algo para engañarte... ay todo el mundo en esta empresa sale a comer menos yo... voy a tener que hablar con el garfio para que me suba el sueldo porque así no puedo seguir...

Las chicas salen del elevador y ven a Paty hablando sola...

Sandra: a ver Peliteñida con quien habla?
Paty: y a usted que le importa jirafa solterona?
Aura María: para que sepa la única solterona que queda en esta empresa es usted pelitonta...
Paty: ay sí, cómo no...
Sofía: sí, mijita, la jirafa... perdón, Sandra ya tiene novio...
Sandra: ay no muchachas por favor no digan nada...
Mariana: ay no que stress con usted Sandra, va a permitir que esta mujer la siga atormentando?
Berta: eso Mariana, usted tiene razón Mariana... sabe que Patricia, Sandra es la novia del Doctor Calderón...
Paty: jajaja cuéntese otro chiste Berta... Mario de novio? Con esa (mira despectivamente a Sandra) (se seca las lágrimas de la risa) ay no que buen chiste, para que sepa Mario acaba de salir con una mujer.
Berta: esa es una nueva empleada de la empresa Patricia...
Paty: ay Dios escuchó mis súplicas y ya me consiguieron reemplazo! Pronto saldré de esta maldita recepción.
Aura María: reemplazo? Jaja usted está loca, esa señora es la nueva gerente de puntos de venta...
Paty: cómo así? Y Marce no va a volver?
Berta: doña Marcela se fue a Miami y por algo no la llevó... vamos muchachas dejemos a esta tonta sola.

Las del cuartel se van...

Paty: ay Patricia tienes que hacerte amiga de esa señora, así ella te pide como su secretaria y sales de una vez de este puestucho...

Más tarde, en el club...

Mario: Nat te sirvo más vino?
Nat: sí por favor (toma un sorbo) mmm está delicioso...
Mario: mejor así... y cuéntame sigues con ese tipo?
Nat: no, hace rato me peleé.
Mario: ah que bueno…

(Nat “yo me pregunto, desde cuando una pelea es buena? Claro, si el que pelea es Nazeem Hamed… porque sus shows previos están buenos, me acuerdo la vez que estaba en un cementerio y…” sonido de frenada, pará la moto Nat, pensar te hace mal…)

Nat: y vos estás solo ?
Mario: mmmsé...
Nat: ah... creí que tenías algo con tu secretaria...
Mario (cara de que no se avive por favor, que se me daña el plan): no, cómo pudiste pensar eso... yo con Sandra?
Nat: es que se preocupa tanto por vos...
Mario: ah es que ella es así, muy dedicada...

En otro rincón del restaurante del club...

Betty: mi amor hablaste con tus padres?
Armando: hablé con mi mamá.
Betty: y que dijo? Vienen para la junta?
Armando: sí, llegan el sábado.
Betty: o sea que no van a estar para tu cumpleaños?
Armando: así es... Betty, yo te quiero pedir un favor
Betty: dime
Armando: no quiero que me organices una fiesta... no estoy de ánimos para festejar nada...
Betty: cómo tu digas mi vida... pero por lo menos permíteme organizar una cena...
Armando: está bien, pero algo íntimo...

El tiempo transcurre invariablemente…
Un caballero arriba a Ecomoda...

Wilson: Doctor cómo le va... tanto tiempo sin verlo.
Daniel: está Armando, o su esposa?
Wilson: no Doctor, salieron a comer y aun no regresaron.
Daniel: bueno, los espero arriba.
Wilson: siga Doctor... tan simpático él...

Camina y pasa de largo sin mirar nada, con ímpetu avasallador tan habitual en él, pero imprevistamente se detiene, retrocede unos pasos y gira hasta quedar de frente al escritorio de la recepción.

Daniel: Hola Patricia... que haces aquí?
Paty (haciéndose la dulce): ay Daniel, cómo estás... que alegría verte... sabes algo de Marce?
Daniel: está en Miami... (se regodea viendo adonde ha llegado la peliteñida)
Paty: y cuando va a mandar a alguien por mí?
Daniel: por usted? Jajaja nunca Patricia, mi hermana está muy bien sola... Armando está?
Paty: no, salió con el garfio... digo, con Betty...
Daniel: ah claro, esta empresa se maneja sola o que?
Paty: el único que no salió fue Nicolás...
Daniel: ah ya, su novio?
Paty (ofendida): mi novio? Cual novio? Tu sabes que yo estoy sola y sin compromiso...
Daniel: mire usted… (llama al elevador) si quiere le puedo dar un poco de buen sexo esta noche...
Paty: cómo así?
Daniel (entrando al elevador): a cambio de alguna información sobre la empresa... piénselo Patricia... ya sabe donde encontrarme (se cierran las puertas)

Entrada de Ecomoda... Mario le abre la puerta del carro a Nat para que baje, luego ambos ingresan a la empresa…

Mario: bueno Nat, yo voy a producción a hablar con Alirio tu sigue a la oficina
Nat: ok, te espero allá... (entra y va directo al elevador)

Patricia casi salta por encima del mostrador con tal de no perder la oportunidad.

Paty: hola cómo estás? Yo soy Patricia Fernández... y tú eres?
Nat: Natalia.
Paty (se acerca a ella y la saluda con dos besos, ante la mirada atónita de Nat): mucho gusto Natalia, cualquier cosa que necesites me lo pides, yo hice seis semestres de finanzas en la San Marino y fui la asistente de Marce...
Nat: ah y por qué ahora estás en recepción entonces?
Paty: ay es que no había quien ocupara el puesto y yo me ofrecí de buenas ganas para no dejarlo tirado...
Nat: ah, que bien...
Paty: pero si tu necesitas una asistente no dudes en llamarme...
Nat: ok, gracias (se mete al elevador y se va)

Nat baja en el segundo piso y camina unos pasos para ir hasta su oficina cuando de pronto ve a un hombre muy elegante… vestido de negro de la cabeza a los pies, tal como le gustan a ella (jajajaja N de la E: nuestra amiga Natalia ama vestirse de negro y a todos los que así visten).

Daniel: buenas tardes señorita... usted quien es?

(Interrumpimos esta escena por un breve lapso ya que las neuronas de Nat acaban de colapsar… y ya estamos de regreso…)

Nat: N-N-Natalia… y usted?
Daniel: Daniel Valencia... (le tiende la mano) mucho gusto.
Nat (“se fuerte, se fuerte, si… él tambien está fuerte…”): igualmente… es usted el hermano de Marcela?
Daniel: exactamente... conoces a mi hermana? Y por favor, tutéame…
Nat (sonríe): no, no tengo el gusto… pero me hablaron de ella, yo soy la nueva gerente de puntos de venta.
Daniel: ah ya, creí que serías alguna nueva modelo...
Nat: ay jajaja, gracias por el cumplido... quiere… querés una taza de café?
Daniel: sólo si tú me acompañas... (“esta señorita me puede servir de mucho acá dentro”) si quieres vamos a tu oficina…
Nat: uy mirá, por el momento no tengo la oficina en condiciones, estoy usando la de Mario (abre la puerta) pasá por favor...

Dejemos a estos dos tomando café y conociéndose... ay pobre Armando lo único que le faltaba era ver a Daniel en su oficina...

Wilson: Patricia me cubre un ratico la puerta tengo una urgencia...
Paty: usted está loco o que? Yo en la portería? Jajaja no estudié en la San Marino para eso (tan solidaria Paty)...
Wilson: gracias Patricia, ya sé con quien contar cuando necesite algo...

Llegan Armando y Betty...

Armando: Patricia donde está Wilson?
Paty: y yo que sé Armando? Acaso me pagan para vigilarlo?

Armando está por gritarle, pero Betty lo frena.

Betty: Patricia después tengo que hablar con usted.
Paty: kay, Betty, kay...

Betty y Armando entran al elevador... segundo piso... las puertas se abren, la planta ejecutiva está desierta...

Armando (de mal humor): donde diablos se metieron todos ah?
Betty: no sé, ya aparecerán...
Armando: Betty esto no puede seguir así... acá se viene a trabajar no a pasar el rato...
Betty: ya sé mi amor, luego hablo con las muchachas...
Armando: vale, bueno, yo voy a mi oficina... cuídate (beso) te amo...
Betty: yo también me amo hoj hoj...

Armando abre la puerta de su oficina y escucha voces...

Daniel: así fue, mi querida Natalia, el idiota de Armando y la genio de su asistente llevaron la empresa al borde del abismo con sus jugarretas y casi perdemos todo...
Nat: sí, lo sé… Mario me contó algo de eso...
Daniel: y no sólo eso, sino que crearon una empresa fantasma para embargar Ecomoda y el muy idiota se la dió a su asistonta, asi que nos tocó nombrarla presidente para que no se quedara con la empresa, y él se tuvo que casar...
Nat (asombrada): entonces el de ellos es un matrimonio por conveniencia?
Daniel: no sé, Armando es tan estúpido que seguro que se enamoró...
Nat (pensando): bueno, pero ella es muy capaz...
Daniel: sí, eso es verdad... pero no sabes lo horrible que era...

Armando entra hecho una furia...

Armando: DANIEL VALENCIA! A BETTY ME LA RESPETA! QUE HACE ACÁ?
Daniel: ay Armando cuando va a ser el día que dejes de comportarte como un niño?
Armando: déjame en paz Daniel, y vete por donde viniste... no sé que hacías acá pero seguro que nada bueno...
Nat (aterrada): estaba hablando conmigo... eh yo… disculpá si te molestó que lo invité a pasar, pero es que estaba ahí solo y no había nadie que lo reciba...
Armando: está bien Natalia... y bien Daniel a que debemos tu ingrata presencia?
Daniel: a que quiero saber cómo va la empresa.
Armando: Daniel no sé si sabes pero la semana que viene hay una junta para informar a los accionistas el estado de la empresa... así que ya te puedes ir...
Daniel: Beatriz está?
Armando: para que la quieres?
Daniel: necesito hablar con ella.
Armando: sobre mi cadáver Daniel Valencia (se para en la puerta para impedirle que salga).
Daniel (lo corre): salga de mi camino estúpido... (va a presidencia).
Nat (“que no me pegue, que no me pegue”): Armando por favor calmáte...
Armando: ay que pena contigo, es que lo detesto, y cuando viene por acá no es por nada bueno.

En presidencia...

Betty trabaja entre papeles y calculadoras y lápices y demás elementos de escritorio…

Daniel (entra sin llamar como siempre): Beatriz necesito hablar con usted.
Betty (deja de escribir): bien, Doctor Valencia, gracias por preguntar...
Daniel (se sienta): no sé si recuerda Doctora que yo quiero vender mis acciones, necesito el dinero.
Betty: doctor si no me equivoco eso lo tendría que hablar con don Roberto y con sus hermanas…
Daniel: eso ya lo sé doctora... pero quiero conocer el estado real de la empresa, para evitarme las sorpresas a las que usted y su marido me tienen acostumbrado.
Betty (desafiante): mire doctor Valencia, esta vez no habrá ninguna sorpresa... usted puede dormir tranquilo... por la empresa, pero dudo mucho que su conciencia lo deje.
Daniel (altanero): no me falte el respeto señora, está hablando con un accionista de esta empresa en la cual usted es una empleada más... aunque su marido sea el dueño, yo puedo hacer que la despidan.
Betty: mire doctor (con asco) usted puede que sea accionista de esta empresa, pero no sé si se acuerda que la dueña hasta que la justicia diga lo contrario soy yo, y no le voy a permitir que me falte el respeto a mí o a mi marido... así que si ya terminó, le agradecería que se vaya...
Daniel: a mi usted no me echa...
Betty: yo no lo estoy echando, lo estoy invitando a irse si ya terminó de destilar su veneno...
Daniel: ya terminé, pero no se crea que se libró de mí, en la junta voy a pedir una auditoría contable...
Betty: está en todo su derecho... adiós.

Daniel se levanta, sale y se va de la empresa...

Betty: que tipo más desagradable!

Teléfono

Betty: aló! Don Hugo… no, no las ví... que! Cómo así?... ya voy para allá. (cuelga) ay dios que jartera con esta empresa... (sale hacia el taller de Hugo)

Taller...

Hugo: ay Beatriz me puede decir que significa esto? (levanta una tela)
Betty: cálmese don Hugo, y explíqueme cual es su problema con esa tela.
Hugo: pues que no es el color que yo pedí, yo dije rojo punzó y este es rojo sangre, así yo no puedo trabajar, o me cumple con lo que yo quiero o me voy...
Betty: pues sabe que don Hugo, me tiene hasta acá (se señala la cabeza) con sus caprichos, trabaja con eso o se va... no podemos comprar más telas ahora, la colección tiene que estar lista para la junta...

Hugo sale gritando del taller... Armando sale de su oficina...

Armando: HUGO!!! Puedes dejar de gritar que me duele la cabeza!!! Que demonios te pasa ahora?
Hugo: ay es que tu moscorrofio, me echó...
Armando: mi que Hugo?
Hugo: tu esposa.
Armando: cómo así? Que le hiciste! (lo coge de la solapa) yo te mato si le hiciste algo a mi Betty !
Hugo: quite, quite que yo a su Betty no le hice nada ni se lo haría... antes se lo hago a usted (se ríe)
Armando: mire loca de feria, vuelve a hablar así de Betty y va a tener que hacerse una cirugía reconstructiva para que lo reconozca su novio, porque le rompo la cara...
Hugo: ay no que macho... me da miedo, suélteme (se ríe).
Armando: a ver Hugo explícame que demonios pasó.
Hugo: que yo pedí una seda rojo punzó y esa me compró rojo sangre...
Armando: esa? Quien es esa?
Hugo: pues, quien va a ser, tu esposa.
Armando: ah ya, sabes que Hugo, la tela la compré yo, y si no te gusta te vas y punto.
Hugo: ay no pues, tu también me echas?... mira que esta vez no te va a alcanzar con vestirte de Drag Queen para que te perdone... princesa Lili.

Betty (viene caminando): ah mi amor, veo que tu también tienes que enfrentarte a la fiera Lombardi... y don Hugo? Ya lo pensó? Se queda y trabaja con esas telas o se va y buscamos otro diseñador?
Hugo (refunfuñando): me quedo... pero con una condición.
Armando: la tela no se cambia Hugo...
Betty: que condición?
Hugo: que me contraten a una nueva modelo...
Betty: que modelo don Hugo?

Hugo hace una pausa dramática, y piensa...

Armando: cual modelo Hugo, no te hagas el misterioso y habla de una vez.
Hugo: una modelo chilena.
Betty: chilena? Que acaso en Colombia no hay modelos?
Hugo: sí hay muchas, pero la mitad salió con su marido y la otra mitad con Mario (…Danger!!!)
Armando: Hugo te estás excediendo... mi amor, que pena contigo
Betty: ay ya Armando, déjalo que termine de hablar
Hugo: gracias Betty... bueno esta niña se llama… (sale corriendo a su taller y regresa corriendo como niña, con una revista en la mano) Yesica Godoy.
Armando (resignado): vale, mi amor estás de acuerdo?
Betty: sí, pero sólo si este señor deja de dar estos espectáculos de circo...
Hugo: con tal de que me la contraten le juro que le trabajo gratis tres meses...
Betty: don Hugo le tomo la palabra.
Hugo: vale, después le alcanzo el teléfono de su representante...
Betty: a mi no, a la nueva gerente de puntos de venta...
Hugo: y donde la encuentro?
Armando: en la oficina que era de Marcela… Hugo... ya está?… terminó?... vamos mi amor...

Hugo vuelve al taller y Armando va con Betty a presidencia...

En la oficina de Mario...

Freddy: estimada doctora su oficina ya está lista para ser ocupada... sólo falta que usted se traslade hasta allí...
Nat: muchas gracias, ya voy (toma su bolso y sigue al mensajero).

Freddy (abre la puerta de la oficina): pase señorita, cualquier cosa que precise pregunte por Freddy Stewart Contreras, su servidor... (da una vuelta y se va)
Nat (se sienta): ay al fin un poco de paz... (toma una revista) uy que lindo vestido (obviamente es negro jajaja)...

Hugo llama a la puerta...

Nat: adelante...
Hugo: llegó la magia, llegó el color... hola... cómo estás?
Nat: bien, pasá... necesitás algo?
Hugo: vine a traerte el teléfono de una modelo a la que quiero que contraten.
Nat: ok, dejámelo... por casualidad, no tendrás una aspirina?
Hugo: ay no niña aspirina no, eso hace mal, si quieres te invito una valeriana...
Nat: no sé que es, pero a esta altura creo que me vendría bárbaro cualquier cosa...
Hugo: sígueme a mi taller...

Salen para el taller...

Llega Mario de producción... camina por el corredor como si fuera un pueblo fantasma…

Mario: Armando! Armando! Pero que pasó acá? Esta empresa está desierta?
Armando (asoma la cabeza desde presidencia): que pasa Calderón?
Mario: ah menos mal que alguien hay, es que necesito el reporte de Buenos Aires, sabe donde está?
Armando: pregúntele a Sandra.
Mario: si supiera donde está lo haría...
Armando (sale): cómo así? Aun no llegaron?
Mario (se revisa los bolsillos del saco): a ver acá no están... acá tampoco... en este menos... no hermano acá no las tengo, así que creo que no llegaron...
Armando: ay ya deje la bobada... Betty
Betty (sale de la oficina): que pasa amor?
Armando: que tus amigas no llegaron todavía...
Betty: cómo así? Les habrá pasado algo?
Armando: Calderón ya se fijó en el baño?
Mario: ay Armando cómo voy a entrar al baño de damas....
Betty: dejen yo me fijo (va al baño y sale) no ahí tampoco están.

Suena el teléfono de Sofía...

Betty: aló... a ver un momentico... Nicolás lo llaman del Banco de Montreal... sí, soy Betty. (cuelga).

Suena el teléfono de Berta...

Armando: Aló... no Berta no está... no sé a donde fue... si, yo le aviso (cuelga) que jartera, me toca atenderle la llamada del marido.

Suena el teléfono de Aura María...

Mario (corre y atiende): aló... presidencia Ecomoda... ah Don Hermes, cómo le va?... ya se la paso... Betty su papá...

Suena el teléfono de Sandra...

Armando (corre... agitado responde): aló!... no, equivocado (cuelga) tanto correr para nada...

Suena nuevamente...

Armando: aló! Que no, está equivocado...

Suena de nuevo

Armando: ALÓ! QUE NO, QUE ESTO NO ES UNA PIZZERÍA! ESTO ES UNA EMPRESA DE MODAS!!!! (cuelga)

El elevador se abre...

Sofía (de espaldas al resto): y claro, que pensaban ustedes... que la hiena es tan bobo como para tener un hijo por ahí y no saberlo... ese es bobo pero no tanto mijas...

Armando, Mario y Betty: SOFÍAAAAA!!!!!
Sofía: ay que pena con ustedes estaba hablando de...
Armando (la interrumpe): sin excusas Sofía, estaba hablando de mí... y no es asunto suyo si tengo un hijo o veinte...
Berta: ay don Armando de veras tiene un hijo?
Armando: Berta será que alguna vez usted va a dejar de inmiscuirse en la vida de los demás?...se puede saber donde andaban todas ustedes?
Inés: don Armando estábamos terminando de comer.
Armando: a las cuatro de la tarde Inesita?
Betty: muchachas lo siento mucho, pero esta vez se excedieron... vamos a tener que sancionarlas...
Aura María: ay no Betty por favor, no sea mala...
Betty: yo no soy mala Aura María... ustedes no cumplieron con su horario...

Mario: Sandra será que me puede dar el informe de la franquicia de Buenos Aires? O me va a tocar buscarlo a mi?
Sandra: ya se lo doy doctor (va a hacia su escritorio).

Betty: muchachas esto no puede seguir así, ustedes están abusando de su amistad conmigo.
Berta: ay Betty discúlpenos, no va a volver a pasar.
Armando: claro que no Berta, por que la próxima vez están todas despedidas... ahora vayan a trabajar, y si no es estrictamente necesario no se levanten de sus asientos, entendido?

Todas: sí don Armando...

Betty: muchachas me defraudaron... Armando tiene razón al ponerse bravo con ustedes... (se va a su oficina)

Armando entra a la oficina que comparte con Mario.

Armando (toma su pelotita antistress): Calderón, que hace?
Mario (mirando el computador): estoy revisando el informe que mandó Marce de Palm Beach...
Armando: está todo bien?
Mario: no sé, hermano, hay algo que no me gusta nada...
Armando: cómo así?
Mario: fíjese en las ventas, no me gusta nada esto (señala unos números)...

Armando revisa las cifras, y entre los dos sacan cuentas, hasta volverse locos...

Mario (arroja un lapiz): ay ya basta hermano, pídale a Betty o a Nicolás que lo vean, yo no entiendo nada (mira el reloj) uy son las seis de la tarde, yo me voy...
Armando: sí, yo también... estoy muerto hoy... (coge el teléfono) Betty? Mi vida nos vamos?... vale, aquí te espero...
Mario: chau, hermano, hasta mañana. (sale)

Betty entra a la oficina de su esposo...

Betty: amor, estás listo?
Armando (se para): sí, nos vamos?

Salen de la oficina

En el apartamento....

Betty: amor ya está la tina ven y te das un baño relajante...
Armando (entra en el baño): mmm (se sumerge en el agua) que rico se siente esto... y tu que? No me haces compañía?
Betty (se saca la ropa y se mete al agua): claro que sí mi vida (beso)

Armando la besa tiernamente, siente que ese es el único lugar en el mundo en el que se siente completo... esa mujer es su vida, su amor, su piel, el aire que respira... la levanta sin dejar de besarla y la lleva hasta la cama... allí inicia un ritual de besos por toda su piel, mientras ella lo acaricia... Armando siente que no puede más y decide poseerla saltándose todo el juego previo... y nosotras que somos muy respetuosas vamos a dejarlos hacer el amor tranquilos... o acaso a ustedes les gustaría estar en esos momentos con un montón de curiosos alrededor espiando lo que hacen? Sí, les gustaría? Bueno a Armando no, y antes que nos empiece a gritar como acostumbra, mejor nos vamos... chau, hasta la próxima...

Aclaraciones con respecto a este capítulo:

1) Todos los personajes de esta historia son ficticios, cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia (desgraciadamente).

2) Nat no tiene 28 años, tiene apenas 24, pero como con esa edad era increible que tuviera tantos titulos, le aumente la edad, aunque ella protestó mucho.

3) no tenemos nada mas para aclarar, sera hasta la proxima... dejen comentarios.

Marinita, Nat y Nini...




 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Respuestas

  • Pobre Nat!! - Noegi on Aug 30, 2002, 1:57 AM
  •  
  • Os feliciticitamos Marinita , Nat , Nini !!!!!! - Irina Moyano y Helena Moyano on Aug 31, 2002, 2:59 PM
  •  
  • interesante su historia, me gusta. nt - lika on Sep 3, 2002, 9:08 PM
  •  
    Create your own forum at Network54
     Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement