Tweet Segui FerrCarrilloFC su Twitter
 


COLECCIONABLE DE ROSALINDA

by miriam

 
Capítulo3


RESUMEN DE LO PUBLICADO: La perversa Fedra se hace pasar por una íntima amiga de la familia y le comunica a Soledad que su hermana Dolores ha muerto. Valeria decide contratar a un detective para que siga a Fernando José y a su nueva novia. Días después, la viuda de Altamirano humilla y desprecia a Rosalinda. Fedra, tras rechazar el amor de Aníbal, se marcha de viaje con su jefe, el señor Ayala. Valeria y Fernando José descubren que Soledad está fuera de la cárcel.


Lucy y Soledad, quien se hace llamar Marta, hablan sobre lo distintas que son Fedra y Rosalinda, ya que mientras la primera está como loca por casarse con un millonario, la segunda, sin proponérselo, tiene un novio rico.

Valeria quiere encontrar a la asesina de su esposo
Paralelamente, en la mansión Altamirano, Valeria está que echa chispas. Y es que está convencida de que la directora del centro miente al decir que no sabe cuál es la dirección de Soledad. Por si fuera poco, su hijo, en vez de estar buscando a la asesina de su padre, dedica gran parte de su tiempo a pasear con Rosalinda.
De repente, la inesperada llegada de Berta devuelve a Valeria a la realidad. La mujer le pregunta cómo va a celebrar su cumpleaños y qué le gustaría que le regalaran. Con un tono de voz serio y firme, la viuda de Altamirano le responde que el mejor regalo sería encontrar a la asesina de su esposo.
Mientras tanto, Soledad, que ha conseguido reunirse con Rosalinda, le pregunta a la muchacha quién es su novio. La mirada de la joven se ilumina y, con una voz alegre y cantarina, le cuenta a quien ella cree su tía que Fernando José es un chico muy simpático, al que no le importa que ella sea pobre, ya que la quiere de verdad. De pronto, el tono de voz de Rosalinda cambia y su mirada se empaña por culpa de las lágrimas. Y es que la joven está muy triste porque la mamá de su novio no la quiere. Sin embargo, ella está dispuesta a todo con tal de ganarse su cariño.
Fernando José llega a casa justo cuando Valeria y Berta están haciendo la lista de invitados para la fiesta. Entonces, el joven Altamirano aprovecha para proponerle a su madre que invite a Rosalinda. El rostro de Valeria se transforma y, furiosa, le dice a su hijo que no quiere que la chica vaya a la fiesta. Sin embargo, a pesar de la negativa de su madre, Fernando José le comunica que su novia asistirá a la fiesta y que aprovechará el evento para presentarle a todas sus amistades.
Al día siguiente, Fernando José va a buscar a su amada a su casa. El timbre de la puerta suena varias veces, pero Rosalinda no puede abrir porque se está arreglando. Entonces, es Soledad quien recibe a la visita. Al reconocer la voz de Fernando José, el rostro de la mujer refleja un gesto de terror. Asustada, abre la puerta y huye a su habitación antes de que el joven pueda ver su cara. Rápidamente, Rosalinda sale a recibir a su amado. Mientras tanto, Soledad se refugia en su habitación y recuerda, aterrada, el momento en que Fernando José la llamaba asesina. Justo en ese instante aparece Zoila, que, descarada, le pregunta a Soledad si ella es la hermana de Dolores que estuvo en la cárcel. Angustiada, la mujer le dice que no, que ella es Marta, otra hermana de Dolores.

La madre de Fernando José humilla a Rosalinda
Paralelamente, en la mansión Altamirano, la fiesta está siendo todo un éxito. En un momento dado del evento, Alcira se queja de que está muy cansada y de que no tiene manos suficientes para servir a todos los invitados. Rosalinda, que la ha escuchado, se compadece de ella y decide ayudarla a llevar las bandejas de canapés. Entonces, Valeria, al verla, se mofa y humilla a la joven delante de Fernando José.
Asimismo, Soledad no puede apartar de su mente el nombre de Fernando José Altamirano. Además, teme que el joven se burle de la pobre Rosalinda como Alfredo se burló de ella.
Rosalinda no puede soportar por más tiempo las humillaciones de Valeria y, con los ojos llenos de lágrimas, le suplica a su amado que la acompañe a su casa.
Días después, Fernando José decide ir a la cárcel en la que estuvo ingresada Soledad. Allí se entrevista con Clarita, la mejor amiga de la presa. Ésta, al comprobar que Fernando José odia con todas sus fuerzas a Soledad, le confiesa que ella no mató a José Fernando, ya que el asesino fue un hombre.
El joven no cree ni una sola de las palabras de Clarita, pues está convencido de que la chica miente para encubrir a Soledad.

Rosalinda se niega a volver a ver a su novio
Zoila está convencida de que Soledad no es quien dice ser, sino la hermana presa de la difunta Dolores, y así se lo cuenta a Bonifacio.
Entretanto, Rosalinda decide seguir los consejos de Soledad y se niega a ver a Fernando José, que la está esperando en la puerta de la casa. Lucy es la encargada de pedirle al joven que se vaya, pues su hermana no desea verle más.
Fernando José, fuera de sí, vaga por las calles de México. Al fin, llega a la mansión y lo primero que hace es enfrentarse a su madre. Fernando José le echa en cara a Valeria que, por su culpa, Rosalinda no quiere seguir siendo su novia. Una sonrisa burlona se dibuja en los labios de la viuda de Altamirano mientras le dice a su hijo que la decisión de Rosalinda es acertada. Entonces, Fernando José le responde que, si Rosalinda le deja, él se irá del país. Valeria le mira asustada.
Mientras, Alfredo también ha decidido ir a la cárcel. Allí le suplica a Clarita que le diga dónde puede encontrar a Soledad. En cuestión de segundos, la reclusa cae en la cuenta de que Alfredo es el hombre por el que Soledad se sacrificó.
Paralelamente, Rosalinda se encuentra en su puesto de flores. Una honda tristeza empaña su corazón. No puede dejar de pensar en su amado y en los gratos momentos que ha compartido con él. De repente, una joven muy atractiva se acerca al quiosco. Se trata de Pamela que, altiva y orgullosa, le dice a la floristera que deje en paz a Fernando José. Rosalinda no está dispuesta a consentir que esa joven la insulte y humille y, fuera de sí, le lanza un cubo de agua. Ambas se pelean con violencia. Rosalinda cae sobre su adversaria y, justo en ese momento, aparecen Becky y Florentino, que logran separar a las muchachas.

Pamela parece dispuesta a rendirse
Poco después, Pamela se presenta en la casa de Valeria y le comunica que ya no puede más y que se retira, dejando el camino libre a Rosalinda. Pero Valeria no está dispuesta a aceptar la retirada de Pamela y, al final, logra convencerla para que siga intentando seducir a Fernando José.
Lucy habla con su tía y le reprocha que haya aconsejado a Rosalinda que abandone a su novio.
Valeria está dispuesta a todo para retener a Fernando José, pero él no quiere escucharla. Finalmente, la mujer se ve obligada a dar su brazo a torcer y le comunica que está dispuesta a aceptar a Rosalinda. Fernando José la mira sorprendido.
Al día siguiente, el joven Altamirano, emocionado, le entrega a Rosalinda un hermoso ramo de rosas blancas. Además, le adjunta una tarjeta en la que le pide que fije la fecha de la boda. Pero Rosalinda ha pensado mucho en su relación y, al final, ha llegado a una triste conclusión: es mejor que dejen de verse, porque jamás llegarían a ser felices, pues pertenecen a mundos muy diferentes.
Las palabras de Rosalinda desgarran el corazón de Fernando José. Deprimido, regresa a su casa y allí le comunica a Valeria que se marcha definitivamente a Europa. Entonces, la mujer, armándose de valor, acude a la casa de Rosalinda e, hipócrita, le pide disculpas, le ruega que sean amigas y le suplica que haga las paces con Fernando José.
Cuando las dos mujeres se han marchado, Soledad, que lo ha presenciado todo sin ser vista, sale de su escondite y le comunica a Javier que Valeria es la viuda del hombre por el que ella estuvo veinte años en la cárcel.
Paralelamente, en la mansión Altamirano, Fernando José y Rosalinda se abrazan entusiasmados mientras Valeria les observa con odio.
Tras ser convencido por Soledad, Javier le dice a Rosalinda que su noviazgo con Fernando José es imposible. Tiene que dejarle.

Berta sabe que Alfredo asesinó a su cuñado
Berta, que ama en secreto a Alfredo, también acude a la prisión para averiguar dónde puede encontrar a Soledad. Y mientras Berta se entrevista con Clarita, Soledad pasea por las calles de México. Cuando está a punto de cruzar una calle alguien la llama. Soledad gira su cabeza y se queda petrificada al ver a Alfredo. Con voz temblorosa, y un atisbo de tristeza en su mirada, el hombre le ruega a Soledad que le escuche. Ambos se miran frente a frente, y el hermano de Valeria le implora su perdón y le suplica que le dé otra oportunidad.
Pero Soledad no está dispuesta a caer de nuevo en sus redes y, decidida, le confiesa que sus sentimientos por él cambiaron hace veinte años. También, le exige que no la busque más.
Paralelamente, Clarita le acaba de confesar a Berta que Alfredo es el verdadero asesino de José Fernando.




Posted on Feb 12, 2007, 2:50 PM

Respond to this message

Goto Forum Home
Responses

  1. CAPITULO 4 DEL COLECCIONABLE DE ROSALINDA. miriam, Feb 12, 2007
    1. CAPITULO 5 DEL COLECCIONABLE DE ROSALINDA. miriam, Feb 12, 2007
      1. CAPITULO 6 DEL COLECCIONABLE DE ROSALINDA. miriam, Feb 12, 2007
        1. CAPITULO 7 DEL COLECCIONABLE DE ROSALINDA. Anonymous, Feb 12, 2007
          1. CAPITULO 8 DEL COLECCIONABLE. miriam, Feb 12, 2007
            1. CAPITULO 9 DEL COLECCIONABLE. miriam, Feb 12, 2007
              1. CAPITULO 10 DEL COLECCIONABLE. miriam, Feb 12, 2007
                1. CAPITULO 11 DEL COLECCIONABLE. miriam, Feb 12, 2007
                  1. CAPITULO 13 DEL COLECCIONABLE. miriam, Feb 12, 2007
                    1. CAPITULO 14 DEL COLECCIONABLE. miriam, Feb 12, 2007
                      1. CAPITULO 15 Y ULTIMO. miriam, Feb 12, 2007
                        1. De nuevo...muchassssssss..... Mariangela, Feb 14, 2007

Find more forums on TelenovelasCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  

 
Nuova pagina 1

http://twitter.com/FerrCarrilloFC Siguenos en Twitter

online

<Segui FerrCarrilloFC su Twitter