Alejandro (Mauricio Islas) es un joven de muy buenos sentimientos. Forma parte de una familia de clase alta. Adora a sus padres, a su hermana y a su amigo Jose (Mario Duarte) a quien considera un hermano más y al que protege ya que todos se burlan de él por ser homosexual. Por amor a su familia Alejandro se verá obligado a hacer la peor de las traiciones a su amigo. Jose, por amor y odio, se transformará en la princesa Emily de Hannavor (Ana Maria Orozco) para así poder amar libremente a su amigo y destruirlo. Adriana (Mariana Seoane) es una mujer sencilla madre de dos hijos y que sufre por el fracaso de su segundo matrimonio. La vida unirá a Adriana y Alejandro de una manera inesperada.
¡no te pierdas esta webnovela en la que vemos de nuevo a Ana M. Orozco caracterizada como betty, la fea"¡
NO TE PIERDAS EL RESUMEN DE LA NOVELA EN FOTOS: PINCHA AQUI
 

 Return to Index  

CAPITULO 45

December 18 2003 at 12:09 PM
emili  (Acceso ebalaguer)
Owner

 

*(Adriana y Alejandro se aman y se desean pero es una relacion que no prospera.)*

Alejandro cree que Adriana es la mujer de Miquel y eso le hace daño.
Alejandro sale del edificio en el que vive Adriana. Ha pasado una infernal noche en el suelo. Está muerto de sueño y no mira por donde camina. Se topa con dos mujeres que caminan distraídas: son Casandra y Adriana. La pareja no puede evitar mirarse con mucho amor. Suspiran.
Alejandro con mucha dulzura: te he buscado tanto yo... no me esperaba verte tan de imprevisto.
Casandra, a pesar que Adriana, le dice que no entra en el edificio para dejarlos solos. Adriana está muy nerviosa.
Adriana: bueno, pues un placer... yo me voy...
Alejandro la agarra de la mano y los dos se estremecen al sentirse. Ella se emociona al ver que no tiene el anillo.
Adriana: creí que estaba casado...
Alejandro nervioso: me separé... ¿y tú?
Adriana no sabe porque pero ese hombre la pone nerviosa, se pone a la defensiva. La mujer tiene el pañuelo del hombre en su bolsillo, siempre lo lleva. La agarra para darse ánimo, desea decirle tantas cosas a ese hombre que tiene delante pero no puede. Está paralizada por la mirada, por la bella sonrisa de él. La atracción de la pareja es puro fuego. A pesar de todo lo que siente, Adriana habla con brusquedad.
Adriana: ¡¡No creo que use sea asunto suyo¡¡¡
Alejandro: me encanta cuento te enfadas pero no tienes porque estar tensa, yo no te quiero hacer ningún daño... sólo quiero que seamos amigos.
Adriana: ¡me va a citar y luego me va a dejar plantada como la otra vez¡?
Alejandro siente su dolor y le gusta:
--Lamento haberte dejado plantada, me surgió un imprevisto pero bueno... si te supo mal que no fuera a la cita es porque sientes algo... porque te gusto aunque sea un poquito...
él la mira muy seductor y ella desea besarlo y decirle que lo ama pero se muestra brusca:
--¡usted es un descarado¡
Alejandro: en cambio tú eres adorable...
La dulzura de él contrasta con la agresividad de ella.
Adriana: ¡pues si viene a por su pañuelo, lo siento pero la tiré¡
Él sonríe: ¿seguro que no lo guardaste de recuerdo?
Adriana: ¡descarado¡
Al guapo hombre le encanta el falso enfado de la mujer.
Alejandro: si te acuerdas de mi pañuelo es por algo...
Adriana se siente descubierta, está muy nerviosa. Aunque quiere que el hombre descubra sus sentimientos no puede evitar mostrarse brusca:
--¡pues no, no guardé su pañuelo... y no se preocupe... ya le compraré otro¡
Alejandro muy dulce: No, es un regalo... me llamo Alejandro...
Por fin la dulzura de él tranquiliza a la mujer. Ella sonríe, el corazón de los dos late con más fuerza. Suspiran.
Alejandro: te ves tan bella cuando sonríes... deberías hacerlo más seguido.
Ella vuelve a sonreír, es una sonrisa que enamora aún más al hombre.
Adriana: por cierto, me llamo Adriana.
Él le da dos besos en la mejilla. Son unos besos que estremecen a los dos. A la pareja les parece un sueño estar frente a frente. Hay mucho amor en los ojos de los dos.
Adriana: ¿vives aquí?
Alejandro: bueno sí, tengo un piso en el 5º pero sólo es para reuniones...
Adriana: que coincidencia... yo vivo aquí... en el tercero 1º...
A Alejandro se le desencaja el rostro:
--¿tu no estarás embarazada no?
Adriana se toca el vientre. Se sentía como una adolescente que vivía su primer amor pero se da cuenta que es una mujer embarazada y que, según ella, no tiene derecho a enamorarse. Triste pero segura dice:
--Así es, espero un hijo... ¿cómo lo sabía?
Alejandro balbucea, se le escapan las lágrimas. En ese preciso momento salen del edificio Miquel y Aitor. Alejandro fulmina con la mirada a su nuevo amigo que le saluda muy simpático. Aitor se lanza a los brazos de Adriana a la que llama mamá muy cariñosamente. El marido de Emily ve así confirmada sus sospechas.
--¿ella es tu mamá? –pregunta al niño.
Él hace que si con la cabeza.
Alejandro mira con horror a Miquel:
--ella, ella... entonces ella es... –dice temblando.
Miquel no entiende la reacción de su amigo.
Miquel: deja que os presente ella es la mujer que...
Alejandro no lo quiero oír, se despide muy secamente y se va.
Aitor: ¿qué le pasó ?
Miquel mira a su madre : ¿de que conoces a Alejandro ?
Adriana: ¿y tú?
Miquel: es un vecino, hemos estado en la casa tomando unas cervezas... ¿hay algo entre vosotros? Pareció molesto, celoso... Creo que creyó que eres mi mujer... Le iba a decir que eras la mujer que me dio la vida pero no me dio tiempo... Estaba raro... ¿seguro que no me ocultas nada?
Adriana no contesta y entra en la casa sin dejar de llorar. Miquel está muy intrigado.
Alejandro camina por la plaza en la que vio a Adriana muy angustiado. Llora desesperado:
--¡es su mujer... es la mujer de Miquel¡
Está empezando a sentir mucho cariño por Miquel y el pequeño y no les quiere hacer daño.
--Miquel es muy buen tipo, no me puedo meter en su relación... ¿por qué tuvo que pasar una cosa así? ¿por qué me tuve que enamorar de la esposa de un hombre que me cae bien?

*(Alejandro cree que Adriana es la mujer de Miquel y eso le hace daño)*

Adriana, mientras llora en brazos de Casandra.
Casandra: yo creí que ya te habrías ido con él para confirmar si lo amas o no... si no no habría dejado salir a Miquel pero claro como tampoco quiere que hable de... eso con él.
Adriana: Alejandro, se llama Alejandro. él se separó y había tanto dolor en sus ojos... él quería que pasara algo entre nosotros y ahora todo se estropeó...
Casandra: ¿y porque no aclaraste las cosas?
Adriana: ¿delante de Aitor? Además no le sentó nada bien que yo estuviera embarazada... No soy un buen partido para nadie... es mejor que lo olvide...
Casandra: Es un hombre muy guapo, date el gustazo y ya está... a lo mejor sólo es un capricho... necesitas un buen rato... acuéstate con él y ya verás como se te olvida... si no te quitas ese capricho no podrás estar tranquila en tu embarazo.
Adriana: No sé, no sé... no quiero que piense que soy una cualquiera...
Casandra: si lo piensa es porque es un estúpido que no merece ninguno de tus pensamientos y debes olvidarlo... yo me lanzaría a la piscina...Tienes que asegurarte si Alejandro merece ser el hombre de tus sueños... Vamos a su casa, vamos juntas y le decimos que yo soy la mujer de Miquel...
Adriana: pero que Miquel no sepa nada... me muero de la vergüenza si se entera....
Casandra: tranquila, será un secreto de mujeres.
Las dos mujeres se cansan de llamar en el piso que compró Alejandro en ese edificio. Adriana se hunde:
--él no vive, aquí, sólo viene por negocios... ya no volverá... hasta quien sabe cuándo...
Casandra: pues le dejamos una nota...
Adriana se da por vencida: no, no merece la pena, es mejer que lo dejes estar...
Adriana regresa a su casa, Casandra no deja de convencerla de que conquiste a Alejandro pero la mujer está muy aturdida.

Alejandro ha llegado a la casa de Emily. Se tumba sobre la cama. Llora sangre.
--Adriana, Adriana... ¿qué me hiciste? Me enamoré... me enamoré como nunca pero no puede ser... yo estoy casado, voy a ser papá... Ella vive con un crío al que le da a dar un hijo... tiene otro hijo... Nuestras vidas son demasiados complicadas... ojalá la hubiera conocido antes...
Lloroso toma uno de los patucos de su bebé que guardó en el armario. Los besa con amor:
--perdón, perdón... mi niño... Te fallé y aún no naciste... No te volveré a fallar, a partir de hoy sólo viviré para ti... te lo juro...
Pensar en el bebé que está en camino lo consuelo pero su alma llora por no tener a Adriana junto a él.

*(Luego de acostarse con ella, Juan no sabe como sacarse de encima a Martina.)*

*(Sebastián y Xevi padre e hijo cara a cara pero Xevi no lo sabe.)

El joven Juan no deja de sufrir el acoso de Martina y no sabe que hacer. Está muy arrepentido de lo que pasó entre ellos. Un peón dice algo a la sirvienta y esta se va corriendo dejando en paz al joven y es que ha llegado Sebastián. El hombre se muere de rabia cuando se empleada le pone al corriente que su esposa ha instalado a toda su familia en la finca. Martina ríe con maldad al ver lo furioso que Sebastián entra en la casa. Allí Amalia y Xevi están con su hijas Carolina y Verónica. Emily y Juan están con ellos.
Sebastián entra y se muere de rabia al ver a su padre y a la esposa de este. Emily y Verónica se miran con complicidad, se dan cuenta que han logrado su propósito de hacer enfadar al marido de Carolina. Sebastián quiere seguir haciendo sufrir a Carolina y no quiere que esta se vaya con su familia, por eso no demuestra sus sentimientos. Carolina abraza feliz a su marido. Sebastián procura conservar la calma y fingiéndose dulce, aunque se nota que es fingido, dice:
--mi amor, ¿qué está pasando?
A Carolina le brillan los ojos. Besa a su marido y él no la rechaza aunque le molesta. Verónica se da cuenta que lo que una vez sintió por eso hombre ya pasó. Martina se muere de rabia al ver a su patrón a su esposa juntas.
Carolina: Martina, trae unas copas... quiero que brindemos con mi familia...
Martina no obedece. A Sebastián le cuesta ocultar su enfado:
--¿a que viene todo esto...?
Carolina: te lo digo en el brindis...
Sebastián: ¡no, me lo dices ahora¡
A Xevi no le gusta nada el tono con el que el hombre le habla a su hija, Quiere intervenir pero Amalia lo retiene. Carolina no quiere que su marido haga un escándalo y dice:
--se me presentaron de sorpresa y que bueno... quiero que estén ellos presentes cuando te de una noticia que va a cambiar nuestras vidas...
Sebastián: ¿de que hablas?
Carolina mira a su marido con amor y le dice:
--¡que vas a ser papá... que estoy embarazada¡
A Sebastián se le desencaja el rostro por el horror.

*(Carolina va a ser mamá¡ Sebastián se horroriza, tener un hijo con su hermana no estaba en los planes.)*


    
This message has been edited by ebalaguer on Oct 1, 2008 8:26 AM


 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement