ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LAS PERSONAS MENCIONADAS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SOLO INSPIRAN LA WEBNOVELA

webnovela para Pablo Martínez de Casi Angeles y Adrian Rodriguez de Fisica o quimica que llegaron a mi vida y fueron todo un descubrimiento y una revolución. Escrita en julio del 2009.

web analytics
View My Stats
 

 Return to Index  

capitulo 15

February 4 2010 at 2:49 AM
emili  (Acceso minuevodescubrimiento)
Owner

 

[linked image]
[linked image] [linked image]
David en camiseta y boxers está sentado en el sofá, casa de Simón, jugando a la video consola. Simón está en la cocina, con vestimenta igual a la de su amante. Prepara algo de comer.
--¡Venga, que ya está lista la comida...¡
David mira a Simón con deseo. Sus ojos se centra en la parque genital de él muy resaltada por el estrecho calzoncillo.
--hablo en serio... ¡que se va a enfriar...¡
David mira a su chico con cara de depravado. Se arrodilla ante él y empieza a palpar, Simoncito se hace enorme. Simón, con los platos en la mano, jadea:
--ahora no... hay que comer...
David se muestra apasionado. Va bajando el calzoncillo de Simón mientras jadea besando los testículos de él:
--ni que lo digas... ¡vaya par de pimientos¡
Muy excitado devora las bolas de Simón.
--se me va a caer la comida --jadea Simón.
David piensa en comida pero en otra clase de comida. Acaricia y besa la grande y gorda verga de Simón:
--yo me quiero comer una buena butifarra...
Simón se da por vencido.
--A la mierda los platos --jadea mientras los lanza al aire cayendo por el piso.
Simón se centra en el placer que está recibiendo de David. Éste lame con mucho gusta el miembro viril de Simón mientras va diciendo:
--Quiero comerme tu butifarra hasta probar su delicioso caldo que me vuelve loco... --jadea muy sensualmente,
Simón juega con los cabellos de David excitado:
--¡que cosas tienes¡ --jadea.
A Simón le gusta mucho David y además le gusta como le hace sentir. Las cosas que le hace, qué le dice, como se comporta. No es difícil dejarse envolver por su pasión, por sus juegos. Les encanta acariciar sus partes íntimas para luego gozar estando y sintiéndose dentro el uno del otro. Es algo que les encanta a los dos. Gozan con toda intensidad de sus cuerpos, de ese sentimiento hermoso y pasional que está naciendo entre ellos uniéndolos ardientemente.

Desnudos en la cama, David y Simón juegan con sus manos mientras se miran con intensidad. Se besan con dulzura. Apuran las últimas horas que les queda para tener que irse.
--¿qué palo ahora volver a la vida real, no? --Simón.
David hace que sí con la cabeza. Sin duda en todo el fin de semana ha saciado toda la sed que tenía reprimida, ha cogido más de lo que normalmente cogería en toda una semana pero cada vez que está con Simón tiene más y más ganas de él. A Simón le pasa lo mismo. Se miran muy apasionados. Muy contentos de estar juntos pero a la vez tristes porque sus horas de convivencia se acaban.
--tenemos que encontrar algo manera de vernos entre Semana --David.
--Sí claro... Por mi encantado... --dice Simón sonriendo.
--¿crees que me podrás colar en tu casa entre semana?
A David se le borra la sonrisa de degenerado cuando un decepcionado Simón le dice:
--Me refería en clase, a pasear... Eres tú el que no quieres hacer estas cosas...
--Yo quiero decir como ahora... ¿o a poco no te encanta estar todo el día abrazado a mi? Yo soy sólo tuyo y tú eres sólo mio... Entre semana pues ya no es lo mismo... ya te he explicado porqué...
Simón no lo deja seguir. Con una voz que suena a reproche aunque suave, Simón le dice:
--vas a hablar con Mar mañana...?
David mira a Simón con cara de fastidio. Se incorpora en la cama:
--¿porqué tienes que meter a esa en nuestra cama?
Le pone la mano en la mejilla a Simón y es muy cariñoso con él. David confía que con su ternura a Simón se le olvide todo lo demás.
--cuando estás conmigo no quiero que pienses en nada más...
David trata de derretirlo con su infalible sonrisa pero Simón quiere hablar con él.
--No me has contestado... ¿vas a hablar con Mar?
El tono de Simón es duro. No está dispuesto a ser el otro. David se levanta de la cama. Se empieza a vestir:
--No...
--¿como?
Simón no esperaba esa respuesta. Aunque no fuera a hacerlo esperase que le mintiera.
--¿porqué siempre tenemos que hablar de Mar...?
David se viste mientras mira a Simón con cara de inocente.
--bueno porque somos algo... no sé... No sé que soy porque tienes novia...
--Nos gustamos ¿qué más da? ¿porqué etiquetar a las cosas?
--porque se me hace raro estar con un chico que tiene novia...
David sonríe pícaro:
--pero no me digas que no merece la pena...
Simón mira a David aturdido:
--ese quiere decir que...
David lo calla con un beso:
--que piensas mucho y mientras estás conmigo no quiero que pienses...
Simón lo abraza con pasión:
--Es que te quiero para mí... sólo para ti.
David le guiña el ojo:
--soy tuyo... Me has tenido todo el fin de semana para ti... ¿es que no has tenido bastante?
No, nunca tienen bastante el uno del otro. Se besan durante un rato más. A Ninguno de los dos les apetece separarse. David se va deprisa para no dar opción a Simón a vestirse e ir con él. David se va con una sonrisa. Simón se queda en la cama con un sabor agridulce. Recién se ha ido y ya lo hecha de menos. Su cama se ha quedado tan vacía sin David.

Comienza una nueva semana, a Simón le duele comprobar que David se comporta como un simple compañero y eso le duele pero lo que más le duele es verlo besarse a Mar. Aunque David trata de evitarlo, Mar lo va a buscar a cada rato y lo besa. David se la lleva porque no le gusta ver esa tristeza en los ojos de Simón. En la hora del recreo, Simón no deja que David se vaya a buscar a Mar. Se han quedado solos en el aula aunque David de reojo va mirando asegurando que nadie los ve. Simón reclama y David se hace el inocente, rebatiendo los reclamos.
--No me gusta que te comas a Mar... ¿es que estás jugando conmigo?
--Creo que te he demostrado que lo nuestro es algo más que sexo... --amoroso.
--No sé si creerte... --apunto de derretirse pero sin permitirselo.
--eres injusto conmigo... --en plan victima.
--¿y porqué no dejas a Mar?
--No es tan fácil...
--Tampoco fue fácil para mi dejar a Tacho...
--por lo mismo, no tenemos porque hacerles daño, que nos vean juntos...
--sí, eso lo entiendo pero ¿qué tiene que ver con nosotros? Que por respecto a nuestros ex ocultemos lo nuestro por un tiempo hasta que ellos se hagan a la idea me parece razonable pero ¿porqué tienes que salir con Mar?
--No quiero hacerle daño...
--¿y crees que Tacho no sufre?
--¡oye porque te preocupas tanto por él? ¿¿es que te arrepientes de haber roto con él?
David se ha mostrado celoso y a Simón le molestan sus celos cuando él tiene novia.
--simplemente quiero recibir lo mismo que ofrezco... --le reprocha.
--así será... confía en mí... --con una sonrisa y un guiño de ojo que casi vencen a Simòn.
--es que a mí me gustaría poder besarte y no tener que pasar horas...
--¿y crees que a mi no?
De sus ojos salen chispas, sus labios se desean.
--Pues eso es fácil solucion... --Simón decidido.
Simón agarra del brazo a David que por un momento teme que le delate delante de todos.
--¿qué haces? --asustado.
Aunque no le gusta, Simón está aprendendiendo a conocer a David. Sabe que no le gusta exhibirse aunque espera poder cambiarlo. Se lo lleva al baño. Se asegura que no hay nadie.
--ahora no tienes escapatoria...
Se miran con cara de depravados y se besan y se besan. Emilio ha observado como entra en el lavabo y muy ansioso se acerca para entrar y ver qué hacen pero Tacho se adelante. Pone su mano en el pomo de la puerta, Va a entrar mientras Simón y David no dejan de besarse.
[linked image] [linked image]
[linked image] [linked image]



 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement