Alejandro (Mauricio Islas) es un joven de muy buenos sentimientos. Forma parte de una familia de clase alta. Adora a sus padres, a su hermana y a su amigo Jose (Mario Duarte) a quien considera un hermano más y al que protege ya que todos se burlan de él por ser homosexual. Por amor a su familia Alejandro se verá obligado a hacer la peor de las traiciones a su amigo. Jose, por amor y odio, se transformará en la princesa Emily de Hannavor (Ana Maria Orozco) para así poder amar libremente a su amigo y destruirlo. Adriana (Mariana Seoane) es una mujer sencilla madre de dos hijos y que sufre por el fracaso de su segundo matrimonio. La vida unirá a Adriana y Alejandro de una manera inesperada.
¡no te pierdas esta webnovela en la que vemos de nuevo a Ana M. Orozco caracterizada como betty, la fea"¡
NO TE PIERDAS EL RESUMEN DE LA NOVELA EN FOTOS: PINCHA AQUI
 

 Return to Index  

CAPITULO 50

December 18 2003 at 12:17 PM
emili  (Acceso ebalaguer)
Owner

 

*(feliz con Casandra, Miquel sufre por su madre)*

Miquel goza del placer de la carne en brazos de Casandra. Ambos están muy satisfechos.
--ahora que ya hemos saciado nuestra sed... ¿me vas a contar lo que sabes de mi madre?
Casandra se hace la misteriosa:
--pues supongo que tú sabrás más cosas que yo...
él se le pone encima divertido:
--a mi no me quieras ver la cara... que te vuelvo a matar con mi dura arma...
Los dos se miran picarones:
--dura y muy grande y yo encantada que me mates... que me mates de placer...
él la besa satisfecho:
--pero no me cambies el tema... hablo en serio...
--Pues no creo... ya no tienes fuerza para volverme a clavar tu arma –dice picarona...
él, en broma hace que se enfada,
--pero cómo te atreves... yo nunca estoy cansado...
él empieza a hacerle cosquillas.
--¡para Miquel, para¡¡ya sabes que no soporto las cosquillas¡
--hasta que no me digas el misterio que esconde mi madre no voy a parar¡
Adriana para por al lado de la recámara sin hacer ruido. Siente celos de la felicidad de la pareja.
--¿por qué? ¿Porque no puede vivir yo un amor así?
Se siente sucia por lo que ha pasado con Alejandro, no tiene ganas de ver a nadie. No podría, siente demasiada vergüenza como para ver a los ojos a sus hijos. Se encierra en su recámara y se tumba en la cama a llorar. Agarra el pañuelo y lo besa con desesperación:
--¡pudo ser tan dulce y en cambio fue tan sucio, tan frío... tan agresivo... fue sexo, puro sexo¡¡yo le dejé que se divirtiera conmigo y luego me tirara como un trapo sucio...
Lo que más le duele es que lo gozó. Se toca el vientre y se siente culpable de su placer:
--¡te hice testigo de mi vergüenza pero es que lo amo, amo a ese hombre y no lo puedo evitar... he sido tan feliz en sus brazos... lo amo y yo quería sentirlo mío, ser suya... menos que aún eres muy chiquito, que aún no te enteras de nada...¡

*(Adriana ama a Alejandro pero está hundida por cómo él la trata.)*.

*(Casandra apoya a Adriana en su problema con Alejandro.)*

Miquel ha acabado durmiéndose derrotado por el placer. Casandra ha conseguido distraerlo y que se duerma sin hacer más preguntas. La mujer se pone una bata y muy intrigada va al ver a Adriana. Se sorprende al verla llorar.
--¡no me asusted¡ ¿qué pasó?¿qué te hicieron?
Adriana mira con horror el cheque que tiene en las manos.
--¿y ese cheque?
Con un hilo de voz Adriana le dice:
--me lo dio Alejandro por acostarme con él... se cree que soy una prostituta¡
--¡que cerdo¡¡supongo que le partiste la cara¡¡¡pero ¿porqué tienes el cheque?
--Porque acepté... porque me acosté con él.
Casandra no sale de su asombro.

Alejandro está llorando sobre su cama abrazado a la almohada. El gozo que ha sentido por estar en brazos de su amada ahora lo destroza. Le atormenta pensar que se ha enamorada de una mujer que vende su cuerpo para ofrecer placer, que a todos les dice que los ama para dejarlas contento, también le atormenta haber traicionada a su esposa y sobretodo al hijo que supuestamente éste espera. No deja de recordar, con placer y con angustia, el momento en el que su cuerpo y Adriana fueron un solo cuerpo unidos por un indescriptible placer que sació sus pasiones más bajas. Llora amargamente.
--la amo, la amo....¡¡maldita sea¡
Su alma se ha desangrado de tanto llorar.

Casandra reprocha, aún asombrada, a Adriana su sucio comportamiento:
--¡ Yo dije que te acostaras con él no que te le vendieras...¡
Adriana llora con vergüenza.
-- Pero si tu lo amas ¿por qué no le diste su merecido? ¿por qué le seguiste el juego? ¿por qué hiciste una cosa así? Él no es un tipo que merezca la pena, es una basura que no merece nada... no debes pensar en él ¿¡porque lo hiciste¡
Adriana se seca las lágrimas aturdida:
--No lo sé... le quise dar lo que quería.... que crea que soy una prostituta... ahora ya lo soy... me vendí a él... pero lo hice por amor... pero se acabó...quiero que muera ese amor que nunca debió nacer....
Adriana la abraza y Casandra la consuela:
--bueno tampoco es para tanto... al menos ¿fue bueno?
--Lo mejor de mi vida, nunca había sido tan feliz pero...
--No lo debes amar, él sólo busca sexo y está dispuesto a pagar para conseguirlo, los tipos así dan asco... ¡es de lo peor¡ ¿y que vas a hacer con el cheque?
--si no lo cobro él sabrá que no me le vendí y quiero que la humillación sea completa... una mujer que se vende es una basura pero también lo es el hombre que paga para que se venda... quiero que sienta que me tuvo porque pagó por mi, que en el fondo no es nada en mi vida y que nunca hubiera estado con él si no me hubiera pagado.
--pero eso no es cierto...
--¡pero él no lo sabe¡
--¿y que le vas a decir a tus hijos? Si Miquel se entera...
--¡no, díos mío, que él no lo sepa¡
Casandra la acaricia:
--tranquila, ya sabes que tus secretos están a salvo conmigo pero Aitor se despertó, Miquel ya sabe que no dormiste en la casa y está muy intrigada.
Adriana se pone muy nerviosa. Le da horror pensar que su hijo pueda saber lo que pasó.

*(Alejandro se siente muy herido al pensar que sólo a cambio de dinero Adriana ha consetido hacer el amor con él. )*

Alejandro está roto por dentro. Pensar que la mujer que ama se le entregó sólo porque pagó lo está destrozando, lo está matando. Llora sangre. Se siente sucio por haber tenido que recurrir al dinero para hacer el amor.
--¡has caído de lo más bajo... si Emily lo supiera, con el mal concepto que tiene de mi, sentiría asco y con razón... He sido un miserable de lo peor pero es que esto es lo más bajo que he hecho... Al menos Jose me amaba y aunque yo me acosté por dinero era para hacerlo feliz y Emily... Ella en el fondo también me debe amar pero siente que no soy buena persona y con razón. Emily me va a dar un hijo, pagó una fortuna para tenerme para ella... Yo nunca he tenido la necesidad de pagar para acostarme con la mujer que yo quisiera... ¿por qué ahora fue diferente? ¿por qué la mujer que amo tiene que ser una prostituta? Ella se acostó conmigo al igual que se debe acostar con un viejo baboso...
No deja de llorar en toda la noche. El dolor no lo deja dormir. A primera hora de la mañana el teléfono no deja de sonar. Él no lo toma pero finalmente la asistenta le dice:
--es del banco... dicen que es muy urgente...
él lo toma sin ganas.
Director: mire es que aquí hay una mujer una tal Adriana López que quiere cobrar un cheque firmado por usted por valor de 30 mil euros... ¿usted firmó ese cheque?
Roto de dolor dice:
--sí, sí... que le paguen ese cheque...
Alejandro cuelga el teléfono. Tiene el rostro desencajado por el dolor:
--lo cobró, cobró le cheque sin perder tiempo... ¡30 mil euros¡ ...¡basura¡¡trepadora¡¡esa vendería a sus hijos por dinero¡¡
Hecho una fiera rompe por los aires todo lo que encuentra al alcanza de su mano. Se recrimina que tuviera esperanzas que no lo cobrara, que lo hubiera hecho por amor.
--¡eres un imbécil¡¡eres un imbécil¡¡es una basura, ahora se debe estar riendo de ti¡¡cobró una fortuna por un servicio que normalmente debe hacer como mucho por unos cientos de euros...¡
Siente rabia, asco y lo que más le atormenta es que le gustó lo que pasó y desea que se repita.
--¡ni lo pienses, ni lo pienses¡¡esa no se va a volver a ver la cara, no se va a volver a reír de ti¡
Esta muy sofocado. Se da una buena ducha fría para intentar sacarse el aroma de Adriana se su piel, para no seguir atormentándose por el recuerdo de la noche pasado y sobretodo para que se le saca de la cabeza la idea de volver a estar con Adriana.

Adriana entra llorando en la iglesia del barrio y con la cabeza cubierta por un pañuelo y con gafas de sol. No hay nadie y sin que sea vista pone en el cepillo el sobre con todo el dinero que ha sacado de la cuenta de Alejandro. Ese dinero le quemaba en las manos y más tranquila se acerca al altar y llorando de rodillas dice:
--sé que en tus manos ese sucio dinero se purificará... sé que he cometido el peor de los pecados y espero que no me tengas en cuenta... No es que te quiera sobornar pero al menos que mi conducta baja pueda ayudar a la gente pobre... tú sabes que amo a ese hombre, que no lo hice por dinero... Espero que me perdones y que no me lo tengas en cuenta... Si me castigas hazlo en mi... me da terror perder a mi hijo... sé que merezco un castigo pero tú sabes que mi culpa, que el saberme ultrajado por el hombre al que amo me está matando.
La mujer se santigua y se va del templo. Justo en la puerta de su casa se encuentra con su hijo Miquel.
--¡ a ti te quería ver yo¡¡¿se puede saber cual es tu misterio?¡Si estás enamorada me gustaría saberlo.
Adriana no sabe que decir.
--¿dónde pasaste la noche?
Adriana se molesta para no tener que ser sincera y dice:
--¡yo nunca te he hecho este tipo de preguntas así que te exigo que tu hagas lo mismo¡
La mujer se va muy alterada dejando a su hijo preocupado.

*(Alberto (Pedro José Pallarés) es amigo de Pedro y accede participar encantado en el plan de Alejandro.)*

Es de noche, Alejandro espera impaciente en la plaza en la que se encuentra con Adriana. Mira al reloj. De pronto ve aparecer a Pedro con otro tipo. Se les acerca.
--¡ya era hora¡ --Alejandro.
--este es Alberto...
El hombre le extiende la mano pero Alejandro pasa de él:
--¿y porque no vino Daniel?
--Daniel está medio impotente... debe ser el matrimonio –Pedro.
--oye que yo doy muy bien la talla para las orgías... –Alberto.
--No, sino es porque me moleste... si es que cuanto más seamos será mejor –dice con rencor.
Pedro y Alberto se miran satisfechos. Alejandro suspira lleno de amor y odio al ver a Adriana. Está segura que va a buscar sexo.
--¡zorra¡ --se dice acercandose a ella.
Adriana no ha podido resistirse y ha ido con la esperanza que Alejandro se disculpe con ella. El hombre se acerca a ella y antes de que la mujer reaccione le escupe con rabia y señalando a sus amigos:
--estoy dispuesto a pagarte el triple de lo que has cobrado esta mañana para que te acuestes con los tres...
Adriana lo mira decepcionada. Los dos se miran con deseo y con rencor.


    
This message has been edited by ebalaguer on Oct 3, 2008 10:41 PM


 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement