ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LAS PERSONAS MENCIONADAS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SOLO INSPIRAN LA WEBNOVELA

webnovela para Pablo Martínez de Casi Angeles y Adrian Rodriguez de Fisica o quimica que llegaron a mi vida y fueron todo un descubrimiento y una revolución. Escrita en julio del 2009.

web analytics
View My Stats
 

 Return to Index  

Capitulo 37

February 4 2010 at 3:35 AM
emili  (Acceso minuevodescubrimiento)
Owner

 

[linked image] [linked image] [linked image]
[linked image]
Simón está celoso. Le duele ver la manera en la que David da la cara sabiendo que es porque está con Emilio. Entra en el aula. Se le ve enojado.
--¿qué te pasa? –le pregunta Tacho.
--No, nada –responde Simón.
En ese momento entran también David y Emilio. David le toma la mano a Emilio. Tiene una actitud a la defensiva. Antes que se metan con él piensa meterse con todo el mundo.
--relájate que nadie nos hace caso –le susurra Emilio.
--si estoy bien, no me pasa nada –dice él aunque no es cierto ya que está pendiente que nadie los esté mirando.
A todos se les hace extraño ver a David con otro chico y más si ese chico es Emilio pero no se atreven a mirar porque les da miedo la reacción de David. Tacho se da cuenta de la manera en la que Simón mira a la pareja.
--ah es eso… ¿no?
Aunque Simón trata de negarlo, Tacho sabe que Simón está mal por la relación entre su ex y Emilio. Se enoja aunque no grita para que los de al lado no se enteren de lo que está pasando.
--Yo acepto que fuera un capricho, ya lo disfrutaste pero ahora no quiero ni que lo mires…
Simón le dice que está loco, que no pasa nada pero no le saca los ojos de encima al guapo David. David se sienta al lado de Emilio. Mira de reojo a Simón y cómo éste no le saca los ojos de encima pues sus miradas se unen por unos segundos. Ambos sienten un golpe en el corazón. Es mucho amor el que sienten y a la vez mucho dolor. Tacho se da cuenta de cómo se miran así que besa a Simón para marcar la propiedad. David no quiere sentir celos porque no quiere amar a Simón pero no puede evitarlo. Para darle celos a Simón, tiene ganas de besar a Emilio pero no le va mucho eso de las demostraciones en público y tampoco quiere seguirle el juego a Simón, prefiere hacerse el indiferente. Se muestra cariñoso con Emilio, que es algo que le duele más a Simón. David siente la mirada clavada de Simón y eso le pone nervioso, para tratar de no pensar le pide a Emilio que le explica de qué va lo que están dando en la clase siguiente.
--me tengo que poner al día…
Emilio le explica encantado pero David no lo escucha. No deja de sentir la mirada de Simón y tiene ganas de girarse pero no lo hace para que Simón no se dé cuenta que siente cosas por él. Ni Simón ni David pueden concentrarse en toda la clase. Simón porque no deja de mirarlo y David porque siente esa mirada que le provoca escalofríos de placer, que le estremece al recordar las veces que hicieron el amor y es un recuerdo que a la vez lo lastima. A Simón le da rabia que David no se gire ni un segundo.
--¡no se gira ni por casualidad, es cierto que no le importo¡ --dice para sí.
Y a David le cuesta no girarse pero hace el esfuerzo. Cuando tiene tentaciones acaricia el muslo de Emilio. Éste lo mira. David le sonríe y Emilio suspira. Simón lo sigue todo desde su sitio y muerto de los celos.
--ya vale, ¿no? Deja de mirarlos –se queja Tacho.
Simón se hace el disimulado:
--estoy mirando al profesor…
Mira por unos segundos la pizarra y de nuevo mira a David. A la hora de la salida, mientras recoge sus cosas, David está un poco inclinado y se le ven mucho los calzoncillos. Simón pasa por detrás y eso le pone muy cachondo. Para que Simón lo escuche, David le guiña el ojo a Emilio y le dice cariñoso:
--que ganas de llegar a casa, a ver que nos ha preparado tu abuela…
Aunque sabe que a David no le gusta, Emilio tiene sus labios tan cerca y no puede evitar darle un ligero beso en los labios. David no le dice nada. Lo acaricia con cariño. Simón se va muy atormentado.
--¿has oído? ¡¡están viviendo juntos¡
--¿y a ti que más te da? –Tacho.
Simón se traga sus celos:
--no, claro. Lo digo porque se me hace raro, como los dos son menores de edad… ¿joderan con la abuela de Emilio en la casa?
Para que se calle, Tacho lo besa:
--y tú jodes conmigo con mi madre en la casa… ¡no pasa nada¡
Emilio y David pasan por el lado de los amantes. Están tomados de la mano. David ni lo mira a Simón aunque todo él está vibrando por tenerlo tan cerco. Simón disimula aunque los celos lo consumen.
[linked image]
Después de la comida y mientras doña Hilda duerme la siesta, Emilio y David van a la habitación y echan un rápido polvo para relajarse. David necesita descargar, también quiere que Emilio esté más contento, más tranquilo para que no le duele el regaño. Emilio está tan feliz al lado de David, disfrutando del sexo con un chico tan guapo, descansa sobre el pecho del guapo chico. Le encanta estar entre sus brazos y más si está desnudo.
--Hoy has hecho algo que no me has gustado.
David no usa un mal tono y por eso Emilio no se asusta. Lo mira con cariño.
--Pues lo siento, yo lo que quiero es ayudarte.
David lo besa levemente. Le acaricia la mejilla.
--lo sé.
--bueno, si me dices que es lo que no te gusta de mi te juro que no lo vuelvo a hacer.
--No te vuelvas a meter en una bronca mía, no quiero que piensen que soy un cobarde.
Los dos hablan tranquilamente. Ninguno de los dos se enoja.
--Nadie piensa eso pero no quiero que te humillen, no te lo mereces..
--Ya me has ayudado bastante. No necesito que des la cara por mi –David cariñoso.
--Si, claro…
En realidad a Emilio no le gusta tener que enfrentarse a la gente pero le quiere demostrar a David que lo apoya incondicionalmente, que está a su lado. David le acaricia la mejilla en donde le ha dado Mar:
--deja que sea yo quien te cuide un poco… ¿te ha hecho daño esa loca? –muy dulcemente.
Emilio hace que no con la cabeza. David lo mira con sus ojos tan intensos. Son amantes, están juntos. Emilio se siente tan feliz que hasta le duele.

Días después… Es sábado por la noche y David trata de convencer a Emilio para que salga con él a una discoteca. Emilio por él haría lo que fuera pero siente que David se la pasará mejor si él no va. Quiere dejarlo libre por una noche para que pueda disfrutar como prefiera sin ataduras ni compromisos.
--Pero si tú tienes ganas… ¿Por qué no ir sólo?
--Pero ¿no te gusta estar conmigo?
--Yo haría el esfuerzo por ti pero no me gusta ni la música, ni beber… ¡te iba a amargar la fiesta¡
A David le duele irse con Emilio pero es que ha pasado días encerrado y necesita bailar, beber, gritar.
--pero es que encima que paga tu abuela…
--ve, yo estaré contento por ti…
--¿seguro?
--Ya sabes que sí.
A Emilio le gustaría decirle que no llegue tarde, que le gusta dormir con él pero no lo quiere presionar. David tiene ganas y al ver que a Emilio no le molesta:
--será sólo un rato –le guiña el ojo.
A Emilio le excita ver a David desnudo, arreglándose para salir. Perfumándose. Cuando ya está listo le guiña el ojo y le dice muy sensual:
--espérame despierto. Te daré tu premio.
David lo besa y Emilio lo ve irse suspirando. Es tan guapo y es suyo. Almenos por ese ratito disfruta de su compañía y de su cuerpo. Lo ve con deseo y con amor. Abraza esas sábanas que huelen a él. Está ansioso de que llegue para disfrutar de una nueva sesión de sexo desenfrenado.

David en plena discoteca. Baila y bebe hasta perder la cabeza. Se siente libre de sus miedos. Ya todo su entorno sabe que es gay y él siente que se ha sacado un peso de encima. Va a pedir otro trago y justo en la barra se encuentra con Simón. Ambos con copas de más que ambos han puesto el uno alrededor del otro. Se miran y suspiran.
--¿bailamos? –Simón.
Al sentir de nuevo el contacto el uno del otro se derriten y acaban besándose. Los dos ardientes van a la playa. Es como si hubieran hecho un paréntesis. Como si no se acordaran de quienes son. Se bañan desnudos. Se besan y caen en la arena. David encima de Simón, apunto de hacerle el amor. Tiene un momento de lucidez:
--Mañana nos vamos a arrepentir, estamos borracho –jadea David.
--mañana lo olvidamos... –jadea Simón.
Se vuelven a besar mientras, con mucho placer y ganas, funden su cuerpo en el otro.
[linked image] [linked image]

[linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image]
[linked image] [linked image] [linked image]
[linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image] [linked image]


 
 Respond to this message   
Titulo de respuestaAutor y Fecha
Re: Capitulo 37Anonymous en May 19, 9:23 PM
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement