Return to Index  

capitulo 94

February 11 2004 at 11:50 AM
No score for this post
lucia  (Acceso ebalaguer)
Owner
de la dirección IP 195.77.28.142

 
Capítulo 94


Actua hoy: Mark-Paul gosselaar como Paul
http://www.imdb.com/name/nm0004971/photogallery
http://www.mark-paul.com


Daniela recibe un llamado de Julia, que está desesperada y no deja de llorar.
Daniela: ¡Julia, si no te calmas no voy a entender nada de lo que me dices! ¿Qué pasó?
Tratando de tranquilizarase un poco, Julia le cuenta la tragedia que acaba de ocurrir.
Daniela: Ya mismo voy para allá.
Daniela sale rápidamente y Aitor va tras ella.
Aitor: ¿Qué pasa? ¿A dónde vas?
Daniela: A ver a Julia... la pobre está deshecha... mira que casarte y enviudar al día siguiente...
Aitor: ¿Julia se casó?
Daniela: Sí... se casó con el doctor Vicente ¿te acuerdas de él?
Aitor: Sí, me acuerdo. ¿Y cómo está eso de que enviudó?
Daniela: Pues eso me ha dicho... que él murió hoy... No llegó a decirme más, sólo me dio la dirección de la casa de velatorios donde está.
Aitor: Bueno, te acompaño...
Daniela acepta y se van juntos.

Rafael está en su recámara muy triste. Piensa con mucho dolor en Luciana, ya que siente que la perdió para siempre por culpa de la aventura que vivió con Rebeca.
Rafael: No va a querer volver a verme y tiene razón, ella es mi esposa y yo nunca debí engañarla... Pero al menos tengo que pedirle perdón... Ella tiene que saber que me arrepiento de lo que le hice, aunque nunca pueda perdonarme...

Daniela y Aitor llegan a la sala donde están velando al doctor Vicente. Julia llora junto al ataúd y Daniela corre a abrazarla.
Daniela: Lo siento tanto, Julia... ¿Qué fue lo que pasó?
Julia: Un accidente... tuvo un accidente con tu coche...
Daniela: No sabes cuanto lo siento...
Julia: ¿Por qué tiene que pasarme esto a mí? ¿Por qué nunca puedo ser feliz?
Daniela no sabe que decirle, así que sólo la abraza.
Julia: Otra vez me he quedado sola... Primero fue Ricardo, luego Marisol... y ahora Pablo... ¿por qué toda la gente que quiero tiene que morirse?
Daniela: No estás sola... tienes a tu hijito...
Julia: Sí, sólo me queda él... Créeme que si no fuera por él no habría soportado tanto sufrimiento. No entiendo por qué la vida se ensaña de esta manera conmigo.
Daniela: Esto que estás pasando es tan duro que no sé ni que decirte...
Julia: No me digas nada, no es necesario... Te agradezco mucho que estés conmigo. Perdón por haberte llamado, yo ya no trabajo en tu empresa y sé que no es tu obligación estar aquí, pero no tengo a nadie más y no quiero estar sola en este momento.
Daniela: No te preocupes, puedes contar conmigo...
Julia la abraza y le agradece.

Rafael nuevamente va a ver a Luciana. Ella dice que no quiere verlo, pero en el fondo se siente feliz de que él haya regresado y se alegra cuando él entra a su recámara aún cuando ella haya dicho que no lo va a recibir.
Luciana: ¿Y tú qué haces aquí?
Rafael: Vine porque creo que tengo que darte una explicación.
Luciana: No es necesario... yo entiendo como son las cosas... Prefieres a tu amante porque ella no va a tener un hijo de otro...
Rafael: No digas eso... sabes que yo quiero a tu hijo como si fuera mío.
Luciana: Tal vez sí, pero no me quieres a mí.
Rafael: ¡Claro que te quiero! Si no te quisiera no estaría aquí... pidiéndote perdón por lo que te hice.
Luciana: ¿Qué es lo qué pasó? ¿Te cansaste de tu amiguita y por eso regresas conmigo?
Rafael: ¿Por qué eres así conmigo? Rebeca no significó nada para mí... fue sólo una aventura. Tú eres la única mujer que amo.
Luciana: ¿De verdad me amas?
Rafael: Te lo juro.
Luciana: ¿Y la otra no significa nada para ti?
Rafael: Nada.
Luciana: ¿Y no la vas a volver a ver?
Rafael: Nunca más.
Luciana tiene ganas de lanzarse a sus brazos y besarlo, pero todavía está muy dolida por su engaño y no sabe si perdonarlo o no.

Unos policías llegan al velatorio de Pablo y se acercan a Julia, que está con Daniela y Aitor.
Policía: ¿Usted es la viuda del señor Pablo Vicente?
Julia: Sí.
Policía: Nosotros estamos investigando la muerte de su esposo. ¿Podríamos hacerle algunas preguntas?
Julia: ¿Tiene que ser ahora?
Policía: Señora, este caso es más importante de lo que usted cree. La muerte de su esposo pudo no haber sido accidental. Encontramos algunas anomalías en el coche y pensamos que pudo tratarse de un atentado contra su vida.
Julia, sorprendida: ¿Qué dice?
Policía: Lo que oye...
Julia: ¿Pero está seguro? ¡Es que no puede ser!
Policía: Estamos investigando. Por eso queremos hacerle preguntarle algunas cosas sobre su esposo. ¿No sabe si tenía enemigos?
Julia: No lo creo. Que yo sepa no tenía ninguno. Él era tan bueno, tan... -su voz se interrumpe por el llanto.
Daniela: ¿Es necesario que la interrogue aquí? ¿No puede esperar a qué entierre a su esposo?
Policía: Esto es importante. Hay muchas cosas que aquí que nadie comprende. El hombre iba en un auto que no era el suyo, y casualmente murió al día siguiente de casarse con la señora...
Julia: ¿¿Me está insinuando que yo maté a mi esposo??
Policía: Aquí nadie acusa a nadie hasta no tener pruebas. Por eso necesitamos que nos responda y nos diga todo lo que sepa.
Daniela: ¡Basta! ¡Respete su dolor! ¿No se da cuenta de que su esposo acaba de morir? ¡Ella podrá responder sus preguntas pero no ahora!
Los policías se van, pero antes le dicen que le llegará a su casa una orden para presentarse a declarar. Julia no deja de llorar.
Daniela: No te preocupes, la policía siempre sospecha de todo el mundo.
Julia: ¿Pero quién iba a querer matar a Pablo?
Daniela: Ya se darán cuenta de que están equivocados... la muerte de tu esposo sólo pudo ser un accidente... si alguien hubiera querido matarlo no iba a hacerlo cuando el viajaba en mi coche...
Julia se tranquiliza con las palabras de Daniela, que ni se imagina que realmente se planeó un asesinato del que se esperaba que ella fuera la víctima.

Mauricio, que está completamente seguro de que Daniela ya ha muerto, llama por teléfono a Malvina.
Malvina: ¿Y tú qué quieres?
Mauricio se sorprende, creía que ella lo iba a felicitar por haberse deshecho de Daniela.
Malvina: Creí que ye había dicho que no quería saber nada de ti hasta que eliminaras a mi prima...
Mauricio: Pero...
Malvina: ¡Nada! ¡No vuelvas a hablarme hasta que Daniela esté muerta!
Malvina corta la comunicación, muy enojada. Mauricio está más enojado aún.
Mauricio: ¡Es imposible haber fallado otra vez! ¿Qué habrá pasado para que la estúpida esa no se muera?
Nuevamente, vuelve a asegurarse que la próxima vez va a lograr matar a Daniela.

Daniela y Aitor acompañan a Julia en el entierro de su esposo. Ella les agradece por su compañía, ya que si no fuera por ellos estaría sola entre los familiares de Pablo, que son desconocidos para ella y que además, le parece que la miran como si creyerán que ella mató a su esposo. Aunque Daniela le asegura que son ideas suyas, ella está segura de que todos piensan eso de ella.
Un joven que estaba en el entierro, al ver a Daniela, se acerca a saludarla. Aitor se sorprende porque no reconoce al joven que saluda a su esposa con un beso en la mejilla. Ella sí lo reconoce, es Paul, el sobrino del doctor Vicente, el mismo que fue a pasar una temporada en casa de Daniela y quiso abusar de ella.
Paul: No imaginé que te vería aquí, Daniela.
Ella le dice a Aitor que ya podrían irse, porque no quiere dejar a José Manuel solo por mucho tiempo, ya que no quiere pasar ni un segundo cerca de el hombre que la quiso violar, pero Aitor está intrigado por saber quién es ese hombre que la trata con tanta familiaridad.
Paul a Aitor: Veo que has recobrado la vista... me alegro mucho por ti...
Por más que intenta, Aitor no puede recordar el rostro del joven, aunque su voz se le hace conocida.



    
This message has been edited by ebalaguer de la dirección IP 195.77.28.142 on Feb 13, 2004 11:29 AM


 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Respuestas

Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2018 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  
FORO NOVELAS IMAGINARIAS AYUDA A LOS NI�OS POBRES