Adela vive un amor en la vida real Me siento correspondida

by ELSIED (no login)

 
Donde hay misterio, hay morbo. Y la actriz mexicana Adela Noriega, consagrada ya como la reina indiscutible de las telenovelas, despierta una curiosidad irresistible con sus escasas confesiones. De sus amores sabemos poco o quizás nada, pero en Cristina La Revista, la protagonista de Amor Real nos confesó, "sentirse correspondida". ¿Quién será el afortunado? Sigue leyendo para enterarte...

Lágrimas de cocodrilo
Fotos









Adela sueña con un Amor Real




Adela Noriega, una mujer dividida entre el amor de dos hombres. Este titular sería el sueño realizado de la prensa del corazón, que nunca ha escuchado una confesión sobre su vida romántica de boca de la hermética actriz mexicana. Ni un nombre, ni una pista de quién es el dueño de sus sentimientos.

Adela es la reina de las lágrimas, y Amor real es su consagración. Puede llorar con una emoción tan convincente, que la ha hecho favorita del público.

"Soy una persona que me entrego a lo que hago; me lo creo, hago las cosas con honestidad y, sobre todo, mucho amor, y eso se refleja en la pantalla", dijo en una exclusiva en El Show de Cristina, adonde vino acompañada de su hermana mayor, Reina, su hermano más pequeño, Alejandro, y su sobrino Luis Alejandro, de 8 años, hijo de Reina.

Una familia muy unida

Pero las lágrimas son sólo técnicas, porque la actriz, que ha protagonizado algunas de las telenovelas más populares como Quinceañera (1987), Dulce desafío (1989), El privilegio de amar (1998) y El manantial (2001), desde que comenzó a hacerse famosa a los 17 años en Yesenia, se considera una mujer plena, feliz, que tiene ese celo por su privacidad, entre otras razones, para proteger a su familia, quien ha sido su apoyo en sus 20 años de carrera.

"Estoy tranquila, contenta y llena de mucho amor. Creo en el matrimonio, me encantan los niños, me muero por tener hijos", dice Adela, que es una súper tía de su sobrino Luis Alejandro

Como el papá de Adela murió cuando su hermano Ale tenía 6 años, y más tarde, la mamá, en 1995, las hermanas mayores asumieron el papel de madre y padre.

Ale, que estudió Comunicaciones, y fue asistente de producción en la película Zapata, dirigida por Alfonso Arau, cuenta que Adela siempre está atenta a sus hermanos, pero que es muy exigente con él en los estudios y el trabajo.

"Me gusta que la gente tenga disciplina. Cuando estoy trabajando, soy muy perfeccionista, estudio una escena 10 veces, y antes de salir, vuelvo a leerla. Espero eso de la demás gente", dice Adela, que desde muy joven ha sido de opiniones muy firmes, porque cuando filmaba Yesenia, los productores le pidieron que se quitara la blusa, para mostrar un desnudo de su espalda, y ella se negó rotundamente.

Ale considera a su hermana un ejemplo, porque siempre ha luchado por sus sueños sin perder su delicadeza. "Es una mujer inteligente, nos ha dado mucho amor, y sobre todo, es incondicional", dijo.

"Mi hermana es mi mejor amiga, me impresiona su sencillez, porque a pesar del éxito que ha alcanzado, no se impresiona fácil y menos con nada material", cuenta Reina, que puede hablar desde muy de cerca, porque los tres hermanos aún viven en la misma casa, con el pequeño Luis Alejandro, y unidos se ocupan de la carrera de Adela y de los negocios de la familia, como los de bienes raíces, que tienen en el Distrito Federal.

Cuando termina una telenovela, a Adela le gusta alejarse de los foros, y a veces deja pasar dos años entre una novela y otra, para no aburrir a su público.

"No se puede ser camarón de todos los cócteles", le dijo a Cristina en el show. "Me gusta dejar descansar al público de mi imagen. No me gusta hacer cosas extravagantes para llamar la atención. Soy una mujer tradicional, pero contemporánea, me gusta estar presente, saber lo que pasa en mi país y en el mundo".

Su deseo de conservar su privacidad, a veces ha sido considerado una estrategia de diva. Pero en los años 90 Adela vivió un episodio con la prensa que es como para cerrarle todas las puertas a su vida privada. Se dijo que ella había tenido un hijo con el ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari.

"Al principio me afectó y también a mi familia. Queríamos salir a decirle a todo el mundo que no era cierto. Pero después de todo entendí que, como figura pública, se hablara de mí, aunque a veces no fuera cierto. Lo que me sorprendió muchísimo fue la gran imaginación que tenían los periodistas", dijo Adela, que terminó por tomarlo con una dosis de sentido del humor.

La verdad es que ella no es muy amiga de las fiestas públicas, y siempre lo ha expresado muy claro. "No busco estar en fiestas por salir en las portadas".


Rodeada de su familia, amigos y sus perros, en la casa de campo que tiene en el poblado mexicano de Pachuca, es que se revela la Adela hogareña, que disfruta de las fiestas íntimas, tipo bohemia, "con una cenita y una guitarrita rica", confiesa.

Allí ve películas románticas que transcurren en paraísos encantados como The Blue Lagoon (La laguna azul), el tipo de cine que sueña con hacer en Hollywood. También sigue lo último de sus actores preferidos, Glenn Close, Meryl Streep y el guapo Brad Pitt.

Consentir a su sobrino es la parte favorita de ser tía. Con Luis Alejandro se lanza almohadazos como una niña traviesa y juega a las casitas.

También aprovecha para descansar de los elaborados vestidos y maquillaje de Amor real (el traje de novia que lleva en la novela pesaba nueve kilos). "Me gusta que el maquillaje se vea natural. En mi vida diaria no traigo maquillaje o uso lo menos posible, para no verme desarreglada".

Tenderse a tomar el sol y escuchar el sonido de las olas es otra de las maneras de relajarse que más disfruta. "Sí, amo el sol, puedo sentarme las horas y lo aguanto muy bien".

Aunque sigue una dieta muy sana de frutas y vegetales, que le vino muy bien para mantenerse delgada y ágil para llevar los pesados trajes de época en Amor real, de vez en cuando complace sus antojitos.

"Me encantan los tacos y los sopes, y toda la rica comida mexicana, pero no la como a diario. Me desquito los fines de semana, soy un ser humano y a veces caigo en la tentación".

Esta dieta y su carácter optimista, que siempre trata de sonreír a los fans, es lo que ha permitido que Adela tenga una apariencia muy juvenil, que la ayuda para mantenerse vigente en sus papeles de heroína.

Como mujer se siente más madura y no teme al paso del tiempo: "Sé que la vida está hecha de ciclos y seguro me tocará vivir muchos distintos", dice la actriz, que después de terminar Amor real, tiene varias propuestas de hacer cine, un sueño que quizás se le cumpla bajo la dirección de Alfonso Arau.

Pero si en la pantalla sus amores con galanes como Fernando Colunga, o en el pasado, con Eduardo Yáñez y Fernando Carrillo (con estos últimos se rumoró de romances que no estaban en el libreto), sacan chispas, en su vida personal no hay ningún galán al que se le pueda poner nombre y apellido.

"Aunque me siento correspondida, no puedo revelar nombres", es lo más que confiesa la reservada actriz, que ha recibido muchos premios en su carrera, como el TVyNovelas, por su interpretación en María Isabel (1997).

Para definir un amor real sí es muy precisa: "Aquel que es auténtico y sin intereses, sin ataduras y con mucha libertad"... Y cualquier día llama a la puerta... ¿O ya lo hizo?

besosos
Elsied



Escrito desde Dec 10, 2004, 10:55 PM
de la dirección IP 200.90.51.131


Respond to this message

Return to Index
Respuestas

Find more forums on Latin CelebritiesCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  

Adela Noriega Gano El Premio Tvynovelas como Mejor Actriz Protagonica por amor real