Return to Index  

CAPITULO 119

March 17 2004 at 12:45 PM
No score for this post
EMILI  (Acceso ebalaguer)
Owner
de la dirección IP 195.77.28.142

 
img src="">
galeria:
http://es.geocities.com/lucem3/venganza119.html


Valentino, muy triste y de negro, llega a su casa tras sepultar a su padre. Está dolido con Rosalba que no ha asistido.
--me va a oír, ella es la viuda... debió ir aunque fuera por guardar las apariencias... –se dice.
Entra en el cuarto de su amada madrastra pero no le puede reclamar nada ya que al entrar se la encuentra tirada en el piso. Se angustia mucho. La deja sobre la cama con mucha suavidad. Rosalba sonríe al recobrar el conocimiento. Valentino no entiende la serenidad de la mujer.
Valentino: ¡esto es muy serio, ¿y si sufres una recaída? Ahora mismo voy a llamar a tu médico... Tienes que hacerte un chequeo...¡
La mujer está radiante:
--No hace falta, yo sé lo que me pasa... Estoy embarazada... estoy esperando un hijo tuyo...
A Valentino se le desencaja el rostro.

Rafael llega a la casa abrazada a Luciana.
Rafael: Muchas gracias por acompañarme.
Luciana: aún soy tu esposa aunque tú ya no me quieras... Bueno, lo mejor será que vuelva a mi casa...
Él no la suelta.
Rafael: No mi amor, esta es tu casa. Quiero que tú y mi hija vengáis a vivir aquí. Quiero que seamos una familia.
Luciana no puede creer lo que oye: ¿estás hablando en serio?
Rafael: te amo y aún eres mi esposa... ¿no quieres volver conmigo?¿no me puedes perdonar?
Luciana lo mira feliz: Yo no tengo nada que perdonarte.
La hermana de Daniela se lanza en brazos del hermanastro de Aitor y lo abraza y lo besa:
--te amo, te amo...
Rafael: Yo también, perdón por dejarte sola en el peor momento...
Luciana: No, no perdona tú por no decirte la verdad...
Rafael: ¿entonces?¿volvemos a estar juntos?
Luciana: sí, sí y está vez para siempre¡¡
Los jóvenes se sonríen y se vuelven a besar.

Valentino no da crédito a lo que ha oído:
--¡¡esto no puede ser... yo no puedo ser el padre de tu hijo...¡¡
Rosalba lo golpea con rabia:
--¡vete ya no te quiero volver a ver más... Mi hijo puede llevar el apellido de tu padre no tengo porque mentir pero no es hijo de tu padre así que llevará solo el mío... no necesito nada de ti¡ Nunca imaginé que fueras de esos hombres que abandonan a una mujer embarazada...¡
Valentino desesperado: ¡Nada me gustaría más que tener un hijo tuyo pero...¡
Ella lo mira dolida:
--pero soy una prostituta y mi hijo puede ser de cualquiera...
Valentino: No de todos pero sí de mi padre...
Rosalba: Mi hijo es tuyo y poco me importa si no me crees... soy feliz porque llevo tu semilla en mi vientre... ¡vete y no me vuelvas a molestar¡
Valentino: pero...
Rosalba: ¡¡vete¡¡
La mujer está muy furiosa y lo echa casi a patadas. Él se queda en la puerta. Quiere volver a entrar pero no lo hace y se va a su cuarto desconcertado. Rosalba llora.

Mauricio está destrozado frente a la tumba de su padre. Se ha desangrando de tanto llorar. Le atormentan las palabras de su padre sobre Leopoldino.
--¡no... no... lo siento... pero no pienso aceptar a ese como mi hermano¡¡suerte que nadie oyó esa sucia verdad... No se lo pienso decir a nadie... nunca nadie sabrá que tuviste un hijo rarito¡
Se emociona al ver a Malvina.
Mauricio: Mi amor, ¿por qué no viniste antes? Te necesité tanto...
Él la quiere abrazar pero ella lo bofetea con rabia:
--¡te odio... estoy seguro que tú preparaste ese extraño accidente para matar a Aitor¡¡suerte que el que murió fue el imbécil de tu padre¡
Mauricio roto de dolor: ¡no hables así de mi padre¡
Malvina se burla de él: ¡ahora el nene quiere a papá¡¡¡tú lo mataste¡¡
Mauricio cae de rodillas llorando: ¡¡calla¡¡calla¡
Malvina: ¡no, no¡¡no me voy a callar¡¡quiero que mates a Daniela ya¡¡si en el plazo de un mes esa estúpida babosa no está pudriéndose en el infierno junto a tu padre pues te denunciaré y acabarás en la cárcel y yo me desharé de tu hijo¡
Malvina se va llena de odio y Mauricio se queda desesperado. En una mezcla de dolor y rabia, Malvina mira la tumba de Gabriel y recuerda que él fue su primer hombre.
--porque no me amaste... ¿por qué?
Triste se va.

Rosalía ya ha sido traslada a la prisión del estado. Sin abogado y sin familia Rosalía ha recibido la noticia de la muerte de su gran amor y ni siquiera ha podido despedirlo. Llora amargamente. Las presas se burlan de ella. La mujer mira a su alrededor pensando que eso es peor que la muerte.

Mauricio llega a su casa y toma a su hijo en brazos:
--¡nadie me separará de ti, nadie¡¡no quiero volver a matar pero lo haré si no tengo más remedio¡¡tu eres lo único bueno que he hecho y si para que crezcas a mi lado tengo que matar a Daniela lo haré aunque tenga que poner una bomba en esa casa¡
Con la mirada llena de odio, Mauricio da un dulce beso a su hijo.

Un mes después...
Daniela está muy nerviosa en la consulta de un médico. Luciana está con ella.
Doctor: Pues sí señora... usted está embarazada.
Luciana abraza a su hermana feliz. Daniela recuerda su ultima vez con Aitor. No puede creer que sólo por esa vez lleve en el vientre el hijo que tanto desea.
Daniela: pero no puede ser... ¿está seguro que estoy embarazada?
Luciana: ¿pero qué pasa hermana? Llevas una eternidad soñando con ese hijo...
Daniela: Sí pero es que ahora ya no lo esperaba...
Doctor: a veces las cosas viene así...
Daniela se ha quedado como en shock. Luciana se despide del médico y se van de la consulta.
Daniela: un hijo, voy a ser madre... al fin voy a sentir un hijo dentro de mi... pero...¿de que me sirve si ahora Aitor no está a mi lado?
Luciana: ¿por qué tan triste? Eras lo que soñabas...
Daniela: es cierto, pero no tiene sentido tener un hijo suyo cuando él me odia... es curioso, a veces deseas una cosa con todas tus fuerzas y llega pero ya no es lo mismo...
Luciana: todo se arreglará... yo creí que Rafael no me perdonaría y ya vez que felices somos...
Daniela: tú mentira duró menos tiempo que la mía...
Luciana: pero fue una mentira... ya verás como Aitor te perdona...
Daniela se acaricia el vientre en una mezcla de euforia y tristeza.

Malvina lleva un tiempo que se pone ropa igual a la de Daniela. Incluso a veces ha pedido a José Manuel que la llame mamá. A Daniela le sabe mal correrla pero ha pedido a Leopoldino que vigile a su hijo cuando ella no esté para que no se le acerque su prima. Marciana se pasea por la casa con su hijo en brazos y su iguana en el bolsillo. Lleva un traje imitación de los de presos. Mira a Malvina.
Marciana con ironía: ¿cree usted que a su madre le quedarán tan bien el uniforme de la cárcel como a mi?
Malvina: Mi madre está muerta...
Marciana: ¡no sea mala, mire que es muy feo eso de renegar de la madre de uno aunque sea una delincuente.... Yo creo que es muy “glamouroso” eso que mi ex patrona está ahora en la cárcel... Nunca había conocido a una presa... ¿y usted no la piensa ir a ver nunca?
Malvina: ¡no seas pesada chacha igualada¡¡yo soy la señora Daniela y mi madre no está presa¡
Marciana: ¡usted es una loca, la señora Daniela es más guapa y más buena que usted¡
Malvina: ¡yo soy la dueña de la casa y estás corrida¡¡no te quiero volver a ver¡
Daniela llega con su hermana. Malvina se enfrenta a Daniela.
Malvina: ¡no te quiero más en mi casa, Malvina¡¡vete¡
Nadie le hace caso.
Daniela a Marciana: si esto sigue así la tendré que llevar a un médico...
Marciana: ¡Ni se moleste... llévela directamente a un loquero a ver si ahí se la quedan porque está de un pesado...¡
José Manuel sale a recibir a su madre.
Lepoldino: Ya que usted está aquí ¿Marciana y yo nos podemos ir?
Daniela: sí claro...
Marciana: yo no me voy contigo a ningún lado
Leopoldino: tú y yo vamos hoy al registro civil...
Marciana: ¡ya he dicho que no quiero que mi hijo lleve tu apellido¡
Leopoldino: pero es que no tiene ni nombre...
Marciana: sí tiene, bebe lindo...
Leopoldino: ¡eso no es ningún nombre¡
Marciana: ¡pues a mi me gusta y a él también¡
Leopoldino: hoy registramos al niño y lo ponemos un nombre como dios manda y si no quieres que le de mi apellido pues vale pero al menos que exista...
Marciana: ¿y porque tenemos que ir hoy? Vamos Mañana...
Lepoldino: ¡no tiene que ser hoy¡
Leopoldino la agarra en brazos con bebé e iguana y se la lleva en brazos. Ella pide que la baje pero en realidad está seducida por la fortaleza del empleado.
--quien lo iba a decir –piensa fascinada.

Mientras José Manuel se va a ver la televisión, Daniela y Luciana se quedan hablando a solas.
Luciana: tienes que hablar con Aitor. En unos días más te enfrentas a juicio... ¡va a quitarte a tu hijo pero si le dices que esperas un hijo¡
Daniela: ¡no, yo voy a luchar con José Manuel con mi amor de madre¡ no quiero seguir haciendo las cosas mal¡¡No quiero a Aitor a mi lado solo porque le vaya a dar un hijo¡
Luciana: ¡pero él te ama¡
Daniela: ¡pues que me lo diga sin que él sepa la verdad¡
Luciana: ¡son un par de tontos... me voy a mi casa¡
Daniela: ¡pero que nadie sepa que espero un hijo... ni tu marido¡
Luciana: nunca he desvelado tus secreto y tampoco lo haré ahora aunque no esté de acuerdo...
Daniela se queda sola y se toca el vientre conmocionada. No se puede creer que después de tanto tiempo se haya logrado quedar embarazada.

Aitor y Rafael están juntos en la empresa que manejan entre los dos.
Rafael: Me da pena el niño... lo está pasando mal... ¿por qué no te olvidas de todo?¿de verás vas a seguir con esto?¿le vas a sacar el niño a Daniela?
Aitor: Yo no soy como ella, será un juez el que decida quien de los dos se queda con el niño...
Rafael: ¿y la vas a llevar a la cárcel? Aitor... Habla con Luciana, su versión de los hechos deja en buen lugar a Daniela...
Aitor: es su hermana...
Rafael: ¡por favor... fue Eva la que tomó la decisión de no decirte la verdad¡..¿estás seguro que ese niño iba a llegar a ti si Daniela no lo hubiera adoptado? ¡le tienes que estar agradecido en vez que dejarla...¡ ¡están casados... se aman¡¡¿cual es el problema?’¡
Aitor: ¡¡ella me engañó¡
Rafael: ¿¡y crees que su mentira es peor que la de Luciana?¡ el amor es lo más importante...
Aitor.: ¡¡por su culpa pasé años separado de mi hijo¡
Rafael: ¡no fue culpa de quien tramó esa trampa... Daniela no te conocía¡
Aitor: ¡yo tengo la razón... no trates de hacerme dudar porque seas su cuñado¡
Rafael: ¡¡si dudas es porque sabes que tengo razón¡
Aitor se queda callado y mira la foto de su hijo confundido.

Atormentado, Valentino se confiesa ante un cura. El sacerdote se horroriza al oir su historia y al saber que la viuda de su padre le va a dar un hijo.
Sacerdote: hijo, Díos escribe recto sobre renglones torcidos... No está nada bien lo que hicieron pero Díos los ha bendecido con un hijo... Ya no pueden seguir viviendo en el pecado...
Valentino: ella y yo ya no estamos juntos... Yo hice una promesa a Díos...
Sacerdote: Díos no te hubiera enviado ese hijo si quisiera que estuvieras separado de la madre... aunque no quieras tú y esa mujer que ahora es libre se tienen que casar lo antes posible...
Valentino escucha al sacerdote con una cara de felicidad que no puede con ella.

Al llegar al registro civil, Marciana se da cuenta que Leopoldino ha organizado todo para una boda.
Marciana: ¿¡que es esto?¡me tomaste los papeles sin permiso¡¡
Juez: ¿¡están listos?¡¡
Leopoldino: ¡te amo y no se como te lo iba a decir¡¡
Marciana: ¡¡esto es lo más absurdo que he visto en mi vida¡¡
Él se cree que va a decir que no. De pronto la furia de la mujer deja pasa a alegría y dice:
--sí, sí...
Leopoldino la mira sin creérselo. Marciana lleva aún el uniforme y su iguana está en el bolsillo. El bebé está en brazos de la mucama.

Mauricio deja a su hijo en su cunita, se pone un pasamontañas, lo mira con cariño y le dice:
--yo te voy a devolver a tu mamá... me han dicho que está muy mal... pero yo te la voy a traer... Hoy voy a matar a Daniela y luego me voy a robar a tu mamá.
El hijo mayor de Gabriel da un cariñoso beso a su hijo y se va.

En la cocina, Leopoldino y Marciana brindan con Daniela por su boda. El pequeño Felipe José está en brazos de su padre. El enamorado Leopoldino.
Daniela: No me puedo creer que ustedes estén juntos...
Marciana: Ni yo... pero así es el amor...
El nuevo matrimonio se mira enamorado.
Daniela: quiero que tengan luna de miel... ¿qué les parece Acapulco?
Leopoldino y Marciana se miran, todo les parece un sueño.

Malvina ha entrado en la habitación de Daniela se pone su camisón. Se ha puesto una peluca con el peinado de ella y se pone su perfume. Está a oscuras y cualquiera diría que es ella. Malvina se mira al espejo aunque no se ve nada mientras se peina. Está feliz. Mauricio, después de una peligrosa escalada, entra por la ventana sin hacer ruido, Malvina está ensimismada y no se da cuenta de la llegada del hombre. Con un cinturón Mauricio ahorca a Malvina que no tarda en dejar de respirar. El hombre sonríe feliz al creer que Daniela es la muerta. De pronto se enciende la luz. Daniela grita. Mauricio se horroriza al ver que ha matado a Malvina. Se saca el pasamontañas y la abraza llorando.
Mauricio: ¡no, no...¡¡no... otra vez... no... ¡¿¿por qué?¡¡porque?¡
El aterrador grito de Daniela y Mauricio hiela la sangre de Leopoldino y Marciana. El chico deja a su hijo en brazos de su esposa.
Leopoldino: ¡vete a la habitación y no salgas¡
Marciana: ¡tengo miedo, ves con cuidado¡

Daniela mira con horror a Mauricio que llora y grita abrazando a Malvina:
--¡¿¡porque?¡¡porque todo ha tenido que salir tan mal¡¡ ¡he matado a mi padre por error y ahora a ti¡¡¡porque, porque¡¡¡
Mira a Daniela. Se levanta.
Mauricio: ¡¡todo es culpa tuya¡¡siempre te salvas¡¡ya he intentado matarte muchas veces pero siempre muere alguien en tu lugar, Marisol, Ricardo, ese médico, la chica que me ayudó a cambiar las pruebas de paternidad para que todos creyeran que el hijo de Malvina es de Aitor¡¡
Mauricio está enloquecido de dolor. Leopoldino entra y se pone en medio de Daniela. Mauricio se conmociona al recordar que es su hermano.
Mauricio: ¡la he matado... he matado a la mujer de mi vida¡
Lepoldino: ¡no te acerques... estás acabado... no vas a salir de aquí¡
Mauricio: tranquilo, yo ya lo perdí todo... sin mi Malvina no puedo vivir...
Se quiere acercar a ellos... Leopoldino protege a Daniela.
Leopoldino a Daniela: ¡¡llama a la policía¡
Daniela: ¡no, no... ese tipo está loco... es capaz de matarte¡
Mauricio a Leopoldino: ¡yo nunca te haría daño a propósito... tú eres mi hermano... ella –señala a Malvina llorando-- era tu hermana... Mi padre me lo confesó antes de morir... tú eras su hijo fruto de una relación con Rosalía Pacheco Toledo... me pidió que yo protegiera tus intereses... ahora tu prima sabe la verdad... ella velará por ti... sólo te pido que cuides de mi hijo, de tu sobrino... tú serás mejor padre que yo...
Daniela y Leopoldino están conmocionados, Mauricio se abalanza hacia la ventana. Leopoldino grita que no lo haga pero no puede evitar que Mauricio se lanza al vacío. Su cuerpo se estrella contra el suelo. Leopoldino mira por la ventana. Ha descubierto que tiene hermanos y una de ella está a su pies muertas y el cadáver de otro de ellos está tirado en el jardín. Llora deshecho.




http://Abelardo_Behna.ar.gs
http://guillermo_perez.ar.gs
http://Juli_Fabregas.ar.gs
http://www.mauricioislasclub.ar.gs/
http://es.geocities.com/ebalaguer2002/mauricio_islas.html
http://es.geocities.com/emilibalaguer
DONA UN PLATO DE COMIDA GRATIS
http://www.porloschicos.com/
foro de novelas imaginarias
http://www.network54.com/Hide/Forum/246556
FORO MAURICIO ISLAS
http://www.network54.com/Hide/Forum/217068
FORO GRANDES GUAPOS
http://www.network54.com/Hide/Forum/243978

 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2018 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  
FORO NOVELAS IMAGINARIAS AYUDA A LOS NI�OS POBRES