*"Colorina"*(México, 1980)*

by Luis Roberto

 

colorina1.jpg Lucía Méndez y Enrique Alvarez Félix 

Telenovela: "Colorina"

Escritor: Arturo Moya Grau

Adaptación: Carlos Romero

Directores: Dimitrio Sarrás y Noé Alcántara

Productor: Valentín Pimstein (Televisa, México, 1980)

Elenco: Lucía Méndez, Enrique Alvarez Félix, Julissa, José Alonso, María Teresa Rivas, Luis Bayardo, María Rubio, Guillermo Capetillo, Juan Antonio Edwards, José Elías Moreno, Armando Calvo, María Sorté, Fernando Larrañaga, Salvador Pineda, Alberto Insua, Liliana Abud, Elizabeth Dupeyrón, Yuri, Alba Nydia Díaz, Beatriz Aguirre, Juan Luis Galiardo, Roxana Saucedo, Marina Dorell, Héctor Ortega, Alma Delfina, Arturo Lorca, Christian Bach, Enrique Gilabert, Elsa Cárdenas, Patricia Ancira, Roberto Ballesteros, Enrique Beraza, Alejandro Tommasi, Oscar Bonfiglio, Ricardo Cortés, Marichu de Labra y Debbie D'Green entre otros.

Tema musical: "Colorina" interpretado por Camilo Sesto

colorina2.jpg Julissa, José Alonso y Lucía Méndez 

Sinopsis: 

Esta telenovela cuenta la historia de Fernanda (Lucía Méndez), que es una bella y joven mujer, quien trabaja en un centro nocturno de la Ciudad de México, y a la que todos, por ser pelirroja, llaman: la Colorina. Un día, ella junto a su amiga y compañera de trabajo Rita (Julissa), luego de una noche de juerga, llegan hasta la residencia de la acaudalada Familia Almazán, acompañadas de Iván (José Alonso), un vividor, quien es cuñado de Gustavo Adolfo (Enrique Alvarez Félix), el hijo único de los Almazán, un hombre recto y conservador, quien es profesor de una importante universidad capitalina. Es tal el escándalo que arman ambas mujeres, las que, además, a viva voz, le exigen a Iván que les pague un dinero que les debe, que despiertan a la señora de la casa: Ana María (María Teresa Rivas), una fría y calculadora dama de sociedad, quien ofrece darles un cheque, con tal de que se vayan de su casa, el que rechazan las cabareteras. Más tarde, aparece Gustavo Adolfo, del que Colorina y Rita se mofan, lo que hace que él llame a la policía, con lo cual termina por ahuyentar a las dos mujeres. Gustavo Adolfo, por su parte, vive el drama de tener una esposa enferma de leucemia: Alba (Liliana Abud), que es hermana de Iván. En tanto, Ana María, no trepida en exigirle a su hijo que su esposa acabe por embarazarse, a pesar de saber que ella tiene los días contados, aunque a Ana María eso la tiene sin cuidado: ella sólo quiere tener un nieto a costa de lo que sea. Ante tantas tribulaciones, Gustavo Adolfo, no duda en pedir consejos y apoyo a Guillermo (Armando Calvo), su padre, y a Ami (María Rubio), la fiel ama de llaves de los Almazán, quien lo quiere como a un hijo, situación que irrita sobremanera a Ana María, con la que discute a menudo. Y es, precisamente, en este adverso escenario para Gustavo Adolfo, cuando Colorina comienza a involucrarse lentamente con él, lo que Ana María aprovecha para llevar a cabo un siniestro plan: conseguir que la cabaretera le dé un hijo a Gustavo Adolfo, para después quedarse con el niño. De ahí que comienza a buscar la manera de acercar cada vez más a su hijo con Colorina, para llevar a buen término su objetivo, lo que consigue, finalmente, puesto que Colorina, termina esperando un hijo de Gustavo Adolfo. Mientras dura el tiempo de embarazo de Colorina, ella se va a vivir a la residencia de los Almazán, en donde se le habilita especialmente un bungalow en el jardín. Por otro lado, Ami comienza a tomarle mucho afecto a Colorina, aparte de tratar de defenderla de las villanías de Ana María. Faltando poco tiempo, para el nacimiento del hijo de Gustavo Adolfo y Colorina, Ana María le ofrece a ella una fuerte suma de dinero, para quedarse con su hijo, lo que la muchacha termina por aceptar. Asimismo, en una ocasión Alba, visita a Colorina en su bungalow y le pide que cuide a Gustavo Adolfo cuando ella muera. Llega el día del nacimiento del hijo de Gustavo Adolfo y Colorina, y en la residencia de los Almazán reina la alegría, más aún cuando se sabe que el bebé es un precioso niño, el heredero que Ana María tanto había deseado.  Pero lo que no sospecha ni remotamente Ana María es que Colorina al tener entre los brazos a su hijo decide no entregarlo a su abuela, como lo habían convenido, más el problema que se le presenta ahora es cómo sacar al niño de la residencia de los Almazán, sin que nadie se percate de ello. Para tales efectos, Colorina busca la ayuda de unos plomeros muy particulares: Polidoro (Luis Bayardo) y Toribio (Héctor Ortega), quienes son muy amigos de ella, a fin de idear un plan para dicho propósito. Y es aquí donde Ami también le tiende una mano a Colorina, ya que ella se encarga de generar un desperfecto en las llaves del baño de la residencia de los Almazán, cosa de justificar la presencia de los plomeros allí.  Los plomeros entran a la casa y una vez allí simulan estar haciendo su trabajo, pero lo que verdaderamente hacen es sacar al hijo de Colorina de este lugar, burlando la estricta vigilancia de unos detectives contratados por Ana María. Colorina, luego de conseguir huír con su hijo, de la residencia de los Almazán, se refugia en la vecindad donde viven los plomeros Polidoro y Toribio, como también la Pingüica (Alma Delfina), otra gran amiga suya. Polidoro ha sido abandonado por Mirtha (María Sorté), para irse con Enrique (Salvador Pineda), a quien cree amar perdidamente. Polidoro, obviamente, queda sumido en la más profunda desesperación a consecuencia de la traición de su esposa y preocupado, a la  vez, por sus dos hijos pequeños. Y es, entonces, cuando Colorina le pide, prestados, a Polidoro sus dos hijos, pues así, aparte de cambiar su apariencia, y con tres niños, en vez de uno, logrará despistar a la policía y huír hasta el norte del país. Polidoro, angustiado por su situación, accede a que  Colorina se lleve a sus hijos. Ya con los dos niños de Polidoro, aparte del suyo, Colorina consigue despistar a los detectives que Ana María pone tras ella y llegar hasta Hermosillo, en donde la espera Adela (Elsa Cárdenas), la amiga de Ami. Adela, es una bondadosa mujer, quien se dedica a la costura y, a su vez, le enseña a Colorina, su oficio, el que ésta aprende con mucha facilidad, consiguiendo, en unos cuantos años, hacerse de un muy buen nombre en el rubro de la alta costura en esa ciudad del norte de México. El tiempo pasa y Fernanda, quien ha decidido dejar atrás para siempre su pasado como la Colorina, logra sacar adelante a José Miguel (Guillermo Capetillo), Danilo (José Elías Moreno) y Armando (Juan Antonio Edwards), quienes adoran a su madre, claro sin saber que sólo uno de ellos es verdaderamente su hijo. Un día, Fernanda, y a consecuencia de los estudios de sus hijos, se ve forzada a volver con ellos a la Ciudad de México. Ella se resiste al principio a este regreso, pues sabe que en la capital de la República tendrá que enfrentarse a ese pasado pecaminoso que ha querido ocultar durante tantos años. Ya en la Ciudad de México, Fernanda, instala una elegante boutique en una de las mejores zonas de la capital, convirtiéndose ésta, en poco tiempo, en una de las favoritas de las damas de la alta sociedad. Los muchachos, por su parte, ya han ingresado a la universidad, y es, precisamente, aquí donde ellos conocen a Mónica (Roxana Saucedo), una guapa y simpática joven, quien, por cosas del destino, fue criada por los Almazán, al morir sus padres en un accidente de aviación. Ella es la hija de Marcia (Elizabeth Dupeyrón), una distinguida mujer, con la que Ana María pretendió casar alguna vez a Gustavo Adolfo. En tanto, éste, luego de enviudar, nunca más volvió a casarse, con la secreta esperanza de reencontrar algún día a Colorina, el gran amor de su vida. Y es a través de Mónica, quien, a todo esto, inicia un romance con Danilo, que Gustavo Adolfo vuelve a ver a Fernanda. El se decide a reconquistarla, mientras que Fernanda acepta sus galanteos, pero sólo para reírse, actitud que desaprueban sus hijos, a los que Fernanda comenta que los Almazán alguna vez traicionaron a su padre. Los muchachos saben que su madre es aún muy joven y guapa, por lo que tiene derecho a la felicidad, pero prefieren que elija como pretendiente a Aníbal Gallardo (Juan Luis Galiardo), un atractivo millonario jugador de polo, quien está muy enamorado de Fernanda. Armando y José Miguel, por su lado, también pronto encuentran novia. El primero se hace novio de Itala (Yuri), mientras que el segundo termina involucrándose sentimentalmente con Liza (Alba Nydia Díaz), una atractiva mulata, quien, por esas vueltas que tiene la vida, trabaja en el mismo cabaret donde hace años cantaba Fernanda, el que ahora es propiedad de Iván, el cuñado de Gustavo Adolfo. En el cabaret, trabaja aún Rita (Julissa), la mejor amiga de Fernanda, pero haciendo la limpieza. Además, Rita, ha caído en el alcoholismo. La mujer, a pesar de su condición, apoya en lo que puede a Liza, a quien ve sufrir por José Miguel, pues no quiere que él se entere de que ella es bailarina en un cabaret, por miedo a que la desprecie. Rita, por su parte, nunca ha olvidado a su amiga Colorina, preguntándose qué destino habrá tenido ésta, sin sospechar siquiera que la razón de la angustia de Liza es precisamente uno de los hijos de esa gran amiga suya. Finalmente, José Miguel, acaba por enterarse en qué trabaja su novia, por lo que, a su vez, ella decide abandonar definitivamente el sórdido ambiente del cabaret, nada más que el sinvergüenza de Iván le tiende una trampa, al hacerla firmar un contrato que ella cree por dos meses, pero que, en realidad, son dos años. Liza, ante esta situación, prefiere poner punto final a su noviazgo con José Miguel, lo que acaba por hundir al muchacho en la tristeza. Preocupada por la situación de su hijo es que Fernanda decide buscar a Liza, llegando hasta el mismo cabaret donde ella trabajó hace años. Y es así como se reencuentra con Rita, quien, luego de reconocerla, la abraza emocionada. Fernanda decide llevarse con ella de inmediato a Rita, a vivir a su casa, aparte de darle trabajo, en su boutique, y alejarla del alcoholismo. La llegada de Rita, por su lado, a vivir a casa de Fernanda despierta la curiosidad por parte de sus hijos, sobre todo de Danilo, quien también no deja de manifestar su rechazo por esta amiga de su madre, a la que él considera vulgar. En tanto, Rita,  una vez ya recuperada de su adicción al alcohol, pasa a ser la mano derecha de Fernanda en la boutique, lo que pone a ésta última muy contenta. A todo esto, la vida sentimental  de Fernanda sigue sin definirse, ya que, no obstante ella sigue enamorada de Gustavo Adolfo, no deja de aceptar los galanteos de Aníbal Gallardo, a cuya madre (Beatriz Aguirre), Fernanda le simpatiza mucho. Gustavo Adolfo, por su parte, está decidido a casarse con Fernanda, a pesar de la oposición de su madre. Su padre,  lo apoya, como siempre, en sus planes y le pide que luche contra su madre, a fin de defender, por primera vez en la vida, su libertad. Es entonces, cuando aparece Cristina (Marina Dorell), una hermosa y culta mujer, a quien le gusta Gustavo Adolfo, lo que motiva a Ana María, a ofrecerle toda su ayuda y apoyo, para que conquiste a su hijo. Mientras tanto, un nuevo problema se le presenta a Fernanda, ya que el vividor de Iván pretende que ella renuncie a la herencia que Alba, su hermana, dejó para el hijo de Gustavo Adolfo. El final de esta conversación es escuchado por Danilo, el más ambicioso y arribista de los hijos de Fernanda, quien de inmediato comienza a hacer preguntas sobre el origen de tal herencia y quién fue en verdad su padre. Gustavo Adolfo, convencido de que no puede seguir jugando con los sentimientos de Cristina, acaba confesándole a ella de su gran amor por Fernanda y del hijo que ambos procrearon. Cristina, entonces, decide apartarse definitivamente de la vida de Gustavo Adolfo, pero antes visita a Fernanda, con quien se sincera. Al enterarse de que Cristina deja en libertad de acción a Gustavo Adolfo, para que él se case con Fernanda, Ana María estalla furiosa y tiene una fuerte discusión con su hijo, el que le reprocha duramente por haberlo privado de su infancia y de haber interferido en sus relaciones cuando hombre.  En otro rumbo de la ciudad, Mirtha, la esposa de Polidoro, ha regresado a recuperar a sus hijos, pero ¿quiénes son ellos? La respuesta la conoce sólo Fernanda, quien, a lo largo de los años, se ha negado a revelar quién es en verdad el hijo de ella y Gustavo Adolfo. Mas la verdad tarde o temprano sale a la luz, y la identidad del hijo de la ex cabaretera y el hijo único de los Almazán acaba por conocerse, y éste es: Danilo (José Elías Moreno). Indudablemente, el muchacho, al conocer su verdadero origen, y con lo interesado que es, se pone feliz. Los otros dos jóvenes, José Miguel y Armando, se sorprenden al saber que no son hijos de Fernanda y sí de Polidoro, al que ellos por años consideraron como su tío. Una vez conocida la verdad, corren hasta la vecindad donde vive el plomero, para decirle que ya saben que él es realmente su padre y que ellos lo quieren mucho. En la residencia de los Almazán,  los más contentos con la noticia son: Guillermo y Ami. Ana María, por su lado, se resiste a manifestar su alegría al principio, pero luego también acaba recibiendo con los brazos abiertos a su único nieto, el heredero de la fortuna y del apellido Almazán. A estas alturas del partido, Fernanda y Gustavo Adolfo ya no ven obstáculos para realizar su amor y deciden, finalmente, casarse. Los hijos de Fernanda también van tras su felicidad. José Miguel vuelve con Liza, quien logra liberarse para siempre de las villanías de Iván, quien termina en la cárcel, mientras que Danilo y Mónica siguen con su romance adelante, cada vez más enamorados, lo mismo que Armando e Itala. El día de la boda, Fernanda luce radiante, y al bajar ésta de la escalera de la residencia Almazán, rumbo a la iglesia, tiene una conversación muy franca y abierta con Ana María, quien acaba pidiéndole perdón por todo el mal que alguna vez le hizo. Por último, Ana María llama a Fernanda: ¡SEÑORA! Con esta frase quedan para siempre superados los rencores y las diferencias que hubo durante años entre ambas mujeres, mientras que para Fernanda, convertida ahora en la esposa de Gustavo Adolfo Almazán, comienza una nueva vida, ésa que ella siempre quiso vivir desde los tiempos en que era una humilde muchacha que trabajaba de cantante en un cabaret y a la que todos llamaban: La Colorina. Fin.  

colorina3.jpgJosé Elías Moreno, Juan Antonio Edwards, Lucía Méndez y Guillermo Capetillo 

Comentarios: 

Alvaro Cueva ("Somos"-"El mundo de las telenovelas"): -¿Quién es el hijo de la Colorina? México entero se hacía esta pregunta sobre la vida de una cabaretera que para proteger a su bebé, lo crió junto con otros dos niños. La audacia de las escenas de este drama provocó que la telenovela se transmitiera a las 23:00 horas con rigurosa clasificación "C". Lucía ha tenido muchos galanes en su carrera, pero la pareja que hizo con Enrique Alvarez Félix en "Colorina" era de antología. Ambos se acoplaron tan bien en pantalla que el fenómeno no ha vuelto a repetirse. Basta recordar los intercambios de miradas, de esas frases que compartían, cargadas de amor, reproche y deseo. Por algo la telenovela despertó el interés del país entero durante meses.-

colorina4.jpg María Teresa Rivas y María Rubio 

Luis Reyes de la Maza ("México sentimental"): -Sin embargo, no todo fue felicidad para Pimpstein. Al año siguiente, al producir "Colorina", que comenzaba cuando un junior llevaba a su casa a dos prostitutas, Lucía Méndez y Julissa, para vengarse de su despótica madre, causó un revuelo de proporciones enormes. La señora madre del mismísimo presidente de la república, muy aficionada a las telenovelas, se escandalizó al ver a las prostitutas mascando chicle y de minifalda. Para demostrar que se ocupaba de las cosas importantes el propio presidente de la república ordenó la cancelación de aquella telenovela que agredía la moral de su familia; la pobre "Colorina" cambió de horario y de canal de la noche a la mañana: ahora se transmitiría por el canal 4 a las 11:30 de la noche, con la seguridad de que nadie la vería. Al recibir los ratings, la sorpresa fue mayúscula: "Colorina" gustaba muchísimo en esa hora y canal. Se pidió a las altas esferas oficiales autorización para que volviera, suavizada y moralizada al máximo, al canal 2. Regresó triunfal y su éxito llegó hasta el delirio cuando se organizó un concurso para que el público adivinara quién era el hijo de la Colorina entre los tres muchachos que la prostituta, ahora elegante dama de sociedad, había adoptado en el camino.-  

Luis Terán ("Lágrimas de exportación"): -En "Colorina" se dio vuelo Sarrás: Lucía Méndez y Julissa personificaron a una especie indefinida: entre ficheras y prostitutas que trabajan en un cabaret. Por reglas invariables del melodrama televisivo, la Méndez en su papel más autoritario y comandante hasta la fecha, llega a casa de una familia de aristócratas típicos de telenovela: de rancio abolengo, además de riquísimos, donde la matriarca es María Teresa Rivas que, con voz de trueno, da órdenes a diestra y siniestra. Mientras que Lucía tiene que vérselas con la señora Rivas en un tono muy alto, Julissa se despacha con la cuchara grande haciendo de las suyas, burlándose de la señora de la casa, el ama de llaves y hasta del galán de la Méndez que no es otro que Enrique Alvarez Félix; nadie como él supo hacer mejor en la ficción el papel de hijito de mamá.- 

Alfredo Gudinni ("El castillo de las estrellas"): -Volvamos con Lucía Méndez. Andaba por los veintitantos cuando hizo "Colorina", una de sus más populares y mejores interpretaciones. La suerte y los cambios a la historia, la obligaron a ser mamá de Guillermo Capetillo (quien debutó como hijo de la Castro en "Los ricos..."), Juan Antonio Edwards (compitiendo en maquillaje con Enrique Alvarez Félix) y José Elías Moreno (quien resultó ser el verdadero hijo de Lucía en la telenovela). Gracias a la sabia dirección del griego Dimitrio Sarrás, logró la mejor caracterización y actuación de toda su carrera telenovelera al debatirse frente a la imagen de la Virgen de Guadalupe con: -Madrecita mía, ¿cuál de estos tres jovencitos es mi verdadero hijo?- Al final de los kilométricos capítulos resultó que el hijo era un "nene" mayor que la Méndez, un tal Danilo (José Elías Moreno). Los dos pollitos (Guillermo Capetillo y Juan Antonio Edwards) se los enjaretaron a otra "mamá insólita": María Sorté. Apenas "Colorina" llevaba tres capítulos cuando, de repente, anunciaron que de las nueve de la noche cambiaba a las once y no por el Canal de las Estrellas. Debido al impacto, Lucía Méndez lució pálida en los arranques de la Colorina. Su publicista de aquella época, Gloria Bautista, movió cielo y tierra para que su estrella no perdiera brillo. Cuentan que cierta cursi de la política de López Portillo alucinó con el primer capítulo, donde la Méndez, José Alonso y Julissa se ponían hasta atrás. Otros dicen que Dimitrio Sarrás chocheó en la dirección y exageró las costumbres de las cabareteras; pero los fans de la Colorina enviaron miles de cartas en apoyo a esa telenovela para que de ninguna manera naufragara. La Colorina volvió al Canal de las Estrellas con la condición de calentar el horario de las once de la noche, justo después de las noticias de Jacobo. Encima, severos ajustes a la historia. -Seguíamos siendo las mismas prostis, pero arregladitas como grandes damas y empleadas de una florería- aseveró Julissa, ante las modificaciones del argumento. Según la sinopsis de cinco cuartillas de "La españolita" (radionovela de donde nació "Colorina"), no se incluía el asunto de que los hijos crecieran de un capítulo a otro, quedando la protagonista con 20 años más encima. Aquí, la Méndez le echó sabia interpretación en unos capítulos y se pintó ojeras al peinarse con el clásico chongo de mamá. Luego, en los demás capítulos, parecía que la Colorina se hubiera hecho cirugía plástica y se veía mejor que cuando era mujer de la vida alegre. También fue poseída por la "mamá insólita".-

Tema musical en "You Tube":  http://www.youtube.com/watch?v=20DNifF2pnw 

(Mi agradecimiento a Héctor Orlando Rojas Toro de Chile por escribir la sinopsis de esta telenovela).   

 

Oprime en el enlace aquí debajo para regresar al índice o escribir un mensaje:
http://www.network54.com/Hide/Forum/243414

   



    
This message has been edited by recordar de la dirección IP 206.248.72.109 on Sep 24, 2010 11:24 PM



Escrito desde Jan 30, 2005, 7:05 PM
de la dirección IP 196.32.141.225


Respond to this message

Return to Index

Find more forums on TelenovelasCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  


Vota por esta p�gina aqu�

eXTReMe Tracker