¡¡ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LOS ACTORES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SÓLO INSPIRAN LA WEBNOVELA¡¡


 Return to Index  

CAPITULO 39

September 3 2009 at 12:52 AM
Emili  (Acceso guaposlibros)

 
[linked image]
*José Mariano, que no sabe que su esposa ha perdido el niño, se angustia porque no sabe nada de ella.*


José Mariano está solo en su departamento. Le sorprende que su mujer no haya llegado. Llama a Flor.
--no, no la he visto hoy le dice ella.
--¿y no sabes donde puede estar? --pregunta angustiado-- Ella nunca me había hecho esto. Siempre estaba en casa pensando en nuestro hijo...
Flor se estremece al escuchar la voz del hombre al que ama. Se queda pensando.
--el cree que Odilia es una santa, ahora puede estar en cualquier lado... si yo le dijera lo que siento... pero no puedo... por su hijo... por su hijo me tengo que callar esto que siento...
Al no escuchar nada, José Mariano cree que Flor le oculta algo. Cree que es que le ha pasado algo a su esposa:
--¿¡tu sabes donde está?¡¡dime¡¡¿que le pasó?¿que le pasó?¡
Ella siente celos ya que sabe que Odilia no merece que se preocupe tanto con ella.
--No, no... yo no sé nada de ella le dice ella.
Muy angustiado, José Mariano dice:
--¡no me engañes... seguro que le ha pasado algo¡
--no, tranquilo. Seguro que tu mujer está bien. ¿quieres que venga y te haga compañía?
Aunque no quiere estar solo, el profesor dice:
--no, mejor no... No sea que ella nos encuentra a solas y piense lo que sea... No la quiero angustiar en su estado.
--si claro... --dice celosa.
--bueno pues si no sabes nada yo cuelgo... no sea que haya tenido algún problema y me tenga que llamar.
Flor tiene muchas ganas de hablar con él pero el hombre la cuelga y ella se queda triste. Muy angustiado, José Mariano va al cuarto que tenían preparado para su hijo. Lo espera con mucho ilusión. Mira emocionado las cosas de su hijo.
--¿que no les haya pasado nada?¡que no le pase nada a mi hijo¡¡aunque yo no quiera saber nada de la madre pues es mi hijo... a él si lo quiero¡

Muy angustiada, Alejandra llega a casa de Brenda. La abraza llorando. Solloza.
--amiga, ¿que pasó?
Alejandra no es capaz de decir nada claro.
--calmate, sino no te voy a entender nada.
Brenda le pide a la criada una tila para su amiga. Luego las dos se sientan en el sofá. Brenda trata de calmarla. Ninguna de las dos imagina que Rafael está en la azotea del edificio y como un hombre araña se descuelga por las paredes y salta al balcón de su chica. Lleva una rosa en la boca, le quiera dar toda una sorpresa a su chica. Mientras se desengancha de las cuerdas no puede evitar oír lo que entre llantos Alejandra le confiesa a su amiga:
--la esposa del profesor José Mariano perdió a su hijo... un hijo que podía ser mi hermano...
Esta confesión impacta mucho a Rafael y decide quedarse en el balcón escuchando.
Brenda toca la frente a su amiga:
--¿debes tener calentura... ? Solo dices puras tonterías...
Alejandra está muy nerviosa:
--¡no, no... es verdad... escuché como mi padre reclamaba a mi madre que tuviera un amante ella le dijo que él también ha tenido otras mujeres... hasta tuvo hijos con otras mujeres....¡
Brenda trata de calmarla:
--¡si, vale pero eso no tiene nada que ver con la mujer del profesor¡
Llena de dolor y de angustia, Alejandra sigue gritando y llorando:
--¡sí, si, porque que mi mamá dijo bien claro que Odilia de Azcarraga fue una de sus amantes y ella me lo confirmó¡
--¿¿quien?¡¡te enfrentaste a la esposa del profesor¡
Alejandra se hunde en brazos de su amiga:
--¡fue mi culpa... por mi culpa perdió un hijo... un hijo que podía ser mi hermano... Ella me lo dijo, me dijo que su hijo podía ser de José Mariano pero también de mi padre... ¿¡te das cuenta?¡¡¡por mi culpa se ha perdido una vida... una vida que podía ser hijo de mi padre¡¡¡¡José Mariano esperaba con mucha ilusión ese niño ¿y ahora?¡¡que va a sentir ahora cuando sepa que ese bebé murió y por mi culpa?¡
Ninguna de las dos amigas se da cuenta que desde el balcón Rafael las escucha cada vez más intrigado.
Brenda le da una tila a Alejandra.
--no, no me pasaría nada... tengo un nudo en la garganta.
--debes tomar algo... te hará bien. Así me podrás explicar lo que pasó más tranquilamente.
Llorando Alejandra dice:
--¡no hay nada que haga que me tranquilice... no me lo merezco... soy de lo peor... maté a un pobre bebé¡
--Yo te conozco y sé que eres incapaz de hacer algo así... seguro que no tuviste la culpa... ¿que pasó? ¿discutiste con esa mujer y cayó?¿fue eso, no?
Alejandra se seca las lágrimas:
--no, no... chocó su coche... Ella me avisó al hospital..
--ya lo entiendo... discutisteis y perdió el bebé... ¡pero ya debía estar mal¡
El que su amiga no la entienda la pone aun más nerviosa. Grita y llora:
--¡no entiendes nada¡¡
--¡pues si no me explicas, no puedo entender¡ ¿que hiciste tú para hacerla abortar?¡
--¡ella chocó su coche por mi culpa, ella estaba molesta porque piensa que soy la amante de su marido... creía que iba a perder a su marido por mi culpa¡¡entiendes...? yo soy responsable de su accidente¡¡
--¡yo no entiendo nada... para empezar tu no eres la amante del profesor¡
--¡pero lo amo y siempre me quise acostar con él¡
--¡pero no lo hiciste y perdona pero esa mujer no tiene moralidad para decirte nada. Ella sí tenía un amante... El profesor se quedó al lado de su esposa por ese niño que seguro que no era de él y ahora que lo perdió pues quiere que te sientas culpable para que el profesor no la deje... él te ama a ti y tú sí mereces su amor, no esa...¡
--¡no, no... pobre señora Odilia, lo debe estar pasando fatal¡
Brenda sigue intentando que Alejandra se dé cuenta que ella no es responsable de la pérdida del hijo de Odilia. Rafael decide no entrar y como no le apetece volver a actuar de hombre araña se mete por el balcón de lado. Se dirige hacia la puerta como si no pasara nada. Una mujer, bastante gorda y fea, que sale de la ducha, lo ve y grita:
--¡ay, hombre... ¿que hace aquí?¡
Como si nada, Rafael pregunta:
--¿por favor por aquí no pasa el autobús?
La mujer se pone a gritar:
--¡ay, me quiere violar, me quiere violar¡¡
--¡señora que más quisiera usted¡
Rafael se va hacia la puerta mientras la mujer lo sigue gritando como loca que la quiere violar. Él logra salir sano y salvo. Resopla.
--de buena me salvé... con las ganas que tenia la gorda que yo la violara...
luego se acuerda de lo que ha pasado.
--José Mariano debe saber que su esposa es una cualquiera... debo hablar con él antes que lo haga Odilia y lo vuelva a enredar con otra de sus mentiras.

José Mariano no puede más.
--le tuvo que pasar algo... le tuvo que pasar algo...
Llama a la policía y como no le hacen caso pues decide llamar a todos los hospitales. Odilia ya ha preparado lo que le va a decir a su esposo para retenerlo. Pide que lo llamen para avisarlo. Al rato,
--¿y mi esposo?¿porque no vimos?
--es que no logramos hablar con él... su teléfono comunica y comunica le dicen.
Odilia se muere de rabia:
--¡son unos inútiles... llamen a la policía, a los bomberos... pero que venga mi marido¡
--lo intentaremos más tarde y sino mandaremos a por él...
Odilia está furiosa.

Llaman al timbre. José Mariano va a abrir la puerta con angustia.
--mi amor dice seguro que es su esposa.
Rafael lo mira divertido. Pone morritos como si fuera a besarlo y dice con ironia:
--ay mi amor ya sé que estoy bueno pero no es para tanto... No sabía que te gustaba... ¿porque nunca me dijiste que estabas enamorado de mi?
José Mariano lo hace pasar angustiado:
--ahora no estoy para tus tonterías... ¡¡estoy que me muero de la angustia...¡¡¡
--si perdona... era para hacerte sonreír antes de decirte lo que te tengo que decir...
--¡tu sabes algo?¡¡¿es Odilia?¡¡sabes donde está?¡ --muy preocupado.
--si, yo sé lo que le ha pasado... lo que me extraña es que no te haya avisado...
Rafael va directo y descuelga el teléfono. Justo en ese preciso momento Odilia llamaba a su marido. Se pone furiosa al ver que comunica:
--¡maldito sea, maldito¡
José Mariano quiere volver a colgar el teléfono:
--¿que haces?¿y si Odilia me necesita?
Rafael no se lo permite
--no quiero que ella te hable antes de que sepas la verdad.
--¿cual verdad?
Le pide que se sienten. José Mariano lo hace pero se levanta en seguida:
--¡habla ya... no ves como me tienes¡
--Odilia ha perdido a su hijo...
José Mariano cierra los ojos. Llora. Se sienta en el sofá. Rafael le pone la mano en los hombros y le dice:
--pero no era tu hijo, al menos no cien por cien... tu esposa te engaña con el padre de Alejandra... Gaspar Valdivieso podría ser también el padre de ese bebé... tu esposa se lo dijo a Alejandra... Odilia se puso en contacto con ella para llenarle la cabeza de tonterías, dice que chocó su coche por culpa de ella que es tu amante... Odilia ha logrado que Alejandra se sienta responsable de lo que ha pasado. Pero no es así... ¡no era tu hijo, no era tu hijo¡
José Mariano mira a su amigo con el rostro desencajado por el dolor.
[linked image]

*Rafael descubre que el hijo de Odilia no era de José Mariano y se lo dice a su amigo*


 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement