enter>

 


  << Previous Topic | Next Topic >>Return to Index  

Personajes

August 20 2007 at 7:22 PM
No score for this post
Isabella  (no login)
de la dirección IP 67.173.61.47

 
Amparo Grisales es Alejandra Aguirre - Mujer de 50 años de edad. La caracteriza su vitalidad. Su fortaleza física y emocional Su fortaleza física y emocional. Y por supuesto su bien formada figura, que le otorgan una apariencia mucho mas joven y atractiva. Mujer impetuosa. Trabajadora. Dinámica. Y apasionada. Despierta en los hombres sentimientos encontrados que van del amor al odio. Es querida por mucha gente del pueblo. Pero a la vez, son muchos quienes por su gran atractivo, quieren poseerla... Y al no lograrlo y no sentirse correspondidos, la tratan con rudeza. Lo que en ocasiones le coloca la coraza de fiera. Porque es capaz de sacar las uñas. Bien sea por defender su dignidad. O bien por defender a sus hijos.



Ana Lucía Dominguez es Anabel Saldana - Sobrina de Flavia. Al quedar huérfana llega a vivir con su abuela Trinidad, y su tíos, Leonardo y Flavia. Donde sólo pensaba pasar una breve temporada, ya que entre sus planes no estaba contemplado someterse al carácter fuerte de su abuela. Las cosas cambian, cuando conoce a Valentín, el hombre que despertara sus emociones. Sin quererlo, desata una rivalidad intensa entre dos hermanos. Las cosas cambian, cuando conoce a Valentín, el hombre que despertara sus emociones. Sin quererlo, desata una rivalidad intensa entre dos hermanos. Y por otra parte, despierta la indignación de su tía y de su abuela, quienes consideran a los Aguirre, sus peores enemigos. Joven hermosa y justa. A pesar de todos los obstáculos tratara de mantener el equilibrio, colocándose siempre del lado de la razón.



Michel Brown es Ángel Cisneros - Hijo de Leonardo y Flavia. Ha tenido todo desde niño Pero eso no la hecho caprichoso, ni presumido. Tiene buen humor y es muy agradable. Pero el mundo le empieza a cambiar cuando conoce a Alejandra. Pero el mundo le empieza a cambiar cuando conoce a Alejandra Quien le despierta una obsesión profunda que termina descontrolándolo con el tiempo. Para Ángel, conquistar a Alejandra se convierte en su principal reto. Reto que nunca tendrá respuesta, ya que para esta mujer, varios años mayor que él... Él siempre será un niño y no podrá verlo sino como a uno de sus hijos.



Arap Bethke es Demetrio Aguirre - Hijo de Alejandra y Leonardo. Joven apuesto. Se encuentra estudiando gracias a los esfuerzos de su madre por hacer de él, alguien importante. A menudo pelea con su hermano Valentín, ya que éste es más educado y en ocasiones lo encuentra algo sofisticado para su gusto. Al conocer a Anabel queda prendado de ella, quien al principio parecía haberle correspondido, hasta que llega a darse cuenta de que realmente a quien ama es a su hermano, Valentin. De esta forma pasa a convertirse en el gran rival de su hermano.



Mónica Dionne es Flavia Portillo de Cisneros - Esposa de Leonardo y madre de Ángel. Mujer muy bien conservada. Siempre tuvo fortuna y aun así se casó con un hombre que no tenía dinero. Desconocía que Leonardo tuviera una amante, pero el desamor que éste le profesaba, la convirtió en una mujer amargada, cuya única satisfacción era retenerlo a su lado para poder humillarlo. Desconocía que Leonardo tuviera una amante, pero el desamor que éste le profesaba, la convirtió en una mujer amargada, cuya única satisfacción era retenerlo a su lado para poder humillarlo. Todo esto con la ayuda de su madre, Trinidad, quien es aún más perversa, cruel y calculadora que ella. Es la villana que nada la detiene cuando se trata de conseguir su propósito.



Gabriel Pórras es Leonardo Cisneros - El amor del pasado de Alejandra. Padre de Valentín y Demetrio, hijos de Alejandra. Pudiera parecer un villano por la infelicidad de la que hace victima a Alejandra. Pero en realidad lo que lo invaden son una cantidad de sentimientos encontrados. Por una parte la compasión por su esposa Flavia. Y el miedo de perder el dinero que le sirve para mantener a sus seres queridos. Lo someten a vivir con una mujer que lo atormenta reclamándole su desinterés emocional. Y por la otra, el gran amor que siente por Alejandra, quien es el gran amor de su vida... Y a quien a pesar de los años, no ha podido olvidar.



Paulo Quevedo es Tirsio Reinoso - Otro gran villano. Quien le hará la vida imposible a Alejandra y sus hijos. Y quien será el aliado incondicional de Flavia y Trinidad.



Saby Kamalich es Trinidad Zapata - Madre de Flavia. Abuela de Ángel, Anabel y suegra de Leonardo. Quiere manipular a todos a su antojo. Mujer calculadora, posesiva, ambiciosa, dominante, incisiva, cruel y rencorosa. Odia a los pobres y a los hombres, sobretodo a sus yernos, por considerarlos inferiores a sus hijas, quienes cometieron la estupidez de casarse con ellos. Su lucha es por un lado es la manipulación de cualquier ser humano que la rodee para sus objetivos personales y por el otro lado, por lucir más joven de la edad que tiene.



Alex Sirvent es Valentín Aguirre - Hijo de Alejandra y Leonardo. Apuesto y varonil. Ha heredado el carácter indomable de su madre. Es un joven impetuoso que ha preferido quedarse trabajando en el campo junto a su madre. A quien además considera su mejor amiga. Y por quien se enfrenta a peleas constantemente por defenderla. Es un joven justo, perspicaz, atlético y muy atractivo. No se enamora fácilmente hasta que llega el amor a su vida, en el personaje de Anabel. Mujer por la que se enfrentará a su hermano Demetrio.




 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
AutorReply
Isabella
(no login)
67.173.61.47

noticias

No score for this post
August 20 2007, 7:24 PM 

NOTICIAS





produ.com, 4/17/07 - Hugo León Ferrer de RTI: Queremos grabar Madre luna en HD

Martes, 17 de abril del 2007

(Ezequiel Iacobone, Las Vegas). Luego de Zorro: La espada y la rosa, RTI tiene intenciones de realizar otra telenovela en Alta Definición (HD). La productora colombiana se encuentra preproduciendo actualmente Madre luna de Julio Jiménez e Ivan Martínez que podría ser grabada en este formato.

"Hicimos un up front de tres minutos en HD de Madre luna en Nueva York y queremos que sea la próxima telenovela que se grabe en Alta Definición. Es una decisión que debemos tomar ya: en mayo tenemos que estar trabajando y Telemundo la necesita al aire en junio", dijo a produ.com Hugo León Ferrer, VP de Producción de RTI, durante el transcurso de la NAB en Las Vegas.

Cabe recordar que para Zorro: La espada y la rosa, RTI trabajó en 1080 líneas con 24p cuando normalmente se trabaja en HD con 1080/30p. De esta manera fue la primera telenovela en ser grabada en este esquema.

"RTI es una empresa que se ha reinventado a medida que pasa el tiempo. No nos quedamos atrás y no le tenemos miedo al reto. Si hay una tecnología nueva, y nos parece que mejora el producto, la incorporamos", aseguró.

El directivo explicó que la productora trabaja con HD "casi desde sus inicios", haciendo la apertura de las telenovelas y los up fronts. "Incluso, hicimos un documental para Discovery sobre los 100 años de la aviación, mezclando nuestra experiencia en telenovelas con este tipo de programación. Pero nunca habíamos trabajado en HD en un proyecto de largo alcance como El zorro. Porque, a nivel producción, una telenovela es como una maratón, no es como hacer tres minutos o un documental de una hora, sino que hay que hacer un mínimo de 120 horas".

Con respecto a los desafíos implicados en la Alta Definición en los que no sólo los técnicos deben involucrarse con la nueva tecnología sino también todo el equipo de producción de la telenovela, comentó que "participar de los cambios tecnológicos no es sólo viajar a la NAB. Siempre que hay una tecnología nueva, le pedimos a los proveedores que la lleven a Colombia y nos la dejen un tiempo para probarla. De hecho el documental de Discovery lo hicimos con una CineAlta que Sony nos dejó para que la trabajáramos. Todo el mundo tuvo acceso al juguete nuevo, para sacarle provecho".

León Ferrer confiesa que el HD trajo tantos beneficios en cuanto a calidad de imagen que termina exigiendo por demás a los equipos que producen en Definición Estándar (SD). "Luego del HD comienzo a mirar todo con otros ojos. Para mi ha sido difícil y he estado presionando demasiado a los equipos que trabajan en SD. Pero tengo bueno realizadores, fotógrafos y directores de Arte, y entiendo que no tienen la herramienta".

El VP de Producción de RTI confirmó que se encuentran negociando con Sony BPLA la incorporación de más equipamiento. "Les digo a la gente de Sony que no me dejen volver al SD. RTI acaba de hacer una compra de US$3 millones en equipos para hacer El zorro. Y ahora estamos viendo de qué forma nos pueden ayudar para que sigamos en este proceso, mostrando esta calidad. Esto le va a servir a Sony y la industria".



La Opinión, 7/1/07 - ‘Madre Luna’ Ambientada en los arrozales de Colombia, la nueva producción de RTI junto a Telemundo trae de regreso a Amparo Grisales, radicada en Los Ángeles, y considerada la diva de las telenovelas colombianas Antonio Mejías-Rentas [antonio.mejias@laopinion.com] 01 de julio de 2007

BOGOTÁ, Colombia.— El director pide silencio y el piso se enmudece. La actriz Amparo Grisales, la llamada "diva de las telenovelas colombianas", está ensayando una escena con dos jóvenes actores que interpretan a sus hijos: uno es el mexicano Alex Sirvent y el otro es Arap Bethke, nacido en Kenia de madre chilena y padre alemán. Más tarde se incorpora otra veterana actriz colombiana, Judy Henríquez.

Lejos de una Babel, todo es armonía bien organizada en los estudios de la productora RTI, donde procede la escena, que se desarrolla en el comedor de la familia Aguirre. Los personajes se sientan a comer una ensalada, que los encargados del decorado han dispuesto cuidadosamente en la mesa del comedor. Después de ensayarla varias veces, se disponen a grabar. El jefe de piso repite las órdenes del director: "Grabando cinco, cuatro, tres, dos…".

Después de un par de tomas la escena queda filmada y el equipo comienza a desmantelar la escena, pero los actores se quedan en la mesa, comiéndose la ensalada, compartiéndola con los técnicos.

A pocos días de ir al aire, la producción de Madre Luna mantiene ocupados de sol a sol al equipo técnico de los estudios y a dos unidades adicionales que trabajan en locaciones. Con ellos trabaja un veterano equipo creativo liderado por el productor Hugo León y el escritor Julio Jiménez, y una docena de actores, nacionales e importados.

Cuando la telenovela se estrene en Estados Unidos este lunes 2 de julio, por Telemundo, será la tercera que la cadena tenga al aire y produciéndose en Colombia al mismo tiempo. Junto con Zorro: la espada y la rosa y Sin vergüenza –que también se filman en estos estudios del centro de Bogotá y en locaciones— ‘Madre Luna’ es producto de un acuerdo entre Telemundo y RTI, una de las más grandes y más antiguas productoras de Colombia.

A poco más de un mes de iniciada la filmación, las cosas no podrían irle mejor a ‘Madre Luna’ en este país con credenciales para ser la próxima capital de la telenovela latinoamericana.

"Colombia es uno de los países más amables que he visto en toda mi vida", exclama el actor mexicano Gabriel Porras, protagonista masculino de ‘Madre Luna’, quien ya ha aprendido aquí a ordenar el café negro como "tintico" y a evitar a usar el mexicanísimo "cabrón". Porras y los demás actores extranjeros —que incluyen a la veterana actriz peruana Saby Kamalich y al galán argentino Michel Brown— no hacen más que exaltar la amabilidad de sus anfitriones colombianos.

"Eso se traspone a la producción", dice el intérprete de Leonardo Cisneros, el hombre que vive enamorado de Alejandra Aguirre, la "Madre Luna" de la historia. "También la gente de producción es como un equipo de amigos. Eso me ha gustado muchísimo aquí, porque no se trata nada más de que los actores hagan bien su parte; si no están bien iluminados, no se van a ver y si no están bien ‘cableados’, no se van a oír. Ese concepto lo tienen bien identificado acá y hay mucho respeto. Y yo estoy feliz. La verdad es que estoy bien feliz".

A partir de esta semana ‘Madre Luna’ ocupará el importante horario de las 8:00 p.m. en la programación de lunes a viernes de Telemundo, espacio que cede Marina, la recién concluida novela que fue la última que la cadena estadounidense obtuvo de la productora mexicana Argos. Se trata de una telenovela típicamente colombiana, tanto en el tono actoral y el humor de su libreto como en el uso abundante de extraordinarios paisajes, que este país provee a tutiplén. En el molde de las telenovelas de Jiménez —autor de éxitos tales como El cuerpo del deseo y Pasión de gavilanes— es una novela sumamente romántica, donde las fuerzas del bien chocan con las del mal, donde los pobres luchan contra los ricos, donde los personajes llevan nombres descriptivos como Ángel, Valentín y Angustias y donde los enamorados luchan por amar.

La diferencia en ‘Madre Luna’ es que la protagonista Alejandra Aguirre, el papel que interpreta Grisales, es una mujer madura, madre de dos hijos adultos. Y mientras mantiene vivo su amor por el padre de sus hijos, Leonardo, es el objeto de obsesión del hijo de éste, Ángel (Brown).

"Tú no sabes la obsesión de ese personaje", dice sobre su joven amante Grisales, la estrella colombiana de ‘Madre Luna’ que abandonó su retiro de las telenovelas en Los Ángeles para tomar el papel escrito con ella en mente.

"Es un tema que no se ha tocado muchísimo en telenovelas, por lo delicado, pero me encanta poder responder físicamente a [sus] exigencias porque tiene que ser creíble", dice la sensual actriz, que en el primer episodio de la telenovela aparece corriendo en los arrozales donde se desarrolla la trama y nadando desnuda en un río.

Como en tantas telenovelas colombianas, las locaciones son igualmente protagonistas de ‘Madre Luna’.

"El paisaje es el fondo romántico", confiesa el autor Jiménez, un veterano empleado de RTI que suele escoger él mismo las locaciones de sus telenovelas. "Me gusta mucho el verde esplendoroso, que tiene algo de pasión, el calor, la exuberancia de la tierra misma, que influye mucho en el ánimo y en los caracteres de todos los personajes", afirma.

"Ahora bien, no vamos a especificar que sean propiamente los arrozales colombianos. Esta historia puede pasar en cualquier parte del mundo. El lugar es imaginario".

Para llegar a ese lugar imaginario, que en ‘Madre Luna’ se llama Castellón, los actores deben viajar una o dos veces por semana a locaciones en la zona arrocera de Girardot —que está a unas tres horas de la capital— y a la región montañosa de Tabio, cercana a Bogotá. Los contrastes entre el frío y altura de la capital y el calor intenso del campo han retado físicamente a los actores, particularmente a los extranjeros.

"Nos toca grabar casi la mitad de la novela en locación", explica Bethke, quien nunca antes había trabajado en Colombia "El clima, la luz… llueve, para de llover, sale el sol. Todos esos contrastes de repente te van desgastando".

Michel Brown, que con su cuarta telenovela colombiana —y una novia de aquí— ya ha incorporado la palabra "chévere" a su vocablo, concuerda que las locaciones distinguen a las telenovelas que se hacen en este país.

"No es lo mismo ver una telenovela como la que generalmente hace Televisa, que estamos siempre metidos en un set, que ver una novela en medio del campo con maquinaria de arroz", dice la estrella de ‘Pasión de gavilanes’. "Me parece que visualmente le da mucho más vida y que emocionalmente acompaña mucho más a la escena. No es lo mismo tener una escena de amor acostado en los pajonales al lado del río que tener una escena de amor en una cama en un cuarto hecho dentro de un estudio. Me parece que como actor ayuda y al espectador lo enriquece muchísimo más también".

Claro que la naturaleza también puede trabajar en contra de esas escenas de amor.

"Es impresionante la cantidad de bichos que hay por ahí, jejenes, moscos", es como describe Porras a Girardot.

"El otro día teníamos Amparo y yo, a las siete u ocho de la noche —justo cuando están pero más fuerte que nunca los bichos— una escena de amor. Y el mosco picándole en el ojo a Amparo, y a mí picándome en el brazo. Aparte uno tiene que estar sintiendo la escena y diciendo la letra bien, y siento el bicho acá… Es complicado".

Pero las locaciones también ayudan a importar una imagen positiva de Colombia, argumenta Henríquez, una actriz con una carrera de 45 años, mejor conocida internacionalmente por su papel en la telenovela colombiana Señora Isabel, que en México fue adaptada como Mirada de mujer.

"Ahora que Telemundo la va a lanzar, yo creo que es muy importante, no solamente para que nos conozcan a los actores colombianos", dice la actriz que hace a la sufrida Angustias. "Esta novela muestra una fase muy especial de Colombia que es el arroz, un producto nuestro. Nuestros paisajes, nuestra tierra. Yo creo que va a ser muy importante ‘Madre Luna’ para la televisión colombiana".

En eso concuerda Jiménez quien, no por casualidad entró a RTI por recomendación de Henríquez y quien asegura que Colombia tiene muy bien merecida su reputación telenovelera.

"Somos un país con una cantidad de problemática; la estamos viviendo diariamente", dice el veterano guionista. "Eso nos cala mucho a todos los que escribimos, para hacer cuento, para hacer novela; a veces nos divertimos de la misma desgracia para poderla soportar. Tenemos un humor negro para burlarnos de nuestra propia desgracia", sostiene.

"Ha hecho que nos conozcan, que sea la novela distinta, no sea la novela simple de los amores que casi siempre se repite y vuelve y se repite. Las temáticas que explotamos son muy diferentes, por nuestra problemática nacional".



La Opinión, 7/1/07 - ‘Madre Luna’ Ambientada en los arrozales de Colombia, la nueva producción de RTI junto a Telemundo trae de regreso a Amparo Grisales, radicada en Los Ángeles, y considerada la diva de las telenovelas colombianas Antonio Mejías-Rentas Domingo, 01 de julio de 2007. BOGOTÁ, Colombia.— El director pide silencio y el piso se enmudece. La actriz Amparo Grisales, la llamada "diva de las telenovelas colombianas", está ensayando una escena con dos jóvenes actores que interpretan a sus hijos: uno es el mexicano Alex Sirvent y el otro es Arap Bethke, nacido en Kenia de madre chilena y padre alemán. Más tarde se incorpora otra veterana actriz colombiana, Judy Henríquez.

Lejos de una Babel, todo es armonía bien organizada en los estudios de la productora RTI, donde procede la escena, que se desarrolla en el comedor de la familia Aguirre. Los personajes se sientan a comer una ensalada, que los encargados del decorado han dispuesto cuidadosamente en la mesa del comedor. Después de ensayarla varias veces, se disponen a grabar. El jefe de piso repite las órdenes del director: "Grabando cinco, cuatro, tres, dos…".

Después de un par de tomas la escena queda filmada y el equipo comienza a desmantelar la escena, pero los actores se quedan en la mesa, comiéndose la ensalada, compartiéndola con los técnicos.

A pocos días de ir al aire, la producción de Madre Luna mantiene ocupados de sol a sol al equipo técnico de los estudios y a dos unidades adicionales que trabajan en locaciones. Con ellos trabaja un veterano equipo creativo liderado por el productor Hugo León y el escritor Julio Jiménez, y una docena de actores, nacionales e importados.

Cuando la telenovela se estrene en Estados Unidos este lunes 2 de julio, por Telemundo, será la tercera que la cadena tenga al aire y produciéndose en Colombia al mismo tiempo. Junto con Zorro: la espada y la rosa y Sin vergüenza –que también se filman en estos estudios del centro de Bogotá y en locaciones— ‘Madre Luna’ es producto de un acuerdo entre Telemundo y RTI, una de las más grandes y más antiguas productoras de Colombia.

A poco más de un mes de iniciada la filmación, las cosas no podrían irle mejor a ‘Madre Luna’ en este país con credenciales para ser la próxima capital de la telenovela latinoamericana.

"Colombia es uno de los países más amables que he visto en toda mi vida", exclama el actor mexicano Gabriel Porras, protagonista masculino de ‘Madre Luna’, quien ya ha aprendido aquí a ordenar el café negro como "tintico" y a evitar a usar el mexicanísimo "cabrón". Porras y los demás actores extranjeros —que incluyen a la veterana actriz peruana Saby Kamalich y al galán argentino Michel Brown— no hacen más que exaltar la amabilidad de sus anfitriones colombianos.

"Eso se traspone a la producción", dice el intérprete de Leonardo Cisneros, el hombre que vive enamorado de Alejandra Aguirre, la "Madre Luna" de la historia. "También la gente de producción es como un equipo de amigos. Eso me ha gustado muchísimo aquí, porque no se trata nada más de que los actores hagan bien su parte; si no están bien iluminados, no se van a ver y si no están bien ‘cableados’, no se van a oír. Ese concepto lo tienen bien identificado acá y hay mucho respeto. Y yo estoy feliz. La verdad es que estoy bien feliz".

A partir de esta semana ‘Madre Luna’ ocupará el importante horario de las 8:00 p.m. en la programación de lunes a viernes de Telemundo, espacio que cede Marina, la recién concluida novela que fue la última que la cadena estadounidense obtuvo de la productora mexicana Argos. Se trata de una telenovela típicamente colombiana, tanto en el tono actoral y el humor de su libreto como en el uso abundante de extraordinarios paisajes, que este país provee a tutiplén. En el molde de las telenovelas de Jiménez —autor de éxitos tales como El cuerpo del deseo y Pasión de gavilanes— es una novela sumamente romántica, donde las fuerzas del bien chocan con las del mal, donde los pobres luchan contra los ricos, donde los personajes llevan nombres descriptivos como Ángel, Valentín y Angustias y donde los enamorados luchan por amar.

La diferencia en ‘Madre Luna’ es que la protagonista Alejandra Aguirre, el papel que interpreta Grisales, es una mujer madura, madre de dos hijos adultos. Y mientras mantiene vivo su amor por el padre de sus hijos, Leonardo, es el objeto de obsesión del hijo de éste, Ángel (Brown).

"Tú no sabes la obsesión de ese personaje", dice sobre su joven amante Grisales, la estrella colombiana de ‘Madre Luna’ que abandonó su retiro de las telenovelas en Los Ángeles para tomar el papel escrito con ella en mente.

"Es un tema que no se ha tocado muchísimo en telenovelas, por lo delicado, pero me encanta poder responder físicamente a [sus] exigencias porque tiene que ser creíble", dice la sensual actriz, que en el primer episodio de la telenovela aparece corriendo en los arrozales donde se desarrolla la trama y nadando desnuda en un río.

Como en tantas telenovelas colombianas, las locaciones son igualmente protagonistas de ‘Madre Luna’.

"El paisaje es el fondo romántico", confiesa el autor Jiménez, un veterano empleado de RTI que suele escoger él mismo las locaciones de sus telenovelas. "Me gusta mucho el verde esplendoroso, que tiene algo de pasión, el calor, la exuberancia de la tierra misma, que influye mucho en el ánimo y en los caracteres de todos los personajes", afirma.

"Ahora bien, no vamos a especificar que sean propiamente los arrozales colombianos. Esta historia puede pasar en cualquier parte del mundo. El lugar es imaginario".

Para llegar a ese lugar imaginario, que en ‘Madre Luna’ se llama Castellón, los actores deben viajar una o dos veces por semana a locaciones en la zona arrocera de Girardot —que está a unas tres horas de la capital— y a la región montañosa de Tabio, cercana a Bogotá. Los contrastes entre el frío y altura de la capital y el calor intenso del campo han retado físicamente a los actores, particularmente a los extranjeros.

"Nos toca grabar casi la mitad de la novela en locación", explica Bethke, quien nunca antes había trabajado en Colombia "El clima, la luz… llueve, para de llover, sale el sol. Todos esos contrastes de repente te van desgastando".

Michel Brown, que con su cuarta telenovela colombiana —y una novia de aquí— ya ha incorporado la palabra "chévere" a su vocablo, concuerda que las locaciones distinguen a las telenovelas que se hacen en este país.

"No es lo mismo ver una telenovela como la que generalmente hace Televisa, que estamos siempre metidos en un set, que ver una novela en medio del campo con maquinaria de arroz", dice la estrella de ‘Pasión de gavilanes’. "Me parece que visualmente le da mucho más vida y que emocionalmente acompaña mucho más a la escena. No es lo mismo tener una escena de amor acostado en los pajonales al lado del río que tener una escena de amor en una cama en un cuarto hecho dentro de un estudio. Me parece que como actor ayuda y al espectador lo enriquece muchísimo más también".

Claro que la naturaleza también puede trabajar en contra de esas escenas de amor.

"Es impresionante la cantidad de bichos que hay por ahí, jejenes, moscos", es como describe Porras a Girardot.

"El otro día teníamos Amparo y yo, a las siete u ocho de la noche —justo cuando están pero más fuerte que nunca los bichos— una escena de amor. Y el mosco picándole en el ojo a Amparo, y a mí picándome en el brazo. Aparte uno tiene que estar sintiendo la escena y diciendo la letra bien, y siento el bicho acá… Es complicado".

Pero las locaciones también ayudan a importar una imagen positiva de Colombia, argumenta Henríquez, una actriz con una carrera de 45 años, mejor conocida internacionalmente por su papel en la telenovela colombiana Señora Isabel, que en México fue adaptada como Mirada de mujer.

"Ahora que Telemundo la va a lanzar, yo creo que es muy importante, no solamente para que nos conozcan a los actores colombianos", dice la actriz que hace a la sufrida Angustias. "Esta novela muestra una fase muy especial de Colombia que es el arroz, un producto nuestro. Nuestros paisajes, nuestra tierra. Yo creo que va a ser muy importante ‘Madre Luna’ para la televisión colombiana".

En eso concuerda Jiménez quien, no por casualidad entró a RTI por recomendación de Henríquez y quien asegura que Colombia tiene muy bien merecida su reputación telenovelera.

"Somos un país con una cantidad de problemática; la estamos viviendo diariamente", dice el veterano guionista. "Eso nos cala mucho a todos los que escribimos, para hacer cuento, para hacer novela; a veces nos divertimos de la misma desgracia para poderla soportar. Tenemos un humor negro para burlarnos de nuestra propia desgracia", sostiene.

"Ha hecho que nos conozcan, que sea la novela distinta, no sea la novela simple de los amores que casi siempre se repite y vuelve y se repite. Las temáticas que explotamos son muy diferentes, por nuestra problemática nacional".



La Vanguardia, 7/2/07 - Saby Kamalich: la dama del melodrama En su primera producción fuera del país donde se consagró como actriz de telenovelas, México, Saby Kamalich retorna a la pantalla chica como Trinidad, la villana de "Madre Luna". Por: EFE 02-Julio-2007 (11:47 a.m.)

Miami, EU.- En su primera producción fuera del país donde se consagró como actriz de telenovelas, México, Saby Kamalich retorna a la pantalla chica como Trinidad, la villana de "Madre Luna". Nacida en Perú, donde conoció la fama tras protagonizar "Simplemente María" en 1969, esta veterana actriz aceptó el reto de mudarse a la ciudad de Bogotá, Colombia, para marcar su regreso a la televisión. "Es la primera vez que salgo de México, donde hice gran parte de mi carrera artística, para hacer una telenovela. En tantos años de carrera, siempre me había quedado trabajando en México, que es un gran productor del género del melodrama, pero estoy fascinada con esta experiencia", dijo a Efe desde los estudios de RTI-Telemundo donde filman "Madre Luna". Aunque siempre se ha dado a conocer como la "buena de la novela", Kamalich dice estar complacida con que el papel de Trinidad sea un antagónico. "Estoy peleando en toda la telenovela. Todos luchan por lo que quieren, pero la mayoría lucha en contra de mis intrigas. Soy muy mala", comenta entre risas. Con este personaje, la actriz se presenta como villana por segunda ocasión. La primera fue en "Gitanas", protagonizada por Ana de la Reguera y Erick Elías, que se transmitió por la cadena Telemundo en 2004. "Una telenovela se basa en dos personajes: el que representa el amor y el enemigo del amor o el villano. Esos son los elementos básicos para hacer un melodrama de éxito y entre mejor hechos estén esos dos personajes, más éxito tendrá la novela", explicó. De la tendencia de internacionalizar las telenovelas colombianas como se ha hecho durante años con las mexicanas, Kamalich dijo sentir gran admiración por ambos tipos de producción. "Las novelas colombianas y mexicanas son muy distintas porque aunque son melodramas igualmente, pienso que todo depende de cómo es la gente de cada país. Yo estoy feliz en Colombia porque estar aquí es una decisión que yo quise tomar", dijo.

Su papel de Trinidad no solo representa su retorno a la televisión, sino que requirió que la actriz se trasladara a Bogotá, donde reside desde hace casi dos meses. "El primer mes hasta me parecía que habláramos otro idioma. Las primeras tres semanas fueron de mucha tensión, pero la gente es muy linda y amable aquí. Eso me ha ayudado mucho a adaptarme". El libreto de "Madre Luna" incluye un tono humorístico, según explicó a Efe su autor, Julio Jiménez, y el personaje de Kamalich también tiene matices cómicos. "Te confieso que no esperaba el toque gracioso que tiene. Pero pienso que ya estaba pensado así. Eso es algo muy típico de Colombia pero también es una tendencia de la telenovela actual. Aquí se juega un poco con ese humor pero sin perder el concepto de melodrama que tanto me fascina". Según Kamalich, lo más difícil de su participación en esta telenovela ha sido el esfuerzo físico requerido en una producción filmada en su mayoría en exteriores. "Grabamos en unos arrozales donde el clima es tropical y hay muchos mosquitos y en la montaña con un frío increíble. A veces estamos un día con calor y al siguiente nos morimos de frío", comentó. Por sus escenarios, se puede catalogar este libreto como el de una novela con tema agrícola, de la tierra, lo cual se ha convertido en una tendencia. "Destilando Amor" (Univisión) trata sobre la producción de tequila y "Dame Chocolate" sobre el cacao. "Madre Luna" habla del arroz. Quizás se han presentado demasiado las historias de ciudad y por eso mover la trama al campo ha dado buen resultado. A la gente le gusta vernos en exteriores. Eso aporta belleza a la trama", puntualizó.

La Opinión, 7/2/07 - Sólo Amparo Grisales pudo ser ‘Madre luna’ La diva de las telenovelas colombianas regresa a su país para protagonizar la nueva serie de Telemundo Antonio Mejías-Rentas Lunes, 02 de julio de 2007 BOGOTÁ, Colombia.— No le pregunten a Amparo Grisales de hacer carrera en Hollywood. Es cierto que la actriz colombiana vive en Los Ángeles hace ya varios años y que la llamada "diva de las telenovelas" colombianas —famosa por sus papeles protagónicos en culebrones como En cuerpo ajeno y La sombra del deseo— llegó a la ciudad atraída por la meca del cine. En una conferencia de prensa telefónica para promover su retorno al medio que la hizo estrella, en la nueva telenovela Madre luna, la diva es tajante.

"Prefiero ser cabeza de león y no cabeza de ratón", le dice a un periodista que por teléfono le pregunta por segunda o tercera vez sobre Hollywood.

Sentada en una sala de conferencias de la productora RTI junto al actor Gabriel Porras, su pareja romántica en la telenovela, Grisales contesta pregunta tras pregunta. No se cansa de responder y después le confiesa a un periodista el motivo de su disponibilidad: mientras más larga la conferencia, más largo el descanso de la filmación de Madre luna, en la que ha estado trabajando sin parar por poco más de un mes.

En la telenovela que RTI produce para Telemundo, Grisales interpreta a una mujer madura y sensual, adjetivos que la actriz de 50 años luce con orgullo. Su personaje de Alejandra Aguirre trabaja en el cultivo de arroz para sacar adelante a sus dos hijos mayores mientras vive enamorada del padre de estos, Leonardo Cisneros (Porras), que la abandonó tras regalarle una parcela en los arrozales.

Madre luna fue escrita específicamente para ella por el veterano guionista de RTI, Julio Jiménez.

"Este proyecto lo tiene Julito Jiménez desde hace muchos años", dice luego en una entrevista. "Cuando él le dijo a RTI que era yo o no había novela, pues, imagínate".

"Yo siempre he sido muy guerrera y nunca en la vida he pensado que cuando llegas a cierta edad tengas que ser relegada a hacer papeles de segunda. La vida ha sido muy linda conmigo, Dios ha sido muy grande conmigo y todo se ha dado perfecto para que yo regrese como los colombianos esperan de mí".

"No hice la novela antes porque no había la oportunidad de trabajar con ella, la verdad," asegura el escritor Jiménez. "Siempre pensé que debíamos ver a Amparo en un personaje maduro y en un personaje fuerte que le exigiera bastante, todo lo que pueda dar. Porque siempre la están colocando en papeles de mujer fatal, de una mujer que está mostrando el cuerpo, pero nada más. A mí me parecía que estaba como desperdiciada, y que se le debía dar un papel fuerte para su edad y para su temperamento".

Filmada en lujosos exteriores colombianos, la telenovela ha retado físicamente a la actriz, que aparece en escenas corriendo en los arrozales y nadando en el río. Aunque Madre luna permite a Grisales enseñar bastante de su famoso cuerpo —que los colombianos vieron desnudo hace algunos años en una revista nacional— el personaje de Alejandra está lejos del glamour con el que muchos la asocian.

"Aquí me quieren hinchada del sol, con la vena brotada, con sudor, y así creo que me estoy viendo", dice ella. "Yo quiero que se me vea eso, que se me vea la tierra en las uñas. Para esa parte glamorosa tengo las portadas, tengo las entrevistas, tengo las fiestas sociales, tengo los eventos, pero este personaje es para lucirte".

Su coestelar Gabriel Porras dice sentir admiración por cómo Grisales se ha entregado al personaje.

"A mí me habían espantado un poco y se lo dije a ella, porque me dijeron ‘es la diva de Colombia, cuidado’, que esto que lo otro", dice el actor mexicano. "Nada. Es un encanto de mujer. Está sometida a las mismas condiciones que cualquiera de nosotros. Estamos en el campo a 40 grados, con los mosquitos y los jejenes, y la señora ahí está. De pronto tiene que viajar al frío y meterse al agua helada, porque ella tiene muchas escenas eróticas, ya sabes, que sale del agua mojadita y demás".

"Yo no hago mas que quitarme el sombrero ante la capacidad y disposición de una actriz que hace bien su trabajo. Yo estoy encantado con ella".

Grisales asegura que ninguna otra actriz pudo haber hecho lo que ella con el personaje de Alejandra Aguirre.

"Lo digo orgullosamente sin ningún toque de prepotencia ni de arrogancia: este personaje sólo lo pude haber hecho yo", afirma la actriz. "Porque es un personaje que requiere tener la edad que yo tengo, no lo puede hacer una chica joven, por más que se ponga edad. Tampoco creo que las actrices de mi edad tienen el estado físico para lo que requiere este personaje. No he tenido necesidad de ir al gimnasio".

Grisales confiesa que parte del atractivo de regresar a Colombia para hacer Madre luna fue el hecho de que la telenovela será vista en Estados Unidos, un mercado todavía sin conquistar para la actriz.

"Cuando yo estaba aquí, no existían estas alianzas de Telemundo con RTI, no existían esas alianzas que tiene el otro canal privado [de Colombia] con el otro network de México o de Estados Unidos", dice. "Cuando yo empecé a ver que las novelas de Colombia ya empezaban a verse en Estados Unidos, que no me tocó a mí, yo dije, ‘no, cómo me voy a perder de todo esto. Yo que soy la reina voy a dejar que las demás vengan aquí. No, no, no".

Y aunque está feliz de estar de vuelta en su país, no niega que añora su apartamento en West Hollywood, donde vive sola con su perrito Tango.

"Soy muy curiosa, soy muy inquieta, me encanta la aventura, me encanta ser guerrera, me gustan los grandes retos y no me puedo quedar en un solo lugar. Por eso tengo casa aquí y tengo casa en Los Ángeles. Me encanta tener mis nidos, pero me gusta como las aves, emigrar y volver, ir y venir, me encanta. No puedo quedarme en un solo lugar mucho tiempo, a no ser que esté muy ocupada en algo que me gusta mucho".

Cuando termine la filmación de Madre luna, insiste, volverá a su nido de Los Ángeles.

"Yo llegué a Los Ángeles y fue como si hubiera vivido ahí toda la vida. Me compré un carro el primer día y nunca me perdí. Empecé a manejar por Los Ángeles como si hubiese vivido toda mi vida allí. Y la gente dice, ‘ay, que pereza Los Ángeles, que ciudad tan grande, que ciudad tan inhóspita, que ciudad tan fría…’ Sí, tiene sus cosas; todo el mundo anda en sus rollos, también es una ciudad de mentirosos y eso lo aprendí".

"A mí me gusta vivir en lugares porque aprende uno de su cultura sin que te cuenten. Una cosa es que te cuenten y otra cosa es vivirlo. Y de lo vivido, uno aprende lo mejor y a mí Los Ángeles me ha encantado. Yo adoro esa ciudad. Siempre encuentro que hacer. Me encanta coger el carro e irme para Las Vegas o me voy a San Francisco, o simplemente me voy un fin de semana con mi perrito a Venice Beach, Marina del Rey, tomo mis seminarios de actuación, hago mi ejercicio físico. tengo mi entrenador personal".

"Tiene uno una vida muy solitaria, pero lo que yo he crecido con esa soledad y lo que he aprendido. Dicen que la mejor compañía es el silencio y en el silencio uno aprende muchas cosas. Y la verdad esa fue mi experiencia".

A pesar de su proximidad a la meca del cine "no hago muchas audiciones, porque no me gusta. Es que cuando tú ya haces una carrera tan fuerte en Latinoamérica y vas allá a hacer esas audiciones, es tan humillante".

"Como dije en la conferencia, prefiero ser cabeza no de ratón, sino de leona. Porque aquí soy cabeza de leona".

&*#39;Madre Luna&*#39; puede verse desde esta noche, de lunes a viernes, a las 8:00 p.m. por KVEA (Canal 52).



El Nuevo Herald, 7/13/07 - Publicado el viernes 13 de julio del 2007. TELENOVELAS Madre sólo hay luna DORALUZ VARGAS Especial/El Nuevo Herald La belleza, frescura y resplandor de extraordinarios paisajes naturales colombianos se mezclan con una historia llena de secretos, intrigas y pasiones prohibidas en Madre Luna, la nueva producción de Telemundo. La trama se desarrolla en unos sembradíos de arroz y relata la historia de Alejandra Aguirre ( Amparo Grisales), una mujer madura e indomable, cuya sensualidad y fortaleza provocan arrebatadas pasiones. Durante años, Alejandra se ha dedicado a sus dos hijos, a quien su padre, Leonardo Cisneros ( Gabriel Porras) abandonó. Varios años después, vuelve a su vida el papá de las criaturas (que ya están bien creciditas) y trata de regresar con ella porque todavía la ama. Pero lo mejor del chisme es que el hijo mayor de Leonardo, el ''mangazo'' de Angel Cisneros ( Michel Brown), sin sospechar lo que hubo entre su padre y la sensual arrocera, se enamora de Alejandra cuando la ve nadando desnuda en el río, Y es ahí donde comienza un tremendo arroz con mango



El Nuevo Herald, 8/17/07 - TELENOVELAS Destilando besos DORALUZ VARGAS Especial/El Nuevo Herald . . . LOS BUENOS TAMBIEN VIOLAN

Las televidentes están furiosas con los galanes violadores de las telenovelas, por ello he recibido muchos emails de mujeres muy disgustadas. Se supone que el protagonista es el príncipe azul, el chico bueno que quizás en las series modernas sea brusco y tenga defectos. Pero, galanes violadores como los que hemos visto en Acorralada y Madre luna, ¡jamás! No es lógico que Maximiliano Irazábal, un personaje enamorado, que siempre se portó como un caballero, de repente decida violar a Diana, su gran amor y madre de su hijo, de la forma más infame. ¡Qué asco!

Por otro lado, Michael Brown, como Angel Cisneros [Madre Luna], con esos ojitos azules, era el galán casi perfecto. Sabemos que Angelito fue un nene mimado que por culpa de un padre blandengue, una madre idiota y una abuela asesina salió caprichoso y presumido. Pero era simpático y de buen humor. De pronto, empieza a cambiar cuando conoce a Alejandra Maldonado, quien le despierta una obsesión desenfrenada. Y Angel --de buenas a pelotas-- se convierte en un diablo lujurioso, violador y ''mataviejitas'' (pues anda detrás de una pobre desnutrida, que podría ser su madre). La escena en que él persigue a la mujer, y para violarla la sacude, le pega y le revienta la cara hasta que ella, para quitárselo de encima, tiene que dispararle es digna del más despreciable villano. Si ése es el ejemplo de los ''chicos buenos'' de las telenovelas, que protagonicen los hampones, que resultaron menos babosos y degenerados.






 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Isabella
(no login)
67.173.61.47

La historia

No score for this post
August 20 2007, 7:26 PM 



La Luna representa el centro de los antiguos misterios femeninos...

Es así como también pudiera decirse que Alejandra Aguirre es el gran misterio de esta historia. Una mujer de 50 años, poseedora de una energía, una sensualidad y una fortaleza, poco comunes para su edad, se convierte en el motor desencadenante de las más fuertes pasiones que llegarán hasta el enfrentamiento de un padre, Leonardo y su hijo Ángel, por el amor de la misma mujer.

Leonardo, un amor del pasado de Alejandra, además, padre de sus dos hijos: Valentín y Demetrio, reaparece en la vida de ésta, luego de muchos años de ausencia, despertando en Alejandra sentimientos que ella ya daba como desaparecidos de su vida.

Leonardo conoció a Alejandra durante un viaje de negocios, tres años después de haberse casado con Flavia. Se enamoraron, pero Leonardo nunca se atrevió a confesarle a Alejandra que era un hombre casado. Desconociendo esto, Alejandra queda embarazada. Durante un tiempo Leonardo llevó una doble vida, dos hogares: el que ocupaba con su esposa Flavia, con quien tuvo un hijo, Ángel, y por otro lado, las relaciones que mantenía con Alejandra, quien noblemente al momento de enterarse de la verdad, en vez de hundir a Leonardo en un escándalo, prefirió callar, renunciando al amor, por respeto a la esposa y al hijo que tenia con ella, y decidió alejarse de todos.

Alejandra y sus hijos viven en un terreno en las adyacencias de la hacienda de Leonardo y su esposa Flavia. Luego de un largo tiempo, la vida los coloca nuevamente frente a frente, al regresar Leonardo de un viaje. Viaje del que regresa con su sobrina, Anabel, una joven hermosa que también desatará el enfrentamiento de dos hermanos, Valentín y Demetrio, los hijos de Alejandra, quienes igualmente que Leonardo y su hijo, han puesto sus ojos en la misma mujer.

A su regreso, Leonardo debe enfrentar a Alejandra con el propósito de alejarla, junto a sus hijos, de esas tierras. Pero pasó todo lo contrario, lo único que se desató en ese encuentro fue la pasión que ambos mantenían contenida durante todos estos años de no verse.

No sólo será la pasión de Leonardo la que logre desatar Alejandra, sino también la del hijo de éste con Flavia, Ángel, quien al conocer a Alejandra y aún a pesar de la gran diferencia de edad, se obsesiona con ella, hasta tal punto de querer poseerla a la fuerza, desprendiendo en esta mujer la fuerza de una fiera que la hará capaz de controlar cualquier ser humano que osara abusar de ella, o de cualquiera de sus dos hijos, con tal de defenderse, tanto como mujer o como madre.

Tanto Alejandra como Anabel, son mujeres que desatan los dos nudos centrales emocionales de esta historia, en torno a los cuales van a girar todos los sentimientos de amor, odio, deseos de venganza, celos y traición que marcaran los rumbos de cada uno de los personajes que los integran.




 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
urgente
(no login)
89.6.135.162

tiene copyriht??????

No score for this post
October 6 2007, 12:27 PM 

me gustaría saber si la informacion q pusiste sobre los personajes tiene copyright. x favor contestame en cuanto puedas. gracias.

 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
 
  << Previous Topic | Next Topic >>Return to Index  
Find more forums on Classic TVCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement