¡¡ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LOS ACTORES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SÓLO INSPIRAN LA WEBNOVELA¡¡


 Return to Index  

CAPITULO 18

September 2 2009 at 10:16 AM
Lucía  (Acceso AMORLIGROS1)

 
[linked image]
*A pesar que no deja de pensar en el beso que se dieron, José Mariano está decidido a no tener nada con su alumna*

Angie Milena regresa de la escuela y encuentra a su madre esperándola. Eso la preocupa porque sabe que ella debería estar en su trabajo.
Angie Milena: ¿Qué pasa, mamá? ¿Te sientes mal?
Norma: No, mi hijita...
Angie Milena: ¿Entonces por qué no fuiste a trabajar?
Norma: Porque tuve cosas que hacer, y sobre todo, porque tú y yo debemos hablar muy seriamente, y eso tiene que ser ahora mismo.
Angie Milena: Ay, mamá, me asustas...
Norma: Tranquila, no pasa nada grave.
Angie Milena: Bueno, te escucho.
Norma: Angie, mañana mismo iremos a tu antigua escuela para ver si pueden permitirte que vuelvas a estudiar allí.
Angie Milena: ¿Pero por qué, mamá? A mí me gusta el colegio al que voy ahora, allí tengo amigos... no quiero cambiarme.
Norma: Es que tú no puedes seguir estudiando en esa escuela para ricos...
Angie Milena: ¿Por qué no?
Norma: Pues porque la colegiatura es demasiado cara.
Angie Milena: Pero si mi hermano la puede pagar...
Norma: Eso es lo que te dice a ti, pero no es cierto. Yo sé que está haciendo muchos sacrificios para pagarla, y no es justo para él que tenga que matarse trabajando para que tú puedas estudiar como niña rica.
Angie Milena se pone muy triste, pero siente que su madre tiene razón.
Angie Milena: Sí, mamá. No te preocupes, yo hablaré con Mauricio para que ya no se siga sacrificando por mí.
Norma: ¿Puedo pedirte algo?
Angie Milena: Claro.
Norma: No le digas que yo te pedí esto...
Angie Milena: Está bien, quedará entre nosotras dos.
A Norma le duele que su hija se sienta mal por no poder regresar a su escuela, pero está convencida de que todo es por su bien. Le horroriza la idea de que el hombre que le arruinó la vida le haga lo mismo a su hija, a la hija que tuvo con él.

Alejandra está en su cama, acostada abrazando su almohada, mientras piensa en su adorado profesor José Mariano y sonríe con una expresión muy dulce al recordar el beso que le dio.
Alejandra: José Mariano, mi amor... ese beso lo recordaré durante toda mi vida, jamás podré olvidar el momento en que tus labios estuvieron pegados a los míos. Aunque nunca seas mío, aunque todo se interponga entre nosotros y jamás vuelva a recibir un beso tuyo, ahora sé que tú sientes lo mismo que yo y eso ya es suficiente para ser la mujer más feliz del mundo. Te amo, José Mariano, te amo como jamás pensé que podría amar...

José Mariano tampoco puede dejar de pensar en Alejandra. Recuerda con ternura el beso que le dio, seguro de que jamás volverá a probar el sabor de sus labios, jurándose a sí mismo que no lo volverá a hacer, que él no tiene ningún derecho de arruinarle la vida a una adolescente, que no sería justo para ella convertirla en su amante.
José Mariano: Mi niña adorada, tendré que resignarme a que lo nuestro no puede ser...
Odilia entra a su cuarto y le da un beso a su esposo.
Odilia: ¿Por qué tan pensativo, mi amor? Estabas pensando en mí ¿verdad?
José Mariano no se atreve a mentirle, así que se queda en silencio. Odilia se acuesta a su lado y apoya la cabeza en su pecho.
Odilia: Mi amor... ¿Cuánto tiempo hace que no te digo que te amo, que eres lo más importante que hay en mi vida y que no podría vivir sin ti?
José Mariano sigue callado, no puede soportar los remordimientos por haberla dejado de querer y por haberse enamorado de una niña que casi podría ser su hija.
Odilia: Estamos muy distanciados, y eso no me gusta... yo quiero que todo vuelva a ser como antes entre tú y yo. Te quiero tanto... y quiero demostrártelo.
Odilia lo besa con mucha pasión, pero él no le responde, y cuando ella intenta arrancarle la camisa, la rechaza y se va a dormir al sillón.

A la mañana siguiente, Mauricio espera a su hermana para irse a la escuela. Le grita que se apure o llegarán tarde, y Angie Milena aparece, aún sin cambiarse.
Mauricio: ¿Por qué todavía no te arreglas? ¿No piensas ir a la escuela hoy?
Angie Milena: No.
Mauricio: ¿Por qué, te sientes mal?
Angie Milena: Es que ya no volveré a la escuela.
Mauricio: ¿Cómo está eso?
Angie Milena: Es que me di cuenta de que ese no es mi lugar y quiero regresar a mi vieja escuela...
Mauricio: ¡Pero si nunca te gustó estudiar allí! Dime la verdad, Angie, ¿alguien te dijo o te hizo algo para que no quisieras regresar? ¿Es por el maestro Rubén?
Angie Milena: No, por supuesto que no...
Mauricio: ¿Entonces por qué?
Angie Milena: Es que ya no quiero regresar, eso es todo.
Mauricio: Si no me dices el motivo, tendrás que venir a la escuela como corresponde. No voy a permitir que pierdas clases.
Angie Milena: No, Mauricio...
Mauricio: ¡Claro que sí! Ya mismo te cambias y vamos. Ándale, rápido, que ya se está haciendo muy tarde.
Angie Milena asiente y corre a prepararse para ir a la escuela.

[linked image]
*Julia quiere hacer creer a Jose que él día que supuestamente hicieron el amor la dejó embarazada de verdad*

Julia llega a la escuela y, al ver a José, se acerca a él. Cuando lo va a saludar, finge marearse y él tiene que sostenerla.
José: ¿Qué pasa? ¿Te sientes mal?
Julia: Sí, últimamente no me he sentido muy bien...
José se preocupa, porque sabe que el embarazo de Julia es fingido así que no tiene motivos para sentirse mal.
José: ¿Seguro? ¿Y qué es lo que sientes?
Julia: Mareos, desmayos... lo normal en mi estado, tú sabes...
José: Sí, claro...
Julia: Tal vez te parezca tonto porque tengo muy poco tiempo de embarazo, pero ya siento a nuestro bebé dentro de mí... ¿Quieres sentirlo tú también?
Ella toma la mano de José y se la apoya en el vientre. Ella sonríe tratando de verse dulce y maternal, pero en su corazón esconde un gran deseo de venganza. Quiere regresarle aunque sea una parte de los malos momentos que ella tuvo que pasar cuando él le hizo creer que estaba embarazada.
Julia: Tenemos que ponernos de acuerdo sobre la boda, quiero que sea lo antes posible... Mis papás ya están empezando a sospechar. Yo ya cumplí con lo que me pediste, me acosté contigo... ¿Te acuerdas la noche que pasamos juntos?
José por supuesto que no se acuerda, y no puede imaginarse que en realidad no pasó nada, así que se pone muy nervioso al pensar que en la posibilidad de que hayan tenido relaciones sin ningún tipo de protección, y que Julia pueda estar realmente embarazada.

 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement