Network54 Logo  
          Home 
img
 | 
img
 Search 
img
 | 
img
 My Account 
img
 | 
img
 Help 
img
  
    not logged in - Login Now...   

How: Are you new to the world of blogs, forums, and chat? Want to know how using Network54 can help you build customer loyalty, improve communication, and save development costs?

 

"Desnudos" decepciona en su estreno...

Desnudos decepciona en su estreno
<>
P.Perdomo/Univision Online
Karyme Lozano vestida
Por José Daniel Bort, Univision Online


Cuando las películas generan controversia en base a la forma y no al contenido, es casi siempre seguro de que la bulla no se justifique. Esto es precisamente lo que pasa con la nueva producción mexicana Desnudos, dirigida por Enrique Gómez Vadillo, a pesar de la presencia de Karyme Lozano. Desnudos se estrenó recientemente en los Estados Unidos, en el marco del Festival Internacional de Cine Latino de Los Angeles, LALIFF.

Desnudos decepcionantes

Desnudos fue cortejada por toda la prensa azteca, ya que tenía cuatro protagonistas provenientes de la televisión, listos para hacer honor al nombre del filme de la forma y en la manera en que el director se los pidiera.

Si bien los actores hacen sus mejores esfuerzos dentro del marco de trabajo que se les otorgó, la película peca de demasiado habladora y sin sentido, con una estética que le debe mucho a las telenovelas y con una puesta en escena semi teatral que intenta dar efectos que podrían funcionar encima de las tablas, pero que no funcionan en el cine contemporáneo.

Desnudos es la búsqueda de cuatro veinteañeros por encontrarse a sí mismos y negociar sus relaciones de pareja. Están atrapados entre dos mundos: el que aprendieron de sus padres y el que tratan de escribir a su manera. Se mantienen inseguros de todo lo que les rodea, sin saber si sus actuales compañeros son "el que es". Todos se enfrentan a la penúltima revolución de sus vidas, aquella línea media entre el sueño adolescente y la realidad abrumante con la que la gran mayoría de los adultos se embarcan hasta el retiro del laboro.

El personaje interpretado por Karyme Lozano, siente que compra a su novio dándole dinero para "cursos" de mejoramiento personal, mientras que verdaderamente éste se los gasta en mujeres y drogas. Rafael Amaya es un aspirante a pintor que decide renunciar a un trabajo estable para dedicarse a su carrera escogida, a pesar de que su novia le exige que la mantenga mientras ella escoge trabajos de prostituta. Por supuesto, existe la mujer mayor "mentora" (Cynthia Klitbo), que le da coraje a Sergio, pero que secretamente está enamorada de él.

Si esto parece una telenovela, muchas cosas que pasan decididamente no la recordarán. Las dos parejas viven en el mismo apartamento y conviven ignorándose unos a otros, aún cuando los actores pasan desnudos entre ellos. Es un efecto que el director Gómez Vadillo pudiera escoger para explicar el completo acoplamiento entre las parejas y el mismo espacio, pero también da la idea de que estas parejas vivieron allí en momentos diferentes. De cualquier forma, nunca se justifica completamente y se ve artificial.

Lo que no se ve artificial son los cuerpos de los cuatro protagonistas, hermosos todos hasta la cercanía de la perfección. El director presenta escenas donde los personajes podrían estar desnudos (en la regadera, levantándose de la cama) pero la mayoría de estos destapes no permiten explicar estos personajes mejor, a menos de que se entienda que el personaje de Rafael Amaya disfruta dormir desnudo, o que cuando él y su novia se bañan, ella toma el control.

La única escena interesante de Desnudos es una secuencia muy fuerte que parece un sueño (o pesadilla), en que Karyme reclama su satisfacción sexual y que envuelve un látigo, un par de Stilletos y un ceñido corsé de cuero negro. Su novio se encarga de usar la fuerza masculina para explicar quién está en control y que la relación entre ellos está destinada a ser la usual y aburrida con la mujer que se tiene en casa. La verdadera diversión se hace con las rameras.

Pero el principal problema de Desnudos es lo terriblemente aburrida que es. Con unos diálogos que ponen a las telenovelas en el Olimpo literario y con la trama avanzada casi siempre por estos diálogos, queda muy poco de cine por hacer. Por eso lo llaman arte.


 Copyright © 1999-2014 Network54. All rights reserved.   Terms of Use   Privacy Statement