¡¡ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LOS ACTORES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SÓLO INSPIRAN LA WEBNOVELA¡¡


 Return to Index  

CAPITULO 36

September 3 2009 at 12:47 AM
Rocio  (Acceso guaposlibros)

 
[linked image]
Miguel y Etelvina son los padres secretos de Mateo


Rubén les confiesa a Malena y a José Mariano lo que descubrió hace poco.
--¡Sí, para mi ha sido también una sorpresa, yo me enteré hace poco por casualidad!´
José Mariano: ¿Y qué piensas hacer?
Rubén: ¡Nada, no pienso hacer nada! ¡Voy a dejar las cosas como están! ¡Nunca me interesó ser padre! ¡Ha pasado toda su vida sin mi! ¿Por qué me va a querer
tener ahora que ya está grandecita?
Malena: ¡No sé como puedes hablar así! ¿No sientes ni siquiera el deseo de abrazar a tu hija?
Rubén se ríe con maldad.
--¡Qué tonterías estás diciendo!
José Mariano: ¡Un hijo merece todo tipo de sacrificios! ¡Yo estoy esperando uno y aunque no amo a mi esposa, sigo a su lado por mi hijo! ¡No quiero perderme
ni un minuto de su infancia! ¡Todavía no ha nacido y ya me muero por tenerlo conmigo, y tú que te enteras que tienes una hija te empeñas en negarla!
Rubén: ¡Ya, pero un hijo requiere de muchas responsabilidades, ya me conocéis y sabéis como soy!
Malena: ¡Ay, Rubén! ¡Nunca vas a cambiar !

Mauricio se encuentra con Alejandra.
--¡Mauricio! ¿Cómo sigue tu mamá?
El joven está atormentado y se intenta marchar.
--¡Ya está fuera de peligro, pronto estará en la casa! ¡Disculpa, tengo mucho que estudiar, los días que falté por la enfermedad de mi madre, tampoco estudié nada y tengo que ponerme al día!
Alejandra: ¡No te vayas tan rápido! ¡Yo te puedo ayudar! ¡Dime que es lo que necesitas!
El chico se pone nervioso y se siente entre la espada y la pared, por un lado quiere estar junto a la chica de sus sueños, pero no tiene cara de mirar a Alejandra por lo que pasó.
--¡No, prefiero estar solo! ¡Con todo lo que ha pasado no tengo ánimos de estar con nadie!
Alejandra: ¡Para eso estamos los amigos, para ayudarnos en lo bueno y en lo malo! ¡Dime en que te puedo ayudar!
Mauricio se pone nervioso y responde alterado.
--¡Te dije que no! ¿Es que no me entiendes?
Seguidamente se da cuenta de su error y se disculpa.
--¡Perdón, tú no tienes la culpa de mis problemas!
Alejandra lo abraza, José Mariano llega en ese momento y monta un arranque de celos.
--¿Se puede saber qué significa esto? ¡Estamos en un instituto, no en un parque solitario! ¡Así que dejad los arrumacos para otro momento!
Alejandra siente que el corazón se le va a salir del pecho, le ha encantado saber que su amado profesor se ha puesto celoso.
--¡Disculpe, profesor! ¡Yo lo abracé porque estaba pasando por un mal momento!
José Mariano: ¡No me interesan los motivos que tuviste para hacerlo! ¡Lo único que importa es que no está bien lo que acabo de ver!
El profesor se queda pensativo.
--¡No, no puedo soportar que Alejandra esté con Mauricio! ¡Nuestro amor no puede ser porque hay muchos impedimentos, pero no quiero saberla de otro!

Rubén se encuentra con Brenda en el pasillo.
--¿Sabes? ¡Pero qué bonita vienes hoy!
Brenda: ¡Como todos los días! ¡Nada especial!
Rubén: ¡Pero hoy me gustas más!
La joven se marcha y él le sigue.
--¡No te conviene rechazarme! ¿Qué pasaría si llamo por teléfono a tus padres y les cuento tus andadas? ¿Qué pasaría si se enteraran donde te encontré y con quién?
Ella lo agarra de la camisa con rabia.
--¡Tú no vas a hacer eso! ¡Yo lo negaré todo! ¿A quién van a creer? ¡Atí no creo porque tú eres un miserable, yo en cambio soy su hija y ellos saben ya la clase de alimaña que tengo como profesor!
Rubén: ¡Seré todo lo que quieras, pero tú me amaste y seguro me sigues amando! ¿Qué pasaría si te pido una noche de amor? ¡Si quieres hacemos la prueba! ¡Te lo he dicho de broma, no te hagas ilusiones!
Brenda le da una cachetada y sale corriendo, él trata de seguirla, pero en ese momento se le cae el celular al suelo.

Es de noche, Carlos se dispone a salir con Laura.
--¿Dónde quieres que vayamos?
Laura suspira feliz.
--¡Dónde quieras! ¡Ya sabes que estando contigo, todo lo demás me sobra y que por ti hago lo que sea!
Carlos: ¡De eso no me queda ni la menor duda! ¡Conozco una discoteca que acaban de abrir! ¿Qué te parece si vamos a ver como está?
Laura: ¡Por mi encantada! ¡Vamos!

José está en su casa con Ámbar viendo una película de terror, la joven tiene miedo y se abraza a él. --¡Tengo miedo!
José la abraza y la besa.
--¡No tengas miedo, mi amor! ¡Yo estoy contigo! ¡Cuánto te amo, mi Julia querida!
Ámbar lo bofetea con rabia.
--¿Qué dijiste? ¡Me llamaste Julia! ¡Tienes la desfachatez de estar conmigo pensando en ella! ¿No te da vergüenza?
José: ¡Tú sabes que la amo a ella, que si estoy contigo es para olvidarla!
Ámbar: ¡Y si la amas tanto! ¿Por qué quieres olvidarla? ¡Lo siento, pero no quiero volver a verte más!
Ella se va sin dejarle a José opción a explicarle nada.

Llega el Lunes, tras la clase de gimnasia los alumnos se meten en la ducha y Etelvina los espía con una cámara que tiene en su despacho.
Miguel entra en ese momento.
--¿Qué estás haciendo?
Etelvina: ¡Te respondo con otra pregunta! ¿Por qué no llamas antes de entrar?
Miguel: ¿Se te olvida que soy el jefe de estudios? ¡Puedo entrar y salir cuantas veces me de la gana!
Etelvina: ¡Ya me estás cansando! ¡Voy a hacer que te corran del instituto!
Miguel: ¡Haber quien hace que corra a quien! ¿Se te olvida todo lo que se? ¡Ya estoy cansado de tus altanerías! ¿Qué pasaría si nuestro mayor secreto saliera a la luz? ¿Quieres que le diga a Mateo que tú y yo somos sus padres y que tú se lo entregaste a la señora Rosalía para que lo cuidara?
Etelvina se pone nerviosa.
--¡Recuerda que tú me exigiste que abortara, me dijiste que eras muy joven para tener responsabilidades y que no contara contigo! ¿Crees que yo iba a pasar por la vergüenza de ser una madre soltera? ¡Por eso se lo entregué a la señora Rosalía, ella es la única madre que Mateo conoce! ¡Tú eres tan basura como yo, así que deja de chantajearme!

Lilianita habla con Ámbar sobre José.
--¿Qué tal te está yendo con el maridito de nuestra compañerita la fracasada?
Ámbar: ¡El otro día estuve en su casa, vimos una película de terror, lo abracé y él me correspondió, pero el muy estúpido me llamó Julia!
Lilianita: ¿Y tú se lo permitiste?
Ámbar: ¡Le di una cachetada! ¡Lo peor es que en lugar de arrepentirse me dijo que Julia era el amor de su vida y que no la había olvidado, que estaba conmigo para olvidarla, pero no pudo y no tiene intención de hacerlo, que desea volver con ella!
Lo que las dos ignoran, es que Julia lo ha escuchado todo y se va emocionada.
José le cuenta a Carlos todo lo ocurrido con Ámbar en su casa, Julia llega en ese momento y lo escucha todo.
--¡Yo también te amo, José! ¡Nunca debí engañarte!
Él la abraza.
--¡No te preocupes, la culpa fue mía! ¡Yo me porté como un canalla! ¡Quise divertirme, pero me enamoré de ti! ¡Quiero que volvamos a vivir en el departamento, en nuestro departamento!
Los dos se besan y se abrazan.

Alejandra y Brenda se disponen a irse para su casa, en ese momento llega Rafael.
--¡Hola, mi amor!
Brenda: ¿Qué haces aquí? ¡Desde luego que eres un caso perdío! ¿Cómo se te ocurre buscarme en la escuela?
Rafael: ¡Vine a invitarte a cenar!
Brenda: ¡No, voy a casa de Alejandra, tenemos que hacer un trabajo!
Rafael: ¡El trabajo puede esperar, podéis hacerlo otro día!
Alejandra: ¡Tenemos toda la semana para hacerlo, mañana lo hacemos, vete con Rafael a cenar!
Brenda: ¡Está bien! ¡Vamos! ¡Eso sí, Alejandra se viene con nosotros!
Alejandra: ¡No, lo siento!¡No me siento bien! ¡Vayan Ustedes!
Brenda: ¡Anda, vente y así te diviertes un poco!
Rafael: ¡Dile que sí a mi novia, no le hagas ese desaire!
Alejandra: ¡Está bien, no tengo ganas de llegar tan pronto a mi casa!

Rubén va al hospital a visitar a Norma.
--¡Mi querida Norma!
Norma se pone nerviosa.
--¿Qué haces tú aquí? ¡Fuera de aquí!
Rubén: ¡Tenemos que hablar! ¡Tú y yo tenemos una hija! ¿Por qué no me lo dijiste?
Norma: ¿Acaso te hubiera importado?
Rubén: ¡Por supuesto que no!
Norma: ¡Entonces! ¡Te me vas ahora mismo!
Rubén: ¡Tú y yo estamos unidos! ¡Tenemos una hija! ¡Recuerda que es menor de edad y te la puedo quitar!
Norma: ¡Te me vas a la voz de ya! ¡Ni se te ocurra!
En ese momento Norma llama para que echen a Rubén, él se va antes de que lo echen.

Alejandra llega a su casa y Lucrecia le regaña.
--¿Se puede saber que horas son estas de llegar? ¿De dónde vienes?
Alejandra: ¡No tengo por qué darte explicaciones, ya estoy bastante grandecita para que me controles como si fuera una niña!
Lucrecia la golpea con rabia.
--¿Con qué derecho me contestas así?
Alejandra: ¡con el mismo con el que tú engañas a mi papá con mi profesor de literatura, con el profesor José Mariano!

[linked image]
*A pesar que no le interesa, Carlos sigue saliendo con Laura, la enfermera*



 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement