No te pierdas est� apasionante foronovela protagonizada por Mauricio Islas e Iran Castillo como Patricio y Mariana. La estrella argentina Andrea del boca es la malvada Jade.

 

 Return to Index  

CAPÌTULO 105

July 22 2003 at 6:40 AM
No score for this post
MAURICIOISLASCLUB  (Acceso mauricioislasclub)
Owner

 
Capítulo 105
PATRICIO ACUSADO DE LA MUERTE DE SERGI


*Sergi se niega a devolverle el diario de Jade y esta lo mata. Patricio aparece en la escena del crimen. Antes de morir, Sergi acusa a Jade pero la mujer compra el testigo para que acuse a su marido que es encarcelado*
GALERIA:
http://es.geocities.com/emilidemarmol/ALMA105.html
Jade está desesperada buscando su diario en la recámara de Sergi. Aunque tiene deseos de tirarlo todo por los aires procura calmarse para no ser descubierta. Le habla al espejo.
Jade: ¡y tú me podías ayudar¡ ¡¿A caso no vistes dónde lo escondió?¡ Cuando te interesa bien que te enteras de todo.
La malvada mujer se desespera al no encontrarlo.
Jade con rabia: ¡vas a morir maldito¡ ¡Hoy tú te mueres¡

Sergi está en el pueblo contento. Piensa en la reacción de Jade cuando descubra que su diario no está.
Sergi: Así aprenderá que no hay nadie más listo que yo... Esa aprenderá a bailar al compás que yo marco...
El hombre sonríe con maldad. Ester lo ve. El corazón de la mujer va a mil. Hace la que no lo ve y pasa por su lado sin ni mirarlo. El hombre ni se inmuta y eso le molesta mucha a la Mas. Entonces vuelve a atrás y como quien no quiere la cosa se topa con él.
Sergi: ¡Podrías ir con más cuidado¡ ¡Además de ser una zorra eres una torpe¡
Ester como si no hubiera oído sus palabras: ¡Ay es que no te vi!
Sergi: ¡Pero si me estabas expiando¡ ¡No sabes que hacer para llamar mi atención¡ ¡Me tienes cansado¡
Ester: ¡Pues te equivocas... iba a casa de mi novio y estaba tan feliz que no me di cuenta que eras tu¡
Sergi: ¡Pues a ver si es verdad y me dejas en paz de una maldita vez. No había visto nunca a una mujer tan fastidiosa¡
Sergi deja a la mujer furiosa y empieza a coquetear descaradamente con unas jóvenes que pasan por allí. Ester aprovecha que están cerca de la casa de Francisco y va hasta allá. Él está muy herido por su encuentro con Ágata y no rechaza a la mujer que lo besa con pasión. Francisco cierra la puerta sin soltar a Ester y la lleva al sofá mientras empieza a desnudarla. Ella le pide que vaya despacio.
Francisco incrédulo: ¿de qué hablas? ¡Yo quiero hacer el amor¡ ¿no es lo que buscabas?
Ester: Si pero dame algo de tomar que hace mucho calor...
Él protesta pero le va a buscar una cerveza mientras, Ester se acerca a la ventana. Se siente celosa al ver a Sergi con otras. Francisco se acerca a ella y la besa y le quita la blusa. Ella se deja pero cuando el hombre la intenta alejar de la ventana ella se le resiste.
Francisco: ¿qué diablos pretendes?
Ester no sabe qué decir.

Patricio y Salvador llegan a La Hermosa. Esperanza se abraza a su padre que la abraza feliz.
Esperanza: ¡Por fin regresaste¡ ¿Me has traído un regalo¡
Patricio no sabe que decir. Salvador ya había pensado en eso y saca un cuento que le entrega a la niña.
Mariana aparece en ese momento. Patricio la ignora y eso le hace daño. De pronto los ojos de Patricio se fijan en una joven de 17 años que sale con Dolores.
--¿y ella quien es? – Pregunta Patricio a su hermanastro.
Salvador: Es Malena, la sobrina de Dolores. Está sustituyendo a Carmen.
Patricio se acerca a saludar a la joven. Parece que ha despertado algo en él y todos se han dado cuenta de eso. Dolores parece molesta, Mariana se muere de celos y Salvador se alegra por él.

En casa de Francisco,
Francisco: ¡Que clase de mujer eres¡ ¿O me das lo que me has ofrecido o te largas de mi casa¡
Ester: ¡no, no me corras¡ ¡quiero quedarme un rato¡ ¿No podemos hablar?
Francisco tiene sed de venganza: ¡yo ahora necesito a una mujer aunque sea pagando y si no eres tú será cualquier otra¡ ¡Decídete o te largas de mi casa¡ ¡Pero ya sé que estás embarazada y así que no voy a cargar con tu hijo¡
Ester: ¡Estoy desesperada¡ ¡Ayúdame a dar celos al hombre que yo amo... Estoy segura que sí el cree que hemos hecho el amor va a volver conmigo¡
Francisco: ¡Yo necesito una mujer y no una niña¡ ¡No estoy dispuesto a seguir tus juegos¡
Furioso y acalorado, el hombre abre la puerta y le pide a la chica que se largue. Ester ve como Sergi se burla de ella y dolida dice:
--¡no, quiero ser tu mujer¡
Lo besa salvajemente y lo empieza a desnudar.
Francisco excitado: ¡espera, que voy a cerrar la puerta¡
Ester la cierra y, para alegría de Francisco, se desnuda totalmente. Él la toma entre sus brazos y la lleva a la cama. Francisco se saca toda la ropa y se une a la mujer que está muy tensa:
--Es por Sergi, es por amor a Sergi –se repite ella.
Poco a poco el cuerpo de ella se acopla al de él y los dos se olvidan del resto del mundo.

Dolores se acerca a Patricio.
Dolores: No quería ser entrometida pero vi como usted miraba a mi sobrina... Ella no es como Carmen... Acaba de cumplir 17 años y nunca ha conocido a ningún hombre... No me gustaría que se burlaran de ella.
Patricio sonríe con ternura: Yo ya no soy el de antes... Te aseguro que nunca miraría de burlarme de tu sobrina.
La mucama se va más tranquila. Patricio piensa en la joven que ha conocido.
--¿Y si estoy equivocado? ¿Y si vuelvo a ser el mismo? –piensa confundido.

Sergi regresa a La Hermosa y se encuentra con Mariana en la puerta. El hombre se burla de ella al verla triste.
Sergi: ¿Aún sigues llorando por tu amorcito?...Ya no come de tu mano y es que no le gustó nada ver que ya no es el único que te ha tocado
Mariana intenta agredir furiosa a su marido pero él la agarra riéndose. Burlón le dice:
--¡que pena me das, Mariana¡ Te lo dije... Era mejor que se muriera... ahora te va a quitar a tu hijo y no te habrá servido de nada acostarte conmigo.
Mariana: ¡nadie me va a sacar a mi hijo¡
Sergi: Patricio y Jade te lo van a quitar como te quitaron a la otra bastarda.
Mariana se va muy triste a buscar a Salvador a su recámara. Quiere pedirle que la ayude a no perder a su hijo.
Patricio está hablando con su hermanastro sobre Malena. Mariana escucha celosa.
Salvador: ¿Te gustó la joven? No te metas en líos...
Patricio: Sentí unas cosquillas en el estómago... No sé... No quiero volver a ser el de antes... No quiero volver a burlarme de una mujer... Si me ha ido como me ha ido ha sido por eso... Pero sí que me gustaría encontrar una mujer con la que pueda volver a empezar, una mujer que me hago olvidar a Mariana. Tal vez Malena sea la mujer de mi vida.
Salvador: Ojalá la encuentres... Ojalá encuentres el amor...
No sabe porqué Salvador piensa en el joven que conoció en la laguna, no lo ha vuelto a ver.
Patricio: ¿Y a ti que te pasa? ¿seguro que no hay nadie en tu vida?
Salvador nervioso: Seguro, seguro...
Patricio divertido: Mira que está muy feo mentirle al hermano... A mi no me importaría si hubiera algún hombre en tu vida...
Salvador avergonzado: Yo, yo...
Patricio: Si te gusta alguien no te cohíbas y vive el amor que es lo más hermoso que hay en la vida.
Salvador: A ti no te ha ido muy bien...
Patricio: Pero he gozado... y aunque luego haya sufrimiento los momentos hermosos nunca se olvidan... Deberás busca el amor...
Salvador sonríe y Patricio lo mira con complicidad. No quiere indagar más para no presionarlo pero está seguro que su hermano está enamorado.

Mariana llora en brazos de Laura:
--me olvidó, Patricio me olvidó y se va a enamorar de la mucama...

Patricio y Salvador salen de la recámara y se encuentran cara a cara con Sergi que con ironía extiende su mano al Rivero y le dice que se alegra que este bien. Patricio siente deseos de matarlo. Salvador agarra a su hermanastro que sonriendo le dice:
--Tranquilo que no le voy a decir nada.
Dicho esto Patricio extiende su mano mientras Sergi sonríe burlón. De pronto, para sorpresa de Salvador y Sergi, Patricio cierra el puño y golpea con rabia a su rival que cae al suelo mirandolo con odio. Patricio se acerca a su hermano:
--Lo ves, no lo dije nada.
Salvador acaba sonriendo. Patricio y su hermanastro salen de la casa. Sergi se levanta lleno de rabia. Jade se acerca a él y lo agarra del cuello furiosa:
--¿dónde está mi diario? ¿dónde?
Sergi ríe divertido.

Salvador quiere cabalgar. Patricio pide acompañarlo. Salvador siente una emoción extraña y le dice que prefiere ir solo. Patricio sonríe y dice:
--Digamos que tienes un pequeño secreto que no me quieres contar...
Salvador: Digamos que sí....
El corazón del Olazábal-Quintero va a mil al pensar en Rafa. Patricio está contento al ver a su hermanastro ilusionado y le desea suerte. Salvador se va muy agitado, parece que va a una cita amorosa.

Con cinismo Sergi le dice a Jade que tiene su diario pero que no se lo piensa dar.
Sergi: si no quieres que nadie se entere de tus secretos me vas a tener que respectar y hace todo lo que a mi me de la gana.
La sonrisa de Sergi se borra cuando la esposa de Patricio saca un arma.
Sergi asustado: Cuidado con eso, las armas las carga el diablo.
Jade: Si has leído mi diario ya sabes que he matado...
Sergi: Sí a tu suegro que era tu amante...
Jade: Y voy a hacer lo mismo contigo si no me das mi diario...
Sergi con miedo: ¡No seas tonta¡ ¡Yo te lo guardo¡ si me matas así, sin pensar... ¡Vas a ir a la cárcel¡ ¡No vas a poder culpar a nada¡
Jade se distrae pensando en eso. El hombre se lanza contra Jade para arrebatarle el arma, hay un forcejeo y ésta se dispara justo cuando está en medio de los dos.


*Ocultando que es por ambición, Rafa seduce a Salvador y hacen el amor.
Para dar celos a Sergi, Ester se acuesta con Francisco*

Ester mira satisfecha a Francisco que duerme a su lado. Lo acaricia con ternura y dice:
--¿por qué si amo a Sergi me gustaron los besos de Francisco, sus caricias, que me hiciera el amor...? Nunca había sentido algo así –se dice aturdida.

Patricio oye los disparos y va corriendo a la casa. Sergi cae al suelo inconsciente y Jade está ilesa aunque con las manos manchadas de sangre. Lo mira con odio.
Jade: Te dije que nadie se burla de mi...
La mujer oye pasos y limpia el arma que deja sobre el cadáver y se va corriendo.
Patricio al ver a Sergi en el suelo, corre a ayudarlo. Sergi abre los ojos y con un hilo de voz le dice:
--ayudame –después vuelve a perder el conocimiento...
Para poder auxiliarlo, Patricio toma el arma sin pensar y toca el cuello del marido de su amado para comprobar si respira. En ese momento aparecen Mariana y Esperanza que malinterpretan la escena.
Patricio lleno de sangre y con el arma en la mano y grita:
--¡vete de aquí, Esperanza, saca a la niña de aquí, Mariana ¡llévatela¡
La niña mira horrorizada el cadáver de su padre adoptivo. Patricio la acaricia pero ella se aparta de él como si fuera el diablo.
Esperanza: ¡lo mataste¡ ¡mataste a mi papa¡ ¡te odio¡ ¡te odio¡
Llegan Dolores, Malena, Laura, Ágata,... Nadie duda sobre lo que ha pasado. Patricio se desespera al ver que todos lo miran como si fuera un asesino. Patricio quiere explicarle como han estado las cosas a su hija pero la niña lo mira con rencor y se esconde tras su madre que lo mira con horror.
Patricio angustiado: Mariana no puedes creer que yo...
Mariana mirándolo con odio: Llamen a una ambulancia y a la policía...
Patricio desesperado: Mariana, por Díos... ¡Mamá¡,... Yo no lo he matado...
Ágata se acerca a su hijo y le dice:
--Tranquilo, tranquilo... Te buscaremos un buen abogado... seguro que fue culpa de él. –mirando a Laura--¿Dónde está Marcos?
Laura: se fue de viaje.
Ágata: Que mala suerte, pero no te preocupes hijo, podremos demostrar que fue en defensa propia no irás a la cárcel...
Patricio suelta el arma incrédulo: ¿¡Pero no me oyeron?¡ ¡Yo no lo maté¡
Nadie le cree. Ágata le dice que se tranquilice, que lo ayudaran... Esperanza llora desesperada abrazada a su madre que la saca de allá pero antes mira con desprecio a Patricio que está desesperado.
Jade se acerca silenciosamente.
--Ni planeado me hubiera salido mejor... – se dice con una sonrisa.

Salvador ha llegado a la laguna. Baja de su caballo. Piensa en el joven que vio desnudo allí mismo días atrás.
Salvador: Que esperabas... Eres un tonto... Tal vez lo imaginé, era una criatura divina todo un Adonis... me lo debí imaginar. No puede existir nadie tan perfecto. Nunca volveré a ver a Rafa.
Rafa llega en ese momento y lo escucha con una sonrisa.
Rafa: Vaya no sabía que te había impresionado tanto.
Salvador se quiere morir al reconocer la voz del joven. No se atreve a girarse. Es Rafa quien se pone ante él. Lleva unos jeans muy ajustados y una camisa desabrochado que deja al descubierto su pecho. Salvador lo mira excitado. El otro se le acerca seductor.
Rafa para sí: Sabía que era muy buena idea desaparecer en unos días... Lo tienes a tus pies y va a caer facilito... Ésa tipa no sabe el favor que me hizo poniéndome a esta cosa en mi camino... es toda una mina de oro.
Salvador lo mira con pudor, Rafa se le acerca seductor.
Rafa: ¿Me extrañaste? Es que aún no tengo casa en el pueblo y por eso no he venido antes...
Salvador no puede hablar, tartamudea: Yo, es que yo... No sabía...
Rafa con una sonrisa: ¿qué te oía?
Salvador nervioso: Si, no...
Rafa lo mira divertido.
Rafa: si no pasa nada... todo el mundo me encuentra atractivo... No me molesta que te guste... al contrario...
Salvador está ruborizado... Rafa lo acaricia y Salvador se muere de amor. El joven toma la mano del Olazábal-Quintero y se la pone sobre su pecho. A Salvador se derrite de placer al poder tocar al atractivo joven.
Rafa: Escucha mi corazón, ¿no oyes como late?... Late por ti.
Salvador no se esperaba eso y no sabe que contestar.
Rafa: Me miras como si no supieras de qué va esto ¿nunca te enamoraste? ¿Nunca estuviste con un hombre?
Salvador baja la cabeza avergonzado y hace que no.
Rafa le sube la cabeza con la mano y con suavidad y una tierna sonrisa dice:
--¿Pero te gustan los hombres, te gusto yo?
Con miedo Salvador hace que sí con la cabeza.
Rafa: Entonces deja que yo te enseñe lo que es el amor.
Rafa lo abraza contra su pecho y lo besa con pasión. Salvador siente una explosión de placer dentro suyo.

Patricio está desesperado en la sala contestando las preguntas de la policía. Nadie le cree cuando dice que él no disparó el arma. Mariana, en la recámara, intenta consolar a Esperanza que llora preguntando porque su papa mató a su otro papá. Mariana se siente defraudada y no sabe como defender a Patricio ante la niña.
Todos se han apartado del lugar donde está Sergi para dejar que un doctor examina al hombre. Sólo Jade está con él impaciente, desea que le confirme que está muerto. De pronto Sergi agarra del brazo al hombre, abre los ojos y dice:
--Fue ella, fue Jade quien me disparó...
Dicho esto muere. El hombre mira con terror a Jade y antes de que el pueda decir algo la mujer le dice:
--Si dices algo de esto te mato, te mato a ti y a toda tu familia...
El hombre está muy asustado. Un policía se le acerca, Jade le va diciendo al oído:
--Se quien eres, dónde vives... tienes hijos pequeño, uno de ellos enfermo y necesitas mucha plata ... Si dices que acusó a Patricio por acostarse con su amada te daré mucho dinero ... De lo contrario tú y los tuyos morirán...
Policía: y bien ¿está muerto...?
Doctor: Si, acaba de morir. Pero antes dijo quien lo mató...
Jade está nerviosa. El doctor, asustado, mira a Jade y no sabe que hacer.

Rafa empieza a besar y a desnudar a Salvador que tiembla como un niño...
Rafa: Tranquilo... déjate llevar...
Cuando ya está totalmente desnudo, Rafa se saca la ropa y luego toma las manos del hermanastro de Patricio y le invita a recorrer su cuerpo. Salvador le acaricia con placer pero con miedo...

Jade mira amenazante al doctor que finalmente dice:
--Fue Patricio Rivero... dijo que le disparó por rabia ya que se había acostado con su amada.
Jade sonríe satisfecha. El policía se acerca a Patricio, el doctor está con ellos para ir a hacer la declaración y len piden que repita lo que ha dicho. El doctor, mirando a Jade y a Patricio, lo confirme para alegría de una y dolor de otro.
Patricio no cree lo que oye y grita:
--¡Eso es mentira, eso es mentira¡ ¡¿por qué me hace esto?¡
Patricio quiere tirarse sobre el hombre pero la policía lo impide y lo esposan mientras le leen sus derechos.
Ágata le asegura que demostrará que fue en defensa propia. Patricio llora de impotencia. Mariana deja a su hija con Laura y vuelve a la sala.

Rafa está montado a Salvador sobre la hierba, los dos gritan como animales salvajes. Mientras, Patricio es esposado y metido en el coche patrulla. Todos le creen culpable y lo que más le duele es ver la dura mirada de Mariana que lo mira como si fuera el peor de los hombres.

Salvador reposa abrazado a Rafa al que mira enamorado.
Rafa: ¿te gustó? ¿Eres feliz?
Salvador: Nunca había disfrutado tanto, sólo en sueños imaginé sentirme así.
Rafa lo mira complacido y pregunta:
--¿Nos damos un baño?
Salvador dice que sí. Los dos amantes se sonríen. Y mientras Patricio es metido en una celda y llora por su desgracia, Salvador se baña con Rafa lo abraza y, feliz de la vida, le dice:
--Te amo, te amo... soy el hombre más feliz del mundo...
Rafa lo mira seductor.

Patricio se agarra a los barrotes llorando lágrimas de metal: soy inocente, soy inocente...
El Rivero cae al suelo derrotado. Está reventado por su dolor y rabia.





http://www.mauricioislasclub.ar.gs/
http://es.geocities.com/ebalaguer2002/mauricio_islas.html
http://es.geocities.com/emilibalaguer
DONA UN PLATO DE COMIDA GRATIS
http://www.porloschicos.com/
foro de novelas imaginarias
http://www.network54.com/Hide/Forum/246556
foro grandes guapos
http://www.network54.com/Hide/Forum/243978

 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2018 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement