ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LAS PERSONAS MENCIONADAS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SOLO INSPIRAN LA WEBNOVELA

webnovela para Pablo Martínez de Casi Angeles y Adrian Rodriguez de Fisica o quimica que llegaron a mi vida y fueron todo un descubrimiento y una revolución. Escrita en julio del 2009.

web analytics
View My Stats
 

 Return to Index  

capitulo 35

February 4 2010 at 3:35 AM
emili  (Acceso minuevodescubrimiento)
Owner

 

[linked image]
[linked image] [linked image]
Simón desea olvidar a David en brazos de Tacho pero no lo logra. No le dice nada pero al llegar a casa lo llama por teléfono. Está preocupado. Gino no sabe si ese chico que pregunta por su hijo se ha acostado con él y tiene ganas de insultarlo pero se traga su rabia para que todo parezca normal. El padre le dice que está de vacaciones y Simón se queda tranquilo.

En la noche, a solas en su cuarto, Emilio y David solos frente a frente. Emilio tiene ganas de hacer el amor pero no sabe si David quiere y no sabe cómo proponérselo sin que éste se ofenda. No quiere que piense que sólo busca sexo. David lo sabe pero a él le encanta el sexo a diario y le gusta la manera en la que lo ama a Emilio. Le guiña el ojo y le dice pícaro:
--¿me desnudas tú o me desnudo yo?
Emilio traga saliva. Está tan feliz. No puede creer que ese chico tan guapo se le esté ofreciendo de nuevo. No es capaz de decir nada y David cachondo le dice:
--¿no me quiere ver los slips que me has regalado?
Se queda quieto y dice:
--soy todo tuyo. Hazme lo que quieras.
Emilio acaricia el torso de David primero con timidez pero cuando se convence que a David le gusta entonces acaricia todo ese cuerpo loco de placer. No se pierde un detalle. Lo que le está pasando es demasiado bueno. No sabe cuánto durará y no quiere perder el tiempo. Emilio le va desabrochando la camisa mientras acaricia y chupa el tierno pecho de David. Sus pezones que muerde haciéndolo jadear, luego su lengua pasea por ese torso perfectamente liso. Baja el vientre, llega al ombligo. Con deseo y ansiedad, Emilio le saca el cinturón. Le desabrocha, le baja los jeans y tiene ante sus ojos el apetitoso paquete de David. Los slips son negros y muy sexys. Demasiado pequeños para una verga tan grande. Se le sale la cabecita que Emilio chupa delicadamente. David emite pequeños jadeos que animan a Emilio a seguir. Emilio resigue con sus dedos y luego su lengua ese enorme verga antes de bajar el slips que queda en las rodillas de David. Entonces el deseado y gigantesco instrumento sexual de David se alza ante los ojos de Emilio como si una aparición se tratara. Ya no es algo nuevo para él y Emilio se toma las cosas con más calma. Ya no tiene miedo de quedar a medias. Ahora ya conoce el cuerpo de David, ahora desea saborearlo. La boca de Emilio devora entera esa gran y gorda verga que tan deliciosa le resulta mientras las manos de Emilio estrujan y acarician tanto los testículos como el culo de David que no disimula su gozo. Emilio siente tanto placer por la comida que está probando como por sentir el placer de David. El placer de Emilio es indescriptible. Está perdiendo su timidez. La pobre verga y los testículos de David son "víctimas" de los desesperados lametones, mordiscos y arañazos de Emilio. Se pasea la verga por toda la cara, por el torso... Y David le deja hacer. Luego David es el que desnuda a Emilio que sigue sin dominar mucho la erección y se viene nada más comenzar pero no se detienen. David se queda sentado en el suelo con las piernas abiertas mientras que con una sonrisa invita a Emilio a sentarse sobre él.
--no temas... te gustará --jadea David.
Emilio está muy excitado. Emite un pequeño grito de placer mientras se siente sobre él clavándose hasta el final su dura lanza de placer. Los dos son dos fieras salvajes que se hieren de placer. David se dedica a masturbar a Emilio. Es un momento de sexo puro y duro pero Emilio lo siente tierno.
--¡te quiero, te quiero¡ --va jadeando.
Las manos de David se posan luego en el trasero de Emilio para ir graduando los movimientos. Ahora más lento, más rápido. Es un polvo bestial y lleno de ternura. Los gritos medio frustrados de Emilio y los jadeos de David rompen el silencio de la noche. David no deja de penetrarlo salvajemente mientras lo acaricia delicadamente. Se muestra tierno, preocupado de que Emilio goce tanto como él. Emilio explota con una pasión devorada. Lo siente mejor que la primera vez porque estaba muy nervioso. Siente un placer explosivo porque lo desea aún más que el día anterior y además lo está amando. Una vez que David eyacula en el interior de Emilio, se quedan los dos tumbados en el piso. Mirándose ahogados de placer. Sólo fuerza para rozarse las manos. No se hablan porque están derrotados del gozo.

Días después... David se la pasa encerrado en la casa de Emilio que disfruta teniéndolo para él solo pero le sabe mal. Le hace sentir un egoísta. Como Emilio tampoco sale, David se anima y empieza a salir con él. Dan una vuelta, van al cine. David toma de la mano a Emilio en la calle, lo besa en el cine. No se hunde el mundo y eso le anima a volver a clase. David tiene claro que va a volver a clase. No quiere vivir encerrado.
--voy a hablar con mi vieja. Necesito saber que no me va a buscar, que me van a dejar tranquilo contigo.
Emilio no le dice nada pero le asusta que no le dejen. David le tranquiliza.
--Mi padre no se va a acercar a mí. No te preocupes.
A Emilio le duele verlo triste. Le duele que su felicidad sea porque David es rechazado a su familia. A David no le preocupa nada más. Sólo quiere saber algo.
--estamos juntos?
Emilio lo besa.
--y tú me lo preguntas? es lo que más quiero.
David le sonríe con cariño.
--Yo voy a aceptar lo que tú me digas. Si quieres ante la gente no nos conocemos disimulemos lo hacemos.
--No pienso seguir ocultándome. Estoy contigo y que todos lo sepan.
Emilio no da crédito a lo que oye. Tiene miedo de que su relación con David cambie ahora que se van a enfrentar al mundo pero le hace ilusión que David no lo quiera esconder y entiende que es bueno para David.
--vas a enfrentar a todos?
--si estamos juntos ¡sí¡
Aunque le da mucho miedo no va a permitir que nadie lo note y lo que quiere es que Simón vea que es capaz de vivir fuera del closed pero no por él, por Emilio. Es su castigo por no haberlo apoyado cuando más lo necesitaba...
[linked image] [linked image] [linked image] [linked image]
[linked image]
Al día siguiente, David entra en el instituto con toda normalidad. De la mano de Emilio. Camina nervioso.
--tranquilo. Nadie te está haciendo caso --le dice Emilio.
David siente como si todo el mundo lo observara pero lucha para que no se le note. Saca su vena más macarra cuando llega a clase y se encuentra con Iván y con todos los que le golpearon. La sorpresa para éste grupo de homófobos es grande. Iván se acerca a David tratando de hundirlo.
--¿¿¡que haces aquí¡? ¡no nos gustan las zorras y menuda guarilla estás hecha...¡
Todos se ríen. Emilio le pide a David que se calme. David se aparta de Emilio. Va calentando.
--¿y ahora te acuestas con Emilio? ¡que golfa estás hecha, reina¡-- se burla Iván,
--por eso te defendía... ¡vaya par de mariconas...¡ --ríe otro.
David tiene cara de agresivo pero no piensa mancharse las manos con esa gente. Se agarra la verga por el pantalón y les dice en plan muy macarra:
--¡donde yo meta a esta es asunto mío¡ ¿o es que te gustaría que te la metería en la boca¡
--¡claro que no¡ ¡eso te gustaría a ti¡ --dice Iván.
Con desprecio David le dice a Iván:
--¡tú no me sirves ni para que me la mames y ni loco te la mamaría... para eso estoy con Emilio, me encanta que me la mame y mamársela¡
Emilio está detrás de David disimulando una sonrisa. No puede creer que David esté diciendo todo eso. El que también está asombrado es Simón. Traga saliva impresionado. Nunca pensó que David haría ese tipo de comentarios. David se dirige a toda la clase muy macarra:
--¿¡a alguien le molesta que me guste comerle la verga a Emilio?¡
Nadie es capaz de decir nada. Están asombrados por la valentía de David.
--¡entonces no me moleste nadie porque voy a creer que le gusto...¡ --dice mirando a Iván y sus amigos que se van con la cabeza agachada.
Simón nunca pensó que David hablaría de comer vergas tan abiertamente. Ni él se ha atrevido a algo así. Emilio se siente muy orgulloso de él. Y lo abraza. Se deja llevar por el amor y lo besa. David se deja hacer porque Simón los está mirando y desea lastimarlo. Simón no se hace a la idea de Emilio como pareja de David y menos que sea Emilio el que lo haya ayudado, que David esté dando la cara por él. No le puede perdonar la infidelidad que cometió pero le duele que David haya superado sus miedos por otro. David no lleva nada bien que los mire y no le gusta besarse ante otra gente...
--¡tú que miras¡
Usa de nuevo su fachada de macarra para que nadie se atreve a decirle nada. Se siente con Emilio, se van con él por los pasillos, a la hora del recreo pero pelea con todo el mundo que los mira. Emilio le sonríe:
--relájate ¿porque siempre cabreado?
y es que David se enfrenta con todos.
--para, ¿porque siempre enfadado? ¿no estás a mi lado? --le dice Emilio con cariño.
--No es por tu culpa, es que esto no es fácil. No me gusta que me miren.
Emilio le pone las manos en la mejilla y lo besa:
--cuando no pienses en ellos, ellos no pensarán en ti.
Mientras Emilio lo besa David mira a Simón que de lejos lo mira. La mirada del uno se clava en la del otro. Es amor, es dolor. Emilio va al lavabo. David lo espera en la puerta y entonces es cuando Simón se acerca a él. Los dos tiemblan al estar cerca, Simón le reprocha impresionado:
--¿porqué no hiciste esto conmigo?
[linked image]
[linked image]



 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement