¡¡ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LOS ACTORES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SÓLO INSPIRAN LA WEBNOVELA¡¡


 Return to Index  

CAPITULO 43

September 3 2009 at 1:10 AM
Lucia  (Acceso GUAPOSLIBROS2)

 
[linked image]
*José Mariano y Alejandra se aman sin reservas, es la primera vez de ella.*


Alejandra mira con deseo a José Mariano. Si estuvieran solos, se lanzaría en sus brazos, pero no lo están, así que se conforma con contemplarlo. Rafael se da cuenta de que él y Brenda salen sobrando, así que le hace un gesto a su novia para irse.
Rafael: Lo siento, Alejandra, pero si quieres hablar con Brenda, tendrá que ser en otro momento porque ahora vamos a salir.
José Mariano: ¿Se van?
Rafael: Sí, ya nos vamos... Olvídate de lo que te dije sobre tus aventuras, Brenda y yo estaremos fuera toda la noche, así que no me molesta para nada si tienen una fiestita privada en mi recámara.
José Mariano, avergonzado: ¿Pero qué cosas dices?
Rafael: Cómo si no supieras de qué te hablo...
Brenda: Bueno, ya vámonos.
Rafael y Brenda salen, abrazados. José Mariano mira intensamente a Alejandra.
José Mariano: No hagas caso a Rafael, dice puras tonterías porque está loco de remate. Espérame tantito, me voy a cambiar.
Alejandra: ¡No!
Ella se acerca más y más, y luego de darle un beso, le arranca la bata y se sorprende y excita al ver que no tenía nada debajo. Lo contempla unos cuantos segundos y luego comienza a desnudarse.
José Mariano: ¿Qué haces, Alejandra?
Alejandra: ¿No me ves?
Ella ya está completamente desnuda, y pega su cuerpo al de José Mariano, que no sabe si va a poder resistirse.
José Mariano: No, mi niña, no te quiero hacer daño...
Alejandra: Entonces no te niegues...
Ella lo besa una vez más y José Mariano ya no puede decirle que no, y la toma en brazos para llevarla a la habitación.

Norma ve llegar a Mauricio y se alegra mucho, ya que había llegado a pensar que se había ido de la casa para siempre.
Norma: Hijito, que bueno que regresas...
Mauricio, enojado: Sabes que no tengo otro lugar dónde ir, pero si lo tuviera, te aseguro que no volvería a poner un pie aquí.
Norma: No digas eso, yo no soportaría tenerte lejos de mí. Tu hermana y tú son lo único importante en mi vida.
Mauricio: ¡No pensabas en mí ni en Angie Milena cuándo hacías tus cochinadas! ¿Cómo crees que me siento al descubrir que mi madre es una prostituta?
Norma: No, eso no... Es verdad que trabajé de vedette desde hace mucho tiempo, incluso antes de que tu hermana y tú nacieran, pero nunca llegué a vender mi cuerpo.
Mauricio: ¿Ah no? ¿Y entonces cómo es que tienes dos hijos sin padre? Angie Milena es hija de un desgraciado al que ni siquiera le importa, y yo ni siquiera lo sé...
Norma: Nunca me habías reclamado qur tu hermana y tú no tuvieran papá, creí que eso no te importaba.
Mauricio: Porque antes creía que eras decente, pero veo que me equivoqué.
Norma se va a su habitación, no soporta el rechazo de su hijo.

Alejandra besa el pecho desnudo de José Mariano, que no deja de acariciarla. Ninguno de los dos se arrepiente de lo que sucedió, pero él se siente un poco culpable.
Alejandra: Te amo, te amo mucho... Nunca imaginé que hacer el amor fuera tan maravilloso.
José Mariano: Te adoro, mi niña, pero ahora me tengo que ir porque hay algo que debo hacer ya mismo.
Alejandra, con tristeza: ¿Ya me vas a dejar? Sí, claro, me imagino... Regresas a tu casa, con tu esposa, total, yo no soy más que tu amante.
José Mariano: Eso no es cierto, tú eres la mujer que amo.
Alejandra: Pero vas a volver con tu esposa.
José Mariano: Sólo para pedirle el divorcio.
Alejandra: ¿Me lo juras? ¿Me juras que te vas a divorciar?
José Mariano: Sí, te lo juro.
Alejandra: ¿Y podemos vivir juntos?
José Mariano: Eso no estaría bien, porque yo aun estoy casado y tú eres mi alumna. Esperemos unos meses, cuando termine el curso yo ya seré un hombre libre y podremos vivir nuestro amor sin escondernos.
Alejandra: Es que me fui de mi casa y no tengo dónde ir...
José Mariano: Pues en ese caso... está bien, buscaremos un departamento para los dos.
Alejandra le da un beso, llena de felicidad. José Mariano se pone de pie y comienza a vestirse.
Alejandra: ¿Regresarás por mí?
José Mariano: Por supuesto, tú espérame, que a más tardar en una hora estaré de vuelta.
Alejandra: Adiós, mi amor.
José Mariano sonríe y la besa, luego se va. Alejandra está feliz, pero tiene un mal presentimiento.

Mateo lleva a Angie Milena de regreso a su casa. En la puerta, le da un beso, y Mauricio los ve por la ventana y se enfada.
Mauricio: ¡Angie Milena, métete ahora mismo a la casa!
Angie Milena: Espera que me despida de Mateo.
Antes de entrar, ella le da otro beso a Mateo, que molesta a Mauricio, ya que aunque en otras circunstancias se habría alegrado al ver a su hermana feliz con su mejor amigo, ahora está muy dolido por lo que se enteró sobre su madre y necesita descargar su rabia en cualquier persona.
Mauricio: ¡Te dije que entres, no que andes exhibiéndote con éste! ¿O qué, quieres convertirte en una cualquiera como tu madre?
Angie Milena lo mira, muy sorprendida por lo que él le acaba de decir.

José Mariano entra a su casa, donde está Otilia esperándolo.
José Mariano: Tengo que hablar contigo.
Otilia: Yo también tengo que decirte algo... No quiero que haber perdido a nuestro bebé perjudique nuestra relación. Si tú quieres, podemos tratar de tener otro hijo...
José Mariano: No, Otilia, eso no podrá ser.
Otilia: Bueno, dejemos lo del bebé para más adelante, pero quiero que todo sea como antes entre nosotros, que volvamos a ser una pareja feliz.
José Mariano: Lo siento, pero... ¿Cómo te lo digo sin lastimarte?
Otilia: ¿Pasa algo?
José Mariano: Sí. Otilia, quiero que terminemos nuestro matrimonio.

Julia y José están en su habitación, abrazados en la cama. Los dos se ven felices y enamorados.
Julia: Mi amor, quiero que hablemos de algo...
José: De lo que tú quieras...
Julia: Ya sabes que nuestra boda fue una farsa.
José: Sí, pero sirvió de algo, gracias a esa boda falsa descubrimos que nos amamos.
Julia: Pues sí, por eso quiero decirte que... que me encantaría que nos volviéramos a casar, pero ahora de verdad.
José se sorprende, ya que no se esperaba esa propuesta.

A Otilia le da un ataque de histeria al oír que su marido quiere separarse de ella.
Otilia: ¡¡¿Me estás pidiendo el divorcio?!! ¡¿Me haces esto en el peor momento de mi vida, ahora que perdí a mi bebé?!
José Mariano: Lo siento muchísimo, pero yo ya no te amo y...
Otilia: ¡Dime la verdad! ¡Tienes una amante, ese es el motivo por el cual me dejas!
José Mariano: El único motivo que tengo es que no tiene sentido continuar con un matrimonio cuando ya se acabó el amor.
Otilia: ¡Eso no es cierto, yo te amo!
José Mariano: Pero yo no.
Otilia: ¡No me vas a dejar, José Mariano, no lo permitiré!
José Mariano: Ya lo he decidido, y no pienso cambiar de opinión.
Otilia lo mira con rabia y se va, pero en seguida reaparece, trayendo en sus manos un cuchillo de cocina. José Mariano se alarma
José Mariano: ¿Qué te propones? ¡No hagas ninguna tontería!
Otilia: ¡No me vas a abandonar, porque si lo haces, me voy a suicidar y tendrás que cargar con mi muerte en tu conciencia para toda la vida!

[linked image] [linked image]
*Jose y Julia viven juntos, ésta quiere que se casen de verdad*

 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement