Return to Index  

capitulo 97

February 16 2004 at 12:22 PM
No score for this post
emili  (no login)
de la dirección IP 195.77.28.142

 

GALERIA:

http://es.geocities.com/lucem3/venganza97.html
Actua hoy: Mark-Paul gosselaar como Paul
http://www.imdb.com/name/nm0004971/photogallery
http://www.mark-paul.com/



Rosalía y Malvina se visten de negro.
Rosalía burlona: tenemos que dar nuestro apoyo a la estúpida viuda, está es nuestra oportunidad de destruirla, de aprovecharnos de la situación para hacerle final un poder para que nos devuelva todo lo que es nuestro... ¡por fin vamos a poder correr a la bastarda de esta casa¡
Rosalía ríe feliz segura de que ganó. Malvina está furiosa pero no dolida. Le da igual que Aitor haya muerto, sí le importa que haya muerto sin que ella se haya casado con él.
Malvina furiosa: ¡que rabia, porque tuvo que pasar esta tragedia¡
Rosalía: No me digas que te duele que se haya muerto ese imbécil...
Malvina: ¡claro que no, pero yo debía ser su viuda y no esa¡¡ahora yo podría ser la dueña de todo¡
Rosalía: tú lo que tienes que hacer es casarte con el padre de tu hijo y dejarte de tonterías...
Malvina: ¡ni me menciones a ese imbécil que aún ni sé si él tuvo la culpa de eso¡
Rosalía: ¿¡de que hablas, hija?¡ ¿no te habrás metido en un lío?
Malvina: ¡deja ya la preocupación de madre que no te queda¡¡¿se puede saber de qué murió el imbécil de Aitor¡¡¡y es que hasta para morir es fastidioso... pude haber esperado¡
Rosalía: pues no sé de que murió ese y ni me importa y ahora salgamos que todos deben estar ya en la funeraria y no quiero que se digan que no apoyamos a la viuda...
Malvina: ¡Viuda no, viudas... Marciana seguro que está esperando reclamar parte de la herencia¡¡todas se van a llevar algo menos nosotros¡
Rosalía sonríe con maldad: Tranquila, yo ya me ocupé de eso. Hablé con mi abogado y preparé un poder en el que Daniela me cede sus bienes y los que va a heredar de Aitor... Será muy fácil aprovechar su dolor y que lo firme sin que se dé cuenta... El día que yo muera todo lo que Daniela y Aitor será tuyo hija... eso te lo juro..
Madre e hija sonríen con maldad.

Paul está en si recámara de la habitación de su tío. Su rostro está lleno de maldad.
--No sabes los años que esperé ese momento tío... Ya me cansé de aparentar, sabía que algún día todo tu dinero sería mío y ahora me entero que tienes una viuda... tú decías que no harías testamento porque todo sería para mi y ahora que te has casado yo me quedo sin nada... pero no te preocupes tío... Va a ser muy fácil quitarle a esa cualquiera todo lo que es mío y encima voy a pasar un buen rato... va a ser muy divertido acostarme con tu viuda... ¡viejo mañoso... seduciendo niñas que podían ser tus hijas... es que ni yo me voy con chicas tan jóvenes pero va a ser un placer socorrer a tu viudita!

Rosalía y Malvina bajan a la sala y se encuentran a Aitor y Leopoldino que tratan de hacerle ver a Marciana que no se ha quedado viuda. La tía y la prima de Daniela se quedan de piedra.
--¡¡Aitor, ¡¡estás vivo¡¡ --dicen las dos al unísono...
Marciana: ¡¡no, no... es un fantasma, es un fantasma... yo soy viuda¡¡
Leopoldino se ríe de la casa de susto de las tres mujeres. Aitor está molesto:
--¿¡pero que les pasa a todos... se les subió el maquillaje a la cabeza y se drogaron... que les ha dado a todas para decir que estoy muerto?¡ --Aitor.
Dicho esto Aitor se va dejando a las tres mujeres que no salen de su asombro.

Aitor y Leopoldino hablan de Daniela en el jardín. Aitor está muy atormentado.
Leopoldino: ¿¡no me puedo creer lo que has hecho a la señora Daniela?¡
Aitor: ¿y lo que me hizo ella?¡¡
Leopoldino: ¿¡cómo es posible que seas tan tonto... por esos todas las mujeres te ven la cara¡¡
Aitor: ¡¡tampoco te pases, no me ofendas¡¡¡
Leopoldino: ¡no, si no te ofendo... es que eres tonto¡
Aitor: ¡¡vale que seamos amigos pero tampoco me faltes al respecto¡
Leopoldino: ¡es que no solo eres un machista porque le recriminas a tu esposa que supuestamente hizo algo que tú sí hiciste y muchas veces¡¡¡y es que eres idiota y dejan que te engañes...
Aitor: ¿¡eso lo dirás por Daniela?¡
Leopoldino: ¡¡no, eso lo digo por todas menos las que te amaron¡¡y es que le crees a víboras como Malvina y no les crees a mujeres que te amaron como Daniela y Eva¡¡
Aitor: ¡¡no toques el tema de Eva que duele y no viene a caso¡¡
Leopoldino: ¡¡claro que viene a caso¡¡la amaste y la perdiste porque creíste que era una prostituta y resultaste que te equivocaste... Esa niña embarazada murió de pena...
Aitor: ¿¡vas a decir que fue culpa mía?¡¡las pruebas eran muy fuerte¡¡
Leopoldino: ¡pero alguien te las mandó¡ ¡¡perdiste a tu hijo por culpa de ese complot¡¡
Aitor lleno de dolor y rabia: ¡¡algún día esas personas pagarán¡¡
Leopoldino: ¡a mi sólo se me ocurre pensar en una persona... ¡¡malvina tuve que ser la que falsificó esas fotos¡¡
Aitor: ¡no, no... No puede ser¡
Leopoldino: ¡es que me desesperas¡¡ves como eres tonto¡¡La señora Malvina te hizo creer que eras el padre de su hijo... no sabemos cómo logró que la prueba diera positivo y tú encima vas y crees que pobrecita es tan buena que la van a santificar....
Aitor: bueno no, pero tampoco es capaz...
Leopoldino: ¡no es capaz de qué, ¿de mentir?¿de ponerte trampas para separarte de Daniela?
Aitor: No sé...
Leopoldino: ¡es que después de todo lo que ha pasado cómo dudas de la inocencia de tu esposa¡¿¿a cuento de qué Malvina iba a tener gravada en cinta ese encuentro... –habla con ironía--- como son tan amigas seguro que Daniela le dijo(con tono burlón): “ay Malvinita querida... voy a engañar a mi marido... ¿quieres venir a verlo?”
Aitor medio sonríe:
--contigo no se puede.
Leopoldino: porque tengo razón, sólo un anormal se le ocurre pensar que su esposa lo va a engañar en su propia casa...
Aitor: yo lo hice...
Leopoldino: ya te dije que eres anormal...
Aitor ríe y le da un puñetazo en el brazo pero de broma, Leopoldino lo mira con cariño:
--no seas tonto, no dejes que los celos te cieguen y pierdas al amor...
Aitor: es que soy así, no lo puedo evitar... cuando amo, amo con todo y me ciego... es que no puedo concebir que esté con otro...
Leopoldino: es increíble, eres un hombre guapo, simpático y rico que puede tener a toda mujer que quiera y en cambio en el amor eres un inseguro... ¿piensas que no vales nada?¿qué no te pueden amar? Los celos no son buenos consejeros...
Aitor: pero tú sí hermano... y mejor que yo...
Leopoldino: no digas eso...
Aitor: lo digo porque es verdad... Voy a creer en Daniela, no voy a permitir que la mujer que amo se me vuelva a escapar y va a ser gracias a ti... gracias a tus consejos...
Leopoldino se ruboriza: no es para tanto...
Aitor: claro que sí y por eso me duele que mis consejos no te sirvan para nada... tú vas a renunciar a la mujer que amas y a ti hijo...
Leopoldino: Marciana nunca me va a querer, nunca...
Leopoldino se pone triste, Aitor lo abraza. Leopoldino se seca las lágrimas y dice:
--yo estoy bien y tú ve con tu esposa antes que te odie más de lo que te odia...
Aitor: Daniela va a estar furiosa... lo que es hoy no duermo con ella... No me va a perdonar... A saber los días, en el mejor de los casos, que voy a tardar a poder volver a entrar a mi recámara...
Leopoldino: es tu culpa, hazle la lucha y la próxima vez cuanta hasta diez mil antes de pensar de una mujer que te ama tanta...
Aitor le da un golpe en la cara con cariño y lo deja solo. Leopoldino piensa con tristeza, amor y deseo en la noche que compartió con Marciana.

Daniela está llorando en su recámara. Está furiosa:
--¡no lo voy a perdonar, no lo voy a perdonar¡¡ Aitor es un desgraciado... tal vez lo mejor sería irme para siempre para que así no me quite a mi hijo¡
Aitor sube, llama con miedo. Ella lo deja pasar. Él entra asustado, ella se pone a la defensiva.
Daniela: ¡vaya te has dejado algún insulto¡¿¡que se me olvidó decirme¡
Aitor: que lo siento, que te amo y que sé que no hubo nada entre Paul y yo...
Daniela se le acerca muy herida. Él ve mucho dolor en los ojos de su esposa y sabe que le va a costar mucho conseguir que lo perdonar.
Daniela: ¡¡tú sí que eres descarado, chica¡¡¡ya sé que cree el ladrón que todos somos de la misma condición... ¡¡que tú te acuestes hasta con el gato no quiere decir que yo haga lo mismo¡
Aitor: ¡te amo¡
Daniela lo bofetea, él la mira lloroso. Ella después lo besa con rabia, furia, odio, pasión... él no sale de su asombro.

 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Respuestas

Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2018 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  
FORO NOVELAS IMAGINARIAS AYUDA A LOS NI�OS POBRES