BIENVENIDOS AL FORO/WELCOME TO FORUM
 

 Volver al foro  

Nuevas Imprimaciones Acrílico-Poliuretánicas

April 16 2017 at 7:48 PM
Score 5.0 (1 person)

Ricardo Rodríguez  (Acceso Ricardo_CMT)
de la dirección IP 81.35.14.249

 
Hola:

En este artículo analizo varias imprimaciones de reciente salida al mercado, que se caracterizan por su formulación híbrida, a base de resinas acrílico-poliuretánicas en base acuosa. Las pongo a prueba en condiciones que recrean el trabajo de imprimación con aerógrafo sobre maquetas de plástico, para determinar tanto su facilidad de uso como su resistencia.
También valoro su idoneidad como base para varios tipos de pintura. Discuto los pros y contras de cada marca, tanto desde el punto de vista técnico como económico.
Encuentro que, para mi sorpresa, son todas excelentes dentro de sus reglas de uso.

INTRODUCCIÓN

Hubo un tiempo en que no imprimaba. Nadie que yo conociera lo hacía. Mi primera idea sobre las imprimaciones, al ver su color gris neutro, es que debían tener una función cromática, unificando el color de la superficie en una tonalidad que permitiera obtener un color base fiel, sobre todo si ese color era claro.
Con la experiencia conocí los problemas de adhesión entre determinadas pinturas y determinados materiales difíciles, como metal o resina. Aparecieron imprimaciones específicas para estos materiales, no siempre con mucha efectividad.
También las imperfecciones tenues en las superficies, principalmente por arañazos, fueron un impulso para imprimaciones que, como versiones rebajadas de la masilla putty, prometían alisar las superficies usando solo el aerógrafo.
Después vino la revelación de los colores metalizados avanzados que se beneficiaban de imprimaciones negras, las cuales fueron incluidas en los catálogos.
Más recientemente conceptos como el presombreado, tanto para destacar paneles como elementos y especialmente en el tratamiento de luz cenital, se han unificado con el concepto de imprimación y han sido cubiertos por las marcas, con gamas de imprimación que van del blanco al negro.

Hoy es común practicar la imprimación por algunas de estas razones, todas las cuales tienen su peso. Incluso hay marcas que extienden la gama de colores de sus imprimaciones de formulación contrastada, a colores que tradicionalmente se consideraban la pintura base de modelos militares. Puede que esta evolución continúe y se pierda el concepto de imprimación, con gamas aerográficas completas, cuyas propiedades sean las mismas de las mejores imprimaciones. Y donde esto apunta a producirse, igual que con todos los avances actuales en pintura para modelismo, es en el campo de los acrílicos.

Mi experiencia con los acrílicos como base sin imprimación no era buena. Primero estaba la dificultad para conseguir una cobertura uniforme y lisa. Gracias a la utilización de diluyentes con compuestos surfactantes, la aerografía de acrílicos en general y de bases en particular, mejoró enormemente.
Pero sobre todo me preocupaba la adhesión. Me encontraba con un tipo de pintura que forma capas mucho más elásticas que las de lacas y esmaltes al aceite, con mucha más cohesión interna que agarre a la superficie de plástico, resina o metal. Lo último que le pido a una imprimación o a una base, y a veces es lo fundamental, es que se deje lijar para eliminar defectos. Me ocurría que, si no tenía extremo cuidado, el lijado llegaba al material base dejando un efecto de despellejamiento, en el que los bordes presentaban un escalón visible aún después de repintar.

Este problema en realidad no llegaba ni a fastidio porque contamos con imprimaciones de tipo laca que se lijan estupendamente, que sirven de base para cualquier pintura y que resisten tanto las mascarillas adhesivas como los diluyentes minerales suaves, utilizados hoy con la mayoría de los productos para tratamientos posteriores al color que se aplican con pinceles, esponjas, etc.
Pero la tecnología de los acrílicos para este hobby ha llegado a donde nunca pensé, para dar a estas pinturas las mejores propiedades de las otras. En los últimos años, acrílicos metálicos con acabado competitivo con el de lacas, aditivos que abren una ventana de oportunidad para efectos de desconchado, sin comprometer la resistencia final de la pintura, y una expansión de marcas nuevas y de profundidad de catálogo en este medio como en ningún otro.
Hace poco llegué a la conclusión de que podíamos tenerlo todo para aerografiar únicamente con acrílicos en cualquier circunstancia, si era nuestro deseo. Pero me quedaba la duda de las imprimaciones acrílicas para cerrar el círculo. Y no era una mera curiosidad. Poder aerografiar solo con acrílicos implica beneficios para la salud, de todos los que se expongan a los vapores de los diluyentes, sean maquetistas o allegados, además de la incomodidad de olores fuertes y del uso de máscaras respiratorias con filtros para vapores orgánicos. Bastaría con una buena ventilación.

Y entonces, en un breve lapso de tiempo, aparecen tres nuevas imprimaciones que se anuncian como altamente resistentes e incluso en un caso, expresamente como lijable.
Tienen en común la presencia de resina poliuretánica en su composición, y aquí está la clave.
La resina de poliuretano es resistente, como demuestran los modelos y complementos de este material. En el caso de pinturas y barnices, presentan una gran adhesión a multitud de superficies, flexibilidad, dureza superficial al rayado, brillo y resistencia a muchos disolventes.
Más en el caso de los productos bi-componentes en los que se mezcla una base con un catalizador, pero también es alta en los mono-componentes que aquí nos ocupan, más prácticos para el modelista y más baratos.
Los productos analizados utilizan combinaciones de resinas poliuretánicas y acrílicas (aún más baratas), siempre en dispersión en un medio acuoso. Todas son fórmulas diferentes y portan diferentes aditivos, lo que hace interesante estudiarlas y compararlas detalladamente.

MATERIALES Y MÉTODOS

Como base para las pruebas he utilizado baratas cucharillas de plástico. Se fabrican en poliestireno, igual que las maquetas de plástico inyectado, por lo que como material son idóneas. Pero también son extremadamente prácticas para pruebas de aerografía, por su abundante superficie y su mango, útil para sujetarla y para hacer anotaciones.
Las preparé lavándolas bien para que no hubiera restos de grasa. La superficie brillante supone un reto para la primera rociada.

Muchas veces había visto su uso para pruebas de pintura, pero no imaginaba lo prácticas que son. Pintaré muchas cucharillas en el futuro.

[linked image]

Casi siempre las marcas indican que sus productos son directamente aerografiables del bote. Esto es cierto siempre que se utilice una boquilla lo suficientemente grande y la presión necesaria. Como pintar maquetas es diferente a pintar suelos, yo casi siempre diluyo a ojo.
También es común que recomienden encarecidamente utilizar sus diluyentes específicos, o de no haberlos, agua. Con los primeros seguro que no habrá problema alguno, aunque haya que pagarlos. Con el agua es una obviedad que podemos diluir cualquier acrílico, pero no es lo recomendable en aerografía.

Yo he utilizado un limpiacristales sin amoniaco (LC) como opción barata, universal y lenta, y Gaianotes para acrílicos (T-02), en representación de todos los diluyentes que contienen alcohol isopropílico y que se evaporan un poco más deprisa. En uno de los casos he utilizado también el diluyente de la marca para poner a prueba sus recomendaciones.

[linked image]

Otros productos aditivos que en principio tenía en mente probar eran los retardantes y los medios transparentes de resina poliuretánica. En concreto quería conocer la intercambiabilidad entre marcas.
Pero no encontré motivos para meterme en este jardín, ya que en primavera y con boquillas grandes, estos productos no dan problemas de atascos en la punta de la aguja, ni de secado prematuro en las superficies. Los diluyentes empleados permitieron un buen flujo y autonivelado a una temperatura ambiente de 20°C-22°C.
Los medios de resina aumentan la transparencia y la resistencia, pero lo primero no es deseable en una imprimación y lo segundo sobraba.

[linked image]

Como herramientas he utilizado aerógrafos configurados para cubrir maquetas enteras. Boquillas de entre 0,38 y 0,4 mm que permiten proyectar material en abundancia y en un cono amplio. Presión de 1,5 - 1,8 bar para que estas boquillas trabajen bien a distancias de entre 10 y 15 cm.

Para la limpieza utilicé alcohol etílico y funcionó de maravilla con todos los productos acrílicos.

[linked image]

Siguiendo recomendaciones de algún fabricante y mi experiencia, he utilizado 5 capas finas en todos los casos. La primera capa especialmente fina, ya que el objetivo de ésta es matar el brillo del plástico y dar buen agarre a la segunda capa.
Tiempo de 1 minuto entre capas. En ese tiempo la pintura suele perder su aspecto húmedo. Si no lo ha hecho, soplo suavemente con el aerógrafo para acelerar la evaporación del agua antes de pintar.

Las partículas de polvo y fibras son menos propensas a fijarse en la pintura cuando las capas son finas. Si aparecen, se pueden retirar con un pincel plano, seco y suave ya que no se agarran con fuerza a una capa fina.

El número de capas es importante. Con solo tres capas, una imprimación puede tener el mismo aspecto que con cinco:

[linked image]

Pero al trasluz, las cosas son muy diferentes. Con tres capas finas no se consigue una opacidad homogénea, lo que indica una distribución irregular de la película de polímero. Eso implica debilidades en la resistencia mecánica y química que en un color posterior pueden ser asumibles, pero no en una imprimación.
La imprimación son los cimientos de la pintura y tienen que ser firmes.
Por otro lado, más de 5 capas la harían innecesariamente gruesa.

[linked image]

A modo de referencia con otros productos, comencé las pruebas con mi laca de imprimación preferida: AK Primer and Microfiller. Producto bien diluido, aunque compatible con diluyentes como Gaianotes T-07, de olor amable para ser una laca.
Lo del microfiller es para dar énfasis a su capacidad de eliminar pequeños arañazos. No es que me parezca diferente en eso a cualquier otra imprimación.

[linked image]

Esta imprimación cubre con facilidad y seca muy deprisa. El acabado es mate. Como además el material curado no es muy resistente al rayado, es fácil dejar rastro si se roza. Algo irrelevante una vez se pinte encima.

Los acabados mate como este son los mejores receptores para la pintura, pero complican conseguir acabados brillantes o muy satinados en la capa de pintura posterior. Es un acabado más adecuado para vehículos que para aviación.

[linked image]

Antes de pasar a las pruebas de resistencia, le apliqué el mismo proceso de secado que a todos los acrílicos aquí probados, aunque la laca no necesita tanto tiempo:
24 horas como mínimo, con al menos las 8 horas iniciales a 42°C, para conseguir un buen curado de la imprimación.

Para las pruebas de resistencia mecánica intenté levantar el material con cinta de enmascaramiento tipo kabuki de papel de arroz. Desde ahora diré que todos los productos analizados pasaron esta prueba sin inmutarse.

Para el lijado utilicé esponja 3M de grado Ultrafine, cuyo grano oscila entre 800 y 1000 si está nueva. Y el lado de esponja para repasar y pulir. Lijé cuidadosamente y en seco. Es el tipo de material que elegiría para alisar y corregir una imprimación o una pintura, pues funciona muy bien en seco. Lijé hasta el plástico para valorar la finura de los bordes en casos extremos.

[linked image]

El AK Primer se deja lijar muy bien y sin esfuerzo. Los bordes son difusos y no hay escalón.

[linked image]

Para la resistencia química apliqué un white spirit inodoro de la marca Ammo.
No se produjo ningún efecto. Como era previsible dada la naturaleza de las imprimaciones analizadas, ninguna de las acrílico-poliuretánicas tampoco tuvo problemas.

Podemos descartar desde ahora la resistencia como un factor diferenciador entre estas imprimaciones. Todas son sobresalientes en ese aspecto.

[linked image]

Las imprimaciones tipo laca serían ideales si no fuera por sus diluyentes. Son muy superiores en velocidad de curado y tienen un uso en el que son insustituibles: si se van a utilizar lacas o semi-lacas diluidas con lacquer thinner en la pintura, la imprimación tiene que ser de laca.

Nunca se debe pintar con lacas sobre acrílicos o esmaltes. Otros acrílicos o esmaltes no afectarán a una imprimación acrílico-poliuretánica, pero el efecto de los diluyentes para lacas es imprevisible. En ocasiones toda la pintura se vuelve pegajosa. Otras veces el aspecto es el mismo, pero la resistencia a los diluyentes para esmaltes/óleos cae considerablemente. Mi consejo es no jugársela. Utilizad imprimaciones acrílicas para pintar con acrílicos. Solo las imprimaciones de laca son todoterreno.

Veamos ahora los resultados de las pruebas descritas, en tres nuevas gamas de imprimaciones acrílicas y una más veterana para comenzar.

VALLEJO SURFACE PRIMER

Disponible desde hace tiempo en tres tamaños (17, 60 y 200 ml) y varios colores, muy prácticos para vehículos. Anuncian que su acabado es mate. Tienen una imprimación negro brillante para metalizados.
Olor muy suave. Requiere dilución.

[linked image]

El acabado en efecto es bastante mate para un acrílico. Aunque parezca seca al tacto, la superficie es bastante mordiente. Se debe respetar el periodo de secado sin manipular. Eso puede complicar la eliminación de partículas de polvo que se adhieran entre capas.
Ninguna diferencia entre diluir con LC o con T-02.

[linked image]

Destaca el contraste entre el negro normal y el brillante, aunque ni el primero es completamente mate ni el segundo absolutamente brillante.

[linked image]

Ante la lija es muy dura. Se alisa muy bien.
No se aprecia escalón, aunque los bordes están muy definidos.

[linked image]

AMMO ONE SHOT PRIMER

Disponible en envase de 60 ml con un original tapón que no me acaba de gustar.
Colores negro, gris y blanco. El olor es intenso.
Bastante diluida, pero no lo suficiente.
Lo que más me llamó la atención fue que declararan que se podía lijar.

[linked image]

Se aplican perfectamente con ambos diluyentes, aunque me gustó ligeramente más con T-02. El acabado es muy satinado, en absoluto mate.
En este caso se puede tocar en cuanto deja de parecer húmeda.
La superficie tiene una textura muy suave que me gusta para aviación.

[linked image]

El alisado es bueno y el lijado resultó muy fácil, recordando el caso de la imprimación de laca AK. El material en efecto presenta facilidades importantes para lijar, en el sentido de ser más blando que otras imprimaciones, sin comprometer por ello su resistencia.
Los bordes son difusos y no hay escalón.

[linked image]

TRUE EARTH PRM PRIMER

Frasco pequeño de solo 19 ml. Olor suave.
Aparte de las obviedades sobre superficies y diluyentes, es curiosa la insistencia de la publicidad en que también se puede aplicar con pincel.
True-Earth siempre tiene una orientación peculiar en sus productos. En este caso presenta una gama de imprimaciones que consiste en el clásico gris satinado, un gris oscuro cálido para presombreados y un color arena para imprimar figuras.

Necesita un poco de dilución. El producto requiere un concienzudo agitado previo usando una bolita de acero porque parece decantar mucho.

[linked image]

La aplicación es buena con ambos disolventes, aunque me gustó más la textura usando T-02 que, por contra se adhiere más a la aguja. Una gota de retardante sería recomendable en tal combinación.
El acabado es satinado, con más brillo usando limpiacristales.

Tras la evaporación, la pintura es ligeramente mordiente. Bastante menos que Vallejo.

[linked image]

El lijado es fácil, pero no tanto como con una laca o con AMMO One Shot.
Se puede alisar bien.
Los bordes son un poco difusos y no se aprecia escalón.

[linked image]

La imprimación para sombreados no es en absoluto negra, como se puede comprobar si se compara con la de Vallejo.
También tiene un acabado semi-mate, con menos brillo que la gris.

[linked image]

Según True-Earth, este producto evita que el presombreado provoque un giro cromático hacia el verde en colores con componente amarillo, como ocres y arenas. Por eso su calidez.
Para poner a prueba este concepto teóricamente claro, preparé una cucharilla con Vallejo y True-Earth.

[linked image]

Utilizando un amarillo oscuro, apliqué dos capas finas que dieran un acabado uniforme pero traslúcido. No aprecio ninguna diferencia, la verdad.
Solo con pinturas de mayor transparencia se podría notar el efecto cromático.

En cualquier caso, yo nunca he sido partidario de presombrear en la imprimación. Prefiero hacerlo en la segunda o tercera capa del color base, utilizando el color que me parezca apropiado. Eso sí que da libertad cromática.

[linked image]

MISSION MODELS PRIMER

El producto más reciente viene en un envase pequeño que debe rondar los 25 ml. Las imprimaciones son las clásicas negra, gris y blanca.
Es bastante espeso, por lo que la dilución es obligatoria. Indican entre un 20 y un 30 %.
Señalan la presencia de un éter de glicol, un surfactante inocuo.
Anuncian también que solo se debe utilizar su diluyente, al que denominan reductor y también agente limpiador.

Aunque Mission Models recomienda su aditivo de resina poliuretánica para incrementar la resistencia de su gama de colores, en el caso de las imprimaciones indican que no es necesario, por lo que debe venir ya bien surtido de resina

El olor es suave.

[linked image]

Con el diluyente de marca la aplicación es muy buena. El acabado es satinado y suave, tanto en el gris como en el negro.
Está seca al tacto en cuanto se evapora.

El diluyente Mission Models avisa ser un irritante ocular. Tiene un olor que recuerda al Micro Set pero más suave. Puede que contenga algo de ácido acético.

[linked image]

Ante la lija se muestra durísimo. Una roca. Se puede alisar y pulir mucho.
Los bordes son duros y definidos, como con Vallejo.
No se aprecia escalón.

[linked image]

Naturalmente probé con los otros diluyentes, más económicos que el de Mission Models.
Se dio el caso de que el resultado fue exactamente el mismo. La única diferencia es que cuesta un poquito menos lijar la imprimación, así que ha perdido dureza. Pero aún con limpiacristales es más resistente que las imprimaciones de las demás marcas.

[linked image]

PRUEBAS DE PINTURA

Me sorprendió bastante que todas las imprimaciones superaran el lijado sin formación de bordes escalonados. Puede ser que haya acertado con la forma de lijar. Para estar seguro y también para probar la adherencia de la pintura acrílica sobre las imprimaciones, aerografié con color arena satinado diluido en T-02 sobre todas las pruebas.

En efecto no se apreciaba ningún escalón. La cobertura de color era homogénea tras 3 capas finas. Se notaba la facilidad de adhesión de la pintura sobre las imprimaciones. En algunos casos había una diferencia de brillo, entre la pintura que cubría la imprimación y la que cubría el plástico expuesto, requiriendo otra capa de pintura. Esto es natural porque la pintura fluye y se autonivela mejor sobre el plástico liso que sobre una imprimación satinada.
En la práctica, tras lijar una maqueta y llegar al plástico, siempre se repasaría la imprimación en la zona expuesta, así que es algo que no debería pasar.

[linked image]

Como ya mencioné, una base negra y brillante es recomendable para conseguir colores metálicos intensos.
En el caso de los Vallejo Metal Color acrílicos, el color no es tan importante como el brillo.

Aquí vemos de nuevo las imprimaciones mate y brillante de Vallejo, con la satinada de Mission Models en el centro:

[linked image]

He probado el color cromo de Metal Color y no ha resultado mejor que un aluminio.
El mejor resultado se obtiene sobre la imprimación negra brillante. Sobre negro satinado el resultado es casi el mismo. Solo se aprecian algunas asperezas más. Sobre la imprimación mate el metalizado cambia mucho a peor, pues no puede fluir igual sobre la imprimación.

[linked image]

Sobre la misma imprimación negra brillante de Vallejo, el cromo de la marca coreana IPP da un resultado superior.

[linked image]

RESULTADOS

Para mi sorpresa, todas las imprimaciones acrílico-poliuretánicas sometidas a las condiciones de esta comparativa, cumplieron perfectamente con su cometido.
Sobra decir que todas superaron las pruebas de resistencia (para superficies de poliestireno) tras 24 horas de secado, un tiempo aceptable para la mayoría de maquetistas.
Las pequeñas diferencias se pueden analizar en la siguiente tabla:

[linked image]

CONCLUSIONES

Las acrílico-poliuretánicas son las imprimaciones que recomiendo a quien vaya a pintar con acrílicos. Sobre todo, por reducir la toxicidad en el trabajo. Y recomiendo imprimar siempre que se pinte con acrílicos.

Recomiendo utilizar siempre una imprimación con el acabado más cercano al de la pintura. Si la pintura es brillante, la imprimación más brillante de que dispongamos, nunca una mate.

No puedo decir que haya una marca ganadora. Vallejo es la más económica, pero es muy mate y me parece recomendable sobre todo para imprimar vehículos. Sin embargo, su negro brillante es imprescindible.
Ammo One Shot es la más fácil de lijar, también es económica y bastante lisa.
True-Earth PRM es cara, pero fácil de trabajar y muy satinada. Sin embargo, su concepción cromática de las imprimaciones no me parece acertada.
Mission Models Primer es un producto de calidad con una dureza excepcional, pero también es muy cara y sus propiedades exceden lo que exige el modelismo estático.
Por suerte eso quiere decir que podré aprovechar todos estos botes.

Creo que lo más importante no es el producto, sino la forma de trabajarlo. Respetar las siguientes reglas me ha dado un gran resultado:
- Aplicar 5 capas finas bien diluidas, con evaporación entre capas
- Eliminar polvo y fibras antes de aplicar la siguiente capa
- Dejar un mínimo de 24 horas de secado para que la resina cure bien

Felizmente, los diluyentes genéricos siguen siendo los únicos necesarios. El limpiacristales sin amoniaco continúa siendo el diluyente universal para acrílicos con efecto surfactante. El diluyente con alcohol isopropílico sigue siendo el mejor para la mayoría de los acrílicos que lo toleran, aunque a veces (sobre todo si hace calor) requiera añadir retardante.

El círculo de los acrílicos está cerrado. Se puede imprimar de forma segura, encontrar casi cualquier color, mezclar pinturas entre todas las marcas, diluir con productos de baja toxicidad y baratos, desconchar con aditivos, trabajar con transparencias, conseguir excelentes metalizados y barnizar en cualquier acabado.

Espero que este trabajo os resulte útil y que, si lo intentáis, os funcione. También espero no haberme olvidado de mencionar ningún aspecto importante, porque eran un montón. Para cualquier pregunta o aportación, estaré pendiente.

Saludos.



 
Scoring disabled. You must be logged in to score posts.Respond to this message   
Respuestas

Find more forums on ModelingCreate your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement  
GRACIAS POR TU VISITA / THANK YOU FOR YOUR VISIT

free counters