Capitulo 14

by Cris (no login)

 
La fiesta fue transcurriendo Juan, habló con el gobernador y bailó con Mónica y hacía la medianoche se encaminaron hacia su barco, llegaron felices y se fueron a su camarote, al día siguiente partían hacía otra isla.Al amanecer el barco salió del puerto y puso rumbo a su nuevo destino, el tiempo acompañaba y en pocas horas alcanzarían su destino, Juan despertó cuando noto el suave movimiento del barco, se levantó y subió a cubierta, Pedro se acercó a él y le preguntó que tal fue la fiesta Juan le dijo que habló de negocios con el gobernador, Mónica se fue despertando y notó que Juan no estaba a su lado, se levantó y fue ha vestirse, tomo una falda y una blusa blancas ambas y peino su pelo dejándolo suelto y subió arriba para buscar a Juan, lo vio y su respiración se agitó cuan vio a su marido sólo con los pantalones no se había puesto camisa, Juan la miró y ella le sonrío y él le devolvió la sonrisa se acercó a ella y le dijo, -buenos días amor, dormiste bien?, Mónica le respondió, -si, pero eche de menos a mi marido cuando desperté..., Juan la miró y la beso suavemente y le dijo, -querida, acabamos de llegar a donde quería traerte de luna de miel aquí pasaremos unos días solos mientras mis hombres ultiman unos negocios, ya han desembarcado todo lo que necesitamos y vamos ha desembarcar tu y yo, y diciendo esto se encaminaron en un bote a la pequeña isla, Mónica miraba lo bella que era la isla y la playa y llegaron a la orilla Juan la tomó en sus brazos y le dijo, -amor que te parece nuestra isla?, -es preciosa Juan, no se puede describir con palabras la belleza.

Mientras en el pueblo Andrés había ido a recoger a Aimeé a su casa para dar un paseo, habían hablado varias veces y ahora su amistad estaba derivando en sentimientos más fuertes, así que hoy en la tarde Andrés le pediría que se comprometieran.

Juan decidió salir a bañarse en la playa, Mónica paseó por la orilla y luego se sentó mientras veía a Juan nadando, el se acerco y le dijo -amor entra en el mar conmigo a nadar, Mónica no sabía que hacer, y le dijo -no..., yo,... bañarte tu, yo no tengo calor...., -vamos amor el agua esta buena y creo que si estas un poco acalorada, vamos no pasará nada, nadie nos va ha ver, Mónica no sabia que hacer se puso en pie y Juan se acercó a ella desabrochando su ropa, esta calló al suelo, después quito el corsé y las enaguas, Mónica estaba roja de la vergüenza y no apartaba la vista del suelo, Juan la cogió y la llevó al agua y allí estuvieron jugando con las olas, después de largo rato salieron y se tumbaron sobre la tibia arena blanca, dejando que sus cuerpos los acariciará el cálido sol de la tarde, Juan la miró e inclinó su cabeza buscando los labios de Mónica ella se los ofreció gustosa, y con sus manos acarició su melena y fue bajando sus manos por la espalda de él sintiendo que su pasión se encendía Juan acarició con sus manos los senos de ella y mientras con una mano acariciaba su pezón con la otra acariciaba su cintura, deslizándose por sus caderas y piernas para luego por el interior de sus muslos subir hasta el triángulo de placer para acariciar haciendo que de la boca de Mónica se escapará un gemido, Mónica empujó un poco a Juan y este cayo en la arena la miro como preguntando porque lo habría apartado pero Mónica aprovechando ese momento se sentó encima de las piernas de Juan y le dijo, tímidamente, -déjame hacerte disfrutar, Juan la miró y ella acarició su pecho y fue deslizando sus manos acarició su cintura y llegó hasta el miembro de él, tomándolo en sus manos acariciándolo y bajo su cabeza depositando un pequeños besos, Juan sintió olas de placer recorriendo su cuerpo y una necesidad que nunca había sentido de introducirse dentro de Mónica, tomándola de las caderas le dijo con la voz ronca por el deseo, - déjame introducirme dentro de ti, amor, y diciendo esto la penetró, Mónica empezó a moverse en un ritmo cadente, primero con movimientos lentos y después cuando ya no cabía otra cosa eran movimientos rápidos, haciendo que Juan cada vez se introdujera más en su cuerpo haciendo que las sensaciones de ambos fueran cada vez más y más intensas hasta que cuando no pudieron más ambos gritaron sus nombres dando paso a la liberación de ambos, Mónica dejo caer su cuerpo sobre el de Juan exhausta, Juan la abrazó. Cuando ambos sintieron que podían hablar Mónica se levantó y Juan cogiéndola la sentó entre sus piernas y tomando un rizo de su pelo le susurro, Mónica mi amor, te amo tanto,tanto..., Mónica volvió su cara hacía él y le dijo -Juan tu eres mi único amor, eres tan importante... y allí en esa playa se juraron amarse eternamente.

Mientras en el pueblo Andrés le dijo a Aimeé que la amaba y le preguntó si quería compartir su vida con él, ella le miró y le dijo que si, de regreso a su casa le dieron la noticia a su tía y esta se alegro por ambos, cuando Aimeé se quedo sola en su dormitorio sus pensamientos fueron hacía Juan, ella se iba a casar con Andrés pero eso no quitaría que haría lo imposible por conquistar a Juan cuando volviera de sus luna de miel, ya que su hermana podría estar casada con él pero ella lo deseaba y lo tendría y no sería su hermana quien se lo impediría ya que ella la despreciaba y desde niñas la aborrecía y así fue decidiendo como lo haría caer en su red.




Escrito desde Jul 5, 2011, 7:56 PM
de la dirección IP 173.245.56.131


Respond to this message

Return to Index

Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement