*"Toda una vida"*(México, 1981)*

by Luis Roberto

 

todaunavida3.jpg Ofelia Medina 

Telenovela: "Toda una vida"

Escritor: Luis Reyes de la Maza

Director: Miguel Alemán Velasco

Productor: Guillermo Diazayas (Televisa, México, 1981)

Elenco: Ofelia Medina, Miguel Ayones, Gonzalo Vega, Miguel Palmer, Salvador Sánchez, Mary Begoña, Conrado San Martín, Ariadne Welter, Dolores Beristain, Luis Rábago, Georgina Barragan, Sergio Corona, Margarita Sanz, Alfonso Iturralde, Delia Casanova, Manolo Coego, Evangelina Martínez, María Fernanda, Eduardo Fajardo, Luis García, Miguel Suárez, Jorge Arvizu, Rolando Barral, Arturo Alegro, José Luis Padilla y Armando Pascual entre otros.

todaunavida2.jpg Ofelia Medina y Miguel Ayones 

Sinopsis: 

Alejandra Pastora (Ofelia Medina) es una joven española que vive en Madrid en la primera década del siglo XX en compañía de su madre Felisa (Mary Begoña), su posición ecónomica es precaria. Alejandra es actriz y cantante de zarzuelas que trabaja esporádicamente en un teatro de revista y no ha tenido oportunidad de destacar. Tiene un novio llamado Martín (Miguel Ayones), que es un joven humilde que la adora. Viven un tierno romance que se ve interrumpido cuando Alejandra recibe una propuesta para ir a trabajar a México, donde la zarzuela está causando furor en esos últimos años del régimen porfirista. Alejandra se despide de Martín, dejándolo con el corazón destrozado y se va con su madre a México. Felisa está felíz, quiere que su hija destaque y sea una estrella, desea que ella consiga lo que la propia Felisa, que es una artista frustrada, nunca pudo lograr. En México se instalan en un departamento y conocen a sus nuevas patronas, dos solteronas propietarias de uno de los teatros mas importantes de la capital, el Teatro Principal, ellas son las hermanas Moriones, Romualda (Dolores Beristain) y Genara ( Georgina Barragán), quienes simpatizan con la jovial Alejandra. Esta queda sorprendida al conocer los grandes monumentos de la ciudad de México, la llamada "ciudad de los palacios", ya que pensó que sería un pueblo, pero descubre que es una ciudad enorme, presidida por una sociedad cosmopolita y afrancesada con gustos muy exigentes en cuanto a los espectaculos artísticos. La gran estrella del momento es la primera tiple Soledad Mayengoitia (Margatita Sanz) con la que Alejandra tiene una fuerte pelea, ambas se detestan. Soledad ve el trabajo de Alejandra y reconoce su enorme talento, teme que la desbanque y eso justamente es lo que sucede. Alejandra triunfa y causa mas pólemica que la Mayengoitia, que no para de intrigar en su contra. En tanto Alejandra es cortejada por un hombre maduro, poco agraciado, pero muy rico, el es Don Pedro de Montejo (Sergio Corona) que está obsesionado con la gran figura artística de Alejandra y la acosa sin parar. Felisa está feliz con Don Pedro y le insiste a su hija que lo acepte ya que las hará ricas, pero Alejandra no tiene interés en él, ha conocido a un hombre joven que le atrae, Eduardo Sandoval ( Gonzalo Vega), quien tambien la corteja y se le declara. Alejandra se enamora locamente de este misterioso hombre del que no sabe mucho. Alejandra anuncia a las Moriones que se va a retirar ya que está a punto de casarse, esa noticia las sume en depresión, no quieren que el Teatro Principal decaiga con la salida del espectaculo de Alejandra. Don Pedro se pone como loco cuando Alejandra le anuncia que se casará, logra calmarse y llorando le pide a Alejandra que sea feliz, ella lo deja en el camerino para ir a hacer su actuación, apenas ha dado unos pasos cuando escucha un disparo, entra al camerino y descubre que Don Pedro se ha suicidado, prefirió perder la vida que perderla a ella. Alejandra se casa con Eduardo y son muy felices, en tanro Martín, su novio de España llega a México y se instala en la casa de su tío, que tiene una tienda de abarrotes. Martín desea buscar a Alejandra, le escribió y nunca recibió respuesta de ella, no puede creer que su amor se haya esfumado. Averigüa  la dirección de Alejandra y al llegar se encuentra con ella, que viene llegando de su luna de miel y va a visitar a su madre. Alejandra se desconcierta al verlo, le dice que se ha casado y él, desesperado le reprocha su olvido, ella le dice que el fue quien la olvidó, puesto que nunca le escribió, ni respondió a sus cartas. Martín le aclara que el siempre le escribía, ambos enfrentan a Felisa, que siempre se opuso a su relación y que no le queda más que reconocer que fue ella quien interceptó las cartas de Martín y destruyó las de Alejandra. Ambos quedan dolidos, pero ya nada se puede hacer, Alejandra le dice que ama a su marido y le pide a Martín que la perdone, este se aleja, pero se queda a vivir en México. Alejandra vive feliz con Eduardo en una lujosa mansión. Soledad Mayengoitia se va a ir a España y antes decide guardar sus rencillas con Alejandra, va a verla y hacen las paces. Soledad invita a Alejandra a su última actuación en México y el público las aplaude a las dos. Alejandra observa actitudes extrañas en su marido, no sabe muy bien a que se dedica, desaparece en ocasiones o llega en plena madrugada. De repente, Eduardo desaparece, abandona a Alejandra dejándole una carta, en la que se despide y le dice que causas de fuerza mayor lo obligan a dejar el país. Alejandra queda devastada. Soledad la visita antes de partir para España y la convence de volver a los escenarios, el público la aclama. Alejandra sale adelante de su depresión mediante su entrega en el escenario. Se hace amiga de Moravia (Delia Casanova), una joven de posición acomodada, pero que pertenece a las filas de la oposición a la dictadura. Moravia realiza labores clandestinas de apoyo a los que están contra el régimen. En el teatro Alejandra conoce a Sergio Morales (Miguel Palmer) un joven capitán, que pertenece al ejércirto que sustenta el poder del dictador Porfirio Díaz (José Luis Padilla). Sergio corteja a Alejandra, que se siente atraída por él. Moravia le reprocha tener amistad con un militar, pero al conocer a Sergio, queda prendada de él, pese a ser su enemigo político. Moravia se enamora de Sergio, pero lo oculta para no lastimar a Alejandra. Sergio debe ir al norte del país a reprimir a los opositores y se aleja de la vida de Alejandra y de Moravia. Esta presenta a Alejandra a Lucio Arteaga (Salvador Sánchez) uno de sus amigos de la oposición, es un hombre de campo, franco y sencillo, que disgusta a Felisa, pero que atrae a Alejandra. En tanto, el país se ve agitado por fuertes movimientos políticos, las elecciones de 1910 han sido ganadas una vez más por el dictador Porfirio Díaz y la oposición, encabezada por Francisco I. Madero (Jorge Arvizu) denuncia el fraude electoral. La revolución mexicana estalla el 20 de noviembre, Díaz se niega a abandonar el poder. Alejandra y Lucio se sienten cada vez más atraídos, pero ambos son casados, Lucio tiene esposa en provincia y Alejandra ignora el paradero de su marido Eduardo. Porfirio Díaz debe embarcarse para Europa y Francisco I. Madero es declarado presidente de la República. Alejandra, Felisa y Moravia están entre las miles de personas que salen a las calles a vitorear a Madero el día de su entrada en la capital. Ese mismo día un violento temblor sacude la ciudad como un presagio de que la revolución apenas empieza. Alejandra y Felisa se aterran, puesto que nunca habían sentido un sismo. Lucio se va un tiempo a provincia y Sergio regresa a buscar a Alejandra, quien se hace la difícil, lo que no sabe es que Sergio tambien visita y corteja a Moravia a sus espaldas. Madero va al teatro y Alejandra le dedica uno de sus números musicales. Sergio seduce a Moravia, quien siempre lo deseó y cae en sus redes, está enloquecida por él y le oculta a Alejandra esa relación. Alejandra recibe una propuesta de un productor para participar en una película del cine mudo, filma la película, pero decide que lo suyo es el teatro. Lucio vuelve y va al teatro en compañía de un general revolucionario famoso por su mal caracter. Alejandra en medio de uno de sus números musicales se acerca a ellos y le corta al general el bigote con una navaja como parte del espectáculo. Tras la función recibe una visita del general, teme que le reclame, pero éste la felicita por su gran actuación. Lucio habla con Alejandra  le dice que se fue a provincia por que su esposa estaba muy enferma y que ha muerto, por fin es libre para amarla. Alejandra termina con Sergio para rendirse a su pasión por Lucio. Moravia se va a vivir con Sergio, que sólo la utiliza para vengarse de Alejandra. Una noche, Alejandra recibe en su casa la noticia de que ha estallado una revuelta y el presidente Madero ha sido asesinado. Los militares encabezados por Victoriano Huerta quieren tomar el poder, la ciudad es un caos y se escuchan balaceras por todos lados, pese a ello, Alejandra decide ir al teatro a dar su función. En el teatro Alejandra, las Moriones y otros artistas quedan varados en medio de la lucha callejera. Alejandra manda pedir armas y municiones a Lucio y desde el techo del teatro se une junto a sus amigos a la lucha contra los militares. La lucha dura varios días, es ganada por los militares y Alejandra regresa a su casa desolada. Lucio es arrestado, lo van a fusilar, pero Sergio, que está del lado de los vencedores, lo saca de la prisión y lo deja escapar. Lucio y Alejandra se reúnen felices pero deben huir juntos a provincia donde se unen a las tropas revolucionarias. Alejandra deja sus lujosos vestidos por ropas de campesina y vive en el campo siguiendo a la tropa. Queda embarazada de Lucio pero pierde al bebé por esa vida tan agitada que lleva. En medio de una batalla se encuentran en una cabaña Sergio y Lucio, son enemigos y se apuntan pero Lucio le dice que no puede dispararle por que Sergio le salvó la vida, éste le dice que eso no cuenta en medio de la batalla, que cuenten a tres y disparen, lo hacen pero sólo Sergio cae muerto. Lucio sorprendido descubre que Sergio no disparó, tenía la pistola vacía. Pasa un año  y un día Lucio muere asesinado por un francotirador al salir de una cantina. Alejandra triste y deprimida vuelve a México donde Felisa se horroriza al verla llegar hecha una campesina. Alejandra recupera su lugar en el teatro y visita a Moravia que se ha vuelto loca por la noticia de la muerte de Sergio y ni siquiera la reconoce. Alejandra renta unos cuartos de su casa y asombrada descubre que quien se presenta para rentarlos es Eduardo, su propio marido, que tras años de ausencia ha vuelto y quiere reconquistarla. Ella se niega pero lo acepta como inquilino y poco a poco descubre que sigue con sus misteriosas escapadas y que está acumulando mucho dinero muy rapidamente. Alejandra encuentra en la calle a Martín, su ex novio español, que se ha casado y le presenta a su esposa y a su hijo. Luego Martín la busca y le dice que nunca ha dejado de amarla, pero ella se niega a tener una relación oculta con él ahora que está casado. Se descubre que Eduardo era el líder de "la banda del automóvil gris", una  banda de ladrones que eran el terror de la alta sociedad por haber cometido espectaculares robos y saqueado las residencias mas lujosas de la capital. Eduardo es capturado por la policía y termina sus días fusilado. Alejandra está en la plenitud de su éxito como artista cuando de repente cae enferma, la ha atacado la epidemia de la terrible influenza española, que está diezmando a todo el mundo en ese año de 1918. Felisa llama a Martín, quien es el que con palabras de amor despide a Alejandra de este mundo. La gran artista muere en medio del dolor de su madre y del hombre que la amó y la seguirá amando TODA UNA VIDA. Fin.

todaunavida1.jpg Ariadne Welter y Ofelia Medina 

Comentario: 

Alfredo Gudinni ("El castillo de las estrellas"): -En el musical telenovelero "Toda una vida", donde Ofelia Medina interpreta a una vedette muy parecida a la Gatita blanca, su muerte es horrorosa y pone muy en alto el pertenecer al Club valle de lágrimas. La Medina muere de manera muy realista, con los pulmones tronados y echando sangre a bocanadas, con recuerdos musicales de la época vivida, evocando los aplausos en los escenarios de revista. Hasta la fecha nadie ha vuelto a morir tan impresionante en las telenovelas como Ofelia Medina en "Toda una vida". La mayoría de las estrellas que mueren en las telenovelas siempre lo hacen regias, super arregladas, como rumbo al reve y no a la fosa. Todo el horror de la muerte está en ese trabajo de Ofelia Medina, en sus lágrimas, en sus gritos angustiantes... ¡En su entrada al más allá!- 

(Mi agradecimiento a Carlos G de México por escribir la sinopsis de esta telenovela y a Jesús Ibarra de México por suministrarme las fotos).    

 

Oprime en el enlace aquí debajo para regresar al índice o escribir un mensaje:
http://www.network54.com/Hide/Forum/243414





    
This message has been edited by recordar de la dirección IP 206.248.73.229 on Apr 10, 2009 8:24 PM



Escrito desde Mar 6, 2005, 9:35 AM
de la dirección IP 196.32.141.80


Respond to this message

Return to Index

Find more forums on TelenovelasCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  


Vota por esta p�gina aqu�

eXTReMe Tracker