Return to Index  

CONVERSACIONES II. HABLEMOS DE RECUERDOS...

August 24 2004 at 8:26 AM
Regina  (Acceso ridaffar)
Forum Owner

 

CONVERSACIONES II

 

HABLEMOS DE RECUERDOS....

 

 

  

Recuerdos comunes… dulces… apasionados… tiernos… compartidos con el amigo o con el diario íntimo… sentimientos en diálogos… en tarjetas que eran mentiras para unos y verdades para otros… vamos a ellos…

 

EL PRIMER BESO…

 

Betty:  ¡Me besó, me besó!  ¿Qué es esto!

…

 

Mientras que dentro, sentado otra vez en la mesa, Armando se toca los labios y se dice...

Armando: La besé, la besé...

 

 

labese1.jpg

 

 

“Hoy se cumplió un sueño, el sueño más anhelado y el más lejano de toda mi vida... Se me cumplió una fantasía que yo creía que sólo iba a terminar con mi muerte. ¡Don Armando se me declaró! Sí, lo hizo. Me dijo que estaba obsesionado por mí, que sentía muchos celos de Nicolás... ¡Y me besó! Me besó en la boca. Yo sentí que el mundo se me iba.”

 

(…)

 

Tengo miedo de que cuando amanezca, los dos veamos los desastres de ese beso.  Porque yo no sabré como mirarlo a la cara.  Él se va a sentir incomodo conmigo.  Tal vez ese beso sea mi muerte, porque tal vez signifique que tenga que alejarme de él, tal vez él quiera borrar todo esto que sé, será un manchón turbio en su vida, producto de una noche de tragos y quizás quiera limpiarlo desterrándome de su vida.  Tengo miedo del amanecer...

 

 

  

 

AL DIA SIGUIENTE…

 

Armando: (A Calderón)  A mí ese beso me afectó mucho más que a ella.  Yo, yo no sé, yo, es el beso más raro que he dado en toda mi vida, ese que di anoche.  Yo no sé como fui capaz de hacerle eso a Beatriz.  Yo, yo siento como si estuviera engañando a un ángel.  Vea, Calderón, ¡Beatriz no se merece esto que le estamos haciendo! 

 

 

BESORARO.jpg

  

Esa misma noche Armando le dice a Betty que el la lleva...

 

Comienzan a hablar en el auto, estacionados en la casa y ella le pide que se corran que su padre se esta asomando a la ventana…

 

…

CONFIRMACION1.jpg

 

 

En un principio Betty no cree lo que le plantea Armando,  

 

confirmacion0.jpg

 

 pero ante sus palabras, termina por caer…

 

 

CONVII3.jpg

 

"A: Mire la luna, Betty, mire la luna...

  “Si esta muy bella, es la misma luna que inspiro a tanto poetas en toda la historia de la humanidad...”

 

“Si y esa es nuestra luna Betty y, esta,  esta es nuestra noche...”

 

CONVII4.jpg

  

   

“Lo que más temo de todo esto es volver a tener otra decepción amorosa. No la soportaría. No soportaría volver a sufrir ese infierno del despecho, del desengaño, del dolor.  Dios quiera que no tenga que repetirlo con don Armando...”

 

 

 

 

Cuando Betty le deja un poema a Armando que descubre Marcela, ella lo deja…

 

 CONVII6.jpg 

 

… Armando busca a Betty en su casa, el comienza a hablarle pero ella no esta atenta y cuando el le reclama, ella le dice que su papá le dijo que lo hiciera hacer visita…

 

“B: Vamonos de acá doctor”…

 

Armando estaciona a unas cuadras y continúan conversando, el insiste…

 

“B: … Yo también toque el cielo con las manos… pero también siento que ardo en el infierno… cuando veo que estoy traicionando a tanta gente…

 

A: Pero que es más fuerte Beatriz, la carga que esta llevando o lo que siente por mi, lo que hemos vivido?

 

B: Claro que es mas fuerte lo que siento por usted, doctor…

 

A: Entonces…(…) Dígame por que tenemos que  cohibirnos…(…) Vivamos, vivámoslo de verdad…

 

Armando insiste, la besa, la convence… ella lo separa…

 

B: Doctor… no podemos seguir con esta locura…”

 

El le dice que no va a poder dejar a Marcela, porque seria desastroso…

 

“B: Yo entiendo por eso es mejor que terminemos, usted no puede arriesgar tanto y menos por mi.

 

A: Yo no estoy diciendo que terminemos, Beatriz, lo que estoy diciendo es que nos cuidemos…

 

B: Doctor…

 

“A: No me deje, Betty no me dejes, no me dejes por favor...”

 

 

 

  

DESPUÉS DEL CÓCTEL DE COLOR INN

 

B: Tal vez lo que ella quiere es una confirmación de que lo es. Si ella quiere oficializar o mejor legalizar lo que ustedes tienen… mm… en todo caso Dr. yo pienso que lo que realmente condena a un hombre a vivir con una mujer no es ni el matrimonio, ni el noviazgo, es el amor.

 

A: (Que la ha escuchado atentamente) El amor… si, si pero en este caso el amor no es mucho, es más no existe… yo tengo una serie de compromisos con Marcela pues, por la familia, por la empresa… ¡Ah!  Vea, ¿sabe  que? Cambiemos de tema Betty, no hablemos más de mi ni de Marcela que no son temas muy agradables para esta noche juntos.

 

 

 

foto2cancion.jpg

  

Los recuerdos de la primera noche llegan a ambos, y sus almas y la piel reacciona como esa primera vez, mejor que esa primera vez, por que no hay engaño en el recuerdo…

 

Se besan.

 Armando: Betty, no lo puedo hacer.   

 Betty: ¿Es por Doña Marcela?

 Armando: No, es por usted.

 Betty: Yo lo entiendo...

 Armando: Gracias, Betty...

 Betty: Esto no podía suceder...  Esto fue un sueño.  Aspiré a mucho con usted.  Ya era demasiado los besos, que saliera conmigo.  Esto es demasiado grande para mí.  

Armando: Eso no es cierto...

Betty: Ya era demasiado grande que usted me deseara.

Armando: Me está mal interpretando...

Betty: No, yo lo entiendo. Por el hecho que yo lo ame no significa que tenga que hacer el amor conmigo.

Armando: No, no es eso, yo si la deseo.

Betty: Perdóneme por presionarlo, soy una imbécil.

Armando: No es cierto...  Yo sí quiero hacerlo.

Betty: No quiero que lo haga por lástima.

Armando: No, lo voy a hacer por que la amo.

     

 

 

PRIMERANOCHE.jpg

  

 

ARMANDO CON CALDERÓN

 

Pues fue algo como... como dulce... ¡Calderón!  Esa mujer está enamorada de mí.  ¿Cómo pretendía que fuera?  Tenía que ser dulce, sí, dulce. Calderón, querer a Betty no es ningún delito.  ¿Sabe que sí es un delito?  Hacerle lo que le estoy haciendo a esa pobre mujer, a esa pobre mujer que las 24 horas del día suspira por mí, a esa mujer que me ama y que me lo ha demostrado durante todo el tiempo, y siempre ha estado al lado mío, hombro a hombro.  ESO sí es un delito.  Eso es lo que me está matando.

 

A.- Calderón, yo anoche no hice el amor con cualquier mujer, ni lo hice con una modelo... una de mis modelos, ni con una ficha en mi agenda, ni con una amiga ocasional, no señor. Lo hice con mi asistente, con mi mano derecha, con la única mujer en esta vida que es capaz de salvarme, Calderón. Yo anoche hice el amor con una mujer enamorada. Una verdadera mujer enamorada, y eso no merece ninguna burla, y tampoco pretenda que yo me sienta como si no hubiera pasado nada. Claro que me afecta, mi piel no es de hierro.

 

M.- Bueno ¿Pero eso es lo que lo tiene preocupado? ¿El arranque? ¿vd. no será que está como... no sé... sintiendo... cosas?

 

A.- ¿Qué? ¡No diga bobadas, hombre! ¡No puedo con mi conciencia, no puedo!. Yo sí tengo conciencia, no soy como Vd. Anoche le hice el amor a una mujer que estaba profundamente enamorada de mí, y créame que lo sentí más que nunca.

 

Y los recuerdos de la segunda noche son aún mayores, más nítidos, más intensos…

 

MUSEO

 

Armando: Beatriz, Beatriz... ¿Usted de qué necesidades está hablando? Vea, me hace sentir como un, un degenerado.

 

Betty: Los dos sabemos que usted siempre ha sentido debilidad por las modelos. Pero no se preocupe, yo lo entiendo. Además, ella es una mujer muy atractiva, muy simpática, una mujer como para usted, doctor.

Armando: ¿Será que puede dejar de decir estupideces, Beatriz?

 

Betty: Sí, doctor. Voy a dejar de decir estupideces. Le pido un permiso, me están esperando abajo.

 

Armando: Pero espere un momento... ¡Betty, Betty, Beatriz, Beatriz, Betty! Escúcheme un momento, por favor. Usted no se puede ir, Beatriz. ¡Qué no se puede ir sin escucharme, por favor! ¿Sí? Vea, es que yo mañana viajo fuera del país. No voy a estar por un tiempo. Hablemos, por favor, ¿sí? Hablemos...

   

COCHE

 

Betty: Doctor, se va a meter en un problema terrible...

 

Armando: No, Beatriz. A mí no me importa el problema. Me importa usted, entiéndalo. Súbase (al carro). Vea, Beatriz, yo quiero que usted sepa que para mí usted es más importante que cualquier Adriana Arboleda, que Marcela, que cualquier mujer. Eso es todo.

 

Betty: Eso no es cierto...

 

Armando: Claro que es cierto... Claro que es cierto...

 

 

fuerademuseo.jpg

 

 

Betty: ¿Para dónde va, Doctor? Por aquí no es mi casa.

 

Armando: Yo sé que por aquí no es su casa, pero, ¿usted sí tiene ganas de que yo la lleve a su casa?

 

Betty: Yo creo que es lo mejor.

 

Armando: ¿Qué, usted quiere que yo la lleve a su casa? Maldita sea, maldita sea, Beatriz. Yo lo único que quiero esta noche es estar con usted. Me voy mañana, acuérdese. Yo fui al Museo hoy única y exclusivamente para recogerla, para verla, para sentirla a mi lado, para estar con usted......Todo lo que he hecho es para decirle a usted que la adoro, que usted está por encima de cualquier otra mujer, que está por encima de Adriana Arboleda, que está por encima de Marcela, de, de todas. Y lo único que usted tiene para decirme es que, nada, que me vaya con Marcela a Palm Beach, que pase una luna de miel maravillosa con ella, para que nos acerquemos. ¿Eso es lo que quiere? Okay, yo ya mismo la llevo a su casa porque es lo que usted me está pidiendo a mí. ¡Yo no me merezco esto!

 

Betty: Doctor, espere, espere. Doctor, perdóneme, perdóneme. Yo quiero que usted entienda que, que para mí no ha sido fácil lo de Adriana Arboleda, y ahora el conflicto con Doña Marcela. Me está matando, Doctor. Yo no sé que hacer, no, no sé como comportarme. Yo, yo creo que estoy actuando muy mal.

 

Armando: ¿Pero usted sí quiere estar conmigo?

 

Betty: Claro que sí, Doctor, claro que sí... Es, es, lo que más quiero en el mundo. Pero usted se va mañana, y no voy a estar completa sin usted, Doctor. El no estar a su lado no va a ser nada fácil para mí...

 

Armando: Betty, mi, Betty, nadie dijo que esto iba a ser fácil. Nosotros sabíamos que iba a ser muy difícil todo este camino. Pero, ¿sabe qué? Usted a mí también me va a hacer muchísima falta. La voy a extrañar muchísimo, Betty...

 

Betty: Doctor...

 

Armando: Mi Betty...

 

Llegan al departamento de Mario y el malestar de Beatriz se hace presente…

 

 

A: ¡¡¡No mas!!!!! Beatriz no siga con ese cuento por favor...se lo ruego, yo ya le aclare lo que paso con Adriana Arboleda...no siga mas con eso, ¿sí?

 

B: ¡Ay doctor, yo no me siento bien...lo mejor es que me vaya!

 

Betty intenta retirarse del apartamento, pero Armando la detiene.

A: NO...no...usted no se puede ir.. usted no se puede ir de aquí.

 

B: Doctor usted tiene que irse, Doña Marcela lo esta esperando...por mi no se preocupe yo tomo un taxi...mañana hablamos.

 

A: No, no hablamos mañana...usted se queda aquí...usted no se puede ir, por favor...usted no se puede ir.

 

B: Doctor por favor....me incomoda todo...me incomoda que lo estén esperando...me incomoda este apartamento donde usted ha estado con muchas mujeres.

 

A: Ninguna...óigame bien.....ninguna...tan especial como usted...

 

B: Ninguna tan fea como yo.

 

A: Ninguna tan especial, ninguna tan dulce, ninguna tan buena, ninguna que me despierte lo que usted me despierta....

 

B: Esto es terrible para mi doctor....

 

A: ¿Por qué ¿Por qué?

 

B: Porque lo amo doctor...lo amo...pero tengo miedo.... tengo miedo doctor... tengo miedo de lo que va a pasar... tengo miedo de sufrir... tengo miedo de perderlo... pero también tengo miedo de seguir con usted...

 

A: Beatriz míreme.....míreme...no tiene porque tener miedo....nada...nada de miedo.

 

B: Lo amo tanto doctor...lo amo.

 

A: Y yo a usted...yo a usted la amo...

 

segunda10.jpg

Y hacen el amor, se entregan se reconocen, ella confía en él su más intimo secreto…

 

Sillon.jpg

  

Al día siguiente cuando el sale para hacer tramites...

 

untitledllanto.jpg

 

 

 

Ella luego de almorzar con Marcela regresa y se encuentra la tenebrosa carta de Calderón…  el dolor… el plan de venganza para con Armando.

 

 

 

Todo comenzó con dejarlo plantado en el evento de Adriana Arboleda.

 

 Esta el la primera tarjeta que escribe Armando a Betty, donde vuelca sus verdaderos sentimientos, aun sin reconocérselo….

 

 “Te siento distante y extraña,  no acabo de creer tu indiferencia ante la pérdida de nuestra noche, cuando para mi fue la pérdida de un instante maravilloso, te deseo, mi cuerpo te extraña, no seré capaz de esperar una semana para recuperar la noche que hemos perdido.  Un beso, Armando” 

 

 

violetline.gif

 

Una salida para arreglar problemas, que  se convierte en un desastre…

Fuera del Mesón de San Diego…

 

A: ¿POR QUÉ? ¿PORQUE NO LA BESÉ DELANTE DE TODO EL MUNDO, PORQUE NO LA ACARICIÉ? ¡¡MALDITA SEA, BEATRIZ!! Le voy a demostrar todo lo que siento por usted...

Armando la abraza e intenta besarla, pero ella lo rechaza...

B: ¡¡NO SE ATREVA!!

A: ¿Cómo que no me atreva?  ¡Me tentó todo el tiempo allá en ese sitio¡ ¿Sí?, a que la besara, a que la acariciara y ¡ahora me dice que no me atreva! ¡¡Pues yo sí quiero besarla!!  Me muero.... me muero por besarla...

 

Otra vez intenta besarla

B: ¡¡Mmmmm!!  ¡¡Está loco doctor!!

A: Sí, pero loco por usted, estoy loco por usted.   ¿No lo entiende?  Me están matando los celos por Nicolás Mora, me está matando usted, me está rompiendo el corazón...

 

 

           CONVIIELMESON.jpg

 

 A: Le voy a demostrar cuanto la amo, cuanto la quiero. Vea, ningún Nicolás Mora la merece tanto como la merezco yo y ¿sabe por qué? Porque yo la amo.

 

Se acerca para besarla...

 

                                  

                                      MESON.JPG

 

B: No lo haga doctor...

 

A: Si, si usted también lo desea, Betty...

 

Logra besarla, en principio ella se resiste, pero finalmente no puede más y se besan apasionadamente...

 

  

                          meson30.JPG

 

A: ¿Qué pasa?

 

B: ¡NO ME TOQUE!

 

A: ¿Por qué no la toco?  ¡¡¡Dígame qué pasa!!!

 

B: Me tengo que ir...

 

A: ¿PARA DÓNDE?

 

B: ¡PARA MI CASA!

 

A: Beatriz por favor, por favor.  Vea yo sé que he hecho las cosas mal, ¡MALDITA SEA, SI LAS HE HECHO MAL TODA MI VIDA!! Pero no se puede ir para su casa porque tenemos que aclarar las cosas, entiéndame, quédese un momento y aclaramos todo. ¿Sí? Por favor... ...

 

A: Beatriz por favor no se vaya, no me deje aquí solo, vea yo se que no fui la mejor persona del mundo allá dentro, pero estoy aquí y la estoy mirando a los ojos para demostrarle cuanto...   cuanto la amo, cuanto la deseo, es más, me muero por estar esta noche, toda la noche con usted.

Mientras está cogiendo la cara de Betty con sus manos.

B: Sí ya lo oí doctor, pero es que yo no lo deseo, yo no quiero estar con usted...

 

ELMESONNOSEVAYA.JPG

 

 

AL DIA SIGUIENTE… Armando le escribe…

 

"Fue una noche muy bella, como hacía tiempo no la vivíamos; volver a sentir tus besos, recorrer tu cuerpo, volverte a desear me regreso de nuevo a la tierra, me rescato de la angustia en que me había sumergido. No se porque huiste de mi lado pero me siento feliz de haber amanecido aún con las huellas de tu labios... en mi boca".

 

 

·············································································

 

Luego salir con Nicolás e ir a Le Noir y él los sigue....

 

CELOSESPIA.jpg

 

después le hizo un escándalo en la puerta de la casa…

 

 

MUYCELOSO.jpg

 

 Betty: Óigame una cosa, doctor.  ¿A usted no le parece que le quedan muy mal esos reclamos, venir aquí a mí casa a ver que es que estoy haciendo con mi amigo, cuando usted se la pasa besándose con Doña Marcela en la oficina? ¿Cuándo usted se la pasa en su apartamento y se queda casi todas las noches con ella y no precisamente a dormir?  Así que de verdad, doctor, le quedan muy mal sus reclamos.  Hasta mañana.

Armando: Yo no he vuelto a tocar a Marcela.  Beatriz, desde que usted y yo estuvimos juntos, yo no he vuelto a tocar a Marcela ni a ninguna otra mujer.  Y eso es mi problema, ese es mi problema.  Es lo que me está consumiendo por dentro.  Solo puedo estar con usted.

Betty: No tiene porque darme contentillo diciéndome eso, doctor.  Conozco muy bien las condiciones de esta relación.  No me diga mentiras.  Ahora, si me lo permite, tengo que entrar porque me tengo que acostar.  Tengo que madrugar para terminar el balance mañana.

Armando: ¡No, venga para acá!  Se lo juro, se lo juro por lo más sagrado. Por lo más sagrado en mi vida, que es usted, que es verdad lo que le estoy diciendo.

Betty: Sí, claro, doctor.  Hasta mañana.

Armando: ¡Beatriz, venga para acá, por favor!  ¡¿Sí?!

Betty: Doctor, por favor, cálmese, usted está muy tomado...

Armando: Sí, pero quiero un beso suyo...

Betty: No, no...

 

 

 

Al día siguiente contándole a Calderón.

 

A: Estaban TAN cariñosos, TAN efusivos....Pero ella que no había nada. Que eran muy buenos amigos. Que se conocieron desde chiquiticos y que por lo tanto era especialmente cariñoso y que lo único que estaba pasando entre ellos era una simple reconciliación

 

Armando se queja de los preparativos de su matrimonio con Marcela.

(…)

M: O si no es lo peor. La historia se va complicando todavía más. Es que nuestro héroe se queda sin el pan y sin el queso. La Fea lo rechaza. Después lo traiciona con el Bobo del barrio, con SU dinero. ¿Y que decide hacer en retaliación? Va a replantear el matrimonio con la dueña de la empresa. Y todo esto por la Fea!

 

 

A: No lo estoy replanteando por ELLA!

 

M: Si, es por ella. Je! Por ELLA Ud. la sigue a todas partes y le arma escándalos públicos. Por ella Ud. ha replanteado su matrimonio con Marcela. (Cantando) Por ella...Por ella..hmmm

 

 

 

 

Luego la siguiente tarjeta…

 

"Todas estas desavenencias entre los dos, todos estos mal entendidos, todo esto que he padecido a lo largo de estas noches sufriendo sus desplantes, su frialdad, sus besos extraños, viéndola con él, me han confirmado algo... estoy más seguro que nunca de la decisión de cancelar mi matrimonio. Necesito estar a su lado, Betty, no soporto la ausencia su ausencia, la ausencia de sus besos, de su cuerpo. La vida me ha puesto una prueba muy dura; a pocos meses de casarme con la mujer que yo siempre creí, era la mujer de mi vida... aparece la verdadera, la mujer que me cambio y con la cual anhelo estar: todo momento, es una prueba que me puso el destino, pero me la puso a tiempo... antes de caer en el desastre. Te ama. Armando Mendoza"

 

 

 

 

 

PELEA EN LO DE INESITA CON NICOLÁS

 

Betty se va con Nicolás y pasa por casa de Inesitaque se había descompuesto,  a ver como está. 

 

Armando, que se está muriendo de los celos, llama a Inesita para ver como está y también para averiguar si Betty está allí - y si está con Nicolás.

 

Cuando Betty se despide, Armando la sigue para evitar que se marche con Nicolás...

 

Betty: Nicolás, ábrame la puerta...

 

Armando: ¡Betty, espere!

 

Betty: Doctor, hablamos mañana en la oficina.

 

Armando: ¿Por qué mucho afán?  (la agarra del brazo para evitar que se monte en el carro)

 

 

celosINES.jpg

 

 

Betty: Doctor, usted está tomado, además, su familia lo debe estar esperando. 

 

Armando: Qué, ¿acaso estoy dañando algún plancito? 

 

Nicolás: Cuidado con la puerta, que me la daña...

 

Betty: ¡Por favor, suélteme, doctor!

 

Armando: ¡No, a usted yo no la suelto, usted se va conmigo! (y la aferra a él)

 

Betty: ¿A dónde, doctor?  ¡Usted está loco!

 

Armando: A un lugar donde podamos hablar, donde podamos estar tranquilos, solos...

 

Betty: ¡Yo no voy con usted a ninguna parte!

 

Nicolás se baja del carro...

 

Armando: No la voy a dejar, ¿saber por qué?  Porque yo a usted la adoro, me muero por usted. 

 

Comienza una pelea verbal, que continua con el ensañamiento a golpes de Armando hacia Nicolás.

 

Las del Cuartel y Freddy salen y  Betty le pide ayuda a Freddy.  Armando lo aleja con un grito cuando lo trata de aguantar.  Las del Cuartel insisten y Freddy lo agarra pero Armando le grita que lo deje porque si no le pega y lo despide.  Freddy lo suelta.  Betty se coloca entre Armando y Nicolás.   

Betty: ¡No más, doctor, no más, por favor! 

Armando: ¡A ver, valiente, a ver, hombre!  Venga para acá...  Y usted (a Betty), quítese o sino la quito yo... 

Betty le da una bofetada fuertísimo a Armando.  Todos quedan sorprendidos, en especial ella misma...

 

Al día siguiente en la oficina… la tarjeta de Armando pidiendo perdón…y confesando lo evidente... "Fue por celos"

 

 

FUERONCELOS.jpg

 

 

"No me culpe por lo que hice... ni me culpe por lo que soy... apenas soy un reflejo de lo que usted produce en mí, de sus enigmas, de sus rechazos, de la zozobra en que me mantengo; me parece que usted no escuchara mi grito desesperado, parece que no le conmoviera ver... que la amo... ¿acaso no le importa Betty? Vea, tampoco me pida que sea indiferente cuando usted anda con él, no me pida que no me convierta en una tempestad, que no pierda la calma cuando sé que la están arrebatando de mi lado ¡no lo soporto!... aún la considero mía... a pesar de la distancia, no me culpe porque este sumido en este túnel, profundo y oscuro, no veo por donde queda la salida. Devuélvame sus besos, dígame que es mía de nuevo, déme la paz... Betty... la amo. Armando Mendoza".

 

El día de la junta, la suplica de Armando conmoviendo a Betty…

 

B- Nos van a descubrir, doctor.

        A- (…) Ahora, si usted no tenía intenciones de maquillar ese balance no es el momento para decírmelo Betty, de verdad que no, yo..yo no creo que me merezca eso. (…) Todo lo que tengo, lo que soy y lo que amo está en sus manos. Yo jamás, en toda mi vida, había dependido de una persona tanto como dependo en este momento de usted, y menos de alguien a quien amo.

 

SUPLICA2.jpg

 

 

Beatriz por favor, por lo que más quiera, por Dios, no me hunda... no me hunda...  Yo ya no le puedo pedir que me quiera por que es apenas evidente que usted ya no siente lo mismo por mí... Pero si alguna vez sintió algo, si le queda algo de cariño por mí, si aún siente compasión por lo que yo siento por usted, si...si aprecia lo que vivimos, lo que trabajamos juntos, lo cómplices que fuimos, si algo de todo eso queda en usted, se lo ruego por Dios que me tienda la mano...que me tienda su mano, porque es lo que yo necesito en este momento Beatriz...a usted...Usted no sabe cuanto la necesito yo...

      

Armando abraza a Beatriz y le dice...

      

A- Beatriz dígame, ¿usted me quiere ver destrozado a mí?  ¿Me quiere ver vuelto pedazos?  ¿Es eso lo que usted quiere?

      

B- No doctor, yo no quiero eso.

      

A- Entonces por favor no me hunda, se lo ruego, se lo ruego mucho...  Betty, vea, yo sé que usted ya no siente nada por mí, pero no me hunda, porque yo a usted sí la amo.

      

B- Yo también lo amo doctor.

      

Armando besa a Beatriz, pero los interrumpe el sonido del teléfono celular de Armando.

 

      

B- Conteste doctor.

      

(…)

      

A- Te dije que ya voy para allá...

      

B- Tiene que irse doctor.

      

A- Yo, yo no puedo irme sin saber que...que va a pasar con mi vida. ¿Cuento con usted para hacer ese balance Beatriz?  (…)

      

Betty asiente y Armando la abraza y le dice...

      

A- Yo a usted la amo, la amo como yo jamás he amado a nadie. (…)

      

A-  … Yo la estoy llamando. Quiero que sepa una cosa, mañana después de la junta directiva, Marcela Valencia va a dejar de existir para mí, y aunque usted no lo crea va a ser nuestro día.

      

Armando besa a Beatriz y le dice...

 

      

NOLOPUEDOEVITAR.jpg

 

 

 A- La amo muchísimo, y muchas gracias...yo estoy llamando de verdad, ¿vale?

      

Armando vuelve a besar a Betty y se va de la oficina rumbo al lanzamiento. Betty se dice que lo tiene que ayudar...

 (…)    

Durante el desfile, Armando se levanta para llamar a Beatriz... 

(…)             

A- Yo llego como a las once de la noche, Beatriz.

      

B- No doctor, no es necesario.

      

A- Para usted no, para mí sí.

 

 

 

Armando entra a la oficina de Beatriz...

 

A- Hola, Betty...

      

B- ¿Cómo le fue doctor?

      

A- ¡Bien, muy bien Beatriz!  La colección fue un completo éxito, (…) creo que nos salvamos.

      

B- Sí, doctor, a EcoModa le va ir muy bien.

      

A: ¿A EcoModa le va ir muy bien?, no...  Nos va ir muy bien… ¿Terminó el maquillaje ya?

      

Betty le entrega el informe maquillado, Armando lo revisa y dice...

      

A- A ver... Dios mío, Beatriz, Dios mío, vuelvo a sentir la vida, vuelvo a sentir mi vida...gracias, gracias Beatriz, muchas gracias.

      

Armando se acerca a Beatriz y la besa, ella se separa y le dice...

      

B- No, doctor, por favor...

      

A- Beatriz, lo siento, lo siento pero no puedo evitarlo, de verdad...

      

B- No, doctor, por favor, no...

      

A- ¿Qué pasa, Beatriz? Yo la deseo, la deseo mucho. ¿Acaso usted no me desea?

      

B- Si doctor, demasiado.

      

A- ¿Entonces que esperamos? Dígame... ¿Qué esperamos?  ¿Qué le pasa?

      

B- Doctor, no va a pasar nada, pero por favor abráceme, déme un abrazo.

      

A- Beatriz, yo...yo siento este abrazo como...como eso abrazos de despedida, … como cuando uno…se despide de la persona a la que ama y, y que sabe que jamás la va a volver a ver.

      

B- Se parece mucho, doctor...

      

El sonido del teléfono los interrumpe...

      

A- Maldita sea, el teléfono.

      

Betty y Armando se separan y ella atiende el teléfono.

      

B- Presidencia.

      

W- Doctora, ¿usted pidió un taxi?

      

B- Sí, sí, ya bajo, gracias, Wilson.

      

A- ¿Cómo así que ya baja, quién vino por usted?

      

B- Un taxi que pedí doctor...

      

A- ¿Un taxi? ¿Para dónde va?

      

B- Para mi casa.

      

A- No, no Beatriz. Yo la llevo a su casa, yo la llevo a su casa. Yo necesito estar con usted hoy. Beatriz yo quiero que vayamos a algún lugar donde podamos estar solos, yo necesito pasar la noche entera con usted.

      

B- Doctor eso va a ser muy difícil para usted, lo de la junta va a estar muy duro. Además hay que llegar mañana temprano para organizar todo y usted tiene que irse mejor a su casa a descansar, a estudiar esto y mañana tiene que estar muy lúcido doctor. Por favor, vaya y estudie el balance.

      

A- No, ni me lo entregue (…). La única persona que puede exponer ese balance mañana es usted y lo sabe. ¿Dónde está el balance real?

      

B- Es este doctor, lo tengo guardado... (…) Bueno doctor, que pase buena noche, hasta mañana...

      

Betty se retira y Armando la detiene tomándola del brazo...

      

A- Usted no se puede ir sin darme un último beso...

      

B- Doctor por favor, usted sabe que a mí no me gustan estas cosas en la oficina.

      

A- Y usted sabe que a mí me encantan. Beatriz...  Betty, escúcheme aunque sea un momento, yo...yo volví a ser feliz hoy, hace mucho tiempo que no lo era, y hoy por fin veo un poco de luz al final del túnel.  Beatriz, con este balance mañana vamos a salir delante de esa maldita junta directiva, con la colección vamos a poder pagar todas nuestras deudas y estabilizar todo el sistema financiero de EcoModa... Beatriz, todo comenzó a mejorar, mejorar muchísimo. Mañana, Marcela Valencia va a salir de mi vida y el camino se va a abrir para nosotros dos...estamos a muy poco, a muy poco tiempo de lograrlo, Beatriz...

      

B- Sí, claro que sí, hasta mañana...

      

Armando detiene nuevamente a Betty

      

A- Beatriz, dígame si me ama, ¿sí?  Necesito saber si me ama, para mí es muy importante saberlo...  ¿Me ama?

      

B- Si doctor, yo nunca he dejado de amarlo...

      

Armando se acerca y la besa

 

  

ULTIMOBESO.jpg

    

A- Yo la amo más que nunca, yo la amo más que a mi vida.

      

Beatriz se retira y Armando se queda y dice...

      

A- Armando Mendoza, vas a tener que aceptarlo, vas a tener que aceptar que estas enamorado por primera vez en tu vida...  Y, te enamoraste de Beatriz Pinzón Solano...  No sé como, Dios mío, no sé como, pero me enamore, me enamore más que nunca...

      

En el pasillo rumbo al elevador, Betty se dice a sí misma que no puede creer lo que hizo...  antes de cerrarse el elevador, Betty se toca los labios y piensa "ese fue el último beso que nos dimos en la vida, Dr. Mendoza". 

   

 

Las puertas del ascensor se cierran y Armando ya no vuelve a ver a  su  Betty....

 

SEGUIMOS CONVERSANDO....

 



    
This message has been edited by ridaffar on May 10, 2005 7:20 PM


 
 Respond to this message   
Respuestas

Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement