*"Daniela"*(Venezuela, 1976)*

by Luis Roberto

 

daniela1x.jpg Adita Riera y Eduardo Serrano

Telenovela: "Daniela"

Escritor: Enrique Jarnés

Director: José Antonio Ferrara

Productor: José Antonio Ferrara (Venevisión, Venezuela, 1976)

Número de capítulos: 170 de media hora

Elenco: Adita Riera, Eduardo Serrano, Amelia Román, Martín Lantigua, Olga Castillo, Enrique Alzugaray, Orlando Urdaneta, Herminia Martínez, Luis Gerardo Tovar, Zoe Ducós, Hector Monteverde, Martha Lancaste, José Torres, Gustavo González, Lotario, La Polaca, Betty Ruth, Enrique Soto, Luis Abreu, Paúl Antillano, Mary Soliani, Fernando Flores y la niña Winna Vallenilla entre otros.

[linked image] José Antonio Ferrara, La Polaca y Herminia Martínez

Sinopsis:

Daniela y su madre Eugenia acaban de enterrar al padre de la muchacha. Ambas mujeres que viven en la más extrema pobreza, tras el fallecimiento del buen padre de familia, pierden lo poco que tienen por culpa de una feroz tormenta que arrasa con su ranchito de tablas. Ahora, madre e hija han quedado completamente en la calle, es así que deciden mudarse de aquel pueblito pesquero donde han pasado tanta hambre y privaciones.  Una vida completamente diferente a la de Daniela es la que vive el joven multimillonario Gustavo Sandoval, quién disfruta de la vida paseando en su yate privado. El joven play boy las enamora a todas pero a ninguna toma en serio. Perla, una joven ambiciosa y muy bella, conoce a Gustavo y se encapricha en conquistarlo. Daniela y su madre llegan caminando y agotadas al pueblo vecino, casi desfallecidas del hambre. Daniela descubre el puesto de venta de pescado frito de Ana María, y como no tiene dinero para comprar comida para ella y su madre, decide robarla. Daniela se roba un par de pescados fritos, pero es descubierta por el hijo de la dueña del puesto; Rubén, quién le grita ¡ladrona! y sale corriendo tras ella. Daniela llega hasta el yate del play boy Gustavo y se esconde allí, pero éste la descubre y la interroga queriendo saber quién es. Ella temerosa de que la entregue a la policía, lo empuja y huye. Rubén llega hasta el yate y le informa a Gustavo que la muchacha es una ladrona. Daniela logra llegar hasta la playita solitaria donde la espera su fatigada madre, ambas comen con apetito el pescado robado. Daniela decide buscar un techito bajo el cual vivir y también conseguir un trabajo. Daniela encuentra un rancho destartalado y abandonado y allí se mete a vivir con su madre que se ha enfermado de pulmonía. Daniela muy nerviosa la lleva hasta el hospitalito del pueblo. La pobre Eugenia se encuentra entre la vida y la muerte y Daniela desesperada no sabe que hacer. La doctora Cruz Dolores se encarga del caso de Eugenia. En cuanto Cruz Dolores ve a Daniela, siente por ella un cariño inmediato, un afán por ayudarla y protegerla. Cruz Dolores piensa que su hija perdida podría ser igual de bella que Daniela. Según pasan los días Eugenia va mejorando y ella y la doctora Cruz Dolores se hacen muy buenas amigas. Cruz Dolores le confiesa que tuvo una hija que no sabe donde está porque se la quitaron recién nacida. Perla y Gustavo inician un apasionado romance. Ella está decidida a casarse con él valiéndose de cualquier cosa. Juan Vicente que es el padre de Rubén y esposo de Ana María, conoce a Daniela en la playa mientras ella pesca. El hombre se queda prendado de su belleza y juventud. Él quiere saber si es nueva en el pueblo y ella le cuenta, y a la vez le dice que necesita trabajar. Juan Vicente le informa que en ése pueblo no hay mucho trabajo. El buen hombre se ofrece a ayudarla a arreglar el destartalado ranchito. Así pasan los días; y entre Juan Vicente y Daniela arreglan el rancho y lo dejan habitable. Rubén descubre con gran impacto que su padre y la ladrona de pescado son amigos, es más; Rubén se da cuenta que su padre se ha enamorado de la muchacha, pero no le dice nada a su madre para no hacerla sufrir.  Daniela y Gustavo se reencuentran por casualidad y ella se porta arisca con él. Gustavo a quién le cae muy bien la muchacha, le ofrece su amistad. Ella luce desconfiada y le asegura que los hombres no son amigos de las mujeres pues siempre tienen una segunda intención. Él se ríe de la desconfianza de ella. Daniela al llegar a su rancho, no puede dejar de pensar en Gustavo y reconoce para sí que es muy guapo. Juan Vicente le lleva diariamente comida a Daniela y su madre y ellas se lo agradecen. Daniela le insiste al buen hombre en querer trabajar pues no le gusta vivir de la limosna de los demás. Doña Mercedes; la madre de Gustavo, despide a su cocinera y se queja con su hijo de tener que conseguir una nueva. Gustavo piensa que ése trabajo de cocinera puede ser para Daniela, así la tendría muy cerca; bajo el techo de su propia casa. Gustavo le habla a Perla de Daniela y su deseo de ayudarla. Perla siente celos inmediatos, pero astutamente decide conocer a Daniela. Cuando ambas se conocen; Perla se da cuenta de lo bella que es, comprende que cualquier hombre; incluso Gustavo, puede enamorarse de ella. Perla le finge amistad a Daniela y le regala ropa. Daniela le agradece y la ve como la hermana que nunca tuvo. Daniela entra a trabajar a la mansión de Gustavo como sirvienta. Doña Mercedes la trata con mucha amabilidad y protección, pero su esposo don Manuel que ya ha escuchado en el pueblo que Daniela es una ladrona siente rechazo por la muchacha y trata de convencer a su esposa de despedirla. Doña Mercedes y Gustavo se niegan alegando que es una pobre infeliz que necesita trabajar para alimentar a su madre y alimentarse ella. Van pasando los días y Gustavo se va enamorando de Daniela y ella de él, es un amor silencioso por parte de ambos. Perla siente grandes celos y aunque se sigue fingiendo amiga de Daniela, decide destruirla. El padre de Gustavo; don Manuel, y la doctora Cruz Dolores se encuentran un día por casualidad, ambos se sienten muy nerviosos uno en presencia del otro. Hay un secreto entre ambos, un secreto que prefieren ocultarle al mundo. Gustavo le confiesa su amor a Daniela y ella el suyo a él. Deciden ocultarlo hasta que él se lo pueda decir a sus padres. Gustavo es honesto con Perla y rompe con ella, le confiesa amar a Daniela. Perla celosa le miente a Gustavo y le asegura que Daniela es una cualquiera, que es amante de Juan Vicente. Gustavo se cree la mentira y considera a Daniela la peor de las mujeres. Al cabaret del pueblo llega una famosa cantante española llamada Pepita Montoya. Perla y un despechado Gustavo van a verla cantar. Gustavo se prenda de la belleza de la española y ella se prenda de él. Perla siente grandes celos y se va dejándolos solos en el cabaret. Gustavo se emborracha y despechado le cuenta a Pepita su historia con Daniela. Perla le habla mal a la madre de Gustavo de Daniela, le hace creer también que es una cualquiera. Doña Mercedes bota a Daniela de la mansión. Daniela llorando en su rancho recibe la visita de Perla y la malvada mujer le miente asegurándole que Gustavo pasó la noche con la artista española que está de visita en el pueblo. Daniela siente que el mundo se hunde a sus pies. Daniela busca a Gustavo y lo acusa de haber dormido con la española. Él la acusa de ser una cualquiera y rompe con ella. Pepita le confiesa a Gustavo haberse enamorado de él pero Gustavo sincero le dice que jamás podrá amar a otra que no sea Daniela, a pesar de ser una vagabunda. Pepita despechada termina sus actuaciones en el pueblo y se va para siempre. Perla aprovecha la tristeza de Gustavo para convencerlo de volver. Ella lo seduce y hacen el amor.  Rubén que odia a Daniela porque su padre Juan Vicente se enamoró de ella, entra al rancho y tras una fuerte discusión donde la acusa de querer romper el matrimonio de sus padres; él la viola. Luego del violento suceso, Rubén se va sintiendo que hizo justicia. Daniela llena de vergüenza solamente le confiesa a su madre y a Cruz Dolores que fue violada cobardemente por Rubén. Gustavo por despecho  se casa con Perla. Rubén regresa arrepentido ante Daniela y para reparar su cobardía, le pide que se casen. Ella triste acepta casarse con él y así lo hacen. Luego de la boda, Rubén se larga del pueblo y no se vuelve a saber de él. Pasa el tiempo y Daniela y Perla se descubren embarazadas paralelamente. A su vez, Eugenia atormentada por los recuerdos le confiesa a Daniela que no es su madre verdadera, le cuenta que fue puesta en sus brazos por una mujer desconocida. Daniela desea saber quién es su madre, pero no hay manera de averiguarlo. Pasan 9 meses y Daniela se pone de parto. Unos días antes Perla pierde su embarazo y se lo oculta a todos. Daniela en su rancho empieza a parir sola. Se desmaya y allí aparece Perla con una comadrona. Aprovechando el desmayo de Daniela, la comadrona la hace parir. Nace la hija de Daniela. Perla le paga una fuerte cantidad de dinero a la mujer y le ordena desaparecer. La comadrona recibe el dinero y le entrega a la hija de Daniela. Ambas desaparecen rápidamente. Daniela al reaccionar no entiende nada, poco a poco comprende que el hijo que esperaba ya nació y le fue robado. Pasan 5 años y el matrimonio de Perla y Gustavo es un infierno. Él ama a Mechita con todas sus fuerzas, cree que es hija de él y Perla, ni se imagina que la niña es hija de Daniela. En esos años, la doctora Cruz Dolores con la ayuda de un detective descubre que Daniela es su hija y se lo confiesa. Daniela la acepta con cariño. En ése pase de tiempo, Daniela se ha refinado, ha estudiado y se ha pulido, ahora es una joven culta, pero triste por el robo de aquel hijo que tuvo y nunca supo que fue de él. Cruz Dolores le confiesa a don Manuel que Daniela también es hija de él, aquella hija que tuvieron en su juventud y de la cual él no quiso hacerse cargo y que a ella le arrebataron de los brazos. Cruz Dolores con espanto le dice a Manuel que Daniela tuvo un hijo de Gustavo que es su medio hermano. Manuel le confiesa que no los une la misma sangre, que su esposa Eugenia no podía tener hijos y que Gustavo fue adoptado. Don Manuel arrepentido de su odio y rechazo hacia Daniela, decide acercarse a ella y ganarse su perdón y cariño antes de confesarle que es su verdadero padre. Daniela y Gustavo se reencuentran tras 5 largos años, pero ella lo deja con la palabra en la boca y se va. Ambos se siguen amando pero el odio de Perla y sus manipulaciones no les permiten estar juntos. Gustavo le pide el divorcio a Perla y con la misma busca a Daniela y así se lo cuenta al tiempo que le confiesa que la ama todavía. Daniela lo rechaza pues no es capaz de dejar a la hija de Perla sin padre. Don Manuel le confiesa a Daniela que es su verdadero padre. Ella lo acepta y lo perdona. Él pone toda su fortuna a su nombre. Perla se llena de más odio y envidia. Rubén regresa al pueblo. Viene a pedirle nuevamente perdón a Daniela pues ahora sabe que ella nunca quiso separar a sus padres. Rubén se siente un canalla y le pide que lo perdone, él quiere saber que fue del hijo que ella tuvo de él. Daniela le cuenta que el bebé le fue robado y no sabe quién lo hizo. Rubén llora arrepentido. La comadrona que hizo parir a Daniela ingresa al hospital del pueblo entre la vida y la muerte. Es atendida por Cruz Dolores. La comadrona antes de morir le confiesa la verdad, que la hija de Perla es en verdad la hija de Daniela y le fue robada. Cruz Dolores le cuenta todo a Eugenia y juntas van a enfrentar a Perla para entregarla a la policía. Hay una fuerte discusión entre las 3 mujeres y Perla asesina a Cruz Dolores y huye. Rubén la ve escaparse y Eugenia desgarrada le cuenta todo. Rubén acusa a Perla con la policía. Perla al saberse buscada por el crimen se roba a Mechita y huye con ella hacia los manglares. Daniela logra seguirlas. Daniela está dispuesta a obligar a Perla a entregarse, pero Perla le asegura que si se le acerca, es capaz de matar a la niña que es en verdad su hija con Rubén. Daniela se impacta al descubrir que Mechita es su hija; la que le robaron. Finalmente Perla encuentra la muerte en los peligrosos manglares. Daniela y la niña son salvadas por Rubén. Daniela le confiesa que es hija de ambos. Rubén siente que no se merece ser feliz y que nunca sería un buen ejemplo para la niña. Rubén le pide a Daniela que se reconcilie con Gustavo y que nunca le digan la verdad a la niña. Rubén prefiere que Mechita siempre crea que Gustavo es su padre. Rubén antes de irse para siempre, firma los papeles del divorcio. Daniela y Gustavo se reconcilian. Ella le confiesa que Mechita es su hija, de ella y Rubén y no de ella y Juan Vicente como todos creían. Gustavo se arrepiente de haberla creído una cualquiera y le pide perdón al saber que fue violada e injustamente acusada. Daniela ya divorciada de Rubén, logra ser feliz al tener a su hija Mechita y al casarse finalmente con Gustavo. Fin.

Comentarios:

Daniela pasó a las nueve de la noche por Venevisión. Aunque Adita Riera y Martín Lantigua habían triunfado a lo grande como pareja en La Mujer Prohibida y en La Loba, venían de protagonizar tibiamente "Isla de brujas". El canal 4 no quiso arriesgarse a juntarlos de nuevo pensando que ya podía estar saturado el público de verlos como pareja. Entonces; decidieron crear la pareja Ada Riera/Eduardo Serrano. Daniela fue un fracaso, algo falló que la historia no caló en el gusto popular. Desesperados por perder el rating, los ejecutivos del canal metieron de emergencia en la historia a la cantante La Polaca, quién era muy famosa en Venezuela en aquella época. La aparición de la estrella española en nada ayudó y la novela siguió su mismo triste desempeñó.

(Mi agradecimiento a Alfredo Ruiz de Venezuela por suministrarme la ficha técnica, sinopsis, comentarios y foto de esta telenovela). 

 

Oprime en el enlace aquí debajo para regresar al índice o escribir un mensaje:
http://www.network54.com/Hide/Forum/243414

 

 

 





    
This message has been edited by recordar de la dirección IP 24.54.234.124 on Dec 11, 2012 6:29 PM



Escrito desde Dec 2, 2012, 7:30 PM
de la dirección IP 24.54.234.124


Respond to this message

Return to Index

Find more forums on TelenovelasCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  


Vota por esta p�gina aqu�

eXTReMe Tracker