¡¡ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LOS ACTORES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SÓLO INSPIRAN LA WEBNOVELA¡¡


 Return to Index  

CAPITULO 49

September 3 2009 at 1:42 AM
Emili  (Acceso GUAPOSLIBROS2)

 
[linked image]
*José Mariano se queda de piedra al creer que Alejandra abortó a su hijo*


Alejandra está inconsciente a los pies de la escalera. Su madre sonríe con maldad.
--eso te pasa por querer quedarte con mi hombre, por querer retenerlo con un hijo... la verdad es que es digna hija mía pero se metió con el hombre equivocado. Ella no va a tener un hijo del profesor José Mariano. Ese hombre es para mi.
Escondida tras una gran planta Patricia lo ha visto y oído todo. Sonríe y dice para sí.
--vaya, que interesante. Lo que se entera una. Así que si yo me quedo con el profesor no solo voy a fastidiar a la odiosa de Alejandra sino también a mi querida madre.
LA chica sonríe de una manera vengativa.
--tengo que hablar con el profesor sigue pensando-- le tengo que contar lo que ha hecho mi cruel hermana con su querido hijo y si logro que se acueste conmigo y el cargo con este hijo mío...
Patricia está muy contenta con lo que se le ha ocurrido.
--eres brillante, Patricia eres la mejor de las tres se dice.
LA joven se quiere ir de la casa sin que la vean. Aunque no ve quien es, Lucrecia oye que hay alguien cerca y es entonces cuando se pone a gritar como loca haciéndose la madre angustiada. Gaspar corre a ver lo que ocurre y aunque le angustia el estado de su hija no puede evitar decir:
--al menos seguro que perdió al hijo de ese maldito...
Lucrecia está de rodillas ante su hija como si llorara:
--si mi pobre hijita querida del alma... Dios la ha castigado, la ha castigado por seducir a un hombre casado hasta hace nada y querer atraparlo con un hijo.
Julia acaba de llegar con sus cosas y ha escuchado las palabras de sus padres. Antes que nada lo que les recrimina es que no hagan nada para ayudar a su hermana. Se acerca a ella para ver como está y pide a sus padres que la ayuden.
--¿pero que es lo que ha pasado? --Gaspar.
--No sé, yo escuché un ruido y me la encontré así Lucrecia.
Al ver que ninguno de los dos lo hace, es la propia Julia la que llama a una ambulancia. A Patricia, que sigue escondida, le parece muy interesante ver que su hermana ha llegado con dos maletas. Sonríe y dice para sí:
--seguro que mi Jose ya se cansó con ella y la echó... sí seguro que fue eso. Pero bueno tal vez yo podría hacer una pequeñita maldad para asegurarme que la estúpida de Julia, que se le metió por los ojos, no le vuelva a ir de rogona.
Patricia decide que su visita a José Mariano puede esperar, tiene demasiada prisa por saber lo que ha pasado entre el joven matrimonio.
Alejandra empieza a recobrar el conocimiento.
--¿que me ha pasado? --pregunta aturdida.
Julia que no deja que se mueva le dice que pronto llega la ambulancia. Ante el peligro que su hija se haya dado cuenta que ha sido ella quien la empujó, Lucrecia aparta a Julia de su otra hija y se hace la buena hija ante Alejandra.
--¿que es lo que te pasó, hijita mía? --Lucrecia.
--No, no sé que me pasó. Tropecé pero no sé como.
Lucrecia le acaricia el pelo con un falso amor de madre, por dentro se ríe de ella.
--ya verás mi niña linda... te vas a poner bien...
Al ver a su hermana Patricia, Julia se acerca a ella. La agarra del brazo y se la lleva a otra habitación.
--¿que es esto que Alejandra espera un hijo? La que estás embarazada eres tú.
--¡¡cállate, te pueden oír¡¡
--desde aquí no nos oyen... yo quiero una explicación...
--¿y que quieres que te diga? Que yo esté embarazada no quita que Alejandra lo esté también...
Oyen que llega la ambulancia y Julia quiere ir con Alejandra pero la menor de las hermanas la retiene:
--dime una cosa... ¿terminaste con el desgraciado de Jose?
--si rompí con él... pero ¿porque hablas así?
Patricia se hace la sufrida:
--me alegro que hayas abierto los ojos. Jose es una basura de lo peor. Si supieras que me hizo...
--¿de que hablas?
--Me tienes que jurar que esto no se lo vas a contar a nadie, ni a él... pero tu marido me violó... abusó de mi... Él es el padre del hijo que espero...
Patricia llora falsamente. Julia se ha quedado en shock.

En ese mismo instante, Rafael llega a casa de su amigo José Mariano que lo recibe abatido.
--¿que es lo que te pasa?
El profesor lo hace pasar. Se sienta en el sofá y dice lloroso:
--Alejandra espera un hijo mío.
Rafael se lleva las manos a la cabeza.
--menudo marrón, no me extraña que tengas esa cara... pero ¿cómo ha pasado una cosa así? Si no tenías condones ¿para que están los amigos? ¡tú niégalo¡¡ Seguro que ella te quería atrapar con un hijo y eso es muy sucio, yo eso no se lo permito a ninguna. Déjala sola... es lo que se merece una mujer así.
José Mariano se levanta y se enfrenta a su amigo. Está muy molesto con él.
--¡¡eres una bestia, no entiendes nada¡¡¡No sé para qué te hablo si no dices más que puras tonterías¡¡
Rafael se defiende a su manera:
--¡¡oye, oye, no te enfades conmigo que esa barriga la has montado tú no yo... Yo me sé cuidar, yo no tengo la culpa si has metido la pata y te tocó el premio gordo... Ese bingo es tuyo¡¡¡
José Mariano está muy angustiado:
--¡¡es que tú no entiendes nada¡¡¡¡¡A mi me hace muy feliz que Alejandra vaya a tener un hijo mío... es el sueño de mi vida...Tú sabes que ser padre es la ilusión de mi vida¡¡¡
--¡¡Me estás volviendo loco¡¡¡ Entonces ¿cual es el problema? ¡¡Cásate con ella y no me vengas a molestar a mi que estaba muy tranquilo con mis cosas¡¡
Desesperado José Mariano dice:
--¡¡es que ella no me quiere ver, no quiere saber de mi¡¡
--esto sí que es raro. ¿no será que se burló de ti y el hijo es de otro?
--¡A Alejandra no la ofendas que es muy decente¡¡
Burlón el otro dice:
--ni tanto cuando se te regaló y si vino de ofrecida contigo pudo hacerlo con otro...
José Mariano tiene ganas de matarlo pero se limita a echarlo de su casa. Rafael se hace la víctima.
--eso me pasa a mi por buena gente, por querer ayudarte, ¡¡otra vez que tengas problemas a ver quien te viene a ayudar¡¡¡
Rafael se va molesto. José Mariano se queda emocionado recordando su noche de amor con Alejandra.
--un hijo, vamos a tener un hijo dice ilusionado-- Es mi hijo, lo sé y no ve va a poder sacar de su vida, no te lo voy a permitir.

Mientras, en la mansión de los Valdivieso, Lucrecia se va en la ambulancia con su hija. Gaspar los sigue en su coche. Las hermanas de Alejandra no van porque tienen algo de que hablar. Julia no puede creer en las palabras de su hermana.
--Yo no tengo porque mentirte... no quiero nada de Jose... No quiero que ese cerdo sepa que espero un hijo suyo... Júrame que no se lo vas a decir a nadie... Nadie ni Alejandra debe saber quien es el padre de mi hijo.
Julia se olvida de todo y se va a su habitación a llorar. Patricia sonríe con rabia:
--bueno y ahora a fastidiar a otra parejita... luego ya veré que hago con este maldito bastardo...

José Mariano está muy triste en su casa. Altera cuando llaman a la puerta. Va a abrir seguro que es Alejandra. Se sorprende al ver que es Patricia. Él no entiende nada cuando la joven se le echa en los brazos llorando falsamente. Como si estuviera destrozada le dice:
---¡¡mi hermana hizo algo horrible... está en el hospital... ha perdido a tu hijo... ha abortado¡
José Mariano llora sangre:
--¡no puede ser¡¡
Patricia hace que llora:
--¡me da horror lo que le vi hacer porque es mi hermana pero lo que ha hecho no tiene perdón... yo la vi, dijo que no quería que tu hijo naciera y se tiró por las escaleras¡¡
--¡no puede ser... me niego a que eso sea cierto¡¡ --dice él incrédulo.
--Ojalá fuera una mentira... si quieres te acompaño al hospital y a ver si en mi cara lo niega.

Los dos se van juntos en el coche de él. Patricia le coquetea pero él está demasiado furioso y no le hace caso. Conduce muy velozmente para llegar cuanto antes. En la puerta se encuentra a Lucrecia. José Mariano se acerca a ella desesperado:
--¿es cierto que Alejandra se tiró por unas escaleras para perder a mi hijo?
--¡díselo mamá, yo lo vi todo¡
Sorprendida por la mentira de su hija, Lucrecia dice sollozando teatreramente
--Así es y no sabes que pena contigo... Mi hija es una asesina... ha matado a tu hijo... mi nieto...
José Mariano se hunde y Lucrecia lo abraza con deseo. Como él no la ve sonríe con maldad mientras le toca todo el cuerpo enloquecida:
--vas a ser mío... mío dice para sí-- este imbécil no sabe que Alejandra no estaba embarazada... todo era una mentira de ella para atrapar a mi hombre pero no se salió con la suya... todo esto me va muy bien para mis planes. Yo me encargaré de que nunca aclaren las cosas.

Patricia aprovecha que los dos están distraídos para colarse en la habitación de Alejandra. Se hace la buena ante su hermana:
--que bueno que estás bien... que bueno que estás bien... que susto nos diste.
Desconcertada Alejandra dice:
--aclárame una cosa... ¿porque todos creen que estaba embarazada?
Haciéndose la víctima, Patricia dice:
--porque yo espero un hijo de José Mariano... como todos saben que tú eres su amante pues creyeron que la madre eres tu pero la que espera un hijo del profesor soy yo... abusó de mi... Te lo he contado a ti porque no quiero que ese hombre se siga burlando de ti pero nadie, ni la familia, lo debe saber.
El dolor de Patricia hace que Alejandra no dude de sus palabras. No sabe que por dentro se ríe.
--¡maldito sea, esto es parte de su venganza¡¡maldito¡¡papá tenía razón¡¡me las va a pagar¡¡¡lo odio tanto como antes lo amé¡ --dice Alejandra.
Patricia lucha por no ponerse a reír por lo bien que le ha salido todo.

[linked image]
*Siempre con sus malos consejos, Rafael le dice a José Mariano que niegue ser el padre del supuesto hijo de Alejandra.*



 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement