¡¡ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LOS ACTORES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SÓLO INSPIRAN LA WEBNOVELA¡¡


 Return to Index  

CAPITULO 15

September 2 2009 at 10:06 AM
Emili  (Acceso AMORLIGROS1)

 
[linked image]
*Mauricio se deja llevar por un impulso y, cuando están a solas, besa a Alejandra en los labios*

Mauricio va corriendo a ver a su madre. La besa y la abraza con mucho cariño.
Mauricio: ¿qué haces aquí, mama? ¡que sorpresa¡
Norma se ha quedado como en shock viendo a Rubén, está pálida y Mauricio se asusta.
Mauricio: ¿¡que te pasa, mamá?¡¡que te pasa?¡
Norma desconcertada y mirando a Rubén:
--No puede ser... no puede ser que ese hombre sea el que... ¡no con mi hija, no... pero si él... es.... no... no... ¡es horrible¡
La mujer habla entre sollozos y su hijo no logra entender nada. Norma solo sabe decir que no, que no puede ser, muy angustiada... Mauricio intenta hacerla reaccionar.
Mauricio: ¡¡te sientes mal?¡¡quieres que pida ayuda¡
Jose se acerca en ese momento. Mauricio olvida su rivalidad con ese joven y le dice:
--mi madre se siente mal... Tal vez debería llevarla a enfermería...
José lo mira burlón:
--supongo que no esperas que yo te ayude ¿no? A mi me importa un mi... lo que le pase a tu vieja...
Mauricio lo mira con rabia:
--entonces no tienes nada que hacer aquí... ¡vete¡
Norma se marea y Mauricio la sostiene entre sus brazos. Jose se ríe:
--pobre de tu vieja, claro con el hijo que le ha tocado... ¡supongo que ya se enteró que andas de novio con la tal Matea... y claro aunque sea Matea no es un la sino un él... tu madre debe estar llena de vergüenza... la mía se muere si me la pasara siempre hablando con un gay y ya se sabe que de ahí no puede salir nada bueno pero claro como mi madre es una señora y la tuya es una cualquiera porque mira que tener dos hijos sin estar casada...
Norma se recuerda a ella misma haciendo el amor con Rubén. Mauricio está furioso:
--¡si no fuera porque mi madre está mal te partiría la cara¡
Jose se le enfrenta:
--¡¿tú y cuantos más¡?
Mauricio y Jose se miran con rivalidad y Norma se ha olvidado de lo que le ha traído a ese lugar. Ahora lo que más le importa es salir. Le da horror que Rubén la vea y la reconozca.
--sácame de aquí, hijo, me tengo que ir...
Mauricio se lleva a su madre con mucho cariño pero le hace gestos a Jose amenazantes. El otro se burla de él y le dice:
--¡cuando quieras nos vemos la cara como hombres, gallina¡

Mauricio acomoda a su madre en el coche. Está muy preocupado por ella. Quiere saber lo que la ha traído a la escuela y sobretodo lo que te pasa.
Mauricio: ¿es que alguien te insultó?
Norma no dice nada, sólo llora.
Mauricio: ¿es que te quedaste viendo no sé qué? ¿es que viste algo o alguien en la escuela que te hizo poner así?
Norma llorando: ¡no me hagas más preguntas y llévame a casa¡
Mauricio obedece a su madre. Norma llora en silencio:
--Díos Mío... ¿por qué esté hombre tiene que estar en la vida de mis hijos ...se dice con angustia-- ¡que pensarían si lo supieran, y mi niña... ¡no puedo permitir que ese hombre se le acerque... no puedo... no puedo ser... pero como le hago...? no le puedo decir la verdad¡ ¿por qué, porqué?

Mientras, en la escuela, alguien se mete sigilosamente en el vestuario de los chicos. Les registras sus bolsas y le agarra su ropa interior... es Etelvina... A la salida la sorprende Miguel que desde que acabaron de hablar la ha estado vigilando para ver si aumentaba la cuenta de secretos que hay entre ellos. Ella esconde la ropa. Él la mira con ironía:
--vaya, hace tiempo que tú y yo no nos encontrábamos en estas... es que tienes tantas cosas que ocultar que se me olvidada que te dedicabas a robar la ropa interior de los alumnos... siempre me he preguntando para qué... ¡es algo bien feo... me pregunto cual de tus secretos escandalizaría más a la gente... Porque supongo que tu otro vicio sigue ¿no?... si alguien descubriera los agujeros en la pared para ver a los chicos mientras se duchan...¡
Etelvina: ¡déjame en paz, yo te pago por tu silencio... no hace falta que me sigas molestando más, no te metas mis cosas¡
Miguel: es que hay tantas cosas sucias en tu vida... yo no tengo la culpa de eso... te lo recuerdo para que ni se te vuelva a pasar por la cabeza la idea de despedirme, ya sabes que no puedes... tú y yo estamos unidos por demasiadas cosas...
Los dos se miran con rabia.

Jose está solo en el patio aún divertido por su encuentro con Mauricio.
--me di el gusto de decirle a ese pobretón en la cara que su madre es una cualquiera y es que se les ve por encima la poca clase...
alguien le pone las manos en los hombros. Él se gira, sonríe muy seductor.
Julia: quiero saber cuando vas a ir a mis padres para la boda...
Él la abraza con deseo y le dice:
--todo, eso lo sabes tú bien... Yo me voy a casar contigo pero al menos deja que me divierta... vale, me aproveché de ti, ya no tienes nada que perder... ni modo que te embarace de nuevo...
Julia: Yo puedo obligar a que te cases conmigo...
Jose: Yo lo negaré y será un escándalo...
Julia: no me hagas esto.
Jose: Ya todos saben de tu embarazo y no te han expulsado aún por las influencias de Carlos pero si no me dejas contento pues me veré en la penosa obligación de hacer que te echen de la escuela...
Julia: está bien... total... seré tu esposa igualmente...
Jose: Yo quiero que seas mi mujer ahora.
Julia: se hará todo como tú quieras...
Jose se frota las manos...

José Mariano y Rafael han quedado para comer.
Rafael: No sé porque no me has dejado que fuera a buscarte al instituto...
José Mariano: porque la mayoría de niñas que hay ahí son menores de edad y en concreto la que buscas tú...
Rafael hace el disimulado.
--¿yo, cómo crees que me interesa una niña?
José Mariano: Porque nunca me te has interesado en conocer ningún instituto en el que trabajo y por qué en la cena del otro día te comías con los ojos a la amiga de Alejandra...
Algo se le remueve por dentro al guapo profesor al mencionar el nombre de su alumna.
Rafael: ¿y esa mirada?
José Mariano: ¿cuál mirada?
Rafael: la tuya es que la última vez que te vi esa mirada éramos unos chavales y tú te habías enamorado por primera vez... ya no volvía a ver esa ilusión en tus ojos...
José Mariano no quiere aceptar que está enamorado de Alejandra.
José Mariano: ¡tú eres un loco que ni sabes lo que dices¡
Rafael lo mira divertido:
--no, no... tú estás en algo con alguna alumna. No me lo puedes negar... ¿quién es? La qué tú mirabas en la famosa cena...?
Rafael mira con complicidad a su amigo que trata de negar la verdad pero su cara de culpa lo delata.
Rafael: venga, que casi somos hermanos... No me puedes hacer esto... ¡me lo tienes que contar todo con lujo de detalles¡
José Mariano: tienes razón, me estoy volviendo loco y no sé que hacer... estoy enamorado, la veo y me siento como un adolescente y descubrí que ella siente lo mismo que yo... cuando hago el amor con mi mujer pienso en Alejandra pero no siento que haya dejado de querer a Odilia. ¡Estoy desesperado, no sé que hacer...¡
Rafael le saca una caja de preservativos y se la pone en la mesa. José Mariano lo mira nervioso:
--¿¡pero que haces con eso?¡¡escóndelo¡
José Mariano mira nervioso a todos lados y tapa la caja con la servilleta.
Jose Mariano: ¡¿es que tú no te puedes tomar nada en serio?¡ ¡esto no es para tomarse a broma...¡
Rafael juega con la comida y mira a su amigo divertido:
--pues si ha sido tú el que has dicho que no sabías que hacer y bueno... estás casado y no eres virgen... supongo que el problema es que no sabías de donde sacar los condones... perdona... si ya tienes los tuyos pues me los quedo yo que no me sobran... Se me olvidaba que tú usas capucha con tu mujer.
Rafael agarra la caja y se la guarda. José mariano se da cuenta que hay varias mesas que los miran y se muere de la vergüenza.
José Mariano: es que no se puede salir contigo...
Rafael con ironía: ¡eres tú el que estás enamorado de su alumna y luego me viene a mi dando clases de moral¡
José Mariano está muy sofocado, a cada rato mira si alguien lo está observando. Susurrando dice:
--que no hables tan alto... no quiero que nadie se entere de esto...
Rafael: si claro, comprendo... te podrían echar si se entera que te acuestas con una alumna...
José Mariano: ¡que yo no me acuesto con mi alumna¡
José mariano ha alzado la voz y una señora de la mesa de enfrente lo ha mirado como si fuera un degenerado y el profesor se siente fatal, Rafael no hace más que reír.
José Mariano, sofocado, baja el tono de voz. Procura calmarse.
José Mariano: entre Alejandra y yo no ha pasado nada y no va a pasar... tú sabes que Odilia es la única mujer de mi vida lo que pasa es que no dejo de pensar en Alejandra y eso me da miedo... Necesito un consejo pero serio...
Rafael lo mira divertido:
--todos mis consejos son serios... tu caso es mi típico. Lo tuyo se llama fidelitis... si sí, no me veas con esa cara... tu cuerpo se hartó de estar toda la vida con una misma mujer... quiere probar cosas nuevas...
José Mariano. Eres un payaso...
Rafael intenta poner cara seria pero habla con ironía.
--no, no que esto no es una broma... la fidelitis es una enfermedad muy grave que puede dejar graves secuelas... tu vida está en peligro... en especial tu vida sexual... ¡acuéstate con esa niña y ya verás como todo se arregla¡
José Mariano: No tienes arreglo...
Rafael: pero si no me has dicho que no es porque lo deseas...
º José Mariano: podría perder mi trabajo...
Rafael: yo me arriesgaría, ya verías que después te olvidas de esa niña y sigues con tu vida, si no hasta podrías volverte loco...
José Mariano: ¡tú me vuelves loco... yo no soy de esos... jamás le he sido infiel a mi esposa y no voy a empezar ahora y menos engañando a una pobre niña¡
Rafael: pues tú te lo pierdes... y bueno... ¿y porque no me das el teléfono de la amiga... tú lo debes tener... ¿no?
José Mariano no sabe que hacer con su amigo...

[linked image]
*Rafael, cada día más enamorado de Brenda, se burla de los sentimientos de José Mariano hacia Alejandra*


Alejandra y Mauricio están en la biblioteca de la escuela acabando el trabajo que tienen que hacer en inglés. En realidad no hacen nada, ella está en las nubes pensando en su profesor y Mauricio no tiene más que ojos para los labios de Alejandra.
Mauricio: gracias por quedarte a comer aquí y adelantar el trabajo es que tuve que llegar a mi madre a la casa y me perdí las clases... yo...
Alejandra no lo escucha, tiene los ojos cerrados y suspira pensando en José Mariano Mauricio no puede más, se deja llevar por un impulso y la besa.



 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement