REGLAS DEL FORO: SOLO SE PERMITIRAN MENSAJES DE LAS TELENOVELAS DEL AYER, EN UN AMBIENTE DE SANA CONFRATERNIZACION, NO SE PERMITIRAN ANONIMOS, NI INSULTOS, NI VOCABULARIO OBSCENO, DICHOS MENSAJES SERAN BORRADOS. MUCHAS GRACIAS POR SEGUIR LAS REGLAS.

 


Grandes de las radionovelas: Hilda Morales de Allouis

by el gringo

 
LA ESCRITORA QUE HACE VIBRAR DE EMOCIÓN EL CORAZÓN FEMENINO


Así la anunciaban. Hilda Morales de Allouis fue una de las más exitosas autoras de radio novelas de Cuba. Escribía la Novela Palmolive, que salía todas las tardes, de lunes a viernes a las 7:30. Tenía uno de los más altos raiting en los survey.

Crusellas, la patrocinadora del espacio, vendía los libretos a muchos países del continente. Ahora Hilda Morales de Allouis se nos pierde en la memoria.

Después del 59 aportó el primer éxito clamoroso a la radio revolucionaria (predecesor de las grandes audiencias de Joaquín Cuartas) con su novela Tu vida es mi vida que capitalizó al público de los años 60. Luego, el silencio. No apareció nunca más. Muchos pensaron que había emigrado. Otros, que había muerto.

Hilda Morales de Allouis vivía en su bella casa del Nuevo Vedado, sobre un promontorio que había que vencer a través de una sinuosa escalera para llegar hasta la sala con reloj de pie y el luminoso ambiente de los grandes ventanales. Era una mujer modesta quizás demasiado- que brindaba lo que sabía de una manera totalmente desinteresada.

Su historia recordaba de algún modo- las de las novelas que ella escribía. Había nacido en un pequeño pueblo de las afueras de La Habana. Romántica desde la niñez, escribía a las revistas de la época con secciones para intercambiar correspondencias, poemas, intereses literarios Así, por carta, a través de las páginas de una de aquellas revistas, conoció a René Allouis, un joven habanero que estudiaba medicina. No lo pensaron mucho y se casaron. René trabajaba como escribano en un juzgado para no agobiar a la familia con la manutención de la joven esposa. Ganaba un buen sueldo para aquel entonces: 70 pesos mensuales.

Vivían en casa modesta, con el mínimo de comodidades. Un radiorreceptor aliviaba la soledad de Hilda en los momentos en que su marido trabajaba en el juzgado o asistía a clases. Se amaban y eran felices.

Ella se aficionó a las radionovelas y llegó a la conclusión de que podía escribirlas. Supo que una vecina trabajaba en el Departamento de Publicidad de Crusellas patrocinadora de innumerables espacios dramatizados en la radio-, se puso al habla con ella y recibió varios libretos, además de la fundamentación de una novela. Se decidió por la adaptación. Y, con la vecina, hizo llegar a la empresa toda la documentación necesaria y los cinco primeros libretos de su versión.

La llamaron y muy pronto. Le comunicaron que poseía dotes para la escritura radial. Le señalaron los lados débiles. Le pidieron que hiciera cinco libretos más para salir al aire. Y le informaron que le pagarían poco, pues era una principiante: solo 250 pesos mensuales.

¡Para una mujer cuyo marido ganaba tan solo 75, aquella era una suma astronómica! Y, por supuesto, Hilda se asustó. Sintió pánico de no dar la talla frente a semejante salario. No escribió, no llamó, no dio de sí. Hasta que la llamaron de Crusellas. Pensaban que Sabatés su principal competidor- le ofrecía más dinero y subieron la tarifa a ¡400 pesos! Hilda se echó a llorar. Dijo la verdad. Fue entonces que los directivos de la publicitaria Crusellas le sugirieron que descansara. Le ofrecieron una semana en la playa de Guanabo, con el esposo. Los gastos todos correrían por la empresa. Allá se fueron los jóvenes esposos, a vivir una nueva luna de miel.

Cuando llegaron a la habitación del Hotel lo primero que vieron fue un secreter con una máquina de escribir y una gran cantidad de hojas de papel. No le quedó más remedio a Hilda que empezar a escribir. Y lo hacía de maravilla. Me dio a leer el documento que la publicitaria tenía como programático para su novela. Le llamaban novela de escape.

El objetivo era substraer a las jóvenes oyentes de su realidad. Salía a las 7:30 de la noche, momento en el que las solteras se reunían para soñar y las casadas habían terminado las labores domésticas. Las historias debían suceder, pues, en lugares exóticos para esa audiencia: países fríos de Europa sobre todo. Siempre tendrían lugar entre la más alta y rancia aristocracia. Hilda tuvo que leer infinidad de libros sobre el estilo de vida, las costumbres, la ropa, el mobiliario de esas altas capas de la sociedad.

El tiempo era indefinido, aunque sugería épocas pasadas por el empleo de carruajes tirados por caballos y el vestuario que se describía. Esta mujer autodidacta poseía una técnica infalible: empleaba los resortes de las novelas detectivescas en las historias románticas que urdía con suma destreza. Con ello creaba un suspense que se tornaba poderosísimo pues el radioescucha siempre conocía el enigma que no podía ser descubierto, en tanto pondría en peligro la felicidad de la protagonista.

El público oyente, entonces, funcionaba como aliado. Cada novela se extendía a lo largo de un año. No dejaba de salir nunca. El 24 de diciembre en la novela se celebraba la nochebuena. Y el 25 la pascua.

Cuando Hilda comenzó a escribir pasaban una mención comercial al inicio del espacio y otra cuando concluía. Debía buscar siempre un final que mantuviera a las oyentes a la expectativa. El del viernes era siempre el más fuerte, pues había un fin de semana de por medio. Luego incluyeron una mención comercial como intermedio. Ella buscaba entonces dos finales: uno anterior a la mención y otro para la conclusión del capítulo. Vivíamos buscando finales me dijo-. En una boda o en un velorio, daba igual. El final era una obsesión. La empresa hacía encuestas cuantitativas y cualitativas.

En una ocasión salió en una encuesta que las oyentes querían una escuchar una historia protagonizada por una familia de la realeza. Anunciaron la novela. Se titulaba Su alteza real. Hilda no tenía idea de qué trataría. Pero la hizo. Su narrador era un personaje poderoso que se auxiliaba, siempre, de una muy bien dosificada cantidad de efectos.

Leí, íntegra, una de sus novelas. Y no podía desprenderme de ella. Porque la garra para contar la historia era única. René Allouis, su esposo, también escribió radionovelas y espacios dramatizados para la televisión. Era psiquiatra y su dominio de la sicología de los personajes resultaba impecable.

Hilda dejó de escribir después del gran éxito de Tu vida es mi vida. Fue duramente señalada por los extremistas de entonces que la acusaron, con saña, de continuar produciendo novelas jaboneras.

Se retiró a casa a vivir en la modestia infinita que la caracterizaba, sin resentimientos de ningún tipo, con una sonrisa atenta y verdadera en los labios.

Aún la recuerdo en su infinita sencillez. Sirvan estas breves y apresuradas palabras para rendir homenaje a su memoria. Ella, como tantos otros, contribuyó y mucho a que la radioaudiencia cubana supiera apreciar el lenguaje radiofónico dramatizado. Y eso , sin dudas, es un aporte.


Por: Julio Cid.

................

Algunas de sus novelas llevadas a la tv:

La Indomable
Rencor apasionado
Entre el amor y el odio (versión libre de la radionovela: Cadenas de odio)
Duelo de pasiones (basada en Flor del Campo)

De Rene Allouis, su esposo también se han hecho algunas para la tv, Celia contaba siempre que la primera parte de Amor en Silencio era original de él, la radionovela se llamaba La hija de la culpa.

Saludos.




Escrito desde Jun 22, 2010, 2:35 PM
de la dirección IP 186.89.114.76


Respond to this message

Return to Index
Respuestas

Find more forums on TelenovelasCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  


ENLACES
ALMA LATINA BLOG DE HILDA BREER BLOG EL ABUELO FEBO
KIOXSCO PAGINA OFICIAL DE DIANA BRACHO THE MEXICAN FILM RESOURCE PAGE
RELIQUIAS IDEOLOGICAS DE LUIS MARIO MONCADA EDUARDO PALOMO FORO DE HELENA ROJO
BLANCA SANCHEZ TV Y NOVELAS PERU FORO DE LAS TELENOVELAS DE PUERTO RICO
CARLOS ANCIRA FORO DE DIANA BRACHO LOS MISERABLES
BLOG DE RAUL DARIO CIEN PELICULAS INOLVIDABLES DEL CINE MEXICANO VERONICA CASTRO


REFERENCIAS
"Somos" "Mx0069co sentimental" "Lg0072imas de exportacin00260071uot; "El castillo de las estrellas" "Lg0072imas de cocodrilo"

PAGINA CREADA EL 1 DE ABRIL DE 2003.

ESTA PAGINA NO ESTA HECHA CON FINES DE LUCRO, MI UNICO DESEO ES QUE ESTA VALIOSA INFORMACION LLEGUE A TODOS LOS ADMIRADORES DE LAS EXCELENTES TELENOVELAS DEL AYER EN TODOS LOS LUGARES DONDE NO HAN PODIDO LLEGAR ESTAS EXCELENTES PUBLICACIONES.


VOTA POR ESTA PAGINA AQUI

eXTReMe Tracker