ESTO NO ES UNA TELENOVELA DE VERDAD... LAS PERSONAS MENCIONADAS NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTE PROYECTO, SOLO INSPIRAN LA WEBNOVELA

webnovela para Pablo Martínez de Casi Angeles y Adrian Rodriguez de Fisica o quimica que llegaron a mi vida y fueron todo un descubrimiento y una revolución. Escrita en julio del 2009.

web analytics
View My Stats
 

 Return to Index  

capitulo 40 (y último)

February 4 2010 at 3:38 AM
emili  (Acceso minuevodescubrimiento)
Owner

 

[linked image]
Emilio está algo ansioso pensando en si David lo va a dejar y en qué momento. David no deja de mirar a Simón. Le duele amarlo pero lo ama. Aunque sabe perfectamente lo que ocurre Emilio le pregunta:
--Te pasa algo?
--No, no es nada,…
Quiere que su sueño con él dure lo máximo pero no soporta ver a David mal y aunque le cuesta mucho le dice:
--Oye si es por mí, si no quieres seguir con esto…
A David le sorprende mucho el comentario, no le deja continuar.
--¡Calla, no digas tonterías¡
No imagina que Emilio ya sabe todo.

Casi a la hora de la salida, Emilio dice que tiene que ir a ver a un profesor para así dejar a David sólo con Simón. Le duele lanzarlo en brazos de Simón pero desea que sea feliz, no quiere que esté con él si eso no le hace feliz. David nervioso, Simón se acerca a él.
--No puedo aceptar que no podamos estar juntos… --Simón.
David sentado, mirando hacia la pizarra. Simón a su lado de pie. Los dos con una herida en su alma. David no lo mira, es discreto. Habla en voz baja porque no quiere que nadie se entere de lo que está pasando.
--tú me fallaste cuando te necesitaba --le reclama.
--Lo siento –Simón desesperado por no poder cambiar el pasado.
--Emilio me ha querido como nadie…
--me amas a mi pero sigues por él por pena.
--No es por pena, Emilio me ama, me ama más de lo que me has amado tú…
--Eso no puedes saberlo… --se defiende dolido Simón.
--Lo que sé es que sin él a lo mejor ni estoy vivo…
--No vuelvas con lo mismo . Los dos tenemos cosas que reprochanos y perdonar. Yo perdoné y olvidé porque te amo. ¿no puedes hacer tú lo mismo? –angustiado.
--¡Tú no puedes comprenderlo…¡ --le reclama David.
Simón le quiere acariciar la mano:
--Yo te amo…
Pero David se la rechaza:
--Es tarde…
Y Simón se resiste:
--No puede ser tarde si me amas…
David no quiere seguir hablando, se refugia en los brazos de Emilio. Ninguno de los dos hace ningún comentario. En la tarde hacen el amor. Emilio tiene claro que es la última vez.

Desnudos en la cama, David enciende un cigarro. Nota a Emilio apagado y eso le sorprende.
--Porque tan triste?
Emilio no quiere mostrarse sufrido, David le ha dado mucho y quiere que la ruptura sea lo menos dramática posible.
--No tienes nada que contarme?
David no imagina lo que le pasa a Emilio y no lo entiende.
--Estás raro, ¿Qué te pasa? Es que a cada beso, a cada caricia parecía una despedida.
Emilio se siente triste, es una amarga despedida pero se aferra a los momentos felices para no hacer sufrir a David.
--Lo es. Hoy es la última vez que hacemos el amor.
David se incorpora en la cama. No esperaba que Emilio rompiera con él, casi se siente decepcionado al creer que Emilio no lo ama como él pensó.
--¿Es que me vas a dejar? ¿Porqué?¿ya te cansaste de mi?
--te escuché… sé que amas a Simón, sé que te acostaste con él el sábado.
Aunque no quería mostrar dolor, Emilio no puede evitar que se le escapen las lágrimas. Emilio llora, David le pide perdón. Se siente fatal. No soporta ver sufrir a Emilio. Emilio sonríe aunque con tristeza y con lágrimas en los ojos. Renunciar a él es lo más difícil que ha hecho y David se emociona porque se da cuenta que Emilio lo ama mucho más de lo que pensó. No soporta hacerle daño, está dispuesto a ser él quien se sacrifique para corresponder a tanto amor.
--No tengo nada que perdonarte… me has hecho feliz como nunca… ¡soy feliz y quiero que seas feliz…¡
--Me siento una basura –dice David con la voz rota.
Emilio le da un beso en los labios. Le acaricia la mejilla y le dice dulcemente:
--Gracias por hacerme vivir un sueño ahora te toca a ti…
David llora, le suplica que lo perdone…
--¡Déjame intentarlo¡
Aunque tiene un gran dolor dentro de él, Emilio procura mostrarse tranquilo para no angustiar a David.
--No se trata de intentarlo, se trata de amor. Yo he sido feliz a tu lado pero no puede ser feliz si tú no eres feliz y tu felicidad es al lado de Simón…
David ama a Simón y si no fuera por Emilio lo hubiera perdonado. Después de hacer el amor una vez más se le hace muy difícil estar sin él pero se quiere aferrar al rencor que siente para que se le haga más fácil la ausencia.
--Él me falló, tú no…
Emilio también se siente en deuda por él por todo lo que le ha dado sin amarlo. Por eso quiere dejarlo libre y sin culpas. Por eso lucha para tragarse su dolor.
--Pero tú lo amas a él… para mi nada me haría más feliz que verte feliz con Simon… no quiero que estés a mi lado si no te hace feliz… por favor –ahora le suplica-- si me tienes en consideración sé sincero… amas a Simon… pues vete con él.
David se derrumba.
--Lo siento, juro que me he intentado tragarme este amor… ¡no puedo¡
Emilio es muy tierno porque no soporta verlo tan atormentado.
--He sido feliz y gracias a ti como nunca por eso quiero que tú seas feliz, quiero que estés con Simon, yo estaré bien… tu recuerdo me acompañará siempre… No quiero ser un impedimento para que estés con Simon, eso es lo único que no podría soportar.
David le habla triste. Lloroso.
--¿qué va a ser de mí si me dejas? no tengo donde ir.
--esta es tu casa –Emilio sonriéndole con cariño.
--pero... –balbucea aturdido.
Emilio no le deja seguir:
--yo te dije una vez. No te tienes que acostar conmigo para vivir aquí. Me basta con que seas mi amigo. Dime que somos amigos...
--toda la vida... –con mucho cariño-- te juro que lamento...
Emilio le da un beso en los labios y no le deja seguir. Le habla con ternura escondiendo su amargura:
--ha sido el último, gracias por todo. Ahora yo me retiro para que seas feliz con Simon pero por favor; No te vayas. No quiero perderte como amigo, como compañero de habitación sería lo peor que me podría pasar. Separamos las camas, Simon si quiere te puede venir a ver aquí... Ya que no me amas… siénteme como un hermano. Te juro que recibiré a Simón como se merece. Lo que es importante para ti lo es para mí.
David no deja de sorprenderle la grandeza del amor de Emilio y es por ese amor que decide ser honesto y aceptar su libertad. Hay otras maneras de hacerlo feliz sin ser su amante y eso David piensa cumplirlo. Luchará para que Emilio lo vea como un hermano y sea feliz así.
--Simón ¿aquí? no, eso sería demasiado cruel para ti.
--sólo me importa que seas feliz. No hay nada más importante.
Emilio se traga sus lágrimas y David lo abraza conmovido:
--perdón por no hacerte feliz.
--me has hecho feliz
--por no poder amarte.
--Nunca te lo pedí. El amor se da libremente, gracias por como me has tratado.
Se abrazan con fuerza, David se da cuenta que Emilio lucha por no derrumbarse y eso le duele.
--ojalá seas feliz.
Los dos hablan con emoción, con tristeza. Desde el corazón.
--lo seré si tu eres feliz. Ve, ve a por él…
--seguro? –quiere irse con Simón pero le duele dejar triste a Emilio.
--sabes que sí…
--Lo sé…
David lo abraza, muy cariñoso.
--eres un ángel.
Lo besa en la mejilla.
--siempre te voy a querer, siempre serás especial para mi.
Emilio hace que sí con la cabeza aguantándose las lágrimas. David sabe que Emilio es sincero y por eso se va tranquilo. Emilio sabe que será feliz con sus recuerdos y viendo feliz a David pero no puede evitar que le duela despertar de su sueño.

Simón está llegando a su casa. Acompaña a su madre con las compras. La madre Habla con unas vecinas. David llega corriendo.
--¡Simon… Simon…¡ ¡¡te quiero, Simon¡
Simón deja las bolsas en el suelo. Va hacia él sorprendido. David lo abraza, lo besa.
--Nos están viendo… --Simón sorprendido por la efusividad de David pero encantado.
--A mi me da igual ¿y a ti?
Simón sonríe feliz:
--¡claro¡
Se besan apasionadamente. Dejan a la madre hablando, David y Simón suben las compras. En el ascensor van hablando.
--¿y Emilio?
--Emilio siempre será especial en mi vida pero amor… ¡el amor eres tú¡
Simón está feliz pero quiere estar convencido que David sabe lo que hace.
--Nos van a criticar seguro…
David se muestra entusiasmado.
--¡Que nos critiquen… que nos importa si nos amamos… si estamos juntos…¡
--Mar y Tacho no nos lo podrán fácil.
David está ilusionado y nada lo desanima:
--¡al diablo con todos si ahora estamos juntos es que lo que sentimos es de verdad y va a aguantar todo lo que le quieran echar…
--te amo… --Simón sonriendo de felicidad.
David sonríe, emocionado, no puede creer que al fin todo esté claro:
--Te amo…
Se miran emocionados y se besan apasionadamente. Entran en el departamento, juntos. Como lo estarán siempre de ahora en adelante.
[linked image]
Fin.

 
 Respond to this message   
Find more forums on Network54Create your own forum at Network54
 Copyright © 1999-2017 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement