Laura Azcurra EN REVISTA CARAS

by Anonymous (no login)

 
Laura Azcurra, mamá

“Cuando vi a marco senti un extasis supremo”

Dice una canción: “La vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida”. Exactamente eso es lo que sintió la actriz Laura Azcurra (26) cuando se enteró de su embarazo. Hoy, completamente feliz con Marco Rossi, su bebé de 3 meses, en brazos, Laura cuenta cómo vivió la experiencia de convertirse en madre. “Tener un bebé aún no estaba en mis planes. De hecho, apenas me enteré, me desesperé. Fueron 5 minutos de terror. ‘No sé si es el momento ideal’; ’cómo voy a hacer si nunca tuve un bebé en brazos’, eran algunos interrogantes en esos días. Sin embargo, después pensé: la vida pone las cosas en el camino de una en el momento justo, y si esta personita llegó a nuestras vidas es porque es el momento perfecto. De lo contrario, si una espera el momento ideal, tal vez, nunca llegue. Y teniendo un compañero como Mariano la apuesta valía la pena. Entonces, decidimos subirnos a esta experiencia juntos”, dice la actriz.

Laura cuenta que desde el comienzo vivió con mucha intensidad la etapa de gestación que la vida le regalaba. “Todo el embarazo fue súper gozoso, hasta las náuseas resultaron una experiencia agradable. Mariano vino a visitarme a España, y allí concebí a Marco.”

En pareja con Mariano Rossi desde fines del 2005, cuenta que su hijo fue concebido durante una de las visitas que su novio le hizo cuando ella vivía en España. “Supongo que el sabor del Mediterráneo y el espíritu del flamenco hicieron que el alma de mi hijo llegue más rápido a mi ser. Por eso digo que Marco es ‘made in Andalucía”. Hoy, Laura admite que a partir del nacimiento de su primer hijo, la relación de pareja que mantiene con Mariano es diferente a la de la época en que estaban solos. “En la pareja hay muchas cosas que cambian a partir de la llegada de un hijo. Ante todo, ya no improvisamos. No postergamos las decisiones para último momento sino que programamos con anticipación lo que haremos. A veces dejamos de contarnos cosas por charlar de Marco. Ambos sentimos que nuestra unión es mucho más fuerte. Estamos comprometidos con nuestro hijo, que es lo mejor que nos pudo pasar. No creo haber experimentado una sensación más conmovedora que cuando, al levantarme por las mañanas, lo veo jugar y cachondear en su cuna. Es una sensación única, aunque eso suceda a las 3 de la mañana. Porque Marco es un bombón, y salió de mí. Es algo inexplicable, no se puede comparar con nada”.La actriz siguió con sus clases de flamenco hasta el sexto mes y luego hizo un curso de visualización que, según dice, la llevó “a la gloria. Hice Hata yoga, más que nada por la respiración, la musculatura y la apertura. Para el parto es lo más recomendable, lo hice hasta el octavo mes. Bailé flamenco hasta los seis meses para fortalecer las piernas. Durante los últimos 3 meses, hice un trabajo corporal con la profesora Claudia Racanelli. Hicimos algo de Tai chi, visualizaciones, ejercicios de respiración. Eso fue crucial para el trabajo de parto. No tuvieron que hacerme episectomía en el parto y eso fue una bendición: a los 2 días no tenía la más mínima molestia en el cuerpo. Fue un trabajo muy consciente. Se trata de buscar disfrutar del dolor, como bien diría la actriz Marta Betoldi. Ella dice que las contracciones y las molestias del parto son el único dolor que vale la pena sufrir. Y yo pensaba mucho en eso. Las contracciones llegan con un dolor muy fuerte e inexplicable. Y logré transitar todo eso haciendo mucha meditación, ejercicios de respiración y masajes. Cuando salió Marco sentí una felicidad infinita. Fue un momento de éxtasis supremo”.

Según Laura, no hay experiencia más grata que tener una hermana. Por eso, planea darle a Marco Rossi un hermanito: “Ahora sólo quiero disfrutar de Marco. Quiero ver cómo nos adaptamos, conocerlo bien. Hoy es el protagonista único y exclusivo. Los hermanos son un regalo de la vida. Yo agradezco haber llegado a este mundo y que estuviera mi hermana, porque fue una cómplice estupenda, una guía y me divertí muchisímo con ella”.

La actriz está convencida de que sin su pareja no hubiera podido lograr disfrutar cada instante de su embarazo, que lo admira como padre y que sus días junto a él la hacen cada vez más feliz. “Mariano no se perdió nada, ni siquiera una consulta médica. Sabía día a día qué pasaba en mi cuerpo. Tenía náuseas y se sensibilizó conmigo. Hasta aumentó unos kilitos como yo. Ahora lo veo junto a mi hijo y muero de amor, tienen una relación perfecta. Es un padre activo y muy presente que me hace sentir muy orgullosa.”



Escrito desde Feb 24, 2007, 7:13 PM
de la dirección IP 89.0.143.63


Respond to this message

Return to Index

Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement