ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LAS PERSONAJES MENCIONADOS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SOLO INSPIRAN LA WEBNOVELA
Esta webnovela es un homenaje a la belleza masculina, a la creacion mas hermosa: el hombre guapo, el macizo. Sebastian Rulli es el macizo con mayusculas que ha sido el culpable de este derroche de inspiracion pasional. Aunque tambien hay mujeres los protagonistas de esta historia son los hombres mas guapos y con un cuerpazo impresionante y que ademas lo muestran sin pudor... como debe ser, todo un bien nacional... pues que lean, miren y disfruten. Por sus contenidos tanto visuales o escritos no es una novela para niños sino para adultos. Si el sexo explicito te ofende no leas esta historia, aunque tambien tiene partes tiernas como la historia tragica inspirada en Sebastian Rulli, que no solo me inspira la pasion mas salvaje con esas fotos tan explosivas sino una dulce ternura gracias a personajes como Hector de Rubi.

 

 Return to Index  

Sebastián Rulli sin tapujos: Descubre qué lo enloquece

February 9 2006 at 6:24 PM
emili  (no login)


Response to Sebastián Rulli pisa fuerte y firme en su carrera

 




Cristina La Revista
TV, Cristina La Revista


"No te puedes poner límites...'


Un porteño suelto por el mundo


México le robó el corazón


A corazón abierto

En las telenovelas es un rompecorazones, pero en la vida real quiere ser un papá modelo. Aquí se aclaran los rumores del protagonista de Contra viento y Marea: no hay pectorales falsos, es amigo de Santamarina y sí, ¡regresó con su novia! Lloren mujeres, lloren. Sigue leyendo para conocer más de Sebastián Rulli.
"No te puedes poner límites...'
Hoy Sebastián vive como frente a un espejo. No es que esté contemplando su famosa musculatura, que ha sido acusada de ser 'implantada', aunque ya él lo ha dicho: ´Soy muy disciplinado en mi alimentación y en mis ejercicios´.

Sebastián parece verse doble, su personaje en Contra viento y marea se llama también Sebastián y es un joven que no conoce límites para defender lo que quiere, y ésta parece ser una máxima de la vida del actor: "No te puedes poner límites, éstos están sólo en la mente. Te puedes poner niveles, que se superan, si uno aprende de uno mismo".










En su casa también 'se repite', pero esta vez en un cuerpo femenino. Su perrita poodle se llama Rulita, ¡igual que él! Su novia, la modelo y conductora de televisión argentina Cecilia Galliano le puso el nombre, sobre lo que Sebastián bromea: "A lo mejor fue por mí, o porque la perrita tiene rulos".

El actor tiene esa capacidad de los comediantes de hablar muy en serio, aunque por dentro parecen soltar una risa sorda que pone a prueba a todo y a todos. Los que se tomen muy en serio no pasarán la prueba. Sebastián puede aceptar bromas con su apellido, 'Rulli-rulos', pero deja muy en claro el orgullo por sus raíces italianas. "Mi familia llegó a Argentina hace tres generaciones, me gusta el idioma y la cocina italiana. Me gusta cocinar y comprar libros de cocina, pero mi especialidad es el comer".

En un viaje a su infancia en Buenos Aires, nos cuenta que en la escuela jugaba rugby "Nunca he tenido talento para el fútbol , tenis o natación". Le encantaba que su equipo compitiera con otras escuelas.

"Soy muy competitivo, me gusta entrar en competencia conmigo mismo, enfrentar un reto cada día. No se trata de ganar a costa de cualquier cosa, el hecho de ser el mejor es lo que me atrae", dice el actor, que se reconoce hiperactivo. Todavía mantiene muy presente el ejercicio en su vida, no tanto el deporte, porque aclara éste requiere de mucho tiempo.

En sus pocos ratos libres va al gimnasio. "A veces me levanto muy temprano y voy al gimnasio, o entre escena y escena de una telenovela, si tengo dos horas, o muy tarde en la noche. No puedo decir que tengo un horario fijo".
¨Soy de una familia muy unida, de clase media. Mi padre es contable,tengo dos hermanas, a una le llevo dos años y medio y a la otra ocho¨, dice Sebastián. Los fines de semana hacían una parrillada con los tíos y los abuelos, o se iban a El Tigre, y en las vacaciones a la ciudad balneario de Villa Gesell.

"Ese apoyo constante de la familia es lo que más extrañó". A los 19 años decidió dejar a un lado los números, había estudiado Administración de Empresas y se lanzó a viajar el mundo.










Primero llegó a España, donde comenzó una carrera de modelo, que lo llevó a Francia y a Japón, a modelar para diseñadores como Hugo Boss e Yves Saint Laurent, y a subir a la pasarela con supermodelos como Claudia Schiffer, Carla Bruni y Helena Christensen. "Siempre pude trabajar mientras viajaba; pude ganar dinero en vez de gastar dinero", dice, y los países que visitó fueron tantos que de los cinco continentes sólo le falta Oceanía.

"Salir de mi casa me llevó a empezar a madurar como ser humano; estar fuera de mi entorno me hizo más responsable, pues sentí la responsabilidad de no caer en las drogas, de hacer las cosas bien".

Cuando se sentía nostálgico, escribía mucho, o leía metafísica, para tratar de tomar el control y de superar los momentos difíciles. Hoy no ha perdido la costumbre de leer metafísica, a Connie Méndez o a Pablo Coelho. "Agarro mi libro y lo abro en cualquier página, son libros que no necesitas leerlos de principio a fin. Te pueden llevar a un estado de paz interior".

Viajar lo llevó también a cultivar un aspecto de su carácter: es muy observador. "Puedes conocer mucha gente, y en ese trato, te das cuenta de que es muy difícil conocer y darse a conocer. Por eso soy de compartir con poca gente, pero bien. No soy el típico argentino, que está: Oye, boludo. Pero tampoco me gusta limitarme; no me pongo fronteras, me guío de ese feeling que vas recibiendo. Me abro con poca gente, pero me abro de verdad".

Con cada desplazamiento, Sebastián reconocía cuánto lo tiraba la actuación, que lo había atraído desde que estaba en la preparatoria. "Es como un cable a tierra, me lleva a relajarme, es un ejercicio que te ayuda a ser mejor ser humano. En la improvisación salen muchas cosas que estaban ocultas; te llama la atención descubrir lo que te pone triste, dónde está la alegría", dice el actor, que a su regreso a Argentina, en sólo dos años, trabajó como actor en cinco programas de formatos diferentes: juvenil, familiar y nocturno.










Entonces, ¿hiciste mucha comedia? "No, yo soy del melodrama, pero es divertido como actor poder hacer de todo", dice Rulli, que siempre que se refiere al trabajo se pone serio.

Su primera telenovela, Montaña rusa, otra vuelta, una juvenil al estilo de Rebelde, en la que se contaba la historia personal de un grupo de jóvenes, era como una premonición de las aventuras que lo esperaban.

"México es como el Hollywood de la televisión en Latinoamérica, nos criamos con El chavo del ocho, y mi mamá veía las telenovelas mexicanas", dice Sebastián que entonces no sospechaba que ese país le robaría el corazón.

El productor Pedro Damián le dio su primera oportunidad en Primer amor... a mil por hora. "Me vio en un pasillo del CEA (Centro de Capacitación Actoral de Televisa) y me invitó a un casting. Me creó un personaje que sólo tenía unos pocos capítulos y luego duró toda la novela. Yo era un desconocido y él vio algo que le hizo confiar en mí¨, dice Sebastián agradecido, también recordando que José Alberto ´El Güero´ Castro le dio otra oportunidad con Sin pecado concebido. En esta telenovela compartió con uno de los que hoy llama amigos, el actor y cantante Carlos Ponce. ´El vive en Estados Unidos, pero siempre es un placer cada vez que lo veo´.

La distancia no es olvido para Rulli, que aún tiene dos o tres amigos de la infancia, que compartieron pupitre con él en la escuela. ¨Puedo estar dos años sin hablarles, pero cuando tengo contacto, comienzo a platicar como si no hubiera pasado el tiempo´.

En el mundo del espectáculo también llama amigos a Valentino Lanús y a Eduardo Santamarina, quien fue su colega en Rubí, la puerta que le abrió a su primer protagónico, Contra viento y marea, con la conocida actriz Marlene Favela.

De sus relaciones amorosas, no le gusta hablar mucho. ¨Creo que la gente se interesa en la vida personal de los actores sólo por pasar un rato, por eso tengo que cuidar mi vida privada. Yo me siento muy feliz, y cuando estás bien del corazón, todo lo demás es muy fácil´.

En esta felicidad está incluida su novia desde hace más de un año, Cecilia Galliano, con la que comparte nacionalidad y como ella misma ha dicho, sentido del humor. ¨Mi pareja tiene que ser simpática, le tiene que gustar reírse mucho. Yo soy muy tranquila para vivir, no me estreso fácilmente, siempre me estoy riendo, por eso me hace bien, me gusta´, dijo Cecilia al portal de internet mexicano esmas.











En cuanto a los rumores de ruptura que rodaron hace un tiempo atrás, Sebastián dijo: ¨Como un ser humano normal, tengo mis altos y bajos. Y uno aprende de los mejores. A cualquiera le puede pasar, tener rompimientos y crecer como pareja. En la prensa todo parece exagerado...´.

Con la familia tan unida que tiene Sebastián, su posición ante el matrimonio es más que optimista. ´Me encantaría formar una familia, poner en práctica el ejemplo que mi familia me ha dado; la comunicación con los hijos, verlos crecer, compartir todo con ellos. Ser padre es madurar como ser humano´, dice el actor, que aclara que no tiene sobrinos, porque sus hermanas aún no se han casado, pero descubriendo que sería tan buen tío como padre.

En sus planes futuros tiene un viaje a Las Vegas en moto, cuando termine Contra viento y marea. ´No puedo perder el impulso´, dice el actor, que no le gusta hacer planes, y toma las cosas como vienen. ¨La moto me da libertad y me permite reflexionar, despegar de los problemas´, dice de ´su amante nada secreta´, o mejor, de sus dos amantes, las motocicletas, que por ahora comparten sus mimos con una camioneta.



 
 Respond to this message   
Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement