Venezolanas en la pantalla internacional

by Jantar (no login)

 
Venezolanas en la pantalla internacional

Las actrices de la televisión nacional en el exterior

Ellas se han trasladado a otros países con el fin de trabajar y proyectar sus carreras internacionalmente. Sin embargo, han dejado un vacío en la pantalla nacional. Tomaron vuelo alto sin rumbo fijo. Ahora son la cara del histrionismo criollo afuera.



Texto: Luis Aguirre

Desde los años ochenta se registraron algunos casos de protagonistas de novelas venezolanas que, sin mirar para atrás, aprovecharon las oportunidades que les brindaba el exterior. Algunas sólo buscan la proyección internacional, otras la estabilidad económica -les pagan en dólares-. Las más arriesgadas prueban y se quedan. Unas, con menos suerte, se regresan como quien dice "con las tablas en la cabeza".

Lo cierto es que para bien o para mal, las actrices venezolanas están cotizadas en las producciones colombianas, peruanas y miamenses. Son las piezas fuertes de los dramáticos contemporáneos que se realizan en el exterior. Es el caso de Gabriela Spanic (Tierra de pasiones), Natalia Streignard (La Tormenta), Ruddy Rodríguez (La ex), Alicia Machado (en proyecto con Televisa), Ana Karina Casanova (en espera en Chile), Astrid Carolina Herrera (en Miami) y Sonya Smith (Univisión). En la cuenta le siguen Scarlet Ortiz (estuvo en Colombia), Gabriela Vergara (en Miami), Eileen Abad (en Colombia), Coraima Torres (en Miami), Gaby Espino (va y viene), Alba Roversi (en Miami), entre otras.

Reseña

Los antecedentes de esta historia recaen en nombres como Grecia Colmenares, quien se fue a Argentina después de Topacio; Catherine Fullop, quien también emigró a Argentina; Lupita Ferrer, actualmente radicada en Nueva York luego de pasearse por varios países; Jeannette Rodríguez, quien, después de Cristal y Dama de rosa, recorrió Argentina, España, Miami y Los Ángeles.

A ellas se les reconoce como las pioneras, a juicio de Alberto Cimino, escritor y productor de radio y televisión. De inmediato el fenómeno le hizo tomar un avión a Mayra Alejandra para Argentina, a Mary Carmen Regueiro (Argentina y Perú) y a Hilda Abrahamz (Argentina y Perú).

Suerte y talento

El boom de las telenovelas venezolanas en los años 80 le dio la oportunidad a las actrices criollas de visitar otros países y conseguir ofertas de trabajo. A su favor estaba el hecho de que eran las protagonistas y el público se encariñaba fácilmente con ellas. Por supuesto, a España y Argentina, en ese momento, les interesaba mucho captar espectadores. El gancho era Topacio o Cristal, por ejemplo.

Así fue como Grecia Colmenares y Jeannette Rodríguez se convirtieron en las estrellas internacionales. Un poco de suerte y talento, mezclados con una dosis de belleza, las llevó a una carrera que dejó huellas.

Los canales Rctv y Venevisión se consagraron como las creadoras de dramáticos exitosos. Empezaron a vender todo lo que hacían y se posicionaron en el número uno. Esta plataforma impulsó a más de una actriz para su proyección y popularidad. Las historias fueron traducidas al ruso, el italiano y hasta el polaco. Les llovía invitaciones de todas partes del mundo.

Para Daniel Uzcátegui, periodista y jefe de prensa de personalidades del espectáculo, comentó que la globalización ha hecho un aporte significativo. Más allá de si las protagonistas han emigrado, lo importante es la representación que se tienen fuera de las fronteras nacionales.

Incluso, sostiene que hasta para las empresas ha sido rentable el hecho de que el talento vaya y venga, y vuelva a irse porque se revaloriza la telenovela como producto y les favorece la compra y venta de las historias.

Planteó que es otra manera de promocionar el país. Aunque la mayoría de las actrices han salido del Miss Venezuela, o concursos de belleza a fines, resalta el gentilicio y el corazón de la patria. Un poco de silicón en el busto, además de las caderas caribeñas y de la cara de muñeca siempre serán requisitos para enamorar al televidente, y las venezolanas llevan la delantera.

Nueva generación

Las plantas televisoras aportan nuevos nombres que los suman a la lista de privilegiadas con el primer crédito para demostrar que, mientras que algunas tienen la opción de abrirse camino afuera, a otras les llega su turno de brillar en la programación nacional, recorriendo un círculo que nunca se cierra.

"Todo forma parte de una evolución", explica Vivel Nouel, escritora que no suele exigir a una actriz específica para sus tramas, a diferencia del libretista Leonardo Padrón, quien suele escribir para alguien en especial y eso implica una exclusividad.

Para la televisión, lo importante es continuar con el compromiso de entretener y buscar a la cenicienta pobre que se enamora de un rico. Algunas escalarán posición, otras quedarán rezagadas.

Al final, todo se traduce en un acto de superación según los intereses de cada quien y para el resto de las personas llegar más alto es un orgullo, como lo expresa como el periodista Daniel Uzcátegui, el escritor Alberto Cimino, la actriz Ruddy Rodríguez y la escritora Vivel Nouel.

Las protagonistas resumen lo que significa traspasar las fronteras. Natalia Streignard: "Para mí fue muy importante entrar a Televisa. Fue una experiencia bien satisfactoria, porque me trataron muy bien".

Y Ruddy Rodríguez expuso la realidad: "Nadie se niega a triunfar y si yo, venezolana, gano, ganamos todos. En el lugar o país donde esté, soy venezolana".

Natalia Streignard
A Natalia Streignard le cambió la vida desde que empezó a vivir en Miami. Aunque en su carrera ha ido y venido. Su proyección internacional está en pleno apogeo.

-La televisión venezolana ya la mimó por un buen tiempo. Debutó como protagonista en Pedacito de cielo (1993) y continuó en Dulce enemiga (1995) y Sol de tentación (1996).

-La estrella de la internacionalización la alumbró de inmediato y se mudó a Miami para hacer La mujer de mi vida (1998). De allá saltó para México para convertirse en villana en Mi destino eres tú (2000). Al año siguiente recibió llamado de Perú para Soledad. Regresó a Venezuela, a Rctv, protagonizó La niña de mis ojos (2001) y Mi gorda bella (2002).

-Aprovechó el éxito de la historia y optó por una producción de Telemundo en Colombia llamada Anita no te rajes (2004) y ahora es la cara hispana de las telenovelas de la televisora estadounidense. Recientemente graba La tormenta.

Ruddy Rodríguez
-Esta actriz caraqueña es la más respetada de la lista. Todas sus compañeras se quitan el sombrero delante de ella. Su experiencia es única y vigente todo el tiempo.

-Empezó en 1986 en Enamorada. Con Niña bonita (1988) conoció la fama nacional e internacional. Recibió llamado en Estados Unidos y realizó El magnate (1990). Viajó a perú en 1991 para la telenovela Mala mujer (1991). Al año siguiente se radicó en Colombia para La mujer doble. Allá estuvo un año más porque le ofrecieron otro título: Pasiones secretas. Regresó a Venezuela en 1995 para estar en Amores de fin de siglo. Vuelve a Estados Unidos en 1997 para Aguamarina. En 2000 Venevisión y el escritor Leonardo Padrón la convencen para Amantes de Luna Llena. Y desde entonces Colombia no la suelta: El inútil (2001) y La ex (2006).

Gabriela Spanic

-Salió de las filas del Miss Venezuela. Lo primero que hizo fue Mundo de fieras en 1991. La engancharon en La loba herida (1992) y no paró: Divina obsesión y Rosangélica, entre otras. Con cuatro años de experiencia protagonizó la eterna novela Como tú ninguna (1995) y luego Quirpa de tres mujeres (1996) y Todo por tu amor (1997).

-La actriz en 1998 se mudó a México. Pegó con La usurpadora, Por tu amor (1999) y La intrusa (2001).

-Luego la apadrinó Colombia con producción de Estados Unidos en La venganza (2002). Y desde 2004 es la estrella fulgurante de Telemundo: La prisionera (2004) y actualmente protagoniza Tierra de pasiones. Así continúa su racha de fama internacional aderezada con algunos escándalos personales.

Gabriela Vergara
-Gabriela Vergara es otra más del clan de misses. Su entrada a la pantalla está signado por la belleza. Se lució en telenovelas nacionales como Destino de mujer (1997), El país de las mujeres (1999), Toda mujer (1999), Felina (2001), Lejana como el viento (2002), Trapos íntimos (2003).

-Hace poco, vio luz en el exterior cuando recibió una llamada del canal mexicano TV Azteca. Allá hizo La hija del jardinero (2003). Aunque no fue la protagonista, se convirtió en figura estelar y realizó participaciones especiales en otros proyectos de ese canal. Hace dos años probó suerte en Colombia en La mujer en el espejo (2004). Fijó residencia en Miami y tiene planes de quedarse un rato por allá. Tal vez en telenovelas o algo de cine.


Astrid Carolina
-Nació en Caracas el 23 de junio de 1963. Saltó con corona de Miss Mundo (1984) a la pantalla nacional. Su primera telenovela fue Mi amada Beatriz, en 1987, y ese mismo año realizó La pasión de Teresa. Se paseó entre los canales Venevisión y Rctv. En su currículo resaltan su gran participación en títulos como: Abigail (1988), Alma mía (1989), Emperatriz (1990), Las dos Dianas (1992), La loba herida (1992), Divina obsesión (1993).

-Decidió probar suerte en Colombia con El manantial (1996). Regresó al país para participar en Amantes de luna llena (2000) y vuelve a irse a Miami para Secreto de amor (2001). Entra a Rctv para La mujer de Judas (2002). En Venevisión hace Engañada (2003) y Sabor a ti (2004).

Coraima Torres
-De Valencia para el mundo. Entró a la televisión en 1989. Alondra fue su primera telenovela y Gardenia (1990) la segunda. A la tercera, la protagonización: el fenómeno Kassandra, entre 1991 y 1992. Su imagen había recorrido el mundo, decidió aprovechar un tiempo más en Venezuela y realizó Dulce ilusión (1993).

-En 1995 aceptó una propuesta en Colombia: Sueños y espejos, le siguió Géminis (1996). Probó suerte en 1999 en Perú con Querida María Emilia. Luego se fue a Argentina para protagonizar Amor latino, en 2000; regresó a Perú al año siguiente para Soledad y hace dos años se radicó en Miami para grabar Amor del bueno. El año pasado se mudó a Colombia por el proyecto dramático Lorena.

Scarlet Ortiz
-Desde 1996 se convirtió en una consentida de Rctv. Protagonizó: Llovizna (1996. Niña mimada (1998), Luisa Fernanda (1999), Mis tres hermanas (2000).

-El gran mérito de ella afuera fue la participación en la telenovela colombiana de 2000: Yo soy Betty la fea.

Al año siguiente probó suerte en el proyecto de Fonovideo (Miami), Secreto de amor.

-En Perú tuvo la oportunidad de hacer Todo sobre Camila (2002).

-En 2004 Colombia la siente lo suficiente madura para darle toda una historia que se llamó Todos quieren con Marilyn.

Actualmente está radica en Miami, se encuentra en conversaciones para nuevos proyectos, según informó su mánager Marisela Marulanda.

Sonya Smith
-Aunque nació en Estados Unidos, creció en Venezuela. Perteneció al elenco de Cristal (1986), Alondra (1989) y Gardenia (1990). Su éxito -y el cual la marcó- fue Cara sucia (1992).

-Repitió en el primer crédito en María Celeste (1994).

-En 1998 cruza la frontera y protagoniza en Colombia la telenovela Guajira. Al año siguiente se mudó a Perú para el proyecto dramático Milagros (1999.)

-Tomó un receso largo. Regresó a Venezuela para participaciones especiales y actualmente está radicada en Miami, Estados Unidos. La contrató Univisión para protagonizar la telenovela Milagros (2005).

Ana Karina Casanova
-Desde sus inicios en la actuación, la ex miss Amazonas 1997, Ana Karina Casanova, comprobó en una producción extranjera, Secreto de amor, que su imagen vende más afuera. Lo que hizo en Venezuela siente que fue la base para la internacionalización.

-De hecho, de inmediato asumió el reto de interpretar a dos mujeres totalmente diferentes: Luisana y Sirena en Gata salvaje, su segundo papel histriónico en el extranjero. La actriz suma tres películas y más de 10 telenovelas. Recientemente estuvo en Venezuela en la producción de Venevisión El amor las vuelve locas.

-Hace dos meses se encuentra en Santo Domingo, República Dominicana grabando una película.

Eileen Abad
-Desde 1992 demostró en la telenovela Por estas calles que su paso no sería fugaz y seis años más lo justificó con su ida a México para la producción de Tv Azteca Amor infiel. Allá continuó en Besos prohibidos (1999).

-Regresó a Venezuela por cuatro años. Disfrutó un poco de la fama con sabor mexicano y tomó la decisión de regresar al exterior. Está radicada en Miami y graba la telenovela La tormenta de Telemundo.

-Eileen Abad: "Fue una experiencia hermosísima. Siempre creces cuando te enfrentas a vivir solo. Cuando llegué a México fue un tanto difícil, gracias a Dios me tocó empezar en una buena novela y pude demostrar que sí merecía el personaje que me dieron. Me tuve que ganar poco a poco el respeto de mis compañeros".



panodi



Escrito desde May 2, 2006, 2:24 PM

Respond to this message

Return to Index
Respuestas

Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement