A. Cueva: Si usted pensaba que las telenovelas del 2006 habían sido espantosas, agárrese

by (Acceso fieras)
Forum Owner

 
Si usted pensaba que las telenovelas del 2006 habían sido espantosas, agárrese de donde pueda porque las del 2007 pintan todavía peor

QUÉ GACHO, ¿NO?

Fecha de Publicación: 1/1/2007



EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS

POR ÁLVARO CUEVA

QUÉ GACHO, ¿NO?

Si usted pensaba que las telenovelas del 2006 habían sido espantosas, agárrese de donde pueda porque las del 2007 pintan todavía peor.

Apenas está comenzando el año y prácticamente ya sabemos qué onda con casi todos los melodramas seriados que se van a transmitir porque ya se hicieron en otros países y los vimos por el cable o la red, o porque los miramos hace siglos.

¿Qué puede haber de emocionante en ver una tercera versión de “Café con aroma de mujer” que es el plato fuerte con el que Televisa nos va a “agasajar” en unos cuantos días en el lugar de “Mundo de fieras”?

¿Qué puede haber de sorprendente en que la televisión mexicana vaya a hacer “Floricienta”? ¿Qué puede tener de novedoso que se vaya a grabar un refrito de “Muchachitas”?

¿Qué tiene de noticioso que TV Azteca vaya a producir una adaptación de “Padre coraje”, que Televisa vaya invertir en una versión de “Sos mi vida” o que vengan los refritos de “Yesenia”, “Pedro el escamoso”, “Agujetas de color de rosa”, “Simplemente María”, “Alcanzar una estrella” y “Cadenas de amargura”?

En los últimos días de 2006, mientras muchas personas se la pasaron de vacaciones, tuve la oportunidad de platicar con diferentes hombres y mujeres de diferentes casas productoras que se dedican a hacer telenovelas en nuestro país y no hubo uno solo de ellos que no me confesara su desesperación.

Los que no se quieren ir a probar fortuna al extranjero o esperan con añoranza la inauguración de una tercera cadena nacional, acaban de regresar de Miami con la cola entre las patas porque dicen que allá los cubanos tratan súper mal a los mexicanos y que hay luchas de poder encarnizadas entre los diferentes grupos que integran la comunidad latina de los Estados Unidos.

Y tienen razón en todo lo que me contaron, desde los grupos de chavitos nuevos que trabajan a escondidas para escritores o para departamentos literarios con unos sueldos archimiserables pero con la esperanza de que algún día harán algo más que justificarle el puesto a alguien que ni los menciona, hasta los directores que están condenados a sacar tal cantidad de minutos de telenovela por día y que jamás van a poder tener tiempo de echarle un poquito de creatividad a sus puestas en escena.

Hay decenas de escritores que nunca en su vida han podido escribir una telenovela inventada por ellos y que jamás lo van a poder hacer porque las mafias que autorizan títulos como “Ángel, las alas del amor”, “Duelo de pasiones” y “Mundo de fieras” no consideran sus historias o sus plumas lo suficientemente buenas, dignas, famosas o experimentadas como para pasar a producción.

Lo más triste de este panorama es que aunque ocurriera un milagro y hoy, empezando el año, hubiera un cambio radical de gente, de estilos administrativos y de mecánica de producción de telenovelas en nuestro país, usted y yo, como público, tardaríamos entre 12 y 18 meses para empezar a notar los cambios.

¿Por qué? Porque ya está asignado el dinero de una larga lista de producciones que se tienen que sacar porque, de lo contrario, sería dinero tirado a la basura y no estamos hablando de cuatro pesos sino de millones de dólares.

Igual, hay una larga lista de adaptaciones empezadas y pagadas que no se pueden interrumpir y ni hablemos de los derechos de ciertas historias extranjeras que, si no se hacen, se van a perder porque vencen en determinado período de tiempo.

O sea, aunque hoy ocurriera un milagro, los mexicanos estamos condenados a una larga temporada de telenovelas que no van a conmocionar a nadie, que no le van a aportar nada nuevo a nadie, que no van a competir contra nuestra saturadísimas capacidad de asombro y que ni remotamente van a alimentar nuestros sueños, nuestras esperanzas ni nuestros pisoteados sentimientos.

Qué gacho, ¿no? Justo cuando los mexicanos estamos más urgidos de una orientación sentimental, de entretenimiento y de emociones que nos ayuden a superar nuestra espantosa realidad, nuestras televisoras nos salen con “Destilando amor”, “Padre coraje” y “Pedro el escamoso”.

¿Qué se hace en estos casos? ¿Fingir que uno está muy entusiasmado y sorprendido con ocurrencias como las de “La fea más bella”? ¿Quedarse callado y esperar a que la industria truene? Feliz año nuevo.







Escrito desde Jan 14, 2007, 10:53 AM
de la dirección IP 70.45.33.172


Respond to this message

Return to Index

Find more forums on TelenovelasCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  
eXTReMe Tracker
Estadisticas Site Meter