No te pierdas est� apasionante foronovela protagonizada por Mauricio Islas e Iran Castillo como Patricio y Mariana. La estrella argentina Andrea del boca es la malvada Jade.

 

 Return to Index  

CAPITULO 108

July 24 2003 at 6:49 AM
No score for this post
mauricioislasclub  (Acceso mauricioislasclub)
Owner

 
Capítulo 108
SALVADOR MUERE


*Salvador muere en brazos de Mariana, su última voluntad es que Patricio y Mariana estén juntos para siempre. Su fallecimiento hunde en la tristeza a Patricio que a penas se puede despedir de él *

Salvador cae a los pies de Mariana malherido. Mariana se arrodilla y lo abraza. Se angustia al ver que está muy mal. Grita con angustia que la ayuden.
Jade sonríe con maldad y mientras Mariana llora abrazada al cuerpo casi sin vida de Salvador, la esposa se Patricio apunta para matar a Mariana pero Manoc aparece y da un empujón a la mujer que cae al suelo y pierde el conocimiento.
Mariana angustiada al ver que nadie la ayuda grita al caballo:
--¡Salvador se nos muere¡ ¡Ve a pedir ayuda¡
El caballo con desesperación se dirige a la casa.
Mariana intenta que Salvador habla los ojos pero ni siquiera puede asegurar que esté vivo.
Mariana deshecha: ¡Diosito no te lo lleves¡ ¡No te lleves a Salvador que no le ha hecho mal a nadie¡ ¡No te mueras Salvador, no te mueras¡ ¡no me hagas esto¡

Dolores y otros empleados llegan al lugar donde los conduce Salvador. Dolores grita de dolor al ver a esa hombre al que ella casi vio nacer aparentemente muerto. aparece en ese momento y se pone a gritar.
Mariana: pero no se queden ahí parados... ¡hay que llamar a una ambulancia... llamen a una ambulancia que Salvador se me está muriendo...¡
Dolores se arrodilla suplicando a Díos que no se lleve al patroncito. El capataz ordena a uno de los hombres que llame a una ambulancia y a la policía. El capataz se acerca a Jade y la mira con desprecio. Le da la espalda en el momento en el que la malvada mujer recobra el conocimiento. El hombre tiene la bolsa con el dinero y las joyas de la mujer y ordena a uno de los hombres que lo deje en la biblioteca. Sin que nadie se de cuenta, la mujer toma un palo y cuando se van a acercar para atarla, Jade toma el palo que ha colocado a su lado y empieza a dar golpes. La mujer aprovecha el desconcierto para huir. Nadie se atreve a ir tras la desquiciada.
Mariana tiene a Salvador en su regazo y se muere de dolor al ver que está muy mal, que agoniza.
Mariana: ¡¿donde está esa ambulancia?¡¡¡
Malena dice diciendo que ya está en camino y Dolores abraza muy triste a un trabajador mientras observan la agonía de salvador.
Mariana llora destrozada mientras acaricia al que ha sido su mejor aliado. Otro empleada dice que la ambulancia no tardará en llegar.
Mariana: aguanta Salvador, aguanta... que ya viene la ambulancia...

Malena informa a los que velan a Sergi de lo ocurrido. Laura queda muy impactada.
Ester con odio: Esto es un castigo de Dios, ojo por ojo...
Laura la fulmina con la mirada pero no dice nada y se va, Xevi va tras ella. Ester y David quedan ante el ataúd de Sergi.

Ágata pregunta a Malena si de verás su hijastro está tan mal. La mucama dice que sí... Ágata no puede ocultar su satisfacción.
--Mío, ahora todo va a ser mío –se dice.

Mariana le habla a salvador que cada vez está más débil.
Mariana: No te puedes morir, no me puedes hacer esto... Te vas a poner bien.
Salvador abre los ojos, sabe que no tiene tiempo y tampoco tiene fuerzas pero no se quiere ir sin decir lo que tiene que decir.
Salvador: Mariana...
Mariana: No hables, no te esfuerces... La ambulancia ya está en camino...
Salvador: Eso no es cierto, ya llegó mi hora... Patricio ya sabe la verdad... Pero no te perdona que lo creas un asesino... él no mató a tu marido...
Mariana llora y apoya su cabeza a la del moribundo:
--No sigas, no te esfuerces... –le dice.
Salvador: Dile a mi hermano que lo quiero y que mi última voluntad es que tu y él estéis juntos para siempre.
Laura, que ha llegado en ese momento, y Dolores también lloran. Xevi tiene abrazada a su amada.
Mariana llora sangre: Yo soy la que tendría que estar así.... ¡salvador, te vas a poner bien¡ ¡no me hagas esta faena¡ ¿qué lo voy a decir a Patricio cuando sea libre?
Salvador llora por el dolor y porque sabe que nunca volveré a ver a su hermano. Tiene profundos dolores y se queja seguido lo que aumenta el sufrimiento de Mariana.
Mariana con desesperación: te vas a poner bien... te vas a poner bien...
Salvador: sólo me consuela saber que tu y mi hermano van a ser felices... Yo me voy para que tú y mi hermano estén juntos... Jurame que así va a ser... júrame que se va a olvidar el rencor. Patricio saldrá de la cárcel y te perdonará... Jurame que tú te olvidarás de todo y serán felices junto a Esperanza y su nuevo hijo... Dile a mi hermano que esa fue mi última voluntad.
Mariana siente la debilidad de Salvador, nota como le cuesta hablar y que cada esfuerzo lo debilita más... Su vida se apaga poco a poco.
Mariana llorando sangre: No sigas hablando... te vas a poner bien, te vas a poner bien.
Se oye las sirenas de la ambulancia y esto llena de esperanza a los presentes.
Mariana: ¿oyes? Ya viene la ambulancia... te vas a poner bien, ya verás como te vas a poner bien...

Patricio mira los barrotes de su celda con impotencia.
--Otra noche más aquí encerrado...
Siente una punzada en su corazón. Teme que algo esté pasando y se angustia al verse encerrado y sin poder hacer nada.

Con un hilo de vida, Salvador mira a Mariana que está desconsolada:
--Necesito que me jures que vas a estar con mi hermano, él ahora te va a necesitar más que nunca...
Mariana: No te vas a morir, ¡no te vas a morir¡
Salvador: Pero yo necesito que me jures que van a estar juntos...
Mariana: Está bien, te lo juro...
Esto es lo único que le faltaba a Salvador que da su último aliento para consternación de Mariana, Laura y Dolores.
Mariana lo abraza rota de dolor: ¡No, no, nooooo¡ ¡Salvador no me puedes hacer esto¡ ¡no te puedes morir¡ ¡¡¡Salvador¡ ¡¡¡Salvador¡¡
Mariana no quiere aceptar que Salvador ha muerto... Laura abraza a su hermana, le toma la mano y cierra con ella los ojos de Salvador. Mariana está muy afectada y no deja de repetir que no, que no está muerto... Unos enfermeros... se acercan al cuerpo:
Mariana: con desesperación: ¡díganme que sólo se durmió, que se va a poner bien...¡
Laura y Dolores la abrazan y se la llevan para que los hombres revisen el cuerpo... Mariana se hunde aún más cuando el enfermero confirma que Salvador ha muerto y tapa su cadáver con una sábana... Mariana cae de rodillas llorando destrozada:
--¿por qué? ¿por qué me hiciste esto?... ¿porqué te fuiste Salvador?
Mariana grita enloquecida de dolor.

Ester, Ágata y David están frente al ataúd de Sergi. Muy conmovido por todo lo que ha pasado, Xevi da la noticia de la muerte de Salvador. A Ágata le cuesta ocultar su satisfacción. David está demasiado afectado con la muerte de su hijo como para decir nada, Ester sonríe con maldad y Xevi la agarra con rabia:
--Ese chico no tenía la culpa de nada así que te exijo que no abras la boca...
Ester: pero...
Xevi: tú y yo nos estamos divorciando... No hay ningún lazo legal entre tú y mi familia... si no te comportas no te permitiré estar al lado de Sergi en su último viaje.
Ester: pero no es justo...
Xevi: hay mucho dolor en esta casa, cállate si no quieres que alguien te eche...
Ester busca con la mirada la complicidad de David pero el hombre no dice nada. Ester se muerde la lengua con rabia.

Dolores y Laura acompañan a Mariana que sufre una fuerte crisis nerviosa a su recámara. Esperanza se acerca a su mamá para saber lo que está ocurriendo. Dolores abraza a la niña llorando y no sabe qué decir. A pesar que la niña no quiero moverse del lado de Mariana la ama de llaves se la lleva a su recámara.
Mariana abraza a su hermana.
--¡ES MI CULPA¡¡Es mi culpa, todo es mi culpa...¡ --repite atormentada.
Laura no sabe como animarla.

Álvaro y Leticia están juntos en la cama. El hombre está muy preocupado por su sobrino. Leticia lo besa.
Leticia: No me gusta verte así. Me gustaría poder hacer algo para hacerte sentir algo mejor.
El hombre acaricia a su esposa.
Álvaro: Tú eres mi vida, estando así a mi lado ya me ayudas... No tienes que hacer nada más.
El ruido del teléfono los interrumpe. Los dos se miran sorprendidos.
Álvaro.: ¿quién será a estas horas?
Lo toma la mujer.
Leticia: Pero Laura ¿qué pasó?.... ¿cómo¡
Álvaro se altera al ver la cara de su esposa.
Álvaro: ¿que paso mi amor?
Ella le hace señas para que la deje escuchar. Leticia cuelga triste.
Álvaro nervioso: ¿pero que pasó?
Leticia angustiada: Jade intentó matar a mi hermana, a Mariana.
Álvaro: ¿pero porqué? ¿y está bien?
Leticia: sí pero...
Álvaro: ¿pero qué no me angusties más?
Laura: Salvador, Salvador murió...
Álvaro queda muy impactado por la noticia y llora al pensar en el dolor de su sobrino.
--Patricio se va a querer morir... ¿cómo le digo? Como le digo que su hermano murió?
Leticia: ¿y él preso¡ va a ser muy duro...
Leticia abraza a su marido.

Malena consuela a su tía que está muy triste.
Dolores: esto sí que es una tragedia...él que era tan bueno... No sé merecía una cosa así...
Malena: él no era nada tuyo...
Dolores: yo lo cuidé desde que era un bebito y ahora lo he visto morir...


*Patricio recibe la noticia de la muerte de su hermano
en la cárcel y se hunde en la desesperación*

Rafa se sorprende al recibir la visita de Jade y más cuando le pide que la esconda. Jade está furiosa ya que no ha podido matar a Mariana.
Jade: el imbécil de Salvador se puso en medio... No pudo recoger mis joyas...
Rafa: No entiendo nada.
Jade: tienes que ir a la casa, tienes que tomar mis joyas.. De ti no sospecharan.
Rafa: ¿pero que demonios hiciste?
Jade: Yo no quería matar a Salvador sino a Mariana...
Rafa: El Salvador que yo conozco ¿lo mataste?
Ella dice que sí y él sufre al ver que el negocio se ha perdido.
Rafa: ¡eres una imbécil¡ ¡has echado a perder nuestro negocio¡
Jade: A mi no me hables así... ¡Te exijo que vayas a la casa a buscar mis cosas¡
Rafa: ¡a mi no me metas en tus líos... Yo me voy de este pueblo¡
Jade: No me puedes hacer esto... Te daré alguna de mis joyas...
La ambición puede más que él y le pide que le diga dónde tiene escondidas las cosas de valor.
Jade: Deben estar en la biblioteca, ve ahora mismo, hay muy lío no se darán cuenta...
Rafa toma una chaqueta, es la que tiene escondida el candelabro y se va asegurando a la mujer que volverá.
Jade se queda sola enloquecida.
Jade: ¡No me hables así¡ ¡ya sé que me precipité¡ ¡Los debí matar a los dos¡
(...)
Jade: ¿Que eso me pasa por no pensar las cosas...? Pues tu no tenias una idea mejor...
(...)
Jade: sí ya sé que si me hubiera ido sin intentar matar a esa estúpida me hubiera podido ir tranquila pero es que no la podía dejar viva...
(...)
Jade: No, ni te creas que me voy a ir así como así... Yo no me voy de aquí sin asegurarme que Patricio y Mariana no van a volver a estar juntos...
(...)
Jade: ¡La que está en peligro de ir a la cárcel soy yo así que no quiero que vuelvas a contradecirme, así que si no te gusta como yo hago las cosas te me vas y no nos vemos más...¡
(...)
Jade: ¿Y encima te enfrentas a mi? Pues vete que no te quiero volver a ver...

Con un nudo en la garganta, Álvaro va a ver a su sobrino a primera hora de la mañana. Patricio se alegra al verlo llegar pero siente que algo ha pasado por su cara. El hombre entra en la celda y abraza a su sobrino. Patricio se estremece.
Patricio asustado: ¿qué pasó tío?
Álvaro no sabe cómo decírselo.

Carmen oye que Xevi está en su recámara y entra con él. Lo abraza pero él la rechaza.
Xevi: acabo de enterrar a mi hermano, ahora no quiero estar contigo.
Carmen: Yo te amo y he sufrido mucho porque no me has dejado estar contigo en estos duros momentos... Lo he pasado tan mal...
Xevi: Ahora quiero estar solo, vete.
La mucama se va muy molesta pero su cara se llena de alegría al ver a Rafa. Lo besa con pasión. Él intenta zafarse de ella para decirle algo pero ella sólo desea hacer el amor.
Carmen: te deseo, necesito estar contigo... me tienes loca
Rafa con dificultad ya que sus besos no lo dejan hablar dice:
--me tienes que hacer un favor.
Carmen con deseo: luego te hago todos los favores del mundo...
Él la agarra con cierta violencia: ¡ahora¡ ¡me tienes que hacer ahora un favor y luego obtendrás todos mis favores¡
Carmen: no seas bruto, está bien ¡que quieres que haga¡ Haré todo lo que me digas...
La mucama está loca por el joven y él sonríe satisfecho y seguro que hará lo que él le pida sin preguntar.

De nuevo en la delegación,
Patricio: tío, habla ya... me estás matando de la angustia... ¿qué pasó?
Álvaro con la voz rota: Salvador murió.
Patricio se queda sin habla. Queda como en shock.

En La Hermosa, las hermanas Iturbe, de luto riguroso, están ante el ataúd de Salvador. Mariana llora deshecha y sus hermanas la reconfortan...

Patricio con sangre en los ojos y la voz temblando:
--¿qué clase de broma es esta, tío?
Álvaro mira a su sobrino fraternalmente.
Álvaro: No es ninguna broma... Por desgracia tu hermano murió anoche.
Patricio siente que un puñal le atraviesa el alma.
Patricio secándose las lágrimas: ¡Nooooo¡ ¡No puede ser¡ ¡¿pero cómo pasó?¡
Álvaro: Jade quiso matar a Mariana ya que los oyó hablando de lo del diario... Salvador se interpuso... tu hermano murió para que salvar a Mariana.
Patricio roto de dolor: ¡No¡ ¡no¡ ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO¡
Álvaro: ¡lo siento, pero prefiero morir él y en lugar de Mariana¡
Patricio destrozado y con agresividad: ¡No, No lo acepto¡ ¡¡Mi hermano no puede estar muerto¡¡¡¡¡¡¡
Patricio está enloquecido y empieza a dar patadas a todos los lugares. Álvaro intenta calmarlo y Patricio lo abraza llorando amargamente.
Álvaro: llora, llora, ahora es lo único que puedes hacer por él...
Patricio muerto por dentro: ¡Mira que le dije que no le hablara a nadie del diario, yo se lo advertí... ¿porqué no me hizo caso? ¿porqué?¡
A Álvaro le duele ver destrozado a su sobrino: No le des más vueltas... tu hermano ya descansa en paz.
Patricio seca sus lágrimas con la manga del jersey y solloza:
--Quiero ir con él, quiero estar con él...
Álvaro: eso no puede ser...
Patricio: ¡Mi hermano ha muerto... y yo me estoy muriendo aquí dentro...¡¡ ¡Ni siquiera voy a poder despedirme de él¡¡
Álvaro le promete que hará todo lo que pueda para que pueda ver a Salvador..

Patricio se derrumba cuando se queda solo y encerrado. Está roto por la muerte de su hermano, por su encierra. Le destroza la impotencia de no poder estar ni siquiera con su hermanastro en su viaje final. Como loco empieza dar golpes a la cama medio desmontándola...
El alguacil le exige que para de comportarse con un loco. El Rivero cae al suelo llorando derrotado por el dolor. Mira con odio el diario.
Patricio: ¡maldito diario¡ ¡Porqué tuviste que aparecer¡
Iba a romper pero recuerda la ilusión de su hermano a dárselo y lo abraza llorando de amargura.

Rafa espera impaciente a Carmen que acaba llegando con una buena bolsa.
Rafa: ¿Lo encontraste?
Carmen: Estaba en la biblioteca como me dijiste.
El joven mira con ambición el contenido y su cara se le ilumina al ver que hay todo una fortuna.
Rafa: ¿Está todo?¿No te quedaste nada?
Carmen: ¡yo no soy una ladrona¡
Rafa la besa satisfecho.
Rafa: ¿te vio alguien?
Carmen: No, todos están muy afectados por lo de Salvador... No vieron raro que estuviera allá y me pude meter en la biblioteca... pero ¿para qué quieres el dinero y las joyas de la señora Jade? La policía la busca ¿sabes dónde esta?
Rafa seductor: No hagas preguntas... Ahora es hora de tu premio...
Él la besa y ella se deshace en sus brazos.

Ágata está encerrada en el despacho. Se siente feliz.
--Por fin, por fin soy la dueña de todo, por fin... –dice.
Llama a su abogado para que comience a hacer los trámites para ponerlo todo a su nombre pero se lleva una muy desagradable sorpresa.
Ágata: ¡¿qué hizo testamento?¡ ¿pero si era un imbécil?
(...)
Ágata: ¡No, no lo acepto¡ Lo voy a impugnar... ¿Qué dice el testamento? ¡Le exijo que me diga lo que pone el testamento...¡¡¿A quién le dejó todo ese retrasado¡?
El abogado dice que el testamento está sellado y se abrirá en unos días ante un notario... Ágata está encolerizada:
--¡maldito seas¡ ¡maldito seas, Salvador¡¡Ojalá te pudras en el infierno.

Xevi se arrepiente de haber tratado mal a Carmen y va a buscarla, la encuentra en su recámara haciendo el amor con Rafa. La mira decepcionado.
Carmen se desespera ya que ve que sus planes se echaron a perder y dice:
--¡no es lo que parece...Me violó...¡
Rafa ríe: ¡No seas ridícula... Nadie se creería eso...¡ Yo me voy, no me quiero meter en tus problemas...
Rafa toma su ropa y las cosas y sale medio desnudo de la recámara.
Carmen abraza a Xevi con desesperación: yo te amo a ti... de verdad que me violó...
Xevi con rabia: ¡vete de mi casa no te quiero volver a ver...¡
Xevi sale de la recamara a pesar de las suplicas de la mucama que llora desconsolado por su fracaso.

Rafa monta en su moto y se dirige a la salida del pueblo. Ríe pensando en todo lo que ha conseguido y también en lo que pensará Jade cuando sepa que se ha burlado de ella. Rafa deja el pueblo mientras Jade se impaciencia.
Jade: ¿¡donde se metió este¡?
(...)
Jade: ¡No hinches Esmeralda¡ ¡él no pudo hacerme esto¡ ¡nadie se burla de Jade y sobrevive¡
(...)
Jade: ¿qué no debí confiar en un desconocido? ¡No me quedaba de otra¡¡A ver ido tu¡
(...)
Jade: No pongas más nerviosa, ¡va a venir, va a venir¡
El joven cada vez se aleja más y más y grita de satisfacción por la fortuna que lleva consigo.

Acompañado de Álvaro, Leticia, Laura, Xevi, Mariana, Dolores y Malena los restos de Salvador son entrados al panteón de los Olazábal-Quintero. Mariana y Dolores lloran desconsolados. Los demás tienen cara de circunstancias. Leticia y Álvaro están abrazadas. Xevi abraza a Laura. Detrás de ellos van llegando todos los empleados de la hacienda. El capataz lleva a Manoc que relincha de tristeza... Mariana cae de rodillas ante el ataúd de Salvador y llora amargamente... En ese momento, esposado y custodiado por la policía, Patricio entra en el panteón con el rostro desencajado por el dolor. Al ver el ataúd que contiene los restos mortales de su querido hermano, Patricio cae al suelo deshecho...
--¿Por qué me has hecho esto? ¿por qué, hermano? ¿por qué?
No puede abrazar la caja pues las esposas se lo impiden pero sí besa el ataúd.
--Perdóname, hermano, perdóname por no cuidarte... perdón...
Álvaro sufre al ver a su sobrino deshecho. Mariana abraza a su amado que no dice nada.
Mariana: fue mi culpa, fue mi culpa... Debí morir yo ¡Perdóname, Patricio¡
Patricio está ahogado por el dolor y no dice nada.
Abrazados, llorando y unidos por su pena, Mariana y Patricio contemplan como Salvador acompaña a sus muertos... Patricio quiere quedarse un rato a solas pero la policía se lo impide y lo sacan de allá a la fuerza. Patricio mira el lugar donde deja a su hermano deshecho. Mariana le da un cariñosa beso en la mejilla y dice:
--Perdón por no haber creído en ti, te juro que demostraré tu inocencia... Salvador quería que tu y yo estuvieras juntos, esas fueron sus últimas palabras, y te juro que yo no te voy a dejar jamás.... te amo...
Mariana abraza a Patricio que no puede reaccionar ya que la policía lo mete en la patrulla.
Mariana le grita una y otra vez que lo amo. Él se aleja en el coche en silencio pero mira deshecho a su amada y al panteón donde deja a su hermano para siempre.



http://www.mauricioislasclub.ar.gs/
http://es.geocities.com/ebalaguer2002/mauricio_islas.html
http://es.geocities.com/emilibalaguer
DONA UN PLATO DE COMIDA GRATIS
http://www.porloschicos.com/
foro de novelas imaginarias
http://www.network54.com/Hide/Forum/246556
foro grandes guapos
http://www.network54.com/Hide/Forum/243978


    
This message has been edited by mauricioislasclub on Jul 24, 2003 6:49 AM


 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Respuestas

  • estamos de luto¡¡¡ - EMILI on Jul 24, 2003, 6:51 AM
  •  
    Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
     Copyright © 1999-2018 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement