ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LAS PERSONAS MENCIONADAS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SOLO INSPIRAN LA WEBNOVELA

webnovela para Pablo Martínez de Casi Angeles y Adrian Rodriguez de Fisica o quimica que llegaron a mi vida y fueron todo un descubrimiento y una revolución. Escrita en julio del 2009.

web analytics
View My Stats
 

 Return to Index  

Capitulo 4

February 4 2010 at 2:08 AM
emili  (Acceso minuevodescubrimiento)
Owner

 

[linked image] [linked image]
David no tiene dudas. Él y Simón se miran con pasión. Simón está encantado de compartir su libro. De estar sentado junto a él. Sus piernas no dejan de tocarse y eso los excita mucho a los dos. Les cuesta mucho controlarse para no saltar el uno encima del otro. Al final de la clase procuran hablar de todo y de nada. David se levanta. Simón traga saliva. Le gusta mucho el chico.
--¿te sentás conmigo la próxima clase?
Le ha costado decirlo. No le gustaría que David se diera cuenta que lo desea. David está encantado.
--si claro...
David siente el deseo de Simón:
--podría seducirlo facilmente, lo sé --dice para sí.
Y lo desea por una parte. Su cuerpo le pide a gritos que seduzca a Simón pero su cabeza le pide prudencia.
--Simón no es como tú, no está acostumbrado a ocultarse. No puedes arriesgarte. Antes de hacer nada debes estar seguro que te va a guardar el secreto. --va pensando.
El profesor de historia es el siguiente pero les dicen que ha enfermado y tienen esa hora libre. Todos saltan pero Simón y David no. Se miran y les hubiera gustado seguir juntos. Se miran con cara de pensar ¿y ahora qué? Los dos tienen claro que no desean separarse.
--¿te hace un partido de tenis? --Simón.
David pone cara de no interesarle mucho la propuesta.
--sabes jugar ¿no?
Con cara de no, David dice:
--Si claro he jugado muchas veces...
Simón se muestra amable. El tenis es su pasión, es la mejor manera de relajarse y estar junto a ese chico que tanto le gusta.
--El profesor de Educación fisica seguro me deja unas raquetas... ¿vamos?
David se deja arrastrar por las ganas de estar con Simòn:
--Te voy a dar una paliza...
--Eso ya lo veremos... –Simón.
Simón se muestra desafiante pero en buena onda. A David se le ha quedado cara de pensar: ¿y ahora cómo salgo de ésta?
A Simón se le da bien el deporte pero queda claro que David no tiene ni idea.
--¿porqué no me dijiste que no sabías jugar? Pareces que bailas a ballet...
David sonríe timido:
--es que no sé jugar sin mi raqueta...
A Simón le hace gracia esa mentira porque ni sabe agarrarla. Se acerca a él.
--tomala así...
Los dos vibran al sentirse tan cerca. Sus labios se llaman a gritos... Les cuesta tanto controlarse.
--venga, vamos a probar...
Simòn le da ventaja a David pero ni con esas.
--venga... tranquilo... Dale con fuerza...
David finalmente logra darle a la pelota y con fuerza pero desvia el tiro y la pelota queda atrapada en un árbol.
--¿y ahora qué? --dice David muerto de la pena.
Simón no deja de reirse pero David está serio.
--¡que nos van a echar bronca¡
--¿nos? en todo caso a ti --dice Simón divertido.
Ante la cara de susto de David Simón le dice:
--tranquilo. Yo me ocupo...
Él va a contarle al profesor. David se queda fuera. Preocupado de que lo castiguen. Simón sale serio. Con mala cara. David se siente culpable.
--¿te castigaron duro?
Simón tiene la cabeza agachada con cara de tragedia. David no soporta que otros paguen por sus culpas:
--¡diré que he sido yo¡
Entonces Simòn se ríe:
--¡que es broma¡ ¡¡no pasa nada, ahora se ocupa el profesor¡
David hace que lo golpea a Simón pero de broma. Los dos están muy excitados de estar juntos.
--¿nos duchamos? --dice Simón.
David casi tose. Le da un infarto. Siente que Simón le está haciendo una propuesta "deshonesta".
--¡¿como?¡
Simón ve a David nervioso y teme que lo haya descubierto. En realidad lo que desea Simón es una posibilidad por si lo puede ver en bolas. Trata de disimular. De mostrarse tranquilo.
--digo que yo estoy sudado, me voy a duchar... Digo si quieres el profe nos deja toalla...
--si vale...
A los dos les apetece estar en la ducha. Desnudos, verse. Simón sabe que no va a pasar nada. Lo máximo que puede obtener es verlo en bolas. Sabe que eso no lo lleva a ninguna parte pero le apetece. David desea que Simón se le declara:
--si él me seduce luego no me podrá reclamar que demos la cara... --dice para sí.
Los dos están ardiendo en deseo. Ninguno se anima a mostrarse desnudo ante el otro porque su cuerpo los delataría y a los dos les decepciona pero ninguno da el primer paso.
[linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image]
[linked image] [linked image] [linked image]
Simón y David se dan una buena ducha helada que les va bien para bajarse la calentura. Ambos están ya de por sí excitados cada vez que están juntos. Se desean demasiado. Además está el hecho de saber al otro desnudo, de pensar si podrán llegar a conocer los encantos ocultos del otro. No saben qué decirse están demasiado ocupado en que el otro no note el profundo deseo como para decir algo. Se mantienen formalitos cada uno en su lado. El silencio se les hace tenso. David quiere aprovechar esa oportunidad para tantear a Simón, para saber de su relación con Tacho. Simón no tiene esperanzas con David por lo que ni se preocupa. Mientras cubren su cuerpo de jabón, David le comenta:
--¿te puedo hacer una pregunta?
El silencio lo estaba poniendo nervioso porque le daba la opción de estar sólo al pendiente de pensar en que al lado tiene el cuerpo desnudo de David . Celebra con una sonrisa que éste se haya animado a hablarle.
--che, claro. Lo que quieras...
--¿como te va con Tacho?¿hace mucho que andan juntos?
--Sí, desde los 15... Menos unos meses que ambos tuvimos unos flirteos siempre hemos estado juntos...
David alza el brazo satisfecho. Sonríe con cara de travieso.
--así que le pusiste el cuerno a Tacho...
David no puede con su cara de depravado.
--Si lo engañó antes lo puede volver a engañar y los cuernos es secreto --dice para sí bien satisfecho.
Simón se va mojando la cabeza:
--No, jamás. Yo soy feliz. Nos dimos un tiempo, fue más bien él pero nos pareció bueno conocer otras personas.
A David se le borra la sonrisa del rostro. Se le esfuma su esperanza de tener algo con él a espaldas del mundo.
--¿y como tomaron en tu casa que fueras gay?
--Pues como lo que es... Es que yo nunca me he ocultado de nada entonces siempre todo lo supieron...
A David le gusta mucho Simón pero no cree que Simón pueda interesarse en lo que él le ofrece y eso le duele. Igual prueba suerte..
--¿alguna vez lo hiciste con una mujer?
--No, nunca... Jamás me atrajeron...
David espera que Simon se la devuelva de alguna manera pero no tiene dudas de que es solo hetero. Se tapan con la toalla timidos para que no vean el uno el deseo del otro. No se atreven a mostrarse desnudos de cara. Al sacarse la toalla se dan la espalda. Se miran de reojo y los dos se deleitan con la visión del trasero desnudo del otro pero la excitación que sienten es demasiado evidente en su parte delantera y por eso la ocultan con desesperación. Se ponen la camiseta y el boxers. Luego ya más tranquilos los jeans. El uno se excita viendo como el otro se abrocha la cremallera, el botón de los jeans.
--otro día lo repetimos... --Simón.
David está demasiado excitado con la ducha y no sabe bien de qué le habla.
--el partido digo... --Simón nervioso.
Nota a David nervioso. Cree que es porque está notando su deseo y eso lo incomoda así que hace un esfuerzo por ocultar lo que está sintiendo. David no le dice nada mientras van hacia el aula.
--la hemos pasado bien ¿no?
Simón está preocupado pensando en que David se pueda haber enojado con él.
--Sí claro...



 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement