¡¡ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LOS ACTORES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SÓLO INSPIRAN LA WEBNOVELA¡¡


 Return to Index  

CAPITULO 7

September 2 2009 at 9:47 AM
Emili Balaguer  (Acceso AMORLIGROS1)

 
Alejandra siente la mirada de José Mariano y se ruboriza. Nunca había sentido nada igual. Le gusta pero le pone nerviosa. Le asusta que sus padres se den cuenta que algo está pasando, además está molesta con el profesor por la presencia de su esposa. Odilia tiene a su marido agarrada de una mano para marcar el terreno. Las alianzas matrimoniales de ambos quedan bien visibles lo que atormenta a Alejandra. La joven recibe intensas miradas del matrimonio. Él la mira con unos sentimientos que no entiende bien y ella con odio.
[linked image]
A Odilia no le gusta la forma en que Alejandra mira a su esposo

Nunca le gustó perder y aunque ella no ame a su marido no está dispuesta a que una joven se lo saque.
--¡maldita niña, asquerosa... ¿que te has creído que eres...? y ese imbécil... coqueteando con esta cualquiera delante mía ni que fueras la gran cosa¡ --piensa con rabia mirando a Alejandra y a su marido.
Odilia no presta atención a las miradas de otro hombre, Gaspar. El hombre la mira con deseo y por su mente pasan imagines de él y Odilia haciendo el amor.
--¡así que esa cualquiera al fin encontró un marido que la mantenga y la convirtiera en señora, pero no se ve un hombre como los que le gustaba, se ve que es un pobretón... me gustaría saber si en la cama le da todo lo que le daba yo¡ --dice para si el padre de Alejandra sin dejar de mirar a Odilia.

Odilia llega a su departamento visiblemente molesta, José Mariano se mantiene al margen. Sabe que en estos casos lo mejor es no decirle nada. Odilia entra furiosa, su marido cierra la puerta resignado.
Odilia: ¡¿¡y es que tú no piensas decirme nada?¡
José Mariano: no tengo nada que decirte.
Odilia: ¿¡como que?¡ ¡eres un descarado¡¡he visto como mirabas a ese niña, una niña que podía ser tu hija y tú la mirabas con unos ojos de libidinoso, eres un viejo verde¡
José Mariano: ¡eso sí que no¡¡oye que tampoco nos llevamos tanto años¡
Odilia: ¡ah entonces te atreves a decirme en mi cara que te gusta¡¡¡le quieres hacer el amor¡
José Mariano se siente culpable ya que es consciente que su esposa no está del todo equivocada.
José Mariano: ¡tus celos son... son... --José Mariano no puede dejar de pensar en Alejandra, trata de no hacerlo pero piensa en ella a cada momento¡-- tus celos son ... son... intenta decir.
Odilia: ¡lo ves... No sabes que decir... ¿a caso ya te acuestas con ella?
José Mariano: ¡como se te ocurre¡¡ella es una menor y es mi alumna... aunque me gustara jamás tendría algo con ella... Nunca abusaría así de una alumna... además me echarían del instituto¡
Odilia: ¡así que es solo por eso¡¡no es porque me quieras a mi, es por tu trabajo¡
Ella está histérica. él intenta calmarla.
José Mariano: claro que te quiero, eso no está en duda.
odilia: ¡pues no te creo nada¡¡la zorra ésa te estaba coqueteando y a ti te gustaba¡
José Mariano: ¡sus padres estaban delante... como crees que...?¡
Odilia: ¡¡porque es una cualquiera¡
José Mariano: ¡no te permito que la ofendas de esa manera¡
Odilia: ¡esto es el colmo, que en mi cara defiendas a tu amante¡
José Mariano: ¡ella no es mi amante... ¿como crees que iba a tener algo con ella? es casi una niña.
Odilia: ¡que bueno que lo tienes presente... tú ya no eres un crío, tú eres un hombre hecho y derecho y eres mío¡
José Mariano se siente molesto por las palabras de su esposa, le hace sentir viejo y pensar en como lo miró Alejandra lo hace sentir deseado y eso le gusta. Odilia conoce a su marido bien y ve en su mirada una ilusión nueva y eso la molesta mucho.
--está enamorado o al menos se está enamorando --dice para sí-- esa niña va a ser una fuerte rival... lo siento... tengo que ir con cuidado, no voy a permitir que esa niña me lo saque, no puedo perder a mi marido, al menos no hasta que yo tenga a otro. No me voy a quedar abandonada por un imbécil como este inútil¡ --piensa furiosa.
Odilia decide cambiar de táctica y empieza a besar y a desnudar a su marido mientras se lo lleva a la cama.
--No, no... estoy cansado --dice él que no puede dejar de pensar en Alejandra.
Odilia no le hace caso y lo va besando y acariciando hasta que él va cediendo y hacen el amor. José Mariano es apasionado como la primera vez y Odilia está feliz, ella no imagina que su esposo, aunque no quiere, no puede evitar pensar en Alejandra.

Al día siguiente, José Mariano se afeita pensado en su alumna. Siente algo muy especial recordando lo bella que estaba lo noche antes.
--¡que es todo esto...? Yo estoy casado y no me puede gustar mi alumna¡
aunque trata de decirse que no puede sentir nada por ella no puede dejar de suspirar pensando en Alejandra.

Alejandra está muy nerviosa en clase. Toca ya literatura. No deja de pensar en José Mariano y no se da cuenta de como la miran Mauricio y Jose. Los dos chicos se miran con rivalidad. el profesor entra en ese momento. José Mariano y Alejandra se miran con cierta complicidad. Ella sonríe con timidez y él responde. Es evidente que se gustan. Jose se da cuenta y se muere de rabia.

[linked image]
Mateo y Mauricio comienzan a hacerse amigos

Mauricio está solo en la hora del recreo. Se acerca a Mateo que come su bocadillo solo. Intenta hacerse amigo suyo.
Mauricio: ¿me puedo sentar a tu lado?
Mateo no dice nada, se pone nervioso. Mauricio se sienta igual.
Mauricio: me llamo Mauricio Lira Hernández... tu Mateo ¿no? No nos han presentado oficialmente... Me imagino que me has visto en la clase...

Mauricio le da la mano muy simpático, el otro no está acostumbrado a que le traten bien y se dan las manos. Mauricio se pone a hablar. Le pregunta cosas de la escuela, de los profesores. Mateo habla muy nervioso, no tiene ganas de hablar pero lo hace por no quedar mal con Angie Milena. En eso que llega Lilianita. Mateo no tiene ganas que la chismosita le venga con sus chisme y se va.

Mauricio: No te vayas.
Lilianita, a la que día le gusta más Mauricio, se sienta a su lado.
Lilianita: ese Mateo es un gran tipo... lo ha hecho a posta porque sabe que entre tu y yo va a nacer una muy buena amistad.
Mauricio: ¿y como es que siempre está tan solo? No tiene amigos? Digo Mateo... ¿ha estudiado siempre aquí?
Mauricio aun no lo sabe pero se va a someter al famoso cuestionario de la chismosita. La chica no responde a la pregunta que le ha hecho sino que habla
Lilianita: digo, ya que somos amigos... ¿tú eres mayor no? ¿debes tener ya los 19 o los haces este curso?
Mauricio sonríe y vuelve loca a la joven que se agarra con fuerza al brazo de él segura que el chico siente lo mismo por ella.
Mauricio: sí, este año hago los 19. ¿te molesta que sea mayor?
Lilianita muy emocionada por estar al lado del chico que tanto le gusta dice:
--¡que me va a molestar...¡ yo lo digo porque eso es que has repetido y como que dices que te han dado una beca...
Lilianita pone cara de chisme, se concentra mucho más que en los libros y es que está deseando saberlo todo. Mauricio no le gusta hablar de sus cosas pero le hace gracia la chica y le da lo que ella busca.
Mauricio: Como que digo, no... Me han dado una beca. No he repetido curso... lo que pasa es que para nosotros los pobres las cosas son diferentes... Mi mamá trabaja muy duro como cajera en un supermercado...
Lilianita se queda embobada mirando al chico. No solo lo escucha atentamente sino que le fascina su mirada, sus gestos al hablar.
Mauricio: perdón si te estoy aburriendo.
Lilianita: No, no... si es que así me concentro mejor... Nunca una se aburre con un hombre como tu... sigue, sigue... me decías que tu mamá era cajera en un supermercado... pobre...
Mauricio: Las cosas no son fáciles para nosotros, ella enfermó y estuvo meses sin poder trabajar y yo tuve que dejar los estudios para mantener a mi familia... por eso estoy atrasado...
Lilianita lo mira fascinada:
--eres tan bueno... eres el marido ideal...
La chica le acaricia el rostro, a él le parece un exceso de confianza y se levanta. Se está empezando a sentir incomodo. Ella lo hace sentarse nuevamente.
Lilianita: aún no empiezan las clases, me tienes que contar mucho más...
Mauricio no quiere ser grosero con la chica y se vuelve a sentar aunque ya no le está gustando el interrogatorio.
Lilianita: ¿y dime?¿que pasó con tu papá? él no los ayude?
Mauricio se pone nervioso y es que no le gusta hablar de su padre.

Jose está solo en el patio. Carlos se acerca corriendo.
Jose: ya era hora, no me gusta que me dejen solo... ¿como es que has tardado tanto? ¡que pasó?
Carlos sonríe con cara de que sabe algo que puede ser importante. Jose espera ansioso que le diga que es, Carlos se hace esperar.

Mauricio incomodo: No me gusta hablar de eso...
Lilianita que aún está más interesada en saber se engancha bien a él para evitar que se levante.
Lilianita: si ya comprendo... pobrecito... Pero te hará bien desahogarte... dime, dime... ¿que pasó? ¿se murió? ¿os abandonó?
Mauricio: ¡no tengo papá y punto¡
él se quiere levantar pero ella está casi encima suyo y él no quiere ser grosero.
Lilianita: todos tenemos papá... cuéntamelo a mi... te hará bien... ¿tu papá se fue con otra?¿es eso no?
Mauricio: ¡no lo sé¡¿contenta? sólo sé que no hay papá.
Lilianita cada vez más ansiosa por saber:
--pero tú le habrás preguntado a mi mamá... si fuera yo la encerraría en su cuarto y no le dejaría salir hasta que me lo contara todo, todo y todo...
Mauricio sonriendo como pensando: eso no lo dudo.
Lilianita sigue insistiendo. Mauricio acaba diciendo:
--sí, tanto mi hermana como yo hemos preguntando mucho...
--¿¡y?¡ --pregunta la joven que va a explotar de las ganas de saber el chisme.
Mauricio: y nada.
Lilianita decepcionada: ¿¡como que y nada?¡
Mauricio se levanta diciendo: ¡mi madre no quiere hablar del tema y yo tampoco¡
Lilianita: ¡pero eso no es justo para ti, porque no le preguntas y luego me cuentas... si quieres le pregunto yo¡
Mauricio, que iba caminando, se gira y dice:
--no te metas... eso es cosa de mi madre...
Lilianita como quien no quiere la cosa:
--¿y como se llama tu mamá?
Mauricio sin dudar: Norma Lira Hernández
el chico se va y la chismosita sonríe contenta por lo que acaba de averiguar.
Lilianita para sí: ¡esto sí que es un chisme y de los buenos¡

Carlos aún no le ha contado a Jose lo que pasa y éste se está impacientando.
Jose: ¡me vas a decir de una vez lo que ha pasado¡
Carlos le da la mano con ironía y le dice:
--¡mis felicitaciones, vas a ser papá¡
A Jose se le desencaja el rostro por la sorpresa.

Julia sale de la consulta del doctor de la escuela. Alejandra la espera muy preocupada.
Alejandra: hermana, ¿que te pasó? ¿como es eso que te desmayaste?
Julia: es que no he comida nada los últimos días... tengo el estómago revuelto...
Ámbar se acerca a ellas y para molestar le dice:
--No será que vas a hacer tía a tu hermana ¿no?
Julia se asusta, ella siempre usó protección con Carlos pero no sabe si Jose hizo lo mismo o no.
Alejandra: ¿porque te quedas callada? ¿estás o no estas embarazada?
Julia está muy atormentada:
--¡no sé, no sé... quiero estar sola...¡
Alejandra la llama para que se quede Lilianita llega en ese momento muy emocionada:
--¿¡como creen?¡ me he enterado que los nuevos, Mauricio y Angie Milena son hijos de madre soltera... ¡¡esa mujer debe ser una cualquiera¡¡solo una cualquiera tiene dos hijos sin estar casada¡
Ámbar ríe, Julia se pone mal y se va preocupada. Ámbar sonríe con maldad.
Lilianita: ¿alguien me puede contar lo que está pasando?
Alejandra y Ámbar la ignoran.
Alejandra: ¿¡porque has dicho eso?¡sólo lo has hecho para molestar¡
Ámbar altanera: ¡si se ha molestado es porque no tiene la conciencia muy limpia...¡¡¡Yo no le voy a permitir que se quede con mi novio¡¡si la estúpida de tu hermana se dejó embarazar por Jose pues ya verá lo que hace para a mi hombre nadie me lo toca... ni ella ni mucho menos tu...¡
Lilianita abre los ojos como platos: ¡¡tu hermana está embarazada, Aleja¡

Ámbar se va furiosa. en realidad no le importa Jose lo que quiere es fastidiar a Alejandra.
--¡antes que otra lo atrapa con un hijo me embarazo yo, pero Jose no va a ser para Alejandra ni sus hermanas¡ --se dice Ámbar rabiosa.

Ya que no consigue nada con Alejandra, Lilianita se va para que Julia le confirme la noticia de su embarazo. Alejandra se ha quedado sola en el pasillo.. Habla en voz alta. esta preocupada por su hermana y furiosa con Ámbar.
--¿¡que será lo que le pasa a Julia...?¡ ¿será posible que esté embarazada...? ¡y la estúpida de Ámbar....¡¡me da igual que Jose sea su novio... a mi no me importa él... a mi solo me importa...¡
de repente se encuentra con José Mariano que muy sonriente dice:
--¿quien?¿quien es el hombre que te importa?¿es que tienes novio?¿por quien late tu corazón?
--profesor --dice ella suspirando.
Los dos se miran. Hay mucho ternura y emoción en sus ojos. él no lo quiere reconocer pero siente celos, celos solo de pensar que esa alumna que se le está metiendo dentro esté enamorada de otro. Alejandra lo mira, quiere gritar que lo ama pero no se atreve.

Jose no sale de su asombro por la noticia que le ha dado su amigo.
Jose: ¿¡estás loco?¡ ¡¿de que estas hablando... Yo siempre me cuido¡ ¿es que Ámbar...? esa noche no sé si me cuidé... yo estaba borracho...
Carlos sonríe:
--tranquilo, macho... que estas cosas son normales... Los hombres machos a las mujeres las preñamos solo con mirarlas... se les da dinero para que aborten y listo... ¡yo sé quien te puede solucionar eso¡
Jose nervioso: ¡entonces Ámbar está embarazada¡
Carlos: ¡no es Ámbar... es Julia¡
Jose se queda tranquilo: entonces ese bebé no puede ser mío ya que entre Julia y yo no pasó nada... tú sabes que a mi no me gusta forzar a nadie... quiero que ella sea consiente cuando nos acostemos...
Carlos: pero si todo el mundo dice... tu a mi no me lo negaste...
Jose: claro así ella sentirá que algo nos une... si ya cree que lo hicimos... será muy fácil convencerla para que lo hagamos...
Los dos sonríen con complicidad.
Jose: así que lo siento... pero el que vas a ser papa vas a ser tu...
Carlos: no, imposible... Ya se sabría... No... seguro que fue con otro...
Jose: no... Ella no nos haría eso... es más fácil que no esté embarazada y que el mareo sea por otro cosa. y tu me vas a ayudar en eso...
Carlos: ¿como?
Jose: con dinero y porque la enfermera está loca por ti. La vas a pedir ver los resultados antes que nadie. Si está embarazada nada pero si no lo está quiero que le digan que está embarazada.
Carlos: ¿y eso para que?
Jose: Quiero que crea que le voy a dar un hijo, así le haré hacer lo que quiera, así le diré que se tiene que acostar conmigo de nuevo para que le cumpla... y cuando descubre la verdad pues yo ya habré obtenido lo que quería... Pero tiene que ser ya... antes que ella sepa seguro que no está embarazada.
los dos amigos sonríen.

José Mariano y Alejandra se miran intensamente. Los dos se quieren decir muchas cosas pero no se atreven.
José Mariano: ¿siempre acostumbras a hablar en voz alta?
Alejandra: hay que pena con usted profesor...
Ella lo mira con timidez y él sonríe apasionado.



 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement