¡¡ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LOS ACTORES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SÓLO INSPIRAN LA WEBNOVELA¡¡


 Return to Index  

capitulo 34

September 2 2009 at 11:18 AM
Emili  (Acceso guaposlibros)

 
[linked image]


*José Mariano rechaza a la madre de Alejandra que se quiere acostar con él*


Los alumnos salen del aula. José Mariano va por los pasillos buscando a Alejandra. No le quiere decir nada, no desea ilusionarla pero la ama y aunque la ha visto ya no quiere ir a su casa sin antes volver a verla. Necesita alimentarse de su mirada para soportar un día al lado de una mujer a la que no ama. Va caminando lentamente, concentrado viendo cada cara esperando encontrarse con la de ella. Alguien se acerca a él por la espalda y le tapa los ojos con las manos. Él se emociona y sonríe. Alejandra baja en ese momento y se muere de los celos al ver ese escena que a ella le parece cariñosa entre su madre y su amado. Se va corriendo llorando. José Mariano suspira. Piensa que es Alejandra, en el fondo sabe que es lo que desea. Instintivamente la llama mi amor y acaricia sus manos dándose cuenta así que no es su joven alumna. Se gira y se sorprende al ver a Lucrecia que feliz le dice:
--¿¡como sabías que era yo?¡ ¡sabía que te gustaba... yo tengo un apartamento... será la mejor noche de su vida¡
José Mariano no da crédito a lo que oye y con horror ve como esa mujer lo quiere besar sin preguntar.

Alejandra sale llorando de la escuela. Desde el coche el chofer de la familia (Vicente Tepedino) le mira las piernas con deseo. Cuando ella se acerca él sale y para abrirle coqueto la puerta del coche pero ella se niega a pasar.
--¡no, no creo que a mi madre le guste que yo les acompañe... mejor tomo un taxi¡
Alejandra se va llorando.

José Mariano rechaza a Lucrecia:
--usted se confunde conmigo...
--No seas reprimido... yo sé que quieres ser mi amante... me quieres hacer el amor y yo te confieso que desde el primer día que te vi en aquel restaurante esas también fueron mis intenciones. Pues bien por fin ha llegado el día tan esperado por los dos...
José Mariano traga saliva. No le atrae para nada la propuesta de la mujer y además no está acostumbrado a que sean tan descaradas con él y le molesta. Igualmente trata de rechazarla educadamente.
--que pena con usted señora, pero soy un hombre casado...
---yo yo también por eso solo seremos amantes... nos veremos a escondidas...
--pero es que usted no me entiende... Yo no quiero nada con usted...
--¡pero si me llamaste mi amor¡¡ conmigo no tengas vergüenza, yo te daré lo que quieras...¡
--¡creí que era otra persona¡
--¿quien? --dice molesta.
José Mariano se pone nervioso. No puede dejar de pensar en Alejandra ofreciéndosele.
--¡ahora no dice para sí-- tienes a su madre delante... tienes que olvidar a esa joven¡
Lucrecia se le acerca provocativa:
--si no me quieres decir es porque de verdad pensabas en mi... He estado con muchos hombres y mi marido es un pobre idiota y no se ha enterado, contigo no va a ser diferente... No te reprimas... te la pasarás muy bien...
El descaro de la mujer cada vez le gusta menos a él.
--¡le he dicho que no... yo creí que era mi esposa... por eso la llamé mi amor¡
Lucrecia no se da por vencida:
--pues a tu esposita no le va a gustar nada que la confundas con otra pero claro... a veces a las embarazadas les pasa, que no tienen ganas de hacer el amor... A mi me pasaba lo contrario pero por la cara que tú llevas estoy seguro que tu esposa si es una de esas...
José Mariano está muy abochornado, está perdiendo la paciencia.
--No le quiero faltar al respecto...
Ella lo interrumpe:
--faltame en la cama me gusta que los hombres me maltraten...
--Mire señora... yo tengo prisa que me espera mi esposa...
José Mariano se saca como puede a esa mujer y se va corriendo. Lucrecia se queda con las ganas:
--¡no me voy a dar por vencida... no... ese hombre va a ser mío¡
En seguida se le van los ojos entre los chicos guapos que hay en esa escuela.
--la verdad es que este instituto es todo un mercado de carne... a ver a quien encuentro para darme un caprichito...
le llama la atención un chico muy guapo que está muy molesto peleándose con su taquilla. Se acerca a él muy coqueta. Él se sorprende, es Mauricio.

Alejandra se ha refugiado en casa de Brenda. Llora.
--no puede ser... debes estar confundida... tu madre ya no es una niña... además se ve una señora como para engañar a su esposo y el profesor no te iba a rechazar a ti por ella... --Brenda.
--¡pues fue así... yo los vi besándose y se lo reclamé está muerta de rabia-- el muy imbécil me dijo que no era verdad...¡
--¿y entonces?
--¡Me mintió... si vieras lo cariñoso que estaba siendo con ella... No sólo engaña a su esposa sino a mi. Yo le dije que lo amaba, le dije que le daría lo que le daba mi madre... él me juró que no era verdad... yo hasta estaba dispuesta a darle mi primera vez... Me dijo que no la amaba pero por eso no me quiso dar la prueba de amor que yo le pedí y él dándose de decente y no es más que un cerdo que se acuesta con mi madre sabiendo lo mucho que lo amo yo... ¡¡¡si quería una amante y yo le resulto tan fea... ¿porque no buscó otra... porque mi madre?¡¡
--no sé que decirte, tan buena persona que parece el profesor de literatura y resultó un cretino...
--¡¡es de lo peor...¡¡ nunca le voy a perdonar el daño que me hizo... si hacia un rato fue tan cariñoso conmigo, me dio esperanzas... y yo lo buscaba... no me quería ir sin verlo y me entero que todo es mentira... --llora.
--¡desgraciado¡¡¿como te hace eso? Yo te di lo hundiría ante su esposa... llamala, dile que su marido tiene una amante... que le dé una lección...
--No, como crees. Yo nunca haría eso...
--¿quieres que lo haga yo? O si lo prefieres la podemos llamar anónimamente...
--No, no... esa señora no tiene la culpa de nada...
--si pero tiene derecho a saber lo que hace el degenerado del marido...
--te olvidas que está embarazada? No quiero que por mi culpa le pase nada a su bebito...
Alejandra está muy triste, Brenda no sabe como animarla. La anima a que luche contra su madre...
--tu eres joven y bonita...
--¡ya¡¡me desnudé ante José Mariano y nada... ¿¡que más quieres que hagas?¡
--Pues dale celos, que te vea con otro hombre...
--No, no... ya lo quise hacer con Jose... y no... ¡ya no¡¡no cometeré el mismo error¡
--pero es que yo no te digo que te acuestes con otro es que sólo a ti se te ocurre querer acostarte con cualquiera y en tu primera vez... No sé te digo que salgas con otro... Mauricio está muerto por ti, es un buen candidato.
--¿tu crees que funcione?
--no te cuesta nada probar...
--pero sería engañarlo y no sería justo para Mauricio... No está bien salir con él para lastimar al profesor.
--¿y a ti que más te da?
Alejandra la mira aturdida.

Mauricio se abrocha los pantalones. Se arrepiente de haberse dejado llevar y haberse acostado con la madre de Alejandra. Se va en silencio, Lucrecia que queda en la cama satisfecha tampoco quería que dijera nada. Mauricio sale del apartamento y se mete en el ascensor.
--¿¡como he hecho una cosa así?¡ ¡ahora no podré mirar a Alejandra a los ojos...¡ --se repite.

Alejandra llega a su casa casi al mismo tiempo que su madre. Pasa sin decirle nada, muy molesta. Lucrecia se enfada.
--¡niña grosera, no me estoy gastando una fortuna en esa escuela para que me salgas tan maleducada que no saludas ni a ti madre¡
Alejandra descarga su rabia contra su madre:
--¡el que me paga la escuela es mi papá... tú solo eres una arrimada... seguro que nunca lo quisiste, que te casaste con él por el dinero... ¡¡¿con cuantos hombres has engañado a mi papá?¡¡
Lucrecia la bofetea fuertemente:
--¡mira no me cargues... o te mando interna¡¡
Llena de rabia Alejandra dice:
--¡yo sé que eres la amante del profesor José Mariano Azcarraga y si no lo dejas se lo diré a papá...¡
Madre e hija se miran con rabia. Desde las escaleras Patricia lo ha escuchado todo y sonríe pensando en como usar esa información en su provecho. El chofer, que estaba en la entrada de la casa, también lo ha escuchado, y sonríe:
--¡cada vez Lucrecita se endeuda más conmigo... y yo que creí que iba a esa escuela por los alumnos... ya los debe haber saboreado a todos¡
El hombre sonríe pensando en el dinero que sacará por ese secreto. Furiosa Lucrecia agarra a Alejandra y se la lleva a la biblioteca para asegurarse que nadie los escucha.
--¡no te metas en mi vida... yo me voy a acostar con José Mariano las veces que se me dé la gana¡
--¡yo no te lo voy a permitir¡
Alejandra está furiosa. Según ella lo que quiere es que se respecte a su padre pero en realidad lo que hace es defender a su hombre. Lucrecia la mira amenazante, la agarra del cuello con rabia.
--¡me estás haciendo daño, mamá¡ --dice la joven sorprendida de la maldad de su madre.
Llena de odio Lucrecia dice:
--¡si tu le dices algo a tu padre de mi la vas a pagar¡
--¿¡me vas a matar?¡¡no me importa¡¡ --dice ella muy dolida.
Lucrecia la suelta y le dice:
--¡no, al que voy a matar es a tu padre¡¡¡así que tú ya verás si quieres ser responsable de la muerte de tu querido padre¡
--¿de veras serías capaz?
--¡tu padre es un pobre viejo que siempre me dio asco... ¡¡¡sí, solo lo quiero por dinero¡¡¡si quería recibir la herencia de mis padres me tenía que cansar y él fue mi mejor opción pero si lo dejo perdería mucho dinero y soy capaz de todo por no perder todo por lo que he luchado toda mi vida...¡¡no me obligues a convertirme en una asesina¡
Lucrecia se va riendo y Alejandra se queda llorando desecha. Llora por José Mariano y también llora por haber descubierto que tiene a un monstruo como madre .
[linked image]
Mauricio se acuesta con la madre de Alejandra pero luego se arrepiente



 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement