<< Previous Topic | Next Topic >>Return to Index  

COMO TE PAGA UN DICTADOR

March 2 2002 at 9:12 PM
No score for this post
RAFAEL DEL PINO  (no login)

Posted on Sat, Mar. 02, 2002

Cómo te paga un dictador

RAFAEL DEL PINO

Compañeros militares venezolanos, hoy quiero compartir con ustedes mi experiencia.

Un mes después de salir de las cárceles de Fulgencio Batista, en diciembre de 1957, llegué a Caracas como exiliado político gracias a las gestiones de Arturo Ramos, familiar emigrado en Venezuela, residente en Torres a Veroes # 42, quien más tarde sería el sastre de Carlos Andrés Pérez. Tenía 18 años y me bastaron sólo unos días para compenetrarme con los venezolanos y unirme a la Junta Patriótica liderada por Fabricio Ojeda.

El 21 de enero de 1958, en una refriega con los cuerpos represivos, me dieron un balazo en la barbilla y me derrumbé sin conocimiento en la Plaza de Santa Teresa, cerca de las Torres del Silencio. Desperté en los calabozos de la Seguridad Nacional, en la barriada del Paraíso. Hasta la huida de Pérez Jiménez, el 23 de enero, fui prisionero de Pedro Estrada.

Aquella experiencia me motivó y poco después tomé mi maletín y regresé a Cuba clandestinamente como tripulante del mercante español Santiusti y me incorporé a la guerrilla fidelista. El último día del año Batista huyó e inicié mi carrera profesional en la fuerza aérea. Piloté un caza T-33 en Bahía de Cochinos. Fueron 19 misiones de combate en 72 horas, en las que derribé dos aviones B-26 de la fuerza expedicionaria organizada por los Estados Unidos. En la guerra de Angola fui jefe de la aviación de combate que dislocamos allí.

Me gradué en la Academia Superior de Guerra de la Fuerza Aérea ''Yury Gagarin'', en Moscú. De primer teniente jefe de escuadrilla llegué a general de brigada, segundo jefe de la Defensa Antiaérea y Fuerza Aérea Revolucionaria. Decidí romper con el régimen de Fidel Castro el 28 de mayo de 1987.

Debo contarles a ustedes, militares venezolanos, mis experiencias.

De las instituciones que forman las fuerzas armadas, la más temida por los dictadores es la fuerza aérea. El piloto goza de mucha independencia. Puede ser flexible y posee rapidez de acción. Poco puede ser controlado. Un piloto de combate podría ejecutar un ataque devastador sin depender de nadie más. Un piloto de combate puede cambiar en el aire la misión sin que se le pueda controlar.

No es casualidad que la Fuerza Aérea Venezolana rompiera el hielo contra la dictadura de Pérez Jiménez el 1 de enero de 1958 con el ataque al Palacio de Miraflores y al cuartel de la Seguridad Nacional.

En mayo de 1960, apenas un año y medio después de asumir Fidel Castro el poder, la aviación fue diezmada. Quedamos sólo 8 pilotos de combate. Después de purgar a la mayoría de los oficiales procedentes de la clase media, Raúl Castro nombró jefe de la Fuerza Aérea a su chofer personal, Guerra Bermejo, más conocido por Maro, cuya inteligencia no alcanzaba ni a la de Mike Tyson. Lo más curioso no era cómo Maro daba las órdenes, sino cómo nosotros no las cumplíamos. Cuando Bahía de Cochinos, el 17 de abril de 1961, los ocho pilotos que quedábamos en la fuerza aérea entablamos combate por iniciativa propia, sin dirección alguna. Fue al segundo día que Fidel Castro envió a alguien más preparado y con autoridad, al ministro de Comunicaciones, Raúl Curbelo Morales, para que sustituyera a Maro.

La acción de nuestra fuerza aérea salvó la situación militar, pero descubrió un secreto. Días después supimos que en Checoslovaquia había ya un grupo de hijos de la vieja guardia comunista para que se entrenaran como pilotos y que eventualmente nos sustituirían.

De los ocho pilotos murieron dos, junto con la tripulación de un B-26. En aquellos días aparecieron los ''instructores revolucionarios'', variante de los comisarios políticos soviéticos, personaje que entre ustedes podría aparecer como el ''instructor bolivariano''. Paralelo entró el ''contra-inteligente'' --oficial de contrainteligencia. Tenían la ''sagrada misión de detectar a los espías''. Después descubrimos que cada oficial tiene un dossier donde se les investigan hasta las relaciones amorosas. El teléfono y la correspondencia pierden la privacidad y se convierten en una fuente de detección de ``desviaciones ideológicas''.

Una vez establecidos estos ''instructores bolivarianos'' y los ''contrainteligentes'', aparecerá el Partido. Seguramente el de ustedes se llamará ''Partido Bolivariano''. En Cuba primero se llamó ''Organizaciones Revolucionarias Integradas'', después ''Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba'', hasta llegar a ser abiertamente el Partido Comunista de Cuba. Ahora, después del descrédito socialista, se habla de readaptar una vieja idea leninista y crear un ''partido de todo el pueblo'', con su consiguiente cambio de nombre.

La tuerca seguirá apretando. Como no confían en la oficialidad profesional, crearán las milicias populares. En Cuba se llamaron Milicias Nacionales Revolucionarias. No se extrañen del nacimiento de las Milicias Bolivarianas para tratar de neutralizar a las fuerzas armadas. Pero antes se buscará el enfrentamiento con un enemigo externo. Estados Unidos fue utilizado por los hermanos Castro. El enemigo externo justifica armar a la población. Si la oposición se mantiene civilizada, el régimen se autoagredirá con actos terroristas que justifiquen la creación de los comités de vigilancia en cada cuadra.

La creación de estos comités de vigilancia serían la consolidación del totalitarismo.

Como jaque mate vendrían las misiones internacionalistas, aunque con el inconveniente de que se hace imposible un proyecto de ''internacionalismo proletario'' al haber fracasado la ideología marxista. Pero pueden ensayarse variantes. El avión de armas y municiones venezolanas que cayó antes de llegar a las guerrillas de las FARC no fue un contrabando, fue un gesto de ``internacionalismo''.

Por último, los héroes. Ellos serán alabados y recibirán distinciones y medallas. Lástima que el general de división Arnaldo Ochoa, ''Héroe de la República de Cuba'', de Angola, Etiopía y las montañas de Venezuela no haya sobrevivido para contarles su historia.

Hace 44 años me puse a disposición de ustedes en las calles de Caracas. Hoy pueden contar conmigo nuevamente. Ojalá el civilismo se imponga y no tengan que venir a compartir este exilio.

© El Nuevo Herald




 

Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Current Topic - COMO TE PAGA UN DICTADOR
  << Previous Topic | Next Topic >>Return to Index  
Find more forums on VenezuelaCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement